En el tercer ciclo de nuestro colegio, trabajamos la asignatura de lengua extranjera, inglés, de forma muy natural, intentando de esta forma, potenciar y mejorar las habilidades lingüísticas, tan necesarias en el aprendizaje y uso de una lengua. Para conseguirlo, utilizamos una metodología activa y lúdica, conocida como task based approach (learning by doing).

Con este tipo de metodología los alumnos  trabajan en pareja o pequeños grupos, elaborando las tareas de forma conjunta, orientado las mismas con un específico orden lingüístico, o como ellos dicen: “speaking first and writing later”. De este modo, resuelven las tareas por ellos mismos, basándose en su conocimiento del idioma, y utilizando distintas herramientas idiomáticas necesarias para la comunicación entre personas.

Además de la elaboración de tareas, cantamos canciones, vemos pequeños capítulos de series de dibujos, y hacemos juegos en los que olvidan por completo que están aprendiendo, y disfrutan muchísimo, consiguiendo así, una interiorización más completa y natural.

En estas fotos podemos ver a alumnos y alumnas de 5º y 6 de primaria, en su dinámica de trabajo de clase, hablando con sus compañeros para completar las tareas, jugando con juegos de mesa, donde repasamos la gramática y vocabulario trabajado en clase, juegos de trivial con lo trabajado durante el curso, juegos de adivinar el personaje o el objeto por medio de preguntas, canciones y viendo dibujos.