Estimadas familias:

Es un placer para nosotros presentarles nuestro  proyecto y comunidad educativa.

Somos un colegio con doble línea desde infantil de tres años hasta secundaria y formación profesional.

Toda la comunidad educativa nos consideramos una gran familia, tengan en cuenta que sus hijos para nosotros son nuestros niños, los conocemos con tres años y se nos marchan con 16 -18 años.

Tenemos la enorme responsabilidad de enseñarles y a su vez sentimos un inmenso orgullo al poder formar parte de su coeducación en la etapa más importante de sus vidas.

Contamos con un equipo docente totalmente vocacional, motivado e involucrado en el avance diario de cada uno de sus alumnos, formándose constantemente para poder ofrecer las nuevas tecnologías y métodos avanzados de enseñanza; Profesores de los que todos recordamos alguno, de los que nos marcan y son un modelo a seguir.

Somos un colegio donde nuestros exalumnos se sienten orgullosos de haber estudiado, nos recuerdan con cariño y nos visitan a menudo.

Desde la dirección del centro tenemos una estrecha relación con la asociación de madres y padres de alumnos (AMPA), buscando entre todos, la manera de mejorar constantemente, tanto en calidad de enseñanza como en servicios ofrecidos.

Es una prioridad para nosotros la calidad y nivel educativo de nuestros alumnos y, es por ello, que estamos inmersos en el sistema de calidad ISO 9002 certificado por AENOR, que nos obliga a la mejora constante con auditorías internas y externas anuales que tenemos que ir superando.

Les invito que hagan un recorrido a lo largo y ancho de nuestra web, puede ver nuestra razón de ser, historia, misión, visión y valores, donde podrá conocernos un poquito mejor y sobre todo para que puedan comprobar que este no es un colegio cualquiera, porque este es SU COLEGIO.

Fdo.

Tu familia del cole

carta de presentación cosaco

El Colegio Sagrado Corazón de Jesús nace del sueño de un joven criado en cuna docente, con experiencia suficiente primero como maestro y después como director en la academia de su madre.

Enfocado en inculcar a los jóvenes los valores cristianos en los que él ha sido educado, decide abrir un colegio para dar cobertura a los niños de Nervión, teniendo en su primer curso 60 alumnos.

Como todos los inicios, con mucho trabajo, esfuerzo y dedicación, priorizando la calidad de servicio, se han ido ampliando las instalaciones para poder pasar de los 60 alumnos iniciales a los 750 que tenemos actualmente.

Cosaco antes y después

En la actualidad, la nueva propiedad del centro quiere preservar y fortalecer los principios del fundador, ampliando también la educación hacia la formación profesional básica y de grado medio, para dar cobijo a todo tipo de alumnado con un determinante común, el ser buenas personas con valores cristianos inculcados y cocidos a fuego lento.

Es nuestra manera de contribuir para mejorar este mundo, educar en valores para que nuestros niños se conviertan en adultos con pensamientos independientes, críticos e intolerantes ante las injusticias.

fachada con rótulos

Normas Generales de Convivencia

Las siguientes Normas Generales de Convivencia entre los miembros de nuestra Comunidad Educativa, están extraídas del Reglamento de Régimen Interno, aprobado por el Consejo Escolar, y tienen como  finalidad garantizar el correcto desarrollo de las actividades académicas, el respeto entre todos los miembros y el uso adecuado de las dependencias  e instalaciones del Centro.

Normas de Convivencia de Ed. Infantil y Primaria

Relativas a los padres:

  • Conocer las normas de funcionamiento del Centro, respetarlas y hacer que sus hijos las cumplan y acepten.
  • Atender a las citaciones del Centro por parte de los tutores, personal de administración y dirección.
  • Abstenerse de visitar a sus hijos durante el horario lectivo, recreos, comedores, etc. sin causa justificada y, en tal caso, pasando previamente por secretaría.
  • Durante los meses de jornada partida, las oficinas del Centro permanecerán cerradas desde las 13:15 hasta las 15:15, por lo que ningún alumno, ni familiar podrá entrar o salir del colegio. Los alumnos que sean de comedor no podrán entrar ni salir del Centro en este intervalo, por lo que si tuviera que ausentarse, deberá salir antes de las 13:15 e incorporarse a partir de las 15:15 h.
  • No desautorizar la acción de los profesores en presencia de sus hijos.
  • Facilitar todo tipo de información y datos valorativos de sus hijos en los distintos aspectos de su personalidad a los profesores que lo precisen,
  • Facilitar a sus hijos cuantos medios sean precisos para llevar a cabo las actividades y tareas que le indique el profesorado.
  • Colaborar en la labor educativa ejercida sobre los alumnos, vigilando y controlando sus actividades.
  • Facilitar el cumplimiento de las obligaciones de sus hijos respecto del Centro: puntualidad, orden, aseo, correcciones, etc.
  • Justificar las ausencias y retrasos de sus hijos durante el horario escolar.
  • Estimular a sus hijos en el respeto a las normas de convivencia del centro como elemento que contribuye a su formación.
  • Recoger personalmente, o mediante persona autorizada, a los alumnos de Educación Infantil y Educación Primaria que tengan que ausentarse del  Centro durante la jornada escolar.
  • El colegio dispone de un estudio vigilado de 16 a 19 horas los viernes,  como medida de corrección de algunas conductas contrarias a las normas de convivencia. La asistencia  a estas medidas correctivas son obligatorias, no siendo negociable ningún cambio al respecto. Si hubiese algún problema al respecto deberán hablar directamente con el Jefe de Estudios.
    Si algún día su hijo le comunica que debe quedarse, contacte inmediatamente con su profesor o tutor para averiguar lo ocurrido y conocer la versión del colegio, pero, por favor, no cuestionen nunca delante de los alumnos la decisión que el Centro haya tomado.


Puntualidad en Ed. Infantil y Primaria:

Todos los alumnos de Infantil entrarán y saldrán por la puerta de Marques de Nervión. Los alumnos de Primaria lo harán por la cancela del patio grande de Rico Cejudo. El acceso al colegio permanece abierto desde 15 minutos antes y hasta el momento en que

toca el timbre de entrada. En ese momento se cerrará la puerta exterior y pasados entre 5 y 10 minutos se abrirá nuevamente la puerta de entrada  al patio por Rico Cejudo  para  que  aquellas  familias que  llegaron  tarde  puedan  justificar  el  motivo  de  la tardanza antes de acceder al Centro. Durante ese tiempo los alumnos y sus acompañantes permanecerán en el exterior del edificio. Se llevará un riguroso control de diario de los  retrasos de los alumnos.

A los padres de aquellos alumnos que sistemáticamente llegan después de haber tocado el timbre se les exigirá justificación para que estos puedan incorporarse, y caso de no haberla, el alumno NO ENTRARÁ al centro hasta la siguiente jornada por incumplimiento repetido de la norma de puntualidad y se le aplicarán, si es necesario, las  medidas de corrección previstas en los artículos 32 a 37 del Decreto 328/2010 de 13 de julio para las conductas contrarias y gravemente perjudiciales para la convivencia.

Aquellos alumnos que lleguen después de estos 10 minutos, deberán justificar el motivo en secretaría para poder pasar a sus clases. En ningún caso podrá incorporarse un alumno en horas intermedias sin causa justificada.

Los timbres de salida para Primaria, tocan a las 14:00 en jornada continua y todos los martes, jueves y viernes del año,  y a las 13:00 y 17:30 en jornada partida, de lunes y miércoles.  Como el profesor debe esperar antes de marcharse a que todos sus alumnos hayan sido recogidos, les rogamos la máxima puntualidad para no entorpecer el resto de las actividades programadas. Los martes, jueves y viernes, si considera que no puede llegar antes de las 14 horas, podrá contratar por teléfono el servicio de guardería hasta las 15 o las 16 horas.

Uniformidad en Infantil y Primaria

El uniforme que el colegio tiene implantado para todos los niveles es el siguiente: Sudadera o jersey verde, pantalón o falda azul, polo blanco, pantalón deporte azul y camiseta deporte con línea en el pecho. Antiguo: pantalón gris marengo o falda de cuadros para las niñas, camisa o polo blanco, chaleco de pico burdeos, calcetines o medias burdeos, zapato (no botas) marrón oscuro o negro y polar burdeos con el anagrama.

Para las actividades deportivas es pantalón corto azul y camiseta o polo rojo con el anagrama o chándal del colegio.  Es obligatorio que el alumno venga uniformado para acceder al recinto escolar en cualquiera de las actividades docentes o no docentes organizadas por el Centro.

En los meses de calor, si hubiese altas temperaturas, se podrá sustituir el pantalón o la falda de vestir por la calzona azul de Educación Física.

Para la asignatura de Educación Física, los alumnos deberán traer el uniforme de deporte  del colegio obligatoriamente. Sin dicha equipación  no se podrá realizar ninguna actividad relacionada con esta asignatura.

Para aquellas actividades complementarias o extraescolares que organice el colegio y que se realicen fuera del recinto escolar, será también obligatorio para poder salir del Centro el uniforme que le indique su profesor además de una gorra roja que sirve para localizar mejor a los alumnos en grupo.

Relativas a los alumnos:

  • Asistir puntualmente a las actividades escolares.
  • Acudir a clase debidamente aseado.
  • Circular por los pasillos y escaleras con orden y compostura.
  • Aportar a las clases los libros y material escolar que sean precisos.
  • Responsabilizarse de los encargos que se le encomienden.
  • Acudir a los servicios higiénicos en casos de verdadera necesidad, no utilizando las zonas de los servicios para juegos de ningún tipo.
  • Entregar los justificantes de las faltas de asistencias formulados por sus padres.
  • Devolver los boletines de evaluación y los exámenes debidamente firmados por sus padres.
  • Respetar la libertad de conciencia y las convicciones religiosas y éticas, así como la dignidad, integridad e intimidad de todos los miembros de la comunidad educativa.
  • Respetar la diversidad: no discriminar a ningún miembro de la comunidad educativa por razón de nacimiento, raza, sexo o por cualquier circunstancia personal o social.
  • Respetar el carácter propio del centro y las manifestaciones concretas que en este sentido se den en el colegio.
  • No agredir, insultar ni humillar a sus compañeros de colegio, respetando todas las pertenencias de los demás.
  • No perturbar la marcha de las clases colaborando con los compañeros en las actividades escolares.
  • Evitar los juegos violentos.
  • Tener un trato respetuoso con los profesores y personal al servicio del Centro.
  • Prestarse al diálogo para esclarecer las cuestiones que se planteen en la vida del Centro.
  • Hacer buen uso del edificio, instalaciones, mobiliario y material escolar.
  • No ausentarse del Centro sin conocimiento del profesor o persona responsable en cada momento.
  • Los alumnos no podrán permanecer en el aula durante el tiempo de recreo o tras la hora de salida de clase, salvo que el profesor esté presente.
  • Evitar comer durante las horas de clase, así como cualquier tipo de chucherías dentro del colegio.
  • Se prohíbe el uso de teléfonos móviles y máquinas de juegos electrónicas en el colegio. Los profesores o personal del Centro están autorizados a retirarlos y entregarlos en secretaría para ser devueltos en mano  a sus padres.
  • Están prohibidos por nuestro R.R.I. los pearcing, peinados extravagantes o con tintes que llamen la atención, las barrigas al aire y el calzado que no sea el del uniforme.


Normas de Convivencia de Ed. Secundaria y FPB

Relativas a los padres:

  • Conocer las normas de funcionamiento del Centro, respetarlas y hacer que sus hijos las cumplan y acepten.
  • Atender a las citaciones del Centro por parte de los tutores, personal de administración y dirección.
  • Abstenerse de visitar a sus hijos durante el horario lectivo, recreos, comedores, etc. sin causa justificada y, en tal caso, pasando previamente por secretaría.
  • Durante los meses de jornada partida, las oficinas del Centro permanecerán cerradas desde las 13:15 a las 15:15, por lo que ningún alumno ni familiar podrá entrar o salir del comedor.
  • No desautorizar la acción de los profesores en presencia de sus hijos.
  • Facilitar todo tipo de información y datos valorativos de sus hijos en los distintos aspectos de su personalidad. a los profesores que lo precisen,
  • Facilitar a sus hijos cuantos medios sean precisos para llevar a cabo las actividades y tareas que le indique el profesorado.
  • Participar voluntariamente con los profesores en la programación de aquellas actividades para las que se solicite su ayuda.
  • Colaborar en la labor educativa ejercida sobre los alumnos.
  • Facilitar el cumplimiento de las obligaciones de sus hijos respecto del Centro: puntualidad, orden, aseo, etc.
  • Justificar las ausencias y retrasos de sus hijos durante el horario escolar.
  • Estimular a sus hijos en el respeto a las normas de convivencia del centro como elemento que contribuye a su formación.
  • El colegio dispone de un estudio vigilado de 16h a 19h los viernes en caso de ESO y los lunes de 9h a 12h en el caso de FPB,  como medida de corrección de algunas conductas contrarias a las normas de convivencia. La asistencia  a estas medidas correctivas son obligatorias, no siendo negociable ningún cambio al respecto. Si hubiese algún problema al respecto deberán hablar directamente con el Jefe de Estudios.
  • Si algún día su hijo le comunica que debe quedarse, contacte inmediatamente con su profesor o tutor para averiguar lo ocurrido y conocer la versión del colegio, pero, por favor, no cuestionen nunca delante de los alumnos la decisión que el Centro haya tomado.


Puntualidad en Ed. Secundaria

Los alumnos podrán acceder al centro 15 minutos antes de la hora de entrada. En el momento en que toque el timbre (conectado a un programador) a las 8:00 horas se cerrará la puerta y ningún alumno podrá acceder al edificio hasta el siguiente cambio de clases.  A las 9:00 horas un profesor dejará pasar a los alumnos que, por cualquier circunstancia, se hayan  retrasado y  tomará nota de su nombre, fecha,  curso y motivo, con  objeto de  poder controlar las faltas de puntualidad sistemáticas, en cuyo caso el tutor informará a sus padres y se aplicaran las  medida de corrección previstas en los artículos 34 a 38 del Decreto 327/2010 sobre Conductas Contrarias y Gravemente Perjudiciales para la Convivencia.

En ningún caso podrá incorporarse un alumno a partir de las 10 horas sin causa justificada, debiendo pasar para ello previamente por Secretaría desde donde llamarán a su clase para que le abran la puerta en el siguiente cambio de clases.

Las faltas de asistencia o puntualidad deben ser justificadas por los padres por escrito al tutor por Alexia o justificante médico antes de faltar o el primer día que se incorpore.

Aunque muchos alumnos vienen al colegio solos, es cierto que otros vienen acompañados por sus familiares, por lo que les rogamos a todos que tomen como hora de entrada las 7:45 con objeto de disponer de un margen para solventar posibles contratiempos como el tráfico, la lluvia, el autobús, el despertador, etc. y de ese modo evitar que se pierda la primera hora de clase.

Uniformidad en Secundaria

Los alumnos deberán asistir al Centro con la uniformidad establecida  por el Consejo escolar, tanto para Educación Física (pantalón deporte azul y camiseta deporte con línea en el pecho/calzona azul y camiseta o polo rojo con el anagrama o chándal del colegio y calzado de deporte), como para el resto de las clases (Sudadera o jersey verde, pantalón o falda azul, polo blanco/pantalón gris marengo o falda de cuadros, camisa o polo blanco que deberá cubrir el tronco, medias, calcetines o leotardos color burdeos, chaleco color burdeos de pico o a la caja,  zapato marrón oscuro o negro cerrado, no botines o de deportes  ni botas y polar burdeos con el anagrama) y será obligatorio desde el primer día. Las alumnas pueden optar por el pantalón o la falda. Es obligatorio que el alumno venga uniformado para acceder al recinto escolar en cualquiera de las actividades docentes o no docentes organizadas por el Centro.

Está prohibido por nuestro R.R.I. los pearcing, peinados extravagantes o con tintes que llamen la atención,  calzado que no sea el del uniforme y las gorras o pañuelos cubriendo la cabeza.

En los meses de calor, si hubiese altas temperaturas, se podrá sustituir el pantalón o la falda de vestir por la calzona azul de Educación Física.

Relativas a los alumnos:

  • Asistir puntualmente a las actividades escolares.
  • Acudir a clase debidamente vestido y aseado.
  • Circular por los pasillos y escaleras con orden y compostura.
  • Aportar a las clases los libros y material escolar que sean precisos.
  • Responsabilizarse de los encargos que se le encomienden.
  • Acudir a los servicios higiénicos en casos de verdadera necesidad, no utilizando las zonas de los servicios para juegos de ningún tipo.
  • Entregar los justificantes de las faltas de asistencias formulados por sus padres.
  • Devolver los boletines de evaluación y los exámenes debidamente firmados por sus padres.
  • Respetar la libertad de conciencia y las convicciones religiosas y éticas, así como la dignidad, integridad e intimidad de todos los miembros de la comunidad educativa.
  • Respetar la diversidad: no discriminar a ningún miembro de la comunidad educativa por razón de nacimiento, raza, sexo o por cualquier otra circunstancia personal o social.
  • Respetar el carácter propio del centro y las manifestaciones concretas que en este sentido se den en el colegio.
  • No agredir, insultar ni humillar a sus compañeros de colegio, respetando todas las pertenencias de los demás.
  • No perturbar la marcha de las clases colaborando con los compañeros en las actividades escolares.
  • Evitar los juegos violentos.
  • Tener un trato respetuoso con los profesores y personal al servicio del Centro.
  • Prestarse al diálogo para esclarecer las cuestiones que se planteen en la vida del Centro.
  • Hacer buen uso del edificio, instalaciones, mobiliario y material escolar.
  • No ausentarse del Centro sin conocimiento del profesor o persona responsable en cada momento.
  • Entregar a sus padres las comunicaciones que se le den en el Centro.
  • Evitar comer durante las horas de clase, así como cualquier tipo de chucherías dentro del colegio.
  • Mantener una actitud positiva y de interés hacia los estudios.
  • Mostrar una actitud positiva ante los avisos, correcciones y el cumplimiento de las correcciones.
  • Utilizar  un vocabulario correcto y educado, evitando palabras malsonantes.
  • Los alumnos no podrán permanecer en el aula durante el tiempo de recreo o tras la hora de salida de clase, salvo que el profesor esté presente.
  • Se prohíbe el uso de teléfonos móviles en el colegio. Los profesores y personal del Centro están autorizados a retirarlos y entregarlos en Secretaría para ser devueltos en mano  a sus padres.
  • Queda prohibido el consumo de alcohol, tabaco y/o drogas en el colegio. Los vapers también están prohibidos.


Puntualidad en FPB

Los alumnos podrán acceder al centro 10 minutos antes de la hora de entrada. En el momento en que toque el timbre (conectado a un programador) a las 15:00 horas se cerrará la puerta y ningún alumno podrá acceder al edificio hasta el siguiente cambio de clases.  A las 16:00 horas un profesor dejará pasar a los alumnos que, por cualquier circunstancia, se hayan  retrasado y  tomará nota de su nombre, fecha,  curso y motivo, con  objeto de  poder controlar las faltas de puntualidad sistemáticas, en cuyo caso el tutor informará a sus padres y se aplicaran las  medida de corrección previstas en los artículos 34 a 38 del Decreto 327/2010 sobre Conductas Contrarias y Gravemente Perjudiciales para la Convivencia.

En ningún caso podrá incorporarse un alumno a partir de las 17 horas sin causa justificada, debiendo pasar para ello previamente por Secretaría desde donde llamarán a su clase para que le abran la puerta en el siguiente cambio de clases.

Las faltas de asistencia o puntualidad deben ser justificadas por los padres por escrito al tutor por Alexia o justificante médico antes de faltar o el primer día que se incorpore.

Aunque muchos alumnos vienen al colegio solos, si alguno viniese acompañado por sus familiares, les rogamos a todos que tomen como hora de entrada las 14:50 con objeto de disponer de un margen para solventar posibles contratiempos como el tráfico, la lluvia, el autobús, el despertador, etc. y de ese modo evitar que se pierda la primera hora de clase.

Uniformidad en Secundaria

Los alumnos deberán asistir al Centro con la uniformidad establecida  por el Consejo Escolar (vaquero que no esté roto, polo blanco y calzado que no sean zapatillas de deporte) y será obligatorio desde el primer día. Es obligatorio que el alumno venga uniformado para acceder al recinto escolar en cualquiera de las actividades docentes o no docentes organizadas por el Centro.

Está prohibido por nuestro R.R.I. los pearcing, peinados extravagantes o con tintes que llamen la atención y las gorras o pañuelos cubriendo la cabeza.

Relativas a los alumnos:

  • Asistir puntualmente a las actividades escolares.
  • Acudir a clase debidamente vestido y aseado.
  • Circular por los pasillos y escaleras con orden y compostura.
  • Aportar a las clases los libros y material escolar que sean precisos.
  • Responsabilizarse de los encargos que se le encomienden.
  • Acudir a los servicios higiénicos en casos de verdadera necesidad, no utilizando las zonas de los servicios para juegos de ningún tipo.
  • Entregar los justificantes de las faltas de asistencias formulados por sus padres.
  • Devolver los boletines de evaluación y los exámenes debidamente firmados por sus padres.
  • Respetar la libertad de conciencia y las convicciones religiosas y éticas, así como la dignidad, integridad e intimidad de todos los miembros de la comunidad educativa.
  • Respetar la diversidad: no discriminar a ningún miembro de la comunidad educativa por razón de nacimiento, raza, sexo o por cualquier otra circunstancia personal o social.
  • Respetar el carácter propio del centro y las manifestaciones concretas que en este sentido se den en el colegio.
  • No agredir, insultar ni humillar a sus compañeros de colegio, respetando todas las pertenencias de los demás.
  • No perturbar la marcha de las clases colaborando con los compañeros en las actividades escolares.
  • Evitar los juegos violentos.
  • Tener un trato respetuoso con los profesores y personal al servicio del Centro.
  • Prestarse al diálogo para esclarecer las cuestiones que se planteen en la vida del Centro.
  • Hacer buen uso del edificio, instalaciones, mobiliario y material escolar.
  • No ausentarse del Centro sin conocimiento del profesor o persona responsable en cada momento.
  • Entregar a sus padres las comunicaciones que se le den en el Centro.
  • Evitar comer durante las horas de clase, así como cualquier tipo de chucherías dentro del colegio.
  • Mantener una actitud positiva y de interés hacia los estudios.
  • Mostrar una actitud positiva ante los avisos, correcciones y el cumplimiento de las correcciones.
  • Utilizar  un vocabulario correcto y educado, evitando palabras malsonantes.
  • Los alumnos no podrán permanecer en el aula durante el tiempo de recreo o tras la hora de salida de clase, salvo que el profesor esté presente.
  • Se prohíbe el uso de teléfonos móviles en el colegio. Los profesores y personal del Centro están autorizados a retirarlos y entregarlos en Secretaría para ser devueltos en mano  a sus padres.
  • Queda prohibido el consumo de alcohol, tabaco y/o drogas en el colegio. Los vapers también están prohibidos.

Sistema de Gestión de la Calidad

Desde que, en el curso 2007/2008, la dirección de nuestro Colegio decidió implantar un Sistema de Gestión de la Calidad basado en la Norma ISO 9001, han sido numerosos los cambios que se han producido en el centro con el objetivo de garantizar la mejora continua y la homogeneización del método de trabajo de todo el equipo docente, con el objetivo último de que nuestros alumnos reciban una educación integral y de calidad.

Para vigilar la correcta implantación del Sistema de Gestión de la Calidad mediante la Norma internacional ISO 9001 por la que nos regimos, la entidad Certificadora AENOR realiza anualmente auditorías que nos mantienen en guardia y hacen que, curso a curso, se detecten pequeñas mejoras, desviaciones y problemas, cuya resolución es revisada por la propia empresa AENOR.

 

  1. Misión.

El Colegio Sagrado Corazón de Jesús, con una larga tradición docente, ha mantenido siempre como principios básicos de su actuación: la libertad, el espíritu cristiano y la eficacia educativa, teniendo como prioridad aumentar la calidad de enseñanza, invirtiendo en nuevas tecnologías para preparar a nuestros alumnos a los tiempos en los que les educamos.

Tratamos de satisfacer las necesidades de las familias con hijos en edades de escolarización, ofreciendo un servicio docente de calidad, facilitando la conciliación laboral y familiar, potenciando el desarrollo personal, social, cultural, formativo y humano de los alumnos que configuran nuestra comunidad educativa.

Potenciamos la solidaridad, la tolerancia, el diálogo y el respeto mutuo, tratando de educar individuos que adquieran un pensamiento crítico propio, creando un permanente diálogo entre fe y cultura.

Así mismo, nos comprometemos con el cumplimiento de las normas y requisitos legales que conciernen a nuestra actividad educativa.

  1. Visión.

Nuestra visión, partiendo de nuestros principios, historia y situación actual, propone unas metas y objetivos determinados a corto y medio plazo que se plasman en las siguientes líneas de mejoras:

  1. La mejora del nivel académico de nuestros alumnos procurando su desarrollo integral y equilibrado.
  2. Mejorar la gestión del proceso educativo.
  3. Aumentar el nivel de satisfacción de los alumnos y sus familias con el Colegio, consiguiendo que los antiguos alumnos se sientan “orgullosos” de su estancia en el mismo.
  4. La adaptación de nuestra oferta educativa y de servicios a las necesidades y particularidades de la zona y la mejora de las ya existentes (comedor y aula matinal) para que el centro sea percibido como un apoyo a esas necesidades.
  5. La integración de la experiencia de antiguos alumnos y profesores como valor educativo en las distintas actividades del centro.
  6. Potenciar la solvencia y rentabilidad económica del colegio asegurando su perdurabilidad en el tiempo.
  7. Mejora del clima laboral basándonos en los siguientes puntos:
    1. Mejora de las relaciones entre los miembros del claustro.
    2. Potenciar la coordinación del mismo.
    3. Potenciar la renovación pedagógica y la formación permanente del profesorado.
    4. Potenciar la integración de las Nuevas Tecnologías en la realización diaria de sus tareas.
    5. Potenciar la implicación de cada uno de los componentes del claustro en el desarrollo de la “visión” del colegio.
  8. La mejora de las relaciones interpersonales entre toda la comunidad educativa (alumno-alumno, profesor-alumno, profesor-profesor y profesor-familias).

 

  1. Valores.

Hemos mantenido siempre, como principios básicos de actuación: la libertad, el espíritu cristiano y la eficacia educativa, concediendo así a nuestro Centro un marco propio en el que se asientan las Finalidades Educativas del mismo. 

El colegio, a través de los miembros que componen la comunidad educativa, mantiene como criterios integradores básicos de actuación los siguientes:

  • El pleno desarrollo y el respeto a la personalidad de cada individuo.
  • La formación en el respeto de los derechos y libertades fundamentales en el ejercicio de la tolerancia y la libertad dentro de los principios democráticos de convivencia.
  • Una educación basada en la formación, no en la selección.
  • Respeto a la dignidad de las personas, cualquiera que sea su raza, condición social, política o religiosa.
  • Potenciar la libertad del alumno, motivando su creatividad y despertando en él, un sentimiento liberal, crítico y comprometido frente a sus semejantes.
  • La aplicación y sentir de un Humanismo Cristiano.
  • Capacidad para respetar las ideas ajenas y expresar las propias, aceptando la decisión mayoritaria como medio de la sociedad democrática.
  • La adquisición de hábitos intelectuales y técnicas de trabajo, así como conocimientos científicos, técnicos, humanísticos e históricos.
  • La capacitación para el ejercicio de actividades profesionales.
  • La formación en el respeto de la pluralidad lingüística y cultural de España.
  • La preparación para participar activamente en la vida social y cultural.
  • La formación para la paz, la comprensión y la solidaridad entre los pueblos

Principios

El Colegio Sagrado Corazón de Jesús mantiene como pilares fundamentales de su actuación los siguientes:

1.- Personal:

Es el mayor patrimonio que puede tener cualquier empresa por lo que hay que mantenerlo vivo, motivado, en constante formación y en actitud de ayuda constante, fomentando el trabajo en equipo, ayudándonos los unos a los otros.
Siempre enfocados en buscar soluciones y no culpables, con la aportación y creatividad de todos y cada uno de nuestros compañeros Siempre sin olvidarnos de todos aquellos que han pasado por la empresa, nos han educado y han dedicado sus vidas a esta su casa.

2.- Atención al cliente:

Tenemos claro que nuestros clientes son los niños, por lo que los tenemos que tratar, enseñar y coeducar como si fueran nuestros hijos, buscando la mejora constante de su bienestar dentro del centro.
Es para nosotros un orgullo que sus hijos se sientan orgullosos de formar parte de esta familia y que nos transmitan alegría, entusiasmo y felicidad si nos encuentran fuera del centro.
Por ello, nunca dejaremos de preguntarle qué necesitan, qué hacemos bien y qué hacemos mal, ya que su opinión nos hace crecer.

3.- Calidad:

Para el Colegio Sagrado Corazón de Jesús la calidad es uno de los pilares más importantes de nuestra organización. Por ello implantamos un Sistema de Gestión de la Calidad basado en la Norma ISO 9001 que nos guía en la búsqueda de la mejora constante, la formación del personal, adaptación de la enseñanza a los nuevos tiempos, flexibilización de servicios, etc.
Por ello nos sometemos a auditorías anuales, tanto internas como externas, para detectar lo que hacemos bien y mal. Este departamento tiene un responsable que lo gestiona y reuniones trimestrales con gerencia, dirección y coordinadores donde se tratan y estudian todas las sugerencias, quejas, reclamaciones y encuestas, se ponen objetivos de crecimiento y se debaten ideas nuevas de crecimiento para aplicar.
Dentro del Departamento de Calidad incluimos los servicios que presta el colegio a los padres, integrando la búsqueda de la mejora continua para conseguir satisfacer sus necesidades facilitando la conciliación familiar.

4.- Marketing:

Somos conscientes que nuestra mejor campaña publicitaria es “el boca a boca” y los comentarios de familias satisfechas, por lo que necesitamos su ayuda para dar a conocer nuestro proyecto, nuestra forma de trabajar, nuestra cercanía, familiaridad y cariño hacia nuestros niños.
Les pedimos que, como padres, familiares o alumnos, nos ayuden a transmitir nuestro proyecto sabiendo que no es un proyecto cualquiera. Nos gustaría que lo entendieran como su propio porque todos tienen voz y opinión propia y se les escucha.
Tenemos nuestra web y redes sociales, al que le pedimos se sumen y compartan con sus familiares y amistades. Pero, sobre todo, le decimos:

“Si no está satisfecho, rogamos nos lo comunique para poder mejorar. Si ha quedado satisfecho, dígaselo a todo el mundo”

Nuestras instalaciones en el

Edificio de Primaria

  • Patio infantil
  • Patio primaria
  • Patio de sexto
  • Cine
  • Despacho médico
  • Despacho de psicólogo
  • 18 aulas
  • Comedor y usos polivalentes
  • Comedor de canastos y usos polivalentes
  • Biblioteca y aula de informática primaria
  • 3 aulas de apoyo a la integración primaria
  • Despachos tutorías y apoyo a la integración
  • Sala de profesores
  • Baños de infantil
  • Baños de chicos
  • Baños de chicas
  • Baños de movilidad reducida
  • Invernadero
  • Huerto escolar
  • Secretaría
  • Dirección
  • Fuente de agua fría
Nuestras instalaciones en el

Edificio de Secundaria

  • 8 aulas
  • Aula de informática de secundaria
  • Biblioteca de secundaria
  • Laboratorio de secundaria
  • Taller de tecnología e informática de secundaria y FPB
  • Cafetería de secundaria
  • Aula de integración de segundaria
  • Sala de profesores
  • Fuente de agua fría
  • Despacho de orientación
  • Despacho de Jefatura de estudios
  • Baños de chicos
  • Baños de chicas
  • Baños de movilidad reducida
  • Patio de secundaria

Uniformes

ACLARACIÓN: El uniforme del colegio actualmente se vende en El Corte Inglés para facilitar la compra y financiación durante los 12 meses del año. No obstante, cada familia tiene la libertad de comprar dichos uniformes en los establecimientos de su elección.

– Los escudos de los pantalones se venden en la secretaría del Centro o en secretaría virtual.
– Los polos o camisetas podrán comprarla donde gusten y llevarlas a serigrafiar con el logotipo del colegio a la empresa de su elección.
– Tienen que mantener los colores y diseño del uniforme aprobado por el Consejo Escolar y publicado en esta web.

forro polar colegio sagrado corazon uniforme

Forro polar

Jersey colegial uniforme cosaco

Jersey colegial

polo manga larga uniforme cosaco

Polo manga larga

pantalon largo uniforme cosaco

Pantalón largo

pantalon corto uniforme cosaco

Pantalón corto

falda lisa uniforme cosaco

Falda lisa

baby colegial uniforme cosaco

Baby colegial

camiseta manga corta contrtaste uniforme cosaco

Camiseta manga corta contraste

sudadera capucha uniforme cosaco

Sudadera capucha

camiseta uniforme manga larga cosaco

Camiseta de uniforme manga larga

sello colegio sagrado corazon

Pantalón largo deporte

sello colegio sagrado corazon

Bermuda deporte

sello colegio sagrado corazon

Polo manga corta

sello colegio sagrado corazon

Calcetines azules

sello colegio sagrado corazon

Babero infantil

ÍNDICE

  1. INTRODUCCIÓN
  2. ADECUACIÓN DE LOS OBJETIVOS GENERALES AL CONTEXTO SOCIOECONÓMICO Y CULTURAL Y A LAS CARACTERÍSTICAS DEL ALUMNADO
  3. PRÁCTICA DOCENTE Y PROCESOS DE ENSEÑANZA CERTIFICADOS
  4. PROYECTO EDUCATIVO.

   4.1 Objetivos del centro en relación con los objetivos generales.

   4.2 Objetivos del proyecto educativo.

  • Concreciones de los objetivos propios para el curso 2022/23.

4.3.1. Mejora del rendimiento escolar.

  • Mejoras de los indicadores.

4.3.3. Propuestas de mejora de la Memoria de Autoevaluación.

  • Contribución al desarrollo del Programa Bilingüe.
  • Desarrollo del Plan de Transformación Digital.

   4.4. Líneas generales de actuación pedagógica.

  • Líneas de intervención.
  • Metodología para mejorar el desarrollo de las Competencias Clave.

   4.5. Líneas Metodológicas generales.

   4.6. Criterios Generales para la organización del Centro.

  • Criterios para determinar los Órganos de Coordinación Docente.
  • Criterios agrupamientos del alumnado.
  • Criterios de asignación de tutorías.
  • Criterios para determinar la oferta de materias optativas.
  • Criterios para la asignación de enseñanzas al profesorado.
  • Criterios para organizar y distribuir el tiempo escolar y extraescolar. Protocolo de incendios/emergencias.

 

  1. PROYECTO EDUCATIVO POR ETAPAS.

   5.1. CARACTERÍSTICAS DE ETAPA Y SU ALUMNADO

   5.2. OBJETIVOS GENERALES DE ETAPA

  5.3. PROCEDIMIENTOS Y CRITERIOS DE EVALUACIÓN, PROMOCIÓN Y TITULACIÓN.

5.4. ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD

  • Medidas Generales
  • Conciliación de estudios con prácticas deportivas.

5.5. PLAN DE ORIENTACIÓN Y ACCIÓN TUTORIAL

  • La Orientación y Acción Tutorial.
  • Departamento de Orientación.
  • Objetivos en relación a la Orientación y la Acción Tutorial.
  • Plan de Acción Tutorial.
  • Plan de Orientación Académica y Profesional.
  • Metodología del Plan de Orientación y Acción Tutorial.
  • Evaluación.

5.6. PLAN DE CONVIVENCIA

  • Objetivos del plan de convivencia.
  • Diagnóstico del estado de la convivencia en el centro.

5.6.2.1.Características del centro y su entorno

5.6.2.2. Características de la comunidad educativa.

             5.6.3.  La convivencia entre los distintos grupos que componen la    Comunidad Educativa.

5.6.4. Análisis del estado de convivencia actual

  • Normas de Convivencia generales del centro y específicas del aula.

5.6.3.1.    Normas generales del centro

5.6.3.2.    Normas particulares de cada aula

5.6.4. Composición, plan de reuniones y plan de actuación de la comisión de convivencia.

5.6.4.1.      Composición de la Comisión de Convivencia.

5.6.4.2.      Plan de reuniones.

5.6.4.3.      Plan de actuación

5.6.5. Normas específicas para el funcionamiento del aula de convivencia del centro.

  5.6.5.1. Finalidad y objetivos del Aula de Convivencia.

5.6.5.2.. Criterios y condiciones para que un alumno o alumna sea atendido en el Aula de Convivencia.

5.6.5.3    Procedimiento de derivación

5.6.5.4. Funcionamiento y personas responsables

5.6.6.  Medidas a aplicar en el centro para prevenir, detectar, mediar y resolver los conflictos que pudieran plantearse

5.6.6.1. Medidas para prevenir

5.6.6.2.  Medidas para detectar

5.6.6.3.  Medidas para mediar y resolver.

5.6.6.4. Modelo dialógico de resolución de conflictos.

5.6.6.5. MEDIACIÓN en la resolución de conflictos

5.6.6.6. PROTOCOLOS DE ACTUACIÓN

  • Protocolo de actuación en supuestos de acoso escolar y/o ciberacoso.
  • Protocolo de actuación en caso de maltrato infantil
  • Protocolo de actuación ante casos de violencia de género en el ámbito educativo.
  • Protocolo de actuación en caso de agresión hacia el profesorado o el personal no docente
  • Protocolo de actuación para la prevención del riesgo ante conductas suicidas o autolesiones del alumnado.

5.6.7.   Programación de las necesidades de formación de la comunidad educativa en esta materia.

5.6.8.   Estrategias y procedimientos  para realizar la  difusión, el seguimiento y la evaluación del plan de convivencia.

5.6.8.1.    Medidas e instrumentos de difusión.

5.6.8.2. Seguimiento y evaluación

5.6.9.  Procedimiento para la recogida de las incidencias en materia de convivencia en el sistema de información alexia y en su defecto, séneca.

5.6.10    Funciones de delegados-as del alumnado  en la aplicación del modelo dialógico de convivencia

5.6.11.     Funciones de delegados-as de los padres y madres en la aplicación del modelo dialógico de convivencia.

 

5.7. PLANES ESPECÍFICOS

  • Plan Transformación Digital.
  • Plan Centros Bilingües
  • Plan de Igualdad
  • Plan de Lectura (Anexos I y II con horarios en EPO y ESO)
  • Programa de Concursos
  • Educación Inclusiva

 

  5.8. TRÁNSITO ENTRE ETAPAS

  5.9. PLAN DE FORMACIÓN DEL PROFESORADO

  1. CRITERIOS GENERALES PARA LA ELABORACIÓN DE LAS PROGRAMACIONES DIDÁCTICAS.

   6.1. CRITERIOS GENERALES

   6.2. CRITERIOS PARA SECUENCIACIÓN DE CONTENIDOS

   6.3. ORGANIZACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE APRENDIZAJES NO ADQUIRIDOS EN EL CURSO ANTERIOR

  1. LOS PROCEDIMIENTOS DE EVALUACIÓN INTERNA. PLAN DE MEJORA.

     7.1. ASPECTOS A EVALUAR

     7.2. INDICADORES

     7.3. ÓRGANOS QUE INTERVIENEN EN EL PROCESO

     7.4. PLAN DE MEJORA

  1. EVALUACIÓN DEL PROYECTO EDUCATIVO DE CENTRO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  1. INTRODUCCIÓN

El Proyecto Educativo de Centro constituye el instrumento pedagógico-didáctico que articula a medio y largo plazo el conjunto de actuaciones del profesorado de nuestro Centro Educativo y tiene como finalidad alcanzar las capacidades previstas en los objetivos de cada una de las Etapas, en coherencia con las Finalidades Educativas.

 

          Nuestro Proyecto educativo de Centro es un documento elaborado y consensuado tras años de trabajo cooperativo.         Comenzamos con un estudio de los documentos legales en los que se especifican los apartados y contenidos del proyecto. Después preparamos y deliberamos sobre lo que deberíamos de incluir y decidimos hacer un trabajo que recogiera fielmente nuestro trabajo diario en el aula desde dos aspectos diferentes:



  1. Relativo a la coherencia: Lo proyectado debe recoger lo que realmente hacemos y lo que intentamos hacer. Se pretende realizar un instrumento realista que parte de la consideración de que la mayor funcionalidad del proyecto requiere el ser asumido colectivamente.
  1. De orden práctico: Que exprese el planteamiento del área, los objetivos perseguidos con el trabajo, los contenidos, la metodología, la evaluación,… es decir, pretendemos un documento que sirva de guía razonada y clara tanto a nosotros como a cualquier profesor que se incorpore al Centro.  

 

Además, este documento debe responder a la ideología y organización del Centro y a los acuerdos de coordinación sobre metodología, evaluación, temporalización,… Esta visión global de lo educativo preside la elaboración y desarrollo de nuestro PEC.

 

El plan de trabajo seguido ha sido simple, natural, acordado y sobre todo, cooperativo e ilusionado y ha generado una dinámica de trabajo en equipo que abre nuestras esperanzas hacia planteamientos profesionales más compartidos que hacen nuestra tarea más eficaz y llevadera. 

 

El claustro se compone de aproximadamente 50 personas. En Primaria cada ciclo consta de cuatro profesores, más uno de Apoyo y otro de Integración. Se han realizado grupos de trabajo de dos o tres (uno de cada ciclo) para realizar entre ellos un campo determinado, teniendo en cuenta las materias que imparten, sus preferencias y especialidades. 

 

En Secundaria, después de coordinar los principales aspectos del proyecto, cada departamento ha realizado su área correspondiente.

 

La mayoría de los aspectos del plan se han acordado entre las reflexiones y propuestas aportadas por todo el grupo, siendo comentadas, perfeccionadas y asumidas o rechazadas. Poco a poco, el proyecto ha ido tomando forma escrita después de haberlo ido asumiendo por aceptación y consenso.

 

Muchas han sido las horas dedicadas al documento, tanto en el colegio como fuera de él. Recopilar documentación, profundizar en algún campo curricular, reflexionar sobre la propia práctica, evaluar tu trabajo, reuniones por departamentos, ciclos, etapas,… además de pasar todo el documento por escrito. Ha sido un trabajo arduo y difícil. Este esfuerzo individual y grupal ha merecido la pena. Ha servido para unificar ideas, unir al grupo y aprender de nuestro trabajo y evaluarlo.

 

Este documento es un reflejo fiel del trabajo que día a día intentamos realizar lo mejor posible, de nuestras ideas, inquietudes y pretensiones y creemos en él.

 

          El Proyecto Educativo de Centro incluye de manera coordinada los Proyectos Curriculares de las distintas Etapas Educativas que se imparten en nuestro Centro, es decir, Infantil, Primaria, Secundaria y FPB.

 

  1. ADECUACIÓN DE LOS OBJETIVOS GENERALES AL CONTEXTO SOCIOECONÓMICO Y CULTURAL Y A LAS CARACTERÍSTICAS DEL ALUMNADO

El Colegio Sagrado Corazón de Jesús está ubicado en el barrio de Nervión, zona eminentemente comercial, con una amplia representación de los sectores educativos, comerciales y artesanales, y con una elevada transformación y reforma inmobiliaria de sus edificaciones.

 

          Nuestro barrio es muy variado, tiene mezcla de moderno y antiguo donde alternan los edificios modernos con los chalets de clase media.

 

          Económicamente, esta zona es de nivel medio, con predominio de clases cuyo poder adquisitivo es elevado. Es una zona con poco índice de paro laboral, aunque muchas familias tienen pequeños comercios cuya economía fluctúa por estar a merced de la oferta y la demanda y también de los grandes centros comerciales que nos rodean.

 

          Predominan las actividades económicas industriales, las empresas de servicios y las grandes superficies comerciales, teniendo un grado de desarrollo medio.

 

          Nervión es la zona con más oferta de Centros Docentes de Educación Infantil, Educación Primaria y Secundaria de Sevilla. 

 

Características de las familias.

  • Estabilidad familiar: Predominan las familias estables aunque cada día hay más casos de familias desestructuradas. En estos casos, suelen colaborar ambos padres en la educación de sus hijos. Hay que destacar que presentamos algunos casos con problemas más serios en los que junto con los padres intervienen otros profesionales (abogados, jueces, psicólogos…) en la educación de los niños y no hay ninguna comunicación entre los ex-cónyuges.
  • Trabajo de los padres: En matrimonios jóvenes suelen trabajar los dos, aunque hay familias donde sólo uno de ellos realiza trabajo remunerado.
  • Profesión de los padres: Universitarios (cada vez hay más), empleados cualificados y obreros, predominando el de tipo medio.
  • Religión: En su mayoría creyentes, y según encuestas realizadas por el centro, el 90% de los alumnos, solicitaron la enseñanza de religión.
  • Expectativas para con sus hijos: Generalmente académicas, sólo excepcionalmente laborables.
  • Los alumnos: La mayoría presenta actitudes positivas y receptivas hacia el aprendizaje aceptando las limitaciones personales. Tienen esperanzas en sus posibilidades y en un futuro profesional vocacional y exitoso en el que toda la comunidad educativa tiene un papel fundamental. Ellos son los principales protagonistas con su esfuerzo personal, su trabajo diario y su responsabilidad.

 

Del análisis de todos los datos estudiados, deducimos que la adecuación de nuestros objetivos al contexto del barrio, de las familias y de la situación económica no nos impide, afortunadamente, llevar adelante un proyecto esperanzador que, teniendo en cuenta las circunstancias que nos rodean, conduzca a la formación armónica de nuestros alumnos en su totalidad durante las distintas etapas educativas y que estos fines se presenten como metas a conseguir en los alumnos como seres integrales y que les ayuden a enfrentarse a un futuro personal y profesional con éxito y seguridad. Destacamos la importancia crucial que tiene la educación en el desarrollo de una ciudadanía activa y en la promoción de la cultura y participación en una sociedad democrática. 

 

OBJETIVOS DEL CENTRO ADAPTADOS AL CONTEXTO

Por ello, a través de nuestros objetivos pretendemos en nuestros alumnos

  • Mejorar la convivencia. 
  • Alcanzar con éxito un modelo comunitario dialógico.
  • Facilitar la comprensión entre las diferentes personas y culturas. 
  • Favorecer la solidaridad e igualdad entre hombres y mujeres a través de actividades. 
  • Utilizar una metodología que facilite la adquisición de habilidades para mejorar la convivencia. 
  • Comprender y valorar los variados modos de vida y manifestaciones culturales de las personas. 
  • Trabajar por la igualdad.
  • Estudiar y defender la paz en el mundo. 
  • Entender la democracia como defensora de la paz. 
  • Aprender cómo los medios de comunicación trabajan por la paz. 
  • Garantizar la integración social y escolar. 
  • Fomentar el desarrollo de los aprendizajes básicos instrumentales. 
  • Impulsar actitudes participativas. 
  • Contribuir al desarrollo de la madurez emocional de nuestros alumnos y alumnas. 
  • Desarrollar aprendizajes básicos funcionales que les permitan vivir en una situación lo más normalizada y autónoma posible. 
  • Favorecer la autoestima y el equilibrio afectivo.

 

Con respecto a los padres: 

  • Fomentar actitudes participativas en las actividades propuestas y diseñadas para sus hijos. 
  • Compartir opiniones e ideas con los profesores antes de juzgar o criticar sus decisiones, desconociendo la situación o el problema.
  • Garantizar un conocimiento real y positivo de las posibilidades y limitaciones de sus hijos. 
  • Garantizar su relación y contacto respetuoso con los distintos miembros de la comunidad educativa. 

 

Pretendemos como meta final llegar a formar personas: 

  • Con criterios propios para buscar la verdad y asumirla, para no ser manipulados por otros. 
  • Con voluntad firme para querer el bien y no hacerlo por obligación. 
  • Con capacidad para plantearse y averiguar el porqué de las cosas. 
  • Con optimismo para afrontar las dificultades y problemas, considerándolos como una experiencia que ayuda a mejorar. 
  • Con deseo de superación personal y de mejorar la sociedad. 
  • Con respeto al pluralismo y a los diferentes modos de pensar de los demás. 
  • Con capacidad de resolver problemas de su entorno.
  • Con autoestima y confianza seguras y positivas. 
  • Con actitud positiva hacia las personas de su entorno. 
  • Con valores humanos: Justicia, solidaridad, comprensión, respeto, civismo… 
  • Con capacidad crítica hacia lo que la sociedad y los medios de comunicación les ofrecen. 

Nos marcamos los objetivos como metas que dirigen todo el proceso de enseñanza-aprendizaje a lo largo de todas las etapas educativas que impartimos en nuestro Centro. Estos objetivos nos sirven de orientación al permitirnos valorar los diferentes niveles de concreción sobre los resultados. Estas adquisiciones no serán bruscas sino pasos intermedios que faciliten la superación y exigen el compromiso de una actividad educadora basada en el respeto al alumno como persona y como punto de partida de la labor docente.

 

3.PRÁCTICA DOCENTE Y PROCESOS DE ENSEÑANZA CERTIFICADOS.

 

El Colegio Sagrado Corazón de Jesús durante el curso 2.008-2.009 recibió el certificado de Calidad, lo que significa  que toda la comunidad educativa  está comprometida con la mejora de su funcionamiento. Para conseguirlo, el sistema  divide todas sus actuaciones en procesos y procedimientos, para los que se establecen unos indicadores que permiten evaluar cada  uno de ellos. El análisis de resultados obtenidos trimestralmente se realiza en las reuniones ordinarias del Grupo Coordinador de Calidad, formado por el Coordinador de Calidad, el Director, el Jefe de Estudios y los Coordinadores de Infantil, Primaria, Secundaria y FPB.

 

Anualmente se realizan encuestas de satisfacción a todos los padres, alumnos y personal del centro para conocer su grado de satisfacción con el funcionamiento y los servicios prestados por el centro.

 

Además, el profesorado evaluará los procesos de enseñanza y su propia práctica docente en relación con el logro de los objetivos de las áreas y, en su caso, de los objetivos educativos de la etapa, con el fin de mejorarlos y adecuarlos a las características específicas y a las necesidades educativas de los alumnos.

 

Para evaluar la práctica docente se usan unos cuestionarios  donde se valoran los siguientes aspectos:

 

  1. a) La adecuación de los objetivos, contenidos y criterios de evaluación a las características y necesidades de los alumnos. 
  2. b) Los aprendizajes logrados por el alumnado. 
  3. c) Las medidas de individualización de la enseñanza con especial atención a las medidas de apoyo y refuerzo utilizadas. 
  4. d) La programación y su desarrollo y, en particular, las estrategias de enseñanza, los procedimientos de evaluación del alumnado, la organización del aula y el aprovechamiento de los recursos del centro. 
  5. e) La idoneidad de la metodología y de los materiales curriculares. 
  6. f)  La coordinación con el resto de profesores de cada grupo y en el seno del departamento y, en su caso, con el profesorado de Educación Primaria. 
  7. g) Las relaciones con el tutor y, en su caso, con las familias.

 

Del análisis de estos indicadores, en el momento en que se detectan desviaciones de los valores conformes establecidos en el Plan de Seguimiento y Medición, el Grupo Coordinador de Calidad crea unos Grupos de Mejora para solventar los problemas detectados. 

 

Por otro lado, anualmente se realiza el Informe de Revisión por la Dirección en el que se analiza pormenorizadamente el funcionamiento del centro a lo largo del curso y se proponen posibles mejoras para implantar el curso siguiente.

 

Todo esto,  junto con la observación del trabajo diario de los alumnos y del nivel de los objetivos alcanzados por estos,  nos llevará a la evaluación de nuestra metodología, motivando la revisión de nuestra práctica docente a corto plazo, y del Proyecto Educativo a un plazo mayor.

 

Como resultado de dicha observación, con la consiguiente reflexión, tanto a nivel personal de cada profesor como a nivel colectivo de equipos docentes y claustro de profesores, se elaborará anualmente, en el tercer trimestre, un informe sobre Evaluación de la Práctica Docente y del Proyecto Curricular del centro, el cual será discutido en el claustro y servirá como punto de reflexión en orden al establecimiento de aquellos campos del quehacer educativo de nuestro centro que se considere necesario modificar o mejorar. 

 

4.PROYECTO EDUCATIVO

4.1. OBJETIVOS DEL CENTRO EN RELACIÓN A OBJETIVOS GENERALES.

Los objetivos siguientes, que indican las prioridades que nos marcamos en el centro, servirán de referencia para determinar los criterios comunes y específicos de evaluación y también los criterios que servirán para conocer la madurez del alumnado a la hora de tomar decisiones sobre su promoción y titulación.

  1. Comprender, elaborar y expresar mensajes orales y escritos en situaciones variadas, respetando las normas y las reglas elementales de escritura, de manera que se haga un uso funcional del lenguaje.
  2. Transcribir una situación vinculada a un hecho histórico, científico o de la vida cotidiana a un lenguaje simbólico, matemático o a otros idiomas.
  3. Analizar, interpretar y construir esquemas, gráficas, vídeos, obras musicales.
  4. Manejar las operaciones básicas, tanto matemáticas como lógicas o deductivas, necesarias para resolver situaciones problemáticas relacionadas con la vida cotidiana.
  5. Desarrollar el espíritu emprendedor y la confianza en sí mismo, fomentar la participación, potenciar el sentido crítico, la iniciativa personal y la capacidad para aprender a aprender, planificar, tomar decisiones y asumir responsabilidades.
  6. Desarrollar y consolidar hábitos de disciplina, de estudio y de trabajo individual y en equipo como condición necesaria para una realización eficaz de las tareas del aprendizaje y como medio de desarrollo personal.
  7. Respetar y comprometerse con el cuidado del centro y de las personas.
  8. Asumir responsablemente sus deberes, conocer y ejercer sus derechos en el respeto a los demás. Desarrollar los hábitos necesarios para la convivencia
  9. Fortalecer sus capacidades afectivas y emocionales en todos los ámbitos de la personalidad y en sus relaciones con los demás.
  10. Rechazar la discriminación de las personas por razón de sexo o por cualquier otra condición o circunstancia personal o social.
  11. Conocer y aceptar del propio cuerpo y el de los otros, respetar las diferencias, afianzar los hábitos de cuidado y salud corporal, mental y social.

             Estos objetivos muestran que el profesor desempeña su trabajo de manera que afecta al desarrollo del ser humano en todas sus dimensiones: el saber, el ser como individualidad y como ser social y el saber hacer. Estos objetivos (implícitos o explícitos) en cualquier etapa educativa, permitirán a las personas, por un lado, su continuidad en el sistema educativo y por otro, ayudar a vivir en relación con los demás y con el entorno. Este curso escolar hay que añadir la necesidad de aprender a convivir en situación de emergencia sanitaria que si bien ha disminuido la incidencia del Coronavirus 19, no ha sido totalmente erradicada.

4.2. OBJETIVOS DEL PROYECTO EDUCATIVO.

       De aquí surgen los tres objetivos de nuestro proyecto.

1.- Incrementar el éxito educativo.

2.-Construir ciudadanía global, inclusiva, fundamentada en la equidad y en el desarrollo de la inteligencia emocional y que construya identidades que traspasen localismos y fomenten la responsabilidad.

3.- Desarrollar una ética de los cuidados y la sostenibilidad de la vida.

      Cada uno de estos objetivos se concreta en una serie de objetivos operativos, de los que se derivan las líneas de actuación pedagógica que, convenientemente entrelazadas, generan la trama sobre la que se asienta el quehacer diario de todo el centro. Entendemos que los objetivos de un centro deben ser asumidos no por una parte de la comunidad educativa, sino por la totalidad de los miembros y deben afectar a todos los aspectos de la vida en el centro escolar: organización de grupos, horarios, enseñanzas, convivencia, etc.

Los objetivos operativos que nos proponemos son los siguientes:

1.- ÉXITO EDUCATIVO.

 a.- Implementar medidas de atención a la diversidad. Iniciarse en el DUA, tal y como indica la LOMLOE.

 b.- Mejorar porcentaje del alumnado que promociona con AC significativas.

c.- Incrementar el porcentaje de promoción y aprobado de las asignaturas del alumnado repetidor o con asignaturas pendientes de cursos anteriores.

d- Afianzar las TICs: uso de la plataforma digital en la comunicación de tareas al alumnado, aumentar el porcentaje de profesorado que hace uso de la herramientas digitales en su práctica docente y usa aplicaciones motivadoras para el alumnado, ya sea para originar recursos educativos, valorar los aprendizajes o fomentar la participación.

e.- Empleo de metodologías innovadoras; concretamente el aprendizaje basado en proyectos e incrementar el número de situaciones de aprendizaje.

f.- Participación de miembros de la comunidad educativa en las enseñanzas

2.- CONSTRUCCIÓN DE UNA CIUDADANÍA GLOBAL, BASADA EN LA EQUIDAD Y LA INCLUSIÓN DE LAS PERSONAS Y FUNDAMENTADA EN UN DESARROLLO EQUILIBRADO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL.

a.- Acompañamiento emocional del alumnado ante la situación de pandemia.

b.- Construir interculturalidad y poner de manifiesto la diversidad de las personas en todos sus aspectos, concretada en la presencia de diversidad de identidades y de ritmos de aprendizaje en el centro que por ser minoritarias no debemos descuidar su visibilización.

c.- Trabajar la inclusión de todo el alumnado en todas las actividades del centro.

d.-Fomentar la coeducación e igualdad efectiva entre hombres y mujeres.

3.- ÉTICA DEL CUIDADO Y SOSTENIBILIDAD.

a.-Tomar conciencia de la necesidad del cuidado personal y de los cuidados interpersonales, más aún tras el confinamiento que tuvo lugar hace unos años. Estos cuidados siguen siendo necesarios este curso para conseguir sostener un equilibrio emocional tras la situación de pandemia vivida cuyas consecuencias aún pueden verse en parte del alumnado.

b.- Atención especial al mantenimiento de nuestro centro y la gestión de los residuos así como la mejora de la limpieza de los diferentes espacios del instituto.

c.-Ajustar las respuestas educativas a las necesidades y posibilidades del alumnado de modo que le resulte motivador la permanencia en el centro.

d.-Promover y afianzar hábitos saludables que garanticen la propia protección y la de los demás miembros de la comunidad educativa instaurados desde que surgió la pandemia del COVID19.

           Las actuaciones deben estar comprometidas con nuestros tres objetivos, deben ser transversales en el sentido de influir sobre la acción educativa en el centro en su conjunto y afectan al profesorado, al personal de administración y a los padres y madres, además del alumnado.

          Desde aquí debemos plantear la atención a la diversidad, la organización de todo el colegio, la asignación de horas y materias al profesorado y fomentar una colaboración muy estrecha entre tutores, orientador, profesor PT, equipos docentes y jefa de estudios.

         Una buena praxis requiere coherencia desde las diferentes acciones y una actuación sistémica (sobre todo en aspectos que son la base sobre la que se asientan el resto de la actividades educativas: la acción tutorial, materias instrumentales y principios para la convivencia) por lo que se ha elaborado un Plan de Atención a la Diversidad, un Plan de Acción Tutorial, un Plan de Convivencia que nos compromete a todos y todas en el desarrollo de estrategias encaminadas a conseguir los objetivos anteriormente expuestos.  Además de todo lo anterior hay un Plan de Mejora anual.

          Otro aspecto a considerar es la necesidad de la transformación digital educativa encaminada a provocar un avance en la adquisición de herramientas digitales por parte del profesorado y del alumnado para adaptarse a la situación de situación digital y contribuir al éxito en todas las áreas. Además, promueve la innovación metodológica para adecuar la enseñanza a la situación de confinamiento que podría sobrevenir y a la diversidad del alumnado. El plan de transición digital de nuestro centro compromete las acciones y propuestas de trabajo de todos los departamentos y a la organización del centro, a la comunicación interna y hacia los padres/madres del alumnado.

          En cuanto a la formación de ciudadanía responsable y con una identidad global, en primer lugar, pretendemos desarrollar un trabajo centrado en la persona, en su individualidad y para ello vamos a dar prioridad a la educación emocional para formar personas asertivas, que sepan manejar sus sentimientos y que superen las circunstancias que le sobrevengan ya sea por la pandemia, por un nuevo confinamiento, por la interacción con compañeros y compañeras o por cuestiones sociales o familiares.

          Algo que se puso de manifiesto durante la pandemia fue la necesidad de superar individualismos para trabajar por el bien común y pensamos que deberíamos aprovechar este impulso para desarrollar el sentido comunitario desde el Plan de Acción Tutorial y desde el proceso de enseñanza-aprendizaje.

         Esta pandemia nos está enseñando que desde la individualidad puede y debe hacerse frente a la amenaza común. El bien común debe asegurarse desde acciones individuales y colectivas. El desarrollo de la ciudadanía supone la adquisición de compromisos y hábitos que permitan el bienestar común, pero en nuestro centro pretendemos globalizar ese sentido de comunidad a las personas de otros países, para lo cual nos valdremos de las oportunidades que nos brindan algunas materias y/o algunos temas de estudio a los que les daremos ese carácter de globalización e interdependencia.

             Vivimos en un mundo globalizado tal y como la pandemia ha puesto de manifiesto y los localismos carecen de sentido. La pandemia del COVID19 tiene diferente alcance y diferentes consecuencias dependiendo de los países y vemos existe una gran parte de la humanidad que se desenvuelve en unas condiciones que, por nuestro nivel de bienestar económico, nos son muy ajenas.

              Para dar a conocer esta otra faceta de la realidad, se asume como línea estratégica la educación para el desarrollo. El objetivo no es solo que exista un conocimiento de esa otra realidad, sino que se adquieran actitudes responsables y solidarias desde su cotidianidad, para incidir a nivel global. Es preciso pensar globalmente y actuar individualmente para comprender la interdependencia y la globalización de nuestro mundo.

              Con todo esto se debe desarrollar la competencia social y ciudadana en su sentido más amplio. La ética de los cuidados nos impulsa a actuar de manera transversal en el centro: comprometiendo al profesorado para incluir esta perspectiva en su clase, ya sea desde los contenidos ya sea desde las relaciones y afectando, por supuesto, los elementos organizativos y el plan de convivencia y de acción tutorial. Establecemos líneas de trabajo en relación con el cuidado de las personas y de los recursos disponibles. Partimos de la base de que es imprescindible un cuidado del propio cuerpo, y para ello se crea, en relación con el Plan de Acción Tutorial y alguna materia implicada, sobre todo Educación Física, un programa de Educación para la Salud.

             Ampliamos las actuaciones para cuidar las relaciones interpersonales y desde el Plan de Convivencia fijamos como prioridad la inclusión porque una ética del cuidado no puede suponer ni la exclusión ni la salida de las personas del sistema. Implantar medidas preventivas y desarrollar dinámicas recuperadoras de relaciones interpersonales centran las propuestas del citado plan. Consideramos necesario cuidar la interrelación que se da en las relaciones interpersonales, por lo que se precisa trabajar desde la manera de dirigirse unos a otros hasta el respeto a las diferencias.

           Este curso, más que nunca es necesario cultivar los cuidados desde un fundamento ético para el bien común. En relación al cuidado del medio y siguiendo un esquema de proximidad, nuestro alumnado debe adquirir la conciencia de que es imprescindible el compromiso de todos y todas para asegurarnos un mínimo de seguridad sanitaria. Separar los residuos es imprescindible por cuestión de salud personal y del planeta, además de ser un freno al COVID19. Para ello, se implicará al alumnado en el cuidado del centro, en la separación de residuos y en la importancia del consumo ecológico y de proximidad.

4.3. CONCRECIÓN DE LOS OBJETIVOS PROPIOS PARA EL CURSO 22/23.

4.3.1. LA MEJORA DEL RENDIMIENTO ESCOLAR Y LA CONTINUIDAD DEL ALUMNADO EN EL SISTEMA EDUCATIVO.

Actuaciones:

a.- Relacionados con la organización del centro.

   – Conocer el punto de partida de nuestro alumnado en cuanto a conocimientos y competencias, para poder establecer unos agrupamientos adecuados y adjudicar los cursos de acuerdo con el perfil del alumnado que los integre.

      – Establecer unos agrupamientos flexibles del alumnado que precise una atención más personalizada, que permita elevar su nivel de conocimientos y competencias.

        – Desarrollar un programa de atención a la diversidad, contando con los recursos disponibles y con los medios permitidos por la legislación vigente. El centro solo cuenta con una PT. Esto obliga a que haya alumnado que vea disminuida su atención casi individualizada.

b.- Relacionados con las enseñanzas impartidas.

         -Estimular el uso de los idiomas extranjeros más extendidos como lenguas vehiculares de la cultura, por medio de la participación en el programa de bilingüismo.

        -Potenciar el desarrollo de las competencias lingüística y matemática como herramientas fundamentales para el éxito educativo.

         -Ofertar el máximo de optativas que nos resulte posible de acuerdo con las características del profesorado y el alumnado, de cara a abrir puertas en el Bachillerato o en los Ciclos de Grado Medio que puedan cursar nuestros alumnos y alumnas cuando acaban la etapa de Secundaria. En este sentido, ofertamos en 4º de la ESO un itinerario para el alumnado que quiera orientar sus estudios hacia la formación profesional, de manera que en este curso tenemos tres itinerarios: Sociales- Humanidades, Ciencias y Ciclos Formativos, con asignaturas tales como Economía, Refuerzos de Troncales, Biología y Geología, Física y Química, 2º Idioma extranjero Francés, además de Inglés como L2, IAE y Tecnología. Utilizar en todas las materias, y en la medida de lo posible, las nuevas tecnologías de la información y comunicación, de manera que el alumnado desarrolle la competencia digital desde una perspectiva crítica. En este sentido, hay un compromiso formativo del profesorado para ir adaptando sus enseñanzas a las TICs y promoviendo la innovación metodológica para facilitar la atención a la diversidad y la inclusión de todos y todas. Con esto pretendemos, además, dotar al alumnado de herramientas que le permitan un aprendizaje autónomo en una sociedad que está en cambio permanente.

          -Comprender al ser humano como un todo, compuesto de cuerpo, mente y espíritu, que precisa de un desarrollo y un equilibrio en cada una de sus facetas. Para esto es crucial el dpto. de orientación y su plan de acción tutorial.

            -Solicitar FP de Grado Medio para implantación en el curso 23/24.

c.- Relacionados con su futuro como ciudadanos.

         -Desarrollar el sentido de la responsabilidad personal y social, tanto por los hechos como por las omisiones. En estas circunstancias de riesgo para la salud, más que nunca se precisa desarrollar este sentido de responsabilidad; pues está claro que es un problema de todos y todas que requiere del compromiso de la totalidad de la comunidad. Pero no sólo se trata de su desarrollo por cuestiones de salud, también hay que tratar de entender que el futuro de cada persona depende de ella, pero también del grupo con el que vive. Hay ocasiones en las cuales la dinámica de trabajo o la conducta de ciertos alumnos dificulta el correcto funcionamiento del grupo. Por ello, se apela a la responsabilidad colectiva para exigir cambios a quienes dificultan o malean la convivencia o el rendimiento académico. Es una cuestión actitudinal, pero no menos importante que los contenidos teóricos o las estrategias de resolución de problemas o realización de tareas. Este contenido puede llegar a ser determinante para el futuro de un chico/a y por ello que sea algo transversal a cómo suceden las cosas en clase y en el resto del centro.

          -Aprender a resolver los conflictos de forma constructiva y pacífica, por medio del diálogo y la empatía. Desde el Plan de igualdad, Plan de acción tutorial y Plan de convivencia se fomentarán la adquisición y desarrollo de las estrategias necesarias para ello.

         – Respetar las diferencias culturales, sexuales, raciales o de cualquier otro tipo, y aceptarlas como parte de la riqueza y variedad del ser humano. Desde las materias, que cuidarán de introducir elementos que fomenten la interculturalidad, tan propia de una enseñanza bilingüe y desde los planes como el de igualdad y recogida selectiva de residuos, se contribuirá a vivir en el centro desde la igualdad entre las personas. Por último, es imprescindible aprender a valorar las propias capacidades y habilidades de liderazgo y la autonomía, para poder contribuir a construir una ciudadanía activa. Para ello contamos con el Plan de acción tutorial que aporta dinámicas para el autoconocimiento y la toma de conciencia de las posibilidades de cada una de las personas.

4.3.2. LA MEJORA DE LOS INDICADORES.

        Los indicadores homologados que se muestran a continuación proceden de lo que las tablas que se presentan más abajo y proceden de la Dirección general de evaluación y por tanto deben condicionar y guiar las actuaciones durante este curso, para lo cual vamos a valernos de las propuestas de mejora del Plan de Mejora de este curso. Indicadores homologados a mejorar:

  1. Promoción del alumnado de la ESO.
  2. Eficacia de las adaptaciones curriculares significativas en la ESO.
  3. Eficacia de la permanencia de un año más en el mismo curso.
  4. Promoción del alumnado con adaptaciones curriculares significativas.
  5. Eficacia de los programas de recuperación de materias.
  6. Eficacia de la permanencia en un curso más de un año.

 

4.3.3. PROPUESTAS DE MEJORA DE LA MEMORIA DE AUTOEVALUACIÓN.

Convivencia:

– Aplicar un protocolo de convivencia contundente y efectivo, de manera que el alumnado vea claramente la relación causa-efecto que tienen las conductas no apropiadas o no deseadas en clase.

– Cambiar la ubicación del aula de convivencia para evitar el contacto visual entre expulsados y alumnos en clase. Determinar las actividades que pueden hacerse en el aula de convivencia para promover cambio de actitud del alumnado.

– Definir e insistir desde el principio en tres o cuatro normas de convivencia, que se hagan cumplir desde el principio.

 

Organización del centro:

 – Es necesario que haya profesores de guardia en las plantas a la hora de salida.

– Cuidemos la puntualidad en la entrada a clase.

– No forzar la permanencia de estudiantes que presentan una clara falta de interés y una desmotivación y que no quieren cambiar su conducta.

– Hacer un seguimiento del profesorado que no mete las faltas de asistencia del alumnado.

– Estar atentos a cualquier síntoma de acoso o aislamiento. Información y comunicación.

-Asegurarse de que los alumnos/as son conscientes de los criterios de evaluación y de calificación.

-Relación más personal y respetuosa de padres y madres con los profesores.

-Concienciar al profesorado y divulgar entre el mismos las características principales que presentan los alumnos/as con nee para que puedan implicarse mejor en su aprendizaje.

Práctica educativa.

-Insistir en la aplicación de técnicas y fomentar los hábitos de estudio desde las diferentes asignaturas.

-Hay un % alto, que nos anima a seguir las líneas de trabajo que tenemos iniciadas en el proyecto educativo.

-Mejorar la integración del Plan de Igualdad en todos los aspectos del centro y otros planes estratégicos en las programaciones y poder realizar más actividades de forma transversal.

-Ampliar la colaboración con la familia de nuestros/as alumnos/as ya que en determinados casos resulta fundamental para completar el proceso de enseñanza aprendizaje iniciado en la escuela y potenciar una mayor implicación en la tarea educativa que cada caso requiera.

– Promover la actividad física de nuestros alumnos/as intentando que adquieran hábitos y actitudes de cuidado del propio cuerpo con la finalidad del desarrollo de un estilo de vida activo abordando los componentes de la salud físico, social y mental así como las diferentes respuestas de disfrute del ocio y tiempo libre en el medio natural y el impacto que sobre este pueda tener.

-Trabajar, en la medida de lo posible, con situaciones de aprendizaje y aprendizajes basados en problemas, así como iniciarse en el diseño universal de aprendizaje y en la realización de pequeños proyectos.

-Ayudar a que se extienda entre madres y padres el uso de la plataforma de comunicación adoptada por el centro EDUCAMOS.

-Transmitir información relevante a través de la plataforma de comunicación adoptada por el centro mediante las COMUNICACIONES DE EDUCAMOS.

-Realizar compromisos educativos con las familias del alumnado con problemas de rendimiento.

– Hay mecanismos a disposición de los padres, tales como teléfono fijo, móvil, WhatsApp, email de secretaría y dirección.

– El centro se comunicará con las familias que no tengan Educamos por las mismas vías expuestas en el punto anterior.

Claves para los libros digitales.

Las licencias de los libros que se dan con Educamos es una prestación más de esta plataforma (Educamos, que es un servicio complementario) y la diferencia es que se puede interactuar dentro del libro, por lo que se pueden hacer los ejercicios online, quien no quiera abonar ese servicio puede acceder de manera gratuita al contenido, por lo que queda garantizado el acceso total a cualquier contenido de la materia.

Los demás puntos tratados (Cheque libro, etc.), se ha acreditado por el centro que están dentro de la legalidad.

Con fecha 26-01-2024 se celebró un Consejo Escolar, aprobando el cambio de nombre de los servicios y extraescolares acordados con la comisión de conciliación.

Nuestro Centro Educativo está tomando un gran impulso en aspectos de calidad, conciliación familiar e innovación gracias al esfuerzo de todos, beneficios que va directamente a nuestros alumnos por su preparación y a las familias por darle la posibilidad de conciliar sus responsabilidades y trabajos profesionales, el horario de apertura del centro, así como de cierre, con todo el personal extra necesario es demandado por más del 95% de las familias.

 

Cuota de Pastoral.  

Se elimina el concepto de Cuota de Pastoral y todos los descuentos en los servicios y extraescolares.

Se sustituye por una tarifa plana que conlleva el acceso a todas las actividades extraescolares y servicios complementarios.

Cada actividad extraescolar y servicio tendrá un precio único aprobado por el Consejo Escolar.

 

4.3.4. CONTRIBUCIÓN AL DESARROLLO DEL PROGRAMA BILINGÜE DEL CENTRO.

Dentro del programa nos proponemos los siguientes objetivos:

  1. Profundizar en la formación para atención a la diversidad del alumnado de bilingüismo.
  2. Consolidar la implementación de unidades didácticas bilingües.
  3. Formación sobre metodología bilingüe.
  4. Definir el Proyecto de Bilingüismo del centro.
  5. Mejorar el material de bilingüismo y la coordinación AL y ANL.
  6. Asegurarse de que en el espacio físico o virtual quedan registrados los materiales de bilingüismo.

4.3.5. DESARROLLO DEL PLAN DE TRANSFORMACIÓN DIGITAL EDUCATIVA.

Al empezar el curso 21-22 iniciamos el plan digital y en concreto lo hicimos con un barrido del estado de la competencia digital en el centro en su conjunto y del profesorado de manera más concreta. De ello salió un informe con el nivel competencial que tenemos y de ahí una serie de propuestas de mejora que se concretan en una de las propuestas del Plan de Mejora del curso 21-22.

      Durante el curso 22-23 nos hemos adherido al programa de Transformación Digital Educativa promovido por la Consejería de Desarrollo Educativo y Formación Profesional de manera que nos comprometemos a desarrollar un proceso de implementación y digitalización del centro para el desarrollo de la Transformación Digital Educativa según lo establecido en el procedimiento y evaluación mediante la rúbrica de Séneca para tal fin. El compromiso establece la mejora de la CD docente de manera progresiva y la competencia digital ciudadana en el alumnado una vez se haya alcanzado la primera y se tenga la dotación de equipamiento necesaria.

     La Digitalización del centro no está sostenida con fondos públicos y es un tema clave para la mejora de la calidad y para la innovación pedagógica.

    Se presentará para el próximo curso 24-25 como un servicio complementario llamado Comunicación TIC

     No cabe la menor duda que este Plan de mejora determina las actuaciones que se desarrollan en el centro. La formación del profesorado, los cambios metodológicos, los mecanismos de evaluación y de autoevaluación del centro, los contenidos, las estrategias de comunicación, etc. están afectados por este plan.

 

4.4. LÍNEAS GENERALES DE ACTUACIÓN PEDAGÓGICA.

       Nuestra aspiración es alcanzar una educación integral y básica para todo el alumnado. Como educación integral consideramos el desarrollo de todas las dimensiones del ser humano que le permitan vivir armoniosamente consigo mismo/a, con los y las demás, así como con el entorno en el que vive y sobre el que pueda influir.

       Como educación básica debemos entender la adquisición de competencias que les posibiliten crecer como personas, participar socialmente como ciudadanos e integrarse en el mundo laboral de forma adecuada. La educación es un derecho de todos los seres humanos, por lo que es preciso favorecer una educación intercultural. Ello requiere:

  1. Organizar el colegio partiendo de la idea de diversidad cultural, de género, de clase social, personal, contexto rural-urbano, …
  2. Organizar el aprendizaje y la convivencia de acuerdo con la idea de que las diferentes formas culturales han de acogerse en igualdad, estableciendo un diálogo crítico y persiguiendo un avance de todas las personas implicadas.
  3. Contrarrestar las desigualdades sociales, de género, etc poniendo especial cuidado en la dimensión global de las desigualdades, precisamente para compensarlas o erradicarlas.
  4. Dar respuesta a las necesidades de todas las personas, partiendo de las más próximas e incidiendo en las más inmediatas, pero sin olvidar aquellas que son más lejanas en el tiempo y en el espacio. No podemos olvidar que vivimos en un mundo globalizado que requiere respuestas globales desde lo local.
  5. Considerar la comunicación y el diálogo como bases del aprendizaje intercultural.

       Para todo lo anterior es preciso:

∙ Una buena selección de materiales curriculares

∙ Una organización del trabajo que desvele esa perspectiva intercultural y global.

∙ Incluir la perspectiva feminista en la enseñanza- aprendizaje.

∙ Recursos humanos y materiales que compensen desigualdades.

 ∙ La implicación de toda la comunidad educativa (en el centro y en el aula). Este derecho universal requiere trabajar para y desde la diversidad.

          En nuestro caso una fuente de inspiración son las medidas generales y específicas de atención a la diversidad (Instrucciones 8 de marzo de 2017). En las circunstancias de pandemia que hemos vivido es imprescindible incluir en nuestros principios la pedagogía de los cuidados y el bien común. ¿Qué quiere decir esta afirmación? Los procesos de enseñanza y aprendizaje deben estar encaminados a aprender a cuidarnos y a aprender cuidándonos y cuidando a las demás personas y la casa común que compartimos.

          Esta pedagogía se contrapone a veces con la pedagogía del éxito individual y la del rendimiento tan potenciada por algunos sectores educativos que ha promovido la competencia, el beneficio propio, la respuesta a un sistema economicista y mercantilista de la vida. Tanto rindes, tanto vales.

            El hecho de haber vivido una pandemia nos ha obligado a cuidar la inclusión de las personas confinadas, a repensar metodologías y evaluación, los canales de comunicación y los contenidos a tratar; pero sobre todo nos ha hecho organizar las relaciones desde el cuidado de la salud personal y social. Esta pandemia ha puesto de manifiesto algo inherente al ser humano: su dimensión social y el valor de lo emocional. Las TICs han pasado de ser una herramienta deseable a ser una herramienta obligatoria en la enseñanza y aprendizaje. Por tanto, el empleo de ellas es nuclear a lo que ocurra en el aula y con el alumnado/profesorado confinados. Esto conlleva unos cambios que afectan a los contenidos y la metodología que debemos adaptarlas a estas herramientas.

         En resumen: una educación integral, básica, intercultural, feminista, dialógica, inclusiva, digital y con una pedagogía de los cuidados.

4.4.1. LÍNEAS DE INTERVENCIÓN

En base a todo lo anterior es preciso:

La participación de toda la comunidad.

-Para potenciar la convivencia y la resolución de conflictos.

-Establecer condiciones para el diálogo y la participación del alumnado y las familias.

-Abrir el centro al entorno (entidades, asociaciones, actividades extraescolares, proyectos, etc).

-Considerar la situación de pandemia que pudiera darse en las familias de nuestro alumnado o en los trabajadores del centro.

Reorganizar los objetivos y los contenidos:

 -Optar por el desarrollo de capacidades y afianzar los contenidos que permitan la continuidad de los estudios en caso de confinamiento.

-Asegurar la adquisición de las competencias clave.

-Considerar el bienestar afectivo y las relaciones personales como objetivo y como condición necesaria para el aprendizaje.

-Trabajar con contenidos cercanos, vitales,… (en relación con los más globales).

-Considerar contenidos de aprendizaje no sólo los conceptuales.

Reorganización de la metodología.

-Utilizar métodos de trabajo globalizadores, por proyectos, que supongan diferentes formas de integrarse en la actividad del aula.

-Contemplar diferentes formas de aprendizaje (deductivas e inductivas, verbales e icónicas,…) de ritmos, de ideas y experiencias, de estilos de relación, etc.

– Realizar diferentes tipos de actividades a lo largo del tiempo (no todas “lápiz y papel”, formalización, etc,) y que pongan en juego diferentes habilidades.

-Variar la dinámica de trabajo para adaptarla a las condiciones confinamiento y al empleo de las TICs.

-Realizar propuestas abiertas, actividades que partan de temas de interés del alumnado.

-Reconsiderar el papel del “esfuerzo” para poder aprender: es algo necesario para el aprendizaje, pero sólo hay esfuerzo provechoso cuando se le encuentra sentido.

-Trabajar la vida interna del grupo-clase: lo relacional, lo afectivo, la autoestima e imagen de los individuos, además de la carga emocional que cada persona tiene como consecuencia de la COVID19.

 -Diversidad de personas, diversidad de metodologías.

Utilizar diferentes recursos de aprendizaje.

 -Usar diferentes recursos de aprendizaje: los compañeros como apoyo al aprendizaje; adultos diferentes al profesor; fuentes de información orales, imágenes, medios de comunicación; Internet, etc.; lo que se sabe por la vida cotidiana; etc.

Replantearse los sistemas de evaluación.

-Evaluar de acuerdo con los criterios de evaluación establecidos por las autoridades educativas.

Favorecer la optatividad, las posibilidades de elección del alumnado.

-Diferentes materias e itinerarios para dar respuesta a diferentes alumnos -Agrupamientos flexibles y desdobles

-Agrupamiento heterogéneo y compensado (alumnado repetidor, con asignaturas pendientes, con necesidades educativas especiales, etc.).

Compensar los recursos.

– Mayor esfuerzo educativo sobre quienes tengan mayores dificultades.

– Apoyos individuales, dentro y fuera del aula.

– Adaptaciones curriculares individuales.

-Entrega de recursos electrónicos a quienes pudieran necesitarlos.

-Colaborar con la formación de padres/madres para un buen uso de los recursos TICs.

-Formación del alumnado y del profesorado para una mejoría en la competencia digital.

4.4.2. METODOLOGÍA PARA MEJORAR EL DESARROLLO DE LAS COMPETENCIAS CLAVE.

                 Los métodos pedagógicos se adaptarán a las características de los alumnos, considerarán su estado emocional, favorecerán la autonomía y promoverán la creatividad y su dinamismo e integrarán los recursos de las tecnologías de la información y de las comunicaciones en el aprendizaje. Se introducirá el método científico como estrategia de trabajo. Las orientaciones metodológicas del Proyecto Educativo y de las programaciones didácticas de los departamentos son:

         – Considerar los diferentes ritmos de aprendizaje del alumnado para la autonomía en el aprendizaje.

         – Metodología centrada en la actividad y participación del alumnado, que favorezca el pensamiento racional y crítico, que contemple diferentes posibilidades de expresión y relacione los aprendizajes con la vida cotidiana y al entorno del alumnado.

         – Se fomentará el trabajo en equipo del profesorado, con objeto de proporcionar un enfoque multidisciplinar del proceso educativo, garantizando la coordinación de todos los miembros del equipo docente que atienda a cada alumno o alumna en su grupo.

          – Las tecnologías de la información y de la comunicación formarán parte del uso habitual como instrumento facilitador para el desarrollo del currículo.

           – En el desarrollo de todas las materias del currículo se fomentarán las competencias referidas a la lectura y expresión escrita y oral para mejorar el nivel de expresión oral y escrita de todo el alumnado. Para ello, todos los departamentos, y en especial los del Área Humanística y Lingüística deberán adoptar en sus programaciones las medidas concretas para la ejecución de este objetivo:

  1. a) Estrategias de mejora de la comprensión oral.
  2. b) Estrategias de mejora de la expresión oral.
  3. c) Plan de mejora de la lectura.
  4. d) Estrategias docentes para motivar al alumnado a leer de forma adecuada distintos tipos de texto.
  5. e) Actividades que fomenten el gusto por la lectura y su valoración como instrumento de uso y disfrute para toda la vida.
  6. f) Estrategias de mejora de la expresión escrita.
  7. g) Estrategias de mejora de la ortografía.

       – Alcanzar en todo el alumnado un alto grado de fluidez oral y escrita en lenguas extranjeras.

        -Facilitar la ejecución de actividades complementarias y extraescolares que potencien todos los aspectos culturales: intelectuales, físicos, lúdicos, éticos y estéticos.

          -Desarrollar programas que contribuyan a aumentar los hábitos saludables de vida, haciendo hincapié en la Prevención Primaria de Drogodependencias, Educación para la Salud y el Consumo, Prevención de lesiones,  Ecología, etc

          -La plataforma de comunicación que se seleccione Alexia como instrumento que facilite la organización del trabajo del alumnado y que sea vehículo de comunicación del profesorado con los padres/madres o tutores.

4.5. LÍNEAS METODOLÓGICAS GENERALES.

           Orden ECD/65/2015, de 21 de enero, por la que se describen las relaciones entre las competencias, los contenidos y los criterios de evaluación de la educación primaria, la educación secundaria obligatoria y el bachillerato. (artículo 5 y artículo 6) y en el anexo II que indica algunas orientaciones para facilitar el desarrollo de estrategias metodológicas que permitan trabajar por competencias en el aula.

             Decreto 111/ 2016, de 14 de junio, por el que se establece la ordenación y el currículo de la Educación Secundaria Obligatoria en la Comunidad Autónoma de Andalucía, en el artículo 7 señala recomendaciones metodológicas para un adecuado proceso de enseñanza –aprendizaje.

            En base a lo anterior consideramos que todo proceso de enseñanza-aprendizaje debe partir de una planificación rigurosa de lo que se pretende conseguir, teniendo claro cuáles son los objetivos o metas, qué recursos son necesarios, qué métodos didácticos son los más adecuados y cómo se evalúa el aprendizaje y se retroalimenta el proceso.      Los métodos didácticos han de elegirse en función de lo que se sabe que es óptimo para alcanzar las metas propuestas y en función de los condicionantes en los que tiene lugar la enseñanza.

           Los métodos deben partir de la perspectiva del docente como orientador, promotor y facilitador del desarrollo competencial en el alumnado; además, deben enfocarse a la realización de tareas o situaciones-problema, planteadas con un objetivo concreto, que el alumnado debe resolver haciendo un uso adecuado de los distintos tipos de conocimientos, destrezas, actitudes y valores; asimismo, deben tener en cuenta la atención a la diversidad y el respeto por los distintos ritmos y estilos de aprendizaje mediante prácticas de trabajo individual y cooperativo.

            En el actual proceso de inclusión de las competencias como elemento esencial del currículo, es preciso señalar que cualquiera de las metodologías seleccionadas por los docentes para favorecer el desarrollo competencial de los alumnos y alumnas debe ajustarse al nivel competencial inicial de estos. Además, es necesario secuenciar la enseñanza de tal modo que se parta de aprendizajes más simples para avanzar gradualmente hacia otros más complejos.

            Uno de los elementos clave en la enseñanza por competencias es despertar y mantener la motivación hacia el aprendizaje en el alumnado, lo que implica un nuevo planteamiento del papel del alumno, activo y autónomo, consciente de ser el responsable de su aprendizaje. Los métodos docentes deberán favorecer la motivación por aprender en los alumnos y alumnas y, a tal fin, los profesores han de ser capaces de generar en ellos la curiosidad y la necesidad por adquirir los conocimientos, las destrezas y las actitudes y valores presentes en las competencias. Asimismo, con el propósito de mantener la motivación por aprender es necesario que los profesores procuren todo tipo de ayudas para que los estudiantes comprendan lo que aprenden, sepan para qué lo  aprenden y sean capaces de usar lo aprendido en distintos contextos dentro y fuera del aula.

            Para potenciar la motivación por el aprendizaje de competencias se requieren, además, metodologías activas y contextualizadas. Aquellas que faciliten la participación e implicación del alumnado y la adquisición y uso de conocimientos en situaciones reales, serán las que generen aprendizajes más transferibles y duraderos. Las metodologías activas han de apoyarse en estructuras de aprendizaje cooperativo, de forma que, a través de la resolución conjunta de las tareas, los miembros del grupo conozcan las estrategias utilizadas por sus compañeros y puedan aplicarlas a situaciones similares. Para un proceso de enseñanza-aprendizaje competencial las estrategias interactivas son las más adecuadas, al permitir compartir y construir el conocimiento y dinamizar la sesión de clase mediante el intercambio verbal y colectivo de ideas. Las metodologías que contextualizan el aprendizaje y permiten el aprendizaje por proyectos, los centros de interés, el estudio de casos o el aprendizaje basado en problemas favorecen la participación activa, la experimentación y un aprendizaje funcional que va a facilitar el desarrollo de las competencias, así como la motivación de los alumnos y alumnas al contribuir decisivamente a la transferibilidad de los aprendizajes.

            El trabajo por proyectos, especialmente relevante para el aprendizaje por competencias, se basa en la propuesta de un plan de acción con el que se busca conseguir un determinado resultado práctico. Esta metodología pretende ayudar al alumnado a organizar su pensamiento favoreciendo en ellos la reflexión, la crítica, la elaboración de hipótesis y la tarea investigadora a través de un proceso en el que cada uno asume la responsabilidad de su aprendizaje, aplicando sus conocimientos y habilidades a proyectos reales.

          Se favorece, por tanto, un aprendizaje orientado a la acción en el que se integran varias áreas o materias: los estudiantes ponen en juego un conjunto amplio de conocimientos, habilidades o destrezas y actitudes personales, es decir, los elementos que integran las distintas competencias.

           La selección y uso de materiales y recursos didácticos constituye un aspecto esencial de la metodología. El profesorado debe implicarse en la elaboración y diseño de diferentes tipos de materiales, adaptados a los distintos niveles y a los diferentes estilos y ritmos de aprendizaje de los alumnos y alumnas, con el objeto de atender a la diversidad en el aula y personalizar los procesos de construcción de los aprendizajes. Se debe potenciar el uso de una variedad de materiales y recursos, considerando especialmente la integración de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en el proceso de enseñanza aprendizaje que permiten el acceso a recursos virtuales.

           Finalmente, es necesaria una adecuada coordinación entre los docentes sobre las estrategias metodológicas y didácticas que se utilicen. Los equipos educativos deben plantearse una reflexión común y compartida sobre la eficacia de las diferentes propuestas metodológicas con criterios comunes y consensuados. Esta coordinación y la existencia de estrategias conexionadas permiten abordar con rigor el tratamiento integrado de las competencias y progresar hacia una construcción colaborativa del conocimiento.

ESTRATEGIAS METODOLÓGICAS COMUNES.

            Como estrategias para contribuir al éxito educativo del alumnado nos proponemos contribuir al desarrollo de las técnicas de estudio propuestas por dpto. de orientación:

-Partir de nivel real del alumnado a la hora de planificar los contenidos a tratar.

-Lectura comprensiva de texto escrito, con ritmo y entonación adecuados.

-Aclaraciones sobre vocabulario y frases/ideas no comprendidas

-Extracción de ideas principales/ secundarias de los textos tratados.

-Realización de esquema de diverso tipos (cuadros sinópticos, mapa conceptuales, etc ).

       Al iniciar las clases pedir que un alumno/a recuerde de manera oral lo tratado en la clase anterior. Hacer glosario de términos nuevos de cada tema. En la resolución de ejercicios deben describirse todos y cada uno de los pasos ya sea de manera oral o por escrito a la hora resolverlos.   

         Además de lo anterior nos proponemos insistir en los siguientes acuerdos para mejora de la competencia lingüística: La grafía para que pueda leerse el texto adecuado. La concordancia de género y número. El uso de conectores lógicos. La ortografía. El léxico apropiado. No se permite el uso de términos vulgares para expresar ideas o conceptos de los temas de estudio. Las faltas de ortografía señaladas deben aparecer corregidas. Los alumnos/as cuidarán de usar correctamente los símbolos y unidades que aparezcan en el tema. Incluiremos en el día a día la lectura comprensiva de los textos y la expresión oral de lo leído en el momento o de los aprendizajes de días anteriores.

4.6. CRITERIOS GENERALES DE ORGANIZACIÓN DEL CENTRO.

4.6.1. CRITERIOS PEDAGÓGICOS PARA DETERMINAR LOS ÓRGANOS DE COORDINACIÓN DOCENTE DEL CENTRO.

             El principal criterio que se ha seguido para la determinación de los órganos de coordinación docente y el tiempo dedicado a estas tareas ha sido el de la efectividad, siempre dentro de los límites marcados por la legislación vigente.

       Las materias están agrupadas por distintos departamentos: Departamentos de Lengua Castellana, Francés, Inglés, Conocimiento del Medio en los cursos impares, Ciencias Sociales (cursos pares), Ciencias Naturales (cursos pares), Matemáticas, Tecnología y Educación Física y el Área artística reúne a Música y Plástica.

        De igual manera, existe una jefatura de departamento de Orientación, No todos los departamentos tienen el mismo nivel de actividad, de complejidad o las mismas necesidades de coordinación. Existen departamentos unipersonales como Música, Plástica y Tecnología.

        En el proyecto de dirección se incluyen algunas modificaciones en los órganos colegiados, la primera consiste en darle formalidad al equipo de tutores y tutoras, presidido por el jefe de estudios y asesorado por el orientador. Este equipo se propone para mejorar la comunicación del Plan de acción tutorial a los tutores/as, compartir inquietudes y problemas relacionados con la tutoría, avanzar en la mejora del tratamiento de la convivencia escolar y transmitir a la jefatura de estudios información que deba conocer relacionada con la acción tutorial.

           Disponemos de un departamento de Calidad formado por los Coordinadores de las cuatro etapas (E.I., EPO, ESO y FP), el director titular, jefatura de estudios y el coordinador de Calidad. Se establecen reuniones periódicas para poder valorar aspectos organizativos y académicos de todo tipo.

4.6.2. CRITERIOS DE AGRUPAMIENTO DEL ALUMNADO.

             El agrupamiento de alumnado se ha hecho de manera que los grupos sean flexibles y se puedan desdoblar en secundaria y recomponer de acuerdo con las necesidades educativas, y para ello se han tenido en cuenta las opciones elegidas en el momento de la matrícula. En esta etapa solo desdoblan los de la línea B. A partir de ahí, se distribuyen de manera homogénea los alumnos y alumnas con materias pendientes, los que presentan dificultades de aprendizaje y los sobresalientes. 4º de la ESO se subdivide en tres según la opción elegida: ciencias, letras o formación profesional. Se tienen en cuenta también las indicaciones sobre incompatibilidades del alumnado en convivencias en las etapas de primaria y secundaria principalmente, para evitar en la medida de lo posible los conflictos entre ellos y facilitar la convivencia del centro.

           En los demás cursos, se tienen en cuenta las observaciones que se hayan podido hacer en años anteriores, con el mismo objetivo. En FPB solo disponemos de una línea, por lo tanto no tenemos opciones.

            Una vez que ya están elaboradas las listas, se procede a adjudicar la tutoría de acuerdo con los criterios que se ven en el siguiente apartado.

           Si a lo largo del curso se produce alguna situación importante que necesite de un cambio de línea de un alumno en concreto, eso tendrá que valorarse por el claustro y con el departamento de Orientación para poderlo llevar a cabo. Siempre se valorará que la medida vaya encaminada a solucionar o minimizar la situación conflictiva. Obviamente, una decisión así será también tratada con la familia o familias implicadas.

4.6.3. CRITERIOS DE ASIGNACIÓN DE TUTORÍAS.

       Para la asignación de tutorías se considerarán las siguientes cuestiones:

-Nº de horas de docencia con el grupo. Importante, sobre todo, en Primaria.

-Haber sido tutor o tutora del grupo en el curso anterior (E.I y EPO).

-Voluntad expresa de asumir esa tutoría.

-Se tendrá en cuenta también la incompatibilidad manifiesta entre el alumnado y el profesor/a. Nos referimos a casos de acoso, maltrato, amenazas o abuso de poder entre el alumnado, sus padres y el profesor/a en sus diferentes versiones.

4.6.4. CRITERIOS PARA DETERMINAR LA OFERTA DE MATERIAS OPTATIVAS.    

           Las dos líneas que marcan la oferta de materias optativas son la legislación vigente y la disponibilidad horaria del profesorado.

          A final de cursos se ofertan ya las asignaturas para los alumnos que salen de ese curso para entrar en 1º de ESO. Las asignaturas optativas de los primeros cursos de ESO son IAE, Oratoria, Robótica, Francés, Latín. En 4º según itinerario Biología y Geología, Física y Química y Ciencias Aplicadas; en Humanidades, se incluye el estudio del Latín, Economía, Educación Plástica, Visual y Audiovisual, Tecnología y Refuerzo de Troncales. Se mantienen así las tres opciones de Ciencias, Humanidades y Ciclos formativos con inglés como 1º idioma extranjero y francés como segundo. En todas las etapas de Primaria y de secundaria se oferta Religión/Atención Educativa.

4.6.5. CRITERIOS PARA LA ASIGNACIÓN DE ENSEÑANZAS AL PROFESORADO.

          Se considera la participación del profesorado como una necesidad y como un derecho y para contribuir al desarrollo de un sentimiento de pertenencia a una comunidad. Por ello se informará de las optativas u opcionales que contribuyan al desarrollo del proyecto pedagógico del centro. Según el perfil del profesorado y el proyecto educativo del centro se deberá configurar la estructura curricular del centro que, será presentada por el director al profesorado reunido en claustro para su aprobación.

          Tras conocer las diferentes opciones del alumnado, el equipo directivo elaborará una propuesta de enseñanzas para cada departamento que incluirá las materias propias y afines al departamento, las tutorías correspondientes y las coordinaciones de planes y programas. El director deberá garantizar que la oferta realizada sea coherente con el proyecto del educativo y conforme a la norma, así como una carga horaria de cada departamento conforme al perfil del profesorado, a su disponibilidad horaria y respetando los criterios de asignación establecidos en el presente proyecto educativo. El director titular, en nuestro caso, coordinará el reparto o hará las asignaciones oportunas según el perfil del profesorado, tipología del alumnado, naturaleza de la materia a impartir y ciclo educativo de la misma.

            Los idiomas merecen un tratamiento especial, pues requieren formación específica que garantice un mínimo de calidad. Referente a ello el profesorado que debiera asumir la enseñanza de un idioma extranjero deberá contar una titulación o experiencia oportunas.

4.6.6. CRITERIOS PARA ORGANIZAR Y DISTRIBUIR EL TIEMPO ESCOLAR Y EXTRAESCOLAR. PROTOCOLO DE INCENDIOS/EMERGENCIAS.

     El horario de Infantil y Primaria es el siguiente:

Lunes y Miércoles de 10h a 13h y de 15:30h a 17:30

Martes, jueves y viernes de 9h a 14h

La entrada en ambas etapas es siempre 15 minutos antes de que toque el timbre a las 9h o a las 10h, según el día.

      Los recreos de Infantil y Primaria son (se dividen los grupos):

1er recreo de 11h a 11:30h (1º de EI/1º, 2º y 3º de EPO)

2º recreo de 11:30h a 12h.(2º y 3º de EI/4º, 5º y 6º de EPO)

 

  El horario de Secundaria es todos los días de 8h a 14:30h.

  Tienen que acceder al centro de 7:45h a 8h.

         Los recreos de Secundaria son:

1er recreo de 11h a 11:30h (1º y 2º de ESO)

2º recreo de 12h a 12:30h (3º y 4º de ESO)

   Uno de los factores que condicionan la eficacia de la enseñanza y del aprendizaje es el horario de las materias; en nuestro caso intentamos regirnos por dos principios: poligonalidad y uniformidad. La poligonalidad asegura que las asignaturas se distribuyan en diferentes tramos horarios y la uniformidad nos permite colocar las horas a lo largo de la semana evitando concentración en días consecutivos. A veces es complicado seguir esto en el intento de que cuadre todo pero son factores que siempre intentamos tener presente.

       Junto a los condicionantes anteriores, debemos también considerar las necesidades personales del profesorado. Para esto, les pedimos a los profesores y las profesoras que entreguen a la dirección sus preferencias horarias; es decir que indiquen a qué horas preferirían no tener clase.

En nuestro centro, durante el tiempo extraescolar, están funcionando actualmente los siguientes programas:

 

  1. a) Plan de Apertura de Centros: El Centro permanece abierto generalmente entre las 7:45 y las 18:30 horas de lunes a jueves y hasta las 16 horas los viernes. Fuera de la jornada lectiva y obligatoria los alumnos podrán permanecer en el Centro con la utilización de los Servicios de Aula Matinal y Comedor o realizando cualquiera de las Actividades Extraescolares.



  • Aula Matinal: en horario de 7:45 a 8:45 o 9:45 horas de la mañana, desarrollándose dentro de dicha aula diversas actividades recogidas dentro del plan anual de centro.



  • Comedor Escolar:

Lunes y miércoles: horario desde las 13:00 h  a 15:15h.

Martes, jueves y viernes: horario desde las 14:00h a las 16:00h.



  • Actividades Extraescolares: se oferta la realización de actividades de diversa índole tales como baile, deportes, informática, estudio vigilado, cuentacuentos, piano, Arte,  ajedrez,  etc…

 

Las actividades se desarrollan anualmente entre los meses de octubre y junio, la  distribución horaria se detalla para cada curso en el plan anual de centro y en la web del colegio.

Los objetivos que se pretender conseguir con las actividades programadas en el tiempo extraescolar son:

  1. Promover la participación activa del alumnado y alumna en las actividades extraescolares (organización y desarrollo) que impliquen una mayor autonomía y responsabilidad en la organización de su tiempo libre y ocio.
  2. Facilitar aquellas actividades que completen el desarrollo integral y que desarrollen la autoestima de los alumnos y alumnas.
  3. Desarrollar la capacidad de participación en las actividades relacionadas con el entorno natural, social y cultural que se lleven a cabo por organismos distintos al centro donde se cursan los estudios.
  4. Estimular el deseo de investigar y saber.
  5. Favorecer la sensibilidad, la curiosidad y la creatividad del alumno.
  6. Promover en el alumno un sentimiento positivo de pertenencia al centro y al grupo.
  7. Mejorar las relaciones entre los alumnos y alumnas fuera del ámbito académico y ayudarles a adquirir habilidades sociales y de comunicación.
  8. Posibilitar el acceso a las actividades culturales y deportivas a todos los alumnos y alumnas ampliando su horizonte cultural.
  9. Reforzar los objetivos académicos a través de la participación de los alumnos al ponerse en contacto con el medio natural y sociocultural.
  10. Despertar el sentido de la responsabilidad en las actividades en las que se integren y realicen. En definitiva, conseguir alumnos activos que sean capaces de impulsar su propia formación: «aprender observando y realizando».
  11. Favorecer y practicar la dimensión lúdica de la enseñanza, procurando evitar en la medida de lo posible, la imagen fría y rígida que presentan, generalmente, los centros educativos.
  12. Ejercer un efecto compensador de las desigualdades sociales que provocan que muchos jóvenes no tengan posibilidad de disfrutar correctamente de su tiempo libre por falta de medios económicos, problemas familiares y carencias en su entorno inmediato.
  13. b) Protocolo de incendios/emergencias.

A principio de curso serán nombrados en cada clase un delegado, un subdelegado y sustitutos de ambos.

Se leerá y explicará este protocolo al principio de cada curso.

Si suena la sirena indicando una emergencia se deberán seguir los siguientes pasos:

  1. Si hay un profesor de apoyo, este deberá coordinarse con los demás profesores de apoyo lo más rápidamente posible y:

✔       Abrir la puerta exterior del patio a la calle.

✔       Abrir las puertas del edificio contrario a la emergencia.

✔       Coger las vallas de primaria y cortar la calle en la esquina de secundaria para facilitar el traspaso de todos los alumnos de un edificio a otro sin peligro de tráfico.

✔       Una vez terminado el desalojo de los alumnos, restaurarán el tráfico en la calle.

  1. El profesor titular contará a los niños que hay en la clase.
  2. El subdelegado o en su falta el sustituto nombrado, se encargará de cerrar todas las ventanas.
  3. El delegado o en su caso el sustituto, se encargará de que la puerta se quede cerrada sin echar la llave.
  4. Todos los alumnos en fila de uno, sin gritar y sin correr por los pasillos bajarán al patio siguiendo el recorrido marcado en el plano adjunto.
  5. Una vez en el patio y en fila, el profesor vuelve a contar a los alumnos y avisa a los coordinadores o jefa de estudios.
  6. El profesor desplaza a los alumnos hasta el patio del edificio contrario a la emergencia. Si algún alumno se encuentra con movilidad limitada en ese momento, será el profesor que esté con ellos en el aula el que se encargue de bajarlo, ya que el uso de los ascensores queda prohibido en estos casos.
  7. El profesor vuelve a contar a los alumnos y avisa a los coordinadores o jefa de estudios de que su clase está completa.

 

 

  1. PROYECTO EDUCATIVO POR ETAPAS

5.1. CARACTERÍSTICAS DE LAS ETAPAS

Infantil

La educación Infantil se constituye como una etapa educativa propia, con unas determinadas características, unos objetivos y contenidos específicos y una metodología orientada al desarrollo global del niño.

 

Toda actuación educativa necesita de una organización, una planificación cuidadosa que permita la consecución de los objetivos propuestos. También ha de tener en cuenta el entorno y las características socio culturales de los niños a los que va dirigida. Todo ello ha de reflejarse en la Propuesta Pedagógica que se inspirará tanto en la legislación vigente como en el propio Proyecto Educativo del Centro y servirá, así mismo, como punto de partida para establecer las concreciones que nos ayuden en la elaboración de la programación anual y en el desarrollo de las diferentes unidades didácticas, centros de interés o proyectos de trabajo.

 

Entre los tres y los seis años, el niño experimenta una considerable evolución. Comienza este segundo ciclo de la Educación Infantil con limitaciones en relación al control de su propio cuerpo, una socialización y una capacidad de comunicación limitadas y un mundo afectivo incipiente. A los seis años, el niño tiene ya un considerable dominio del espacio, un interés por relacionarse con los demás y un universo afectivo más amplio y rico en experiencias. A lo largo de este ciclo empieza a comprender el ambiente inmediato y a manejarse en nuevas situaciones. El juego, la experimentación y la realización de actividades de carácter globalizado nos parecen un medio eficaz para conseguirlo.

Las peculiaridades más relevantes de los alumnos y las alumnas de edades comprendidas entre los tres y los seis años son las siguientes:

 

Niños y niñas de tres a cuatro años

 

Centran su actividad en los juegos motores, cantan, bailan y escuchan música. Son niños que realizan movimientos gruesos y finos: hacen continuos desplazamientos, suben escaleras, saltan, cogen una pelota grande con las dos manos, caminan de puntillas, hacen puzzles, construyen torres de más de quince piezas, chutan al balón, controlan la marcha perfectamente en su inicio y frenada, aunque todavía no controlan mucho los giros.

 

Se interesan por conocer su propio cuerpo y el de los demás: observan su imagen en el espejo y disfrutan disfrazándose y pintándose. También son capaces de descubrir qué parte de la figura humana está incompleta, completarla e identificarse como niño o niña.

 

Continúan trabajando en consolidar logros en el ámbito de la higiene y cuidado personal, utilizan los cubiertos para comer, se visten y se desvisten con ayuda, etc.

 

Muestran sus primeras estrategias de inserción social: les gusta participar en actividades grupales, saludan a personas que conocen, prestan atención a las demandas de los adultos, al inicio de la etapa juegan junto con otros niños y niñas, y poco a poco juegan con ellos/as  y empiezan a compartir los juguetes. Siguen reglas básicas de utilización de objetos y espacios imitando lo que hacen otros.

Niños y niñas de cuatro a cinco años

 

Centran su interés en la realización de movimientos cada vez más precisos como caminar sobre una línea en equilibrio, recortar y pegar cosas sencillas, bajar escalones con alternancia de los pies, pedalear en un triciclo, etc.

 

Se sirven de los juegos simbólicos como recurso natural de expresión y representación de situaciones cotidianas que viven y les preocupan. Se caracterizan con cualquier objeto cotidiano para simular acciones que viven.

 

Hablan en voz alta continuamente para regular sus acciones. Dibujan la figura humana con sus partes básicas (cabeza, trono y extremidades), se dibujan a sí mismos en situaciones habituales (en casa, en el colegio).

 

Continúan trabajando con creciente autonomía en el cuidado personal e higiene. Van al baño solo, colaboran en la limpieza y recogida (del aula y del hogar) tanto con los adultos como con los compañeros y compañeras.

 

Su comportamiento social es cada vez más adaptado: piden permiso para usar los juguetes y objetos de uso colectivo, piden ayuda cuando tienen dificultades, participan en conversaciones colectivas, piden por favor y dan las gracias. Hablan continuamente y buscan la aprobación del adulto intentando agradarle repitiendo lo que él dice y haciéndole continuas preguntas.

 

Niños y niñas de cinco a seis años

 

   Estos niños y niñas poseen las siguientes características:

  • Consolidan los logros que han alcanzado en su cuidado personal. Se sienten cada vez más seguros en sus habilidades motrices: trepan por escaleras, se columpian, saltan escalones, saltan a la pata coja, patinan. En motricidad fina recortan figuras sin desviarse de la silueta, trazan números y letras, etc.



  • Se interesan por los cuentos y carteles y lo que pone en ellos, expresan sus preferencias en los cuentos. Conocen varias letras y disfrutan jugando con ellas a poner sus nombres y cosas de su interés.



  • Inventan historias fantásticas y les gusta que se las cuenten; disfrutan hablando con los demás contando lo que han hecho; cuentan cuentos y chistes sencillos; definen palabras y preguntan las que no comprenden; hablan de cosas no presentes claramente (lo que han hecho en el colegio, a qué jugarán con los primos).



  • En cuanto al comportamiento social, participan en conversaciones colectivas respetando normas básicas y pueden verbalizar y explicar a los demás las reglas del juego o cómo realizar una actividad; son capaces de pertenecer a un grupo estable de juego, colaborar en la consecución de un objetivo común. Escogen a sus amigos y amigas con los que cada vez disfrutan más compartiendo sus juegos, interesándose por aprender distintos juegos sociales y de reglas.

 

Primaria

En la etapa de Educación Primaria da comienzo la escolaridad obligatoria, lo que propicia que puedan concurrir a ella los alumnos y las alumnas que hayan cursado Educación Infantil junto a otros que accedan a la educación institucional por primera vez, planteándose problemáticas diferentes que será preciso tratar convenientemente.

 

Mientras que los niños y las niñas con experiencia escolar anterior requieren continuidad y coherencia, en esta nueva etapa los de nuevo acceso no tendrán más remedio que adaptarse a un entorno diferente del de su hogar, con una disciplina que supondrá un reajuste interno importante en su comportamiento habitual. Asimismo, desde el principio, deberán saber que el objetivo principal de su asistencia al colegio no es otro que aprender, lo que puede crearles ciertas tensiones y obligará a los profesores y profesoras a emplear estrategias metodológicas de atención personalizada.

 

En función de estos parámetros, la Educación Primaria cumple la importante misión de socialización y compensación, correspondiéndose con el inicio de la adquisición por el alumnado de destrezas instrumentales básicas (lectura, escritura y cálculo) y su aplicación al medio y a su cultura, y con el desarrollo de su heteronomía, hasta llegar a su autonomía personal, espacial y temporal, así como intelectual, social y moral.

 

Durante la etapa, poco a poco, se irán afianzando las destrezas básicas mediante técnicas de trabajo que faciliten su acercamiento al análisis de la realidad de una forma más racional y objetiva. Las tareas adquirirán una complejidad creciente que se verá facilitada por el aprendizaje cooperativo, iniciándolos en sus primeras experiencias autónomas. Todo este proceso requiere una adecuada atención a la diversidad, en función de las diferencias individuales y de los distintos ritmos de aprendizaje.

 

Sintéticamente, los rasgos evolutivo-madurativos y los aspectos psicopedagógicos de esta etapa de Educación Primaria son los siguientes:

 

1.- Creciente capacidad de abstracción y nueva construcción de lo real

  1. a)  Posibilidad de un aprendizaje sistemático de códigos convencionales (lecto-escritura, cálculo, lenguaje musical, códigos de representación espacial y temporal, etc.) y su uso de forma fluida.
  2. b)  Capacidad para apreciar y disociar cualidades de los objetos y fenómenos (cantidad, longitud, distancia, peso, volumen, etc.).
  3. c)  Capacidad para construir abstracciones cuyo significado parte de su propia experiencia, aislando las cualidades de los objetos y estableciendo relaciones entre ellos mediante atributos, características y propiedades.
  4. d)  Posibilidad de un conocimiento cada vez más sistemático y elaborado (científico), no exclusivamente a través de la experiencia.
  5. e)  Desarrollo y afianzamiento progresivo de actitudes, como la curiosidad intelectual, la necesidad de observación y control de la realidad, el interés por la explicación, etc., que dan acceso al mundo científico.

f )  Construcción de un espacio y un tiempo objetivos y mensurables.

 

2.- Lenguaje y autonomía

  1. a)  Despliegue de su total funcionalidad, dada la capacidad de análisis de la propia lengua y de reflexión sobre los productos lingüísticos, lo que mejora la comprensión y la expresión.
  2. b)  Dominio cualitativo de la coordinación lingüístico-psicomotriz (neuromotriz, perceptomotriz, óculo-manual, etc.).
  3. c)  Trasvase progresivo de la heteronomía a la autonomía intelectual, social y moral, lo que potencia la autonomía del propio aprendizaje.

 

3.- Interacción social y autoconcepto

  1. a)  Consolidación de la identidad.
  2. b)  Concienciación de las capacidades y limitaciones.
  3. c)  Aumento del control emocional.
  4. d)  Evaluación de la propia situación en el entorno.
  5. e)  Aceptación de las normas y del punto de vista de los demás.

f )  Adaptación a la vida escolar.

  1. g)  Interacción con los demás.
  2. h)  Convivencia en grupo.

i )  Aumento del autoconcepto, la autoestima y la eficacia.

 

En suma, esta etapa debe proporcionar al alumnado:

  1. a)  La formación integral que facilite el desarrollo armónico de su personalidad.
  2. b)  La madurez necesaria correspondiente a esta etapa del ciclo vital.
  3. c)  El tratamiento adecuado de sus diferencias individuales.
  4. d)  La posibilidad de realizar un aprendizaje constructivo.
  5. e) El conocimiento y el dominio personal y del medio básicos.
  6. f) El dominio de las herramientas básicas instrumentales del conocimiento.
  7. g) El desarrollo de la cognición-metacognición y la motivación (aprendizaje autorregulado).
  8. h)  La consolidación de su socialización y su autoestima.

 

Las peculiaridades más relevantes de los alumnos y las alumnas en esta etapa, que van a condicionar de forma decisiva la intervención docente en el aula, son las siguientes: 

 

Desarrollo afectivo

 

Primer ciclo

  1. a)  Mejoran el control emocional (incentivo-motivo) y desarrollan los sentimientos.
  2. b)  Dependen todavía de los referentes más significativos (padres, docentes, etc.).

 

Segundo ciclo

  1. a)  Estabilizan el control emocional y asientan y mejoran sus sentimientos.
  2. b) Inician su independencia respecto a los referentes más significativos, de camino hacia la autonomía.

 

Tercer ciclo

  1. a)  Adquieren una madurez relativa en el control emocional y en los sentimientos.
  2. b)  Culminan la independencia progresiva de los referentes más significativos e inician su autonomía real al finalizar este ciclo.

 

Desarrollo psicomotor

 

Primer ciclo

  1. a)  Consolidan el esquema corporal: tono, relajación y respiración.
  2. b) Controlan las conductas motrices de base: postura, equilibrio y coordinación.
  3. c)  Asientan las conductas neuromotrices: lateralidad, paratonías y sincinesias.
  4. Dominan las conductas perceptomotrices: estructuración espacial, estructuración temporal y ritmo.
  5. e)  Perfeccionan la psicomotricidad gruesa y la fina.

 

Todas estas variables son fundamentales para la consolidación de la madurez lecto-escritora, imprescindible para un aprendizaje eficaz.

 

Segundo ciclo

  1. a)  Conocimiento y dominio del esquema corporal.
  2. b)  Conocimiento y dominio de las conductas motrices de base.
  3. c)  Conocimiento y dominio de las conductas neuromotrices.
  4. d)  Conocimiento y dominio de las conductas perceptomotrices.
  5. e)  Conocimiento y dominio de la psicomotricidad gruesa y de la fina.

 

El dominio de la psicomotricidad va a permitir mejorar sustancialmente la comprensión y la expresión de diferentes lenguajes, particularmente del escrito.

 

Tercer ciclo

  1. a)  Madurez en el conocimiento y en el dominio de la motricidad gruesa y fina, en el espacio y en el tiempo.
  2. b)  Madurez en el conocimiento y en el dominio de la psicomotricidad gruesa y fina, en el espacio y en el tiempo (conductas ligadas al esquema corporal, conductas motrices de base, conductas neuromotrices, conductas perceptomotrices y conductas ligadas al movimiento: agilidad, flexibilidad, precisión, fuerza, resistencia, velocidad, etc.).

 

Estos avances permiten explorar y tomar conciencia de las propias posibilidades motrices, psicomotrices, expresivas y lúdicas. En suma, del cuerpo de forma progresiva e integral, así como de las exigencias que plantean su cuidado y su desarrollo armónico.

 

Desarrollo cognitivo

Primer ciclo

  1. a)  Se encuentran en el estadio evolutivo-madurativo de su desarrollo intelectual de las operaciones concretas, lo que implica la necesidad de manipular (objetos, lenguaje, etc.) para la formación de conceptos y su categorización, aunque estos sean todavía muy elementales.
  2. b)  Pasan de la inteligencia práctica-intuitiva a la operativa (diversidad y organización de operaciones), conociendo a través de su experiencia personal y cotidiana, evolucionando progresivamente hacia la lógica.
  3. c)  Hacen girar la realidad en torno a su persona y su actividad.
  4. d)  Detectan y manejan símbolos y signos, que les permiten aprender e incorporarse a los códigos convencionales.
  5. e)  Utilizan un pensamiento sincrético y analógico, relacionando los elementos por yuxtaposición, percibiendo globalmente la realidad, estableciendo analogías sin realizar análisis ni deducciones, procediendo inductiva e intuitivamente.
  6. f)   Adquieren progresivamente el pensamiento causal, lo que les facilita la explicación real de los hechos, liberándolos del subjetivismo y el egocentrismo, estableciendo el límite entre el yo y la realidad.
  7. g)  Manifiestan gran curiosidad intelectual; le interesa el porqué de las cosas.
  8. h)  Usan la repetición y la organización, las estrategias de lenguaje escrito (madurez), el estudio, la atención y la memoria.
  9. i)   Avanzan en el conocimiento de hechos (declarativo) y procesos (procesual).
  10. j)   Conceptualizan el número y sus operaciones.
  11. k)  Realizan clasificaciones y seriaciones.
  12. l)   Inician y desarrollan la descentración, la reversibilidad y la conservación.
  13. m) Inician y desarrollan las operaciones aritméticas, lógicas, físicas (materia, peso y volumen), espaciales (topológicas, proyectivas y euclidianas), temporales y cinéticas.
  14. n)  Inician y desarrollan la metacognición.

ñ)  Desarrollan progresivamente la capacidad de observación.

  1. o)  Toman conciencia de la permanencia del objeto, de sus cualidades y de la importancia de sus cambios, lo que facilita el trabajo con nociones físicas y matemáticas, y con procesos cíclicos de transformación.
  2. p)  Mejoran la función de representación de su pensamiento, ampliando la concepción del espacio y el tiempo, todavía de forma elemental.
  3. q)  Desarrollan funcionalmente el lenguaje, lo que determinará la estructuración de su pensamiento.

Segundo ciclo

  1. a)  Se encuentran en el mismo estadio evolutivo-madurativo de desarrollo intelectual, aunque cada vez necesitan manipular menos para formar conceptos y catalogarlos, se nota ya mayor nivel.
  2. b)  La inteligencia es cada vez más operativa y lógica.
  3. c)  La realidad pasa a ser más objetiva progresivamente.
  4. d)  Dominan el manejo de símbolos y signos de códigos convencionales, lo que favorece la capacidad de representación y el aprendizaje de la lengua escrita, la numeración, la representación espacial y gráfica, y la lectura de la imagen.
  5. e)  Pasan de la explicación por yuxtaposición (organizando y explicando la totalidad en fragmentos sin conexión coherente) a la lógica (por categorías socialmente elaboradas y facilitadas por los adultos).
  6. f) Incrementan la capacidad de introspección, con lo que el pensamiento es cada vez más causal y comienza a ser más analítico y deductivo.
  7. g)  Experimentan un cambio cualitativo en el modo de organizar la realidad.
  8. h)  Manifiestan mayor curiosidad intelectual.
  9. i)   Consolidan la noción de conservación.
  10. j)  Observan cambios en situaciones y fenómenos del mundo físico y pueden describirlos, comparándolos y estableciendo relaciones de diferencias y semejanzas.
  11. k)  Afianzan la diferencia entre los hechos y fenómenos físicos y los psicológicos.
  12. l)   Exploran las características de los materiales que utilizan.
  13. m) Utilizan cada vez mejor las estrategias del lenguaje, el estudio, la atención y la memoria comprensiva.
  14. n)  Mejoran sustancialmente su conocimiento, operando mejor de manera progresiva.

ñ)  Desarrollan la metacognición a través de la autorregulación de su actividad.

  1. o) Incrementan la capacidad lingüística, consolidando la lengua materna y ofreciendo la posibilidad de enseñarles una segunda lengua.

 

En general, se reafirman las adquisiciones del ciclo anterior y se potencian nuevos desarrollos que serán básicos para el siguiente ciclo, donde se culminará el período de las operaciones concretas, introductorio de las operaciones formales, que lleva a la autonomía personal.

Tercer ciclo

  1. a)  Culminan el estadio evolutivo-madurativo de las operaciones concretas, introduciéndose paulatinamente en el de las operaciones formales, lo que facilita el tránsito del mundo de lo concreto y de lo real al mundo de lo abstracto y de lo posible. Ello permite el desarrollo de las capacidades para construir abstracciones cuyo significado se origina en la propia experiencia, y para aislar las cualidades de los objetos y establecer relaciones entre ellos mediante atributos, características y propiedades.
  2. b)  Consiguen la madurez lógico-operativa e inician la especulativa, lo que facilita la posibilidad de un conocimiento cada vez más elaborado (científico), no solo a través de la experiencia.
  3. c)  Alcanzan la percepción objetiva, instrumental y especulativa de la realidad, desarrollando la curiosidad intelectual, la observación, el control de los procesos de intervención, el interés por la explicación rigurosa, la interpretación de los resultados, la generalización, etc.
  4. d)  Dominan símbolos y signos, aumentando sus posibilidades de aprendizaje sistemático (lecto-escritura, sistemas de numeración, lenguaje musical, códigos de representación espacial, etc.) y de su utilización (buscando y elaborando nuevas informaciones, reestructurando las que ya se poseen, relacionándolas con las conclusiones y construyendo el conocimiento de sí mismos, y del mundo que nos rodea).
  5. e)  Desarrollan las capacidades para apreciar y disociar las cualidades de los objetos y fenómenos (cantidad, longitud, distancia, peso, volumen, movimiento, etc.), lo que implica percibir y tomar conciencia de la realidad y la estabilidad de los objetos, sus cualidades y sus cambios; construir un importante conjunto de nociones físicas y matemáticas, y trabajar en la comprensión de los procesos de transformación y de la existencia y funcionamiento de regularidades y ciclos (del agua, de las plantas, etc.).

 

En suma, culminan la etapa con la madurez de las capacidades que llevan al conocimiento y dominio de sí mismos, esencial para poder conocer y dominar el mundo que nos rodea, facilitando la construcción de la autonomía intelectual, moral y social a través de la autonomía en el propio proceso de aprendizaje.

 

Desarrollo de la personalidad

 

Primer ciclo

  1. a)  Consolidan progresivamente su autoconcepto, su autoestima y su eficacia.
  2. b)  Mejoran y estabilizan la estima de los demás.
  3. c)  Definen el carácter.
  4. d)  Mantienen una sexualidad latente.
  5. e)  Adaptación progresiva a la escuela.

 

Construyen progresivamente su personalidad, partiendo de la toma de conciencia de sí mismos y de su estima y la de los demás.



Segundo ciclo

  1. a)  Asientan su identidad, estabilizando y mejorando las características del anterior ciclo: autoconcepto, autoestima, eficacia y la estima de los demás.
  2. b)  Regulan el carácter.
  3. c)  Mantienen la latencia sexual.
  4. d)  Desarrollan una gran capacidad de esfuerzo y entusiasmo.

 

Aumentan sus posibilidades, asentando y mejorando su autoconcepto, autoestima, eficacia y carácter.

 

Tercer ciclo

  1. a)  Consolidan su identidad, tomando conciencia y aceptando sus propias capacidades y limitaciones y la de los demás, dando solidez a su autoconcepto, autoestima y eficacia.
  2. b)  Dominan el carácter y controlan sus impulsos.
  3. c)  Inician la pubertad, con la maduración de los caracteres sexuales secundarios y la culminación de la madurez sexual.

 

En general, consolidan su identidad, dando paso al comienzo de la autonomía personal (de aprendizaje, intelectual, moral y social).

 

Desarrollo social

 

Primer ciclo

  1. a)  Profundizan en el conocimiento interpersonal (interés por las características de los demás) y las relaciones (yo comunitario = amigos).
  2. b)  Manifiestan un razonamiento y comportamiento moral diversificado.
  3. c)  Consolidan y amplían su proceso de socialización, relacionándose con los demás, respetando reglas, dialogando-escuchando y cooperando.
  4. d)  Se inician ciertos comportamientos autónomos dentro de la heteronimia que viven.
  5. e)  A través del juego pasan de la anomia a la heteronimia y a la autonomía.

 

Van pasando progresivamente del egoísmo propio de la etapa anterior al conocimiento, aceptación y relación con los demás.

 

Segundo ciclo

  1. a)  Se interesan por la cooperación y la participación.
  2. b)  Desarrollan la capacidad para aceptar el punto de vista de los demás (reducción del egocentrismo).
  3. c) Descubren intereses comunes, relacionándose aún más con los demás, respetando las normas y tomando decisiones conjuntas.
  4. d)  Adquieren paulatinamente más autonomía.
  5. e)  Se integran progresivamente en otros ambientes sociales fuera del ámbito familiar.
  6. f)   El grupo de iguales comienza a ser muy importante para ellos.

A partir de intereses comunes, intensifican las relaciones con los demás, estableciendo lazos profundos de amistad.

 

Tercer ciclo

  1. a)  Se incrementa la interacción entre iguales y la convivencia en grupo: cooperando, participando y estrechando lazos de amistad.
  2. b)  Avanzan notablemente en el conocimiento, la empatía y la aceptación de los demás.
  3. c)  Aprenden normas y se desenvuelven con facilidad en sistemas de organización social.
  4. d)  Progresan en la construcción de una moral autónoma, asimilando sistemas de valores y creencias y desarrollando actitudes positivas.
  5. e)  El grupo de iguales adquiere su mayor relieve.

 

En general, se culmina la fase heterónoma con la inestimable ayuda del grupo de iguales y del juego, básicos para la introducción y la construcción de la autonomía personal y social.

 

En suma, los tres ciclos de la Educación Primaria se caracterizan por:

 

Primer ciclo (6-8 años)

Comienzo de la escolaridad obligatoria.

–  Necesidad de atención a los alumnos y las alumnas de diversa procedencia en cuanto a sus aprendizajes previos.

–  Existencia aún de una gran dependencia del alumnado respecto al profesorado y al núcleo familiar, tanto en el plano afectivo como en el del desarrollo del trabajo.

–  Principales características:

–  Inicio de la adquisición de las destrezas instrumentales básicas.

–  Aplicación de estas a la obtención de determinadas capacidades y conocimientos culturales.

 

Segundo ciclo (8-10 años)

–  Empieza a haber una mayor capacidad en los alumnos y las alumnas para interesarse por aspectos más detallados de la realidad, lo que facilitará la ampliación de los campos del conocimiento que se aborden.

–  Adquiere mayor relevancia el trabajo cooperativo, y el individual empieza a ser cada vez más autónomo.

–  La dependencia afectiva del alumnado hacia el profesorado se va reduciendo.

–  Principales características:

–  Afianzamiento de las destrezas iniciadas en el ciclo anterior.

–  Introducción de nuevas técnicas y estrategias de trabajo, que van a facilitar el conocimiento y el dominio del medio.

 

Tercer ciclo (10-12 años)

–  Ampliación de los intereses de los alumnos y las alumnas más allá de la realidad inmediata y desarrollo de la curiosidad hacia otras realidades.

–  Autonomía suficiente del alumnado respecto al profesorado.

–  Capacidad para considerar e integrar distintos puntos de vista para participar en trabajos de equipo.

–  Principales características:

–  Perfeccionamiento de las destrezas básicas.

–  Planteamiento de tareas de mayor complejidad intelectual.

  • Dominio de las técnicas de trabajo intelectual.

 

Secundaria

La Educación Secundaria Obligatoria coincide con uno de los períodos más importantes y críticos del desarrollo personal: la adolescencia. Toda una experiencia, apasionante y compleja, llena de importantes cambios físicos, personales y sociales. Este torrente de cambios influye de manera notable en el carácter de los chicos y las chicas, en su comportamiento y, por supuesto, en el rendimiento escolar.

 

Cada niño y cada niña poseen unas pautas y un ritmo individual de crecimiento, determinado por su ámbito sociocultural, que marca las diferencias y la diversidad en un mismo nivel de desarrollo.  Los rasgos que definen la personalidad en esta etapa de la adolescencia son:



  • Aceleración del desarrollo físico

La pubertad se manifiesta con fuertes e imparables cambios físicos: aumentan la estatura y el peso, cambia la voz, tienen lugar importantes cambios en los órganos sexuales, aparece vello corporal y facial, se desarrollan los senos… Chicos y chicas viven este proceso preocupados por su imagen, lo que afecta, en ocasiones, a su autoestima.



  • Conflictos emocionales y egocentrismo

No es fácil abandonar definitivamente la infancia; al adolescente le encantaría ser mayor, pero le asustan y le desconciertan los rápidos cambios que experimenta. No es extraño, por tanto, que se produzcan irregularidades en su temperamento o que experimente fuertes emociones y sentimientos; todo ello, además, vivido generalmente con un marcado egocentrismo.

 

–  Gran desarrollo de las capacidades intelectuales y cognitivas

Con el inicio de la pubertad, comienza a despertarse el pensamiento abstracto o formal, es decir, se desarrolla la capacidad para empezar a pensar de forma más científica y reflexiva. Chicas y chicos serán cada vez más capaces de realizar actividades que impliquen procesos de argumentación, formulación y comprobación de hipótesis y resolución de problemas.

 

–  Cambios en las relaciones sociales

En este período se produce una progresiva emancipación del ámbito familiar y aparece con fuerza el sentido de la amistad y del grupo. Los adolescentes comenzarán a compartir, con mayor intensidad, metas, intereses y valores comunes. Es el momento en que igualan su forma de vestir, las formas de expresión, los gustos musicales, etc., y empiezan a mostrar interés por el sexo.

 

FPB

La formación profesional es el nivel educativo que prepara a los alumnos para una actividad profesional y les capacita para el desempeño cualificado de las distintas profesiones.

La principal finalidad de la formación profesional en el sistema educativo es la de preparar a los alumnos para la actividad en un campo profesional y facilitar su adaptación a las modificaciones laborales que pueden producirse a lo largo de su vida.

Así pues, estas enseñanzas tienen por objeto conseguir que los alumnos adquieran las capacidades que les permitan, entre otros logros:

  • Desarrollar la competencia general correspondiente a la cualificación o cualificaciones objeto de los estudios realizados.
  • Comprender la organización y características del sector productivo correspondiente, así como los mecanismos de inserción profesional; conocer la legislación laboral y los derechos y obligaciones que se derivan de las relaciones laborales.
  • Aprender por sí mismos y trabajar en equipo, así como formarse en la prevención de conflictos y en la resolución pacífica de los mismos en todos los ámbitos de la vida personal, familiar y social.
  • Trabajar en condiciones de seguridad y salud, así como prevenir los posibles riesgos derivados del trabajo.
  • Afianzar el espíritu emprendedor para el desempeño de actividades e iniciativas profesionales.

 

 

5.2. OBJETIVOS GENERALES DE ETAPA.

Infantil

      Decreto 100/2023, de 9 de mayo, por el que se establece la ordenación y el currículo de la etapa de Educación Infantil en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

   Los objetivos establecen las capacidades que  nuestros alumnos deben conseguir al finalizar el proceso educativo, nos referimos, como mínimo, a cinco grandes tipos de capacidades: 

 

1.- Cognitivas o intelectuales 

2.- Psicomotrices, 

3.- Afectivas, 

4.- De relación interpersonal 

5.- De actuación e inserción social. 

La etapa de Educación Infantil contribuirá a desarrollar en el alumnado las capacidades que le permitan:

  1. a) Conocer su propio cuerpo y el de los otros, así como sus posibilidades de acción y aprender a respetar las diferencias.
  2. b) Observar y explorar su entorno familiar, natural y social, y participar en algunas manifestaciones culturales y artísticas de su entorno, teniendo en cuenta su diversidad, así como el desarrollo de actitudes de interés, aprecio y respeto hacia la cultura andaluza, la pluralidad cultural y el entorno natural andaluz.
  3. c) Adquirir progresivamente autonomía en sus actividades habituales, favoreciendo la adquisición de hábitos de vida saludable, y desarrollar valores relacionados con la conservación del medio ambiente y la sostenibilidad.
  4. d) Desarrollar sus capacidades emocionales y afectivas.
  5. e) Relacionarse con los demás en igualdad y adquirir progresivamente pautas elementales de convivencia y relación social, así como ejercitarse en el uso de la empatía y la resolución pacífica de conflictos, evitando cualquier tipo de violencia.
  6. f) Desarrollar habilidades comunicativas en diferentes lenguajes y formas de expresión, y conocer el patrimonio lingüístico, social y cultural andaluz, asegurando la accesibilidad comunicativa.
  7. g) Iniciarse en el movimiento, el gesto y el ritmo y en las habilidades lógicomatemáticas, en la lectura y en la escritura.
  8. h) Promover, aplicar y desarrollar las normas sociales que fomentan la igualdad entre hombres y mujeres, favoreciendo el logro de una sociedad libre e igualitaria.

Primaria

Decreto 101/2023, de 9 de mayo, por el que se establece la ordenación y el currículo de la etapa de Educación Primaria en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

La etapa de Educación Primaria contribuirá a desarrollar en el alumnado las capacidades que le permitan:

  1. a) Conocer y apreciar los valores y las normas de convivencia, aprender a obrar de acuerdo con ellas de forma empática, prepararse para el ejercicio activo de la ciudadanía y respetar los derechos humanos, así como el pluralismo propio de una sociedad democrática.
  2. b) Desarrollar hábitos de trabajo individual y de equipo, de esfuerzo y de responsabilidad en el estudio, así como actitudes de confianza en sí mismo, iniciativa personal, sentido crítico, curiosidad, interés y creatividad en el aprendizaje y espíritu emprendedor.
  3. c) Adquirir habilidades para la resolución pacífica de conflictos y la prevención de la violencia, que le permitan desenvolverse con autonomía en el ámbito escolar y familiar, así como en los grupos sociales con los que se relaciona.
  4. d) Conocer, comprender y respetar las diferentes culturas, así como las diferencias entre las personas, la igualdad de derechos y oportunidades de hombres y mujeres y la no discriminación de personas por motivos de etnia, orientación o identidad sexual, religión o creencias, discapacidad u otras condiciones, así como reconocer la interculturalidad existente en Andalucía.
  5. e) Conocer y utilizar de manera apropiada la lengua castellana y desarrollar hábitos de lectura.
  6. f) Adquirir en, al menos, una lengua extranjera la competencia comunicativa básica que le permita expresar y comprender mensajes sencillos y desenvolverse en situaciones cotidianas.
  7. g) Desarrollar las competencias matemáticas básicas e iniciarse en la resolución de problemas que requieran la realización de operaciones elementales de cálculo, conocimientos geométricos y estimaciones, así como ser capaces de aplicarlos a las situaciones de su vida cotidiana.
  8. h) Conocer los aspectos fundamentales de las Ciencias de la Naturaleza, las Ciencias Sociales, la Geografía, la Historia y la Cultura, así como reconocer, valorar y proteger la riqueza patrimonial, paisajística, social, medioambiental, histórica y cultural de su Comunidad.
  9. i) Desarrollar las competencias tecnológicas básicas e iniciarse en su utilización, desarrollando un espíritu crítico ante su funcionamiento y los mensajes que recibe y elabora.
  10. j) Utilizar diferentes representaciones y expresiones artísticas, e iniciarse en la construcción de propuestas visuales y audiovisuales.
  11. k) Valorar la higiene y la salud, aceptar el propio cuerpo y el de las demás personas, respetar las diferencias propias y ajenas y utilizar la educación física, el deporte y la alimentación como medios para favorecer el desarrollo personal y social.
  12. l) Conocer y valorar los animales más próximos al ser humano y adoptar modos de comportamiento que favorezcan la empatía y su cuidado.
  13. m) Desarrollar capacidades afectivas en todos los ámbitos de su personalidad y en sus relaciones con las demás personas, así como una actitud contraria a la violencia, a los prejuicios de cualquier tipo y a los estereotipos sexistas.
  14. n) Desarrollar hábitos cotidianos de movilidad activa, autónoma y saludable, fomentando la educación vial y actitudes de respeto que incidan en la prevención de los accidentes de tráfico.

ñ) Conocer y apreciar la peculiaridad lingüística andaluza en todas sus variedades.

  1. o) Conocer y respetar el patrimonio cultural de Andalucía, partiendo del conocimiento y de la comprensión de nuestra cultura, reconociendo a Andalucía como comunidad de encuentro de culturas.

 

Los objetivos establecen las capacidades que los alumnos y las alumnas deben conseguir al finalizar esta etapa educativa, refiriéndose dichas capacidades a las competencias básicas de la Educación Primaria.

 

Secundaria

Decreto 102/2023, de 9 de mayo, por el que se establece la ordenación y el currículo de la etapa de Educación Secundaria Obligatoria en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

La etapa de Educación Secundaria Obligatoria contribuirá a desarrollar en el

alumnado las capacidades que le permitan:

  1. a) Asumir responsablemente sus deberes, conocer y ejercer sus derechos en el respeto a las demás personas, practicar la tolerancia, la cooperación y la solidaridad entre las personas y grupos, ejercitarse en el diálogo afianzando los derechos humanos como valores comunes de una sociedad plural y prepararse para el ejercicio de la ciudadanía democrática.
  2. b) Desarrollar y consolidar hábitos de disciplina, estudio y trabajo individual y en equipo como condición necesaria para una realización eficaz de las tareas del aprendizaje y como medio de desarrollo personal.
  3. c) Valorar y respetar la diferencia de sexos y la igualdad de derechos y oportunidades entre ellos. Rechazar los estereotipos que supongan discriminación entre hombres y mujeres.
  4. d) Fortalecer sus capacidades afectivas en todos los ámbitos de la personalidad y en sus relaciones con los demás, así como rechazar la violencia, los prejuicios de cualquier tipo, los comportamientos sexistas y resolver pacíficamente los conflictos.
  5. e) Desarrollar destrezas básicas en la utilización de las fuentes de información para, con sentido crítico, adquirir nuevos conocimientos. Desarrollar las competencias tecnológicas básicas y avanzar en una reflexión ética sobre su funcionamiento y utilización.
  6. f) Concebir el conocimiento científico como un saber integrado, que se estructura en distintas disciplinas, así como conocer y aplicar los métodos para identificar los problemas en los diversos campos del conocimiento y de la experiencia.
  7. g) Desarrollar el espíritu emprendedor y la confianza en sí mismo, la participación, el sentido crítico, la iniciativa personal y la capacidad para aprender a aprender, planificar, tomar decisiones y asumir responsabilidades.
  8. h) Comprender y expresar con corrección, oralmente y por escrito, en la lengua castellana, textos y mensajes complejos, e iniciarse en el conocimiento, la lectura y el estudio de la literatura.
  9. i) Comprender y expresarse en una o más lenguas extranjeras de manera apropiada.
  10. j) Conocer, valorar y respetar los aspectos básicos de la cultura y la historia propia y de las demás personas, apreciando los elementos específicos de la historia y la cultura andaluza, así como otros hechos diferenciadores como el flamenco, para que sean conocidos, valorados y respetados como patrimonio propio.
  11. k) Conocer y aceptar el funcionamiento del propio cuerpo y el de las otras personas, respetar las diferencias, afianzar los hábitos de cuidado y salud corporales e incorporar la educación física y la práctica del deporte para favorecer el desarrollo personal y social. Conocer y valorar la dimensión humana de la sexualidad en toda su diversidad.

Valorar críticamente los hábitos sociales relacionados con la salud, el consumo, el cuidado, la empatía y el respeto hacia los seres vivos, especialmente los animales y el medioambiente, contribuyendo a su conservación y mejora, reconociendo la riqueza paisajística y medioambiental andaluza.

  1. l) Apreciar la creación artística y comprender el lenguaje de las distintas manifestaciones artísticas, utilizando diversos medios de expresión y representación.
  2. m) Conocer y apreciar la peculiaridad lingüística andaluza en todas sus variedades.
  3. n) Conocer y respetar el patrimonio cultural de Andalucía, partiendo del conocimiento y de la comprensión de nuestra cultura, reconociendo a Andalucía como comunidad de encuentro de culturas.

 

Además de los objetivos descritos en el apartado anterior, la Educación Secundaria Obligatoria en Andalucía contribuirá a desarrollar en el alumnado las capacidades que le permitan:

 

  1. a) conocer y apreciar las peculiaridades de la modalidad lingüística andaluza en todas sus variedades.

 

  1. b) conocer y apreciar los elementos específicos de la historia y la cultura andaluza, así como su medio físico y natural y otros hechos diferenciadores de nuestra comunidad, para que sea valorada y respetada como patrimonio propio y en el marco de la cultura española y universal.

 

Además y en concordancia con estos objetivos, desde el proyecto de dirección se pretende fomentar: 

  • La visión interdisciplinar del conocimiento. 
  • La aplicación de lo aprendido a las situaciones de la vida cotidiana, favoreciendo las actividades que capaciten para el conocimiento y análisis del medio que nos circunda. 
  • La consideración del mundo cercano como un instrumento para relacionar la experiencia del alumnado con los aprendizajes escolares. 
  • El aprovechamiento de las diversas fuentes de información, cultura, ocio y estudio presentes en la sociedad. 
  • La toma de conciencia sobre temas y problemas que afectan a todas las personas en un mundo globalizado: la salud, la pobreza en el mundo, el agotamiento de los recursos naturales, la contaminación, la violencia, el racismo, la inmigración, la desigualdad entre personas y entre pueblos. 
  • El análisis de las formas de exclusión social que dificultan la igualdad de los seres humanos y, de forma especial, la desigualdad de las mujeres. 
  • La valoración de las contribuciones más importantes para el progreso humano en los campos de la salud, el bienestar, las comunicaciones, las formas de gobierno y la difusión del conocimiento. 
  • La planificación de la propuesta educativa del alumnado en función de sus capacidades, motivaciones e intereses y la elaboración de recursos para la atención diversa. 
  • La asignación de tutores de grupo siguiendo criterios de idoneidad para minimizar la conflictividad en las aulas. 
  • Revisar medidas organizativas de atención a la diversidad (los agrupamientos flexibles, desdoble de instrumentales, …) 
  • Mejorar la orientación hacia los distintos itinerarios desde la ESO, contando con el profesorado y el equipo de Orientación.

 

FPB

  1. Las enseñanzas de formación profesional tienen por objeto conseguir que el alumnado adquiera el conocimiento, destreza, autonomía y responsabilidad para el desarrollo de las competencias profesionales, personales y sociales que les permitan:
  1. Ejercer la actividad profesional definida en la competencia general del programa formativo.
  2. Comprender la organización y características del sector productivo correspondiente, los mecanismos de inserción profesional, su legislación laboral y los derechos y obligaciones que se derivan de las relaciones laborales.
  3. Aprender a aprender y trabajar en equipo.
  4. Prevenir riesgos y resolver conflictos en todos los ámbitos de la vida personal, familiar y social.
  5. Prevenir los riesgos laborales y medioambientales y adoptar medidas para trabajar en condiciones de seguridad y salud.
  6. Desarrollar una identidad profesional motivadora de futuros aprendizajes y adaptaciones a la evolución de los procesos productivos y al cambio social.
  7. Potenciar la creatividad, la innovación y la iniciativa emprendedora.
  8. Utilizar las tecnologías de la información y la comunicación, así como las lenguas extranjeras necesarias en su actividad profesional.
  9. Comunicarse de forma efectiva en el desarrollo de la actividad profesional y personal.
  1. La formación profesional también fomentará la igualdad efectiva de oportunidades para todos, con especial atención a la igualdad entre hombres y mujeres.
  2. En estas enseñanzas se prestará una atención adecuada, en condiciones de accesibilidad y con los recursos de apoyo necesarios, en cada caso, a las personas con discapacidad.
  3. Asimismo, la formación profesional posibilitará el aprendizaje a lo largo de la vida, favoreciendo la incorporación de las personas a las distintas ofertas formativas y la conciliación del aprendizaje con otras responsabilidades y actividades.

 

 

5.3. PROCEDIMIENTOS Y CRITERIOS DE EVALUACIÓN, PROMOCIÓN Y TITULACIÓN DEL ALUMNADO.

 

Normas generales de la ordenación de la evaluación 

 

 

Normativa de referencia: Instrucciones de 16 de diciembre del 2021 de la Secretaría General de Educación y Formación Profesional, por la que se establecen directrices sobre determinados aspectos de la evaluación y la promoción en la Educación Primaria, así como en la evaluación, la promoción y la titulación en la Educación Secundaria Obligatoria, el Bachillerato y la Formación Profesional de Andalucía para el curso 2021/2022.

 

De acuerdo con lo dispuesto en el REAL DECRETO 984/2021, de 16 de noviembre, por el que se regulan la evaluación y la promoción en la Educación Primaria, así como la evaluación, la promoción y la titulación en la Educación Secundaria Obligatoria y la Formación Profesional (BOE 17-11-2021).

 

El Real Decreto 95/2022, de 1 de febrero, por el que se establece la ordenación y las enseñanzas mínimas de la Educación Infantil, recoge los objetivos, fines y principios generales y pedagógicos de la etapa ya definidos por la ley, y establece además las competencias clave del conjunto de la etapa y las áreas en las que se organizan sus contenidos educativos. Asimismo, describe las competencias específicas previstas para cada una de dichas áreas, así como los criterios de evaluación y los saberes básicos establecidos para cada ciclo dentro de las mismas. Finalmente, indica que estos elementos curriculares, junto con los objetivos de la etapa, conforman las enseñanzas mínimas, y encomienda a las administraciones educativas establecer el currículo que será de aplicación en sus respectivos ámbitos territoriales, y del que formarán parte, en todo caso, dichas enseñanzas mínimas.

 

 

Infantil

 

La evaluación será global, por cuanto deberá referirse al conjunto de capacidades expresadas en los objetivos generales, adecuados al contexto sociocultural del centro y a las características propias del alumnado. Tendrá un carácter continuo al ser un proceso en el que el tutor o tutora recoge de modo continuo, información sobre el proceso de enseñanza y aprendizaje. Y, asimismo, tendrá un carácter formativo, al proporcionar una información constante que permitirá mejorar tanto los procesos como los resultados de la intervención educativa.

 

La evaluación en esta etapa servirá para detectar, analizar y valorar los procesos de desarrollo del alumnado así como sus aprendizajes, siempre en función de las características personales de cada uno. A estos efectos, los criterios de evaluación se utilizarán como referentes para la identificación de las posibilidades y dificultades de cada alumno o alumna y para observar su proceso de desarrollo y los aprendizajes adquiridos.

 

La evaluación del aprendizaje del alumnado corresponderá a la persona que ejerza la tutoría, que recogerá, en su caso, la información proporcionada por otros profesionales que puedan incidir en el grupo o atiendan a algún alumno o alumna en particular. Dicha evaluación se realizará preferentemente a través de la observación continua y sistemática del alumnado y de las entrevistas con la familia.

 

Para la evaluación, tanto de los procesos de desarrollo como de los aprendizajes, se utilizarán distintas estrategias y técnicas. Se concederá especial importancia a la elaboración de documentación sobre la práctica docente y las experiencias de aula. Se avalarán y fundamentarán, de esa forma, las observaciones y valoraciones realizadas sobre los procesos de enseñanza y aprendizaje.

 

La valoración del proceso de aprendizaje se expresará en términos cualitativos, recogiéndose los progresos efectuados por el alumnado y, en su caso, las medidas de refuerzo y adaptación llevadas a cabo.

 

4.4.2.

 

Evaluación inicial

 

  1. Al incorporarse por vez primera un niño o niña a un centro de educación infantil el tutor o tutora, realizará una evaluación inicial en la que se recogerán los datos relevantes sobre su proceso de desarrollo de las capacidades contempladas en los objetivos de la etapa. Esta evaluación inicial incluirá la información proporcionada por el padre o madre y, en su caso, los informes médicos, psicológicos, pedagógicos y sociales que revistan interés para la vida escolar.

 

  1. Esta evaluación inicial se completará con la observación directa, que se realizará mediante técnicas o instrumentos que permitan recoger y consignar dicha información y que deberán decidirse por los profesionales del ciclo, así como reflejarse en el proyecto educativo.

 

  1. Asimismo, los centros que imparten el segundo ciclo, solicitarán a los centros de procedencia los datos oportunos del alumnado escolarizado en el primer ciclo. En todo caso, cualquier centro que escolarice a alumnado que haya asistido previamente a otro anterior, solicitará la información correspondiente al centro de procedencia.

 

Evaluación continua

 

  1. A lo largo de cada uno de los ciclos, y de forma continua, la persona que ejerza la tutoría utilizará las distintas situaciones educativas para analizar los progresos y dificultades de su alumnado, con el fin de ajustar la intervención educativa para estimular el proceso de aprendizaje.

 

  1. Se establecerán, al menos, tres sesiones de evaluación a lo largo del curso, sin perjuicio de otras que se establezcan en la propuesta pedagógica.

 

  1. Los objetivos didácticos guiarán la intervención educativa, constituirán el punto de referencia inmediato de la evaluación continua y permitirán encontrar los procedimientos de evaluación más adecuados a tales objetivos.

 

  1. El tutor o tutora recogerá y anotará los datos relativos al proceso de evaluación continua y elaborará, al finalizar cada curso escolar, un informe anual de evaluación individualizado en el que se reflejarán el grado de desarrollo de los diversos tipos de capacidades y las medidas de refuerzo y adaptación que, en su caso, hayan sido utilizadas.



En el proyecto educativo del centro se concretará la definición de los criterios de evaluación que, junto a las capacidades contempladas en los objetivos de la etapa, serán los referentes de la evaluación continua.

 

Evaluación final

 

  1. Al término de cada ciclo se procederá a la evaluación final del alumnado a partir de los datos obtenidos en el proceso de evaluación continua, teniendo como referencia los objetivos y los criterios de evaluación establecidos en el proyecto educativo.

 

  1. A la finalización del ciclo, el tutor o tutora elaborará un informe individualizado de final de ciclo que recogerá los logros y dificultades en su proceso de desarrollo y de aprendizaje.

 

Documentos de evaluación

 

Al inicio de la escolarización, en cada uno de los dos ciclos de la educación infantil, el centro abrirá un expediente personal del alumnado. En dicho expediente, que tendrá un formato de carpeta-dossier, se consignarán el nombre y apellidos del niño o la niña y los datos relativos al centro.

 

El expediente personal comprenderá, al menos:



  1. La ficha personal del alumno o alumna:

En ella se consignarán los datos de filiación y los familiares y, si los hubiera, los datos médicos, psicológicos y pedagógicos, pudiendo archivarse igualmente copia de aquellos documentos personales de cada niño o niña considerados de interés educativo. La custodia y archivo de la ficha personal corresponden a la secretaría del centro.



  1. Informe anual de evaluación individualizado:

El tutor o tutora elaborará un informe anual de evaluación individualizado al finalizar cada curso a partir de los datos obtenidos a través de la evaluación continua. La custodia de los informes anuales de evaluación individualizados corresponde a la persona que ejerza la tutoría del grupo de alumnos y alumnas mientras éstos se encuentren escolarizados en el centro.



  1. Informe individualizado de final de ciclo:

Al finalizar el alumnado cada uno de los ciclos de la etapa de educación infantil, el tutor o la tutora, con el fin de garantizar una atención individualizada y continuada, recogerá los datos más relevantes de los informes de cada curso y elaborará un informe individualizado de final de ciclo sobre los logros en su proceso de desarrollo y en la adquisición de los aprendizajes en relación con los objetivos establecidos. Asimismo, se hará constar los aspectos que más condicionen su progreso educativo y, en su caso, las medidas de refuerzo y adaptación que se hayan tomado. Estos informes se adjuntarán al expediente personal del alumno o alumna.

Cuando un alumno o alumna se traslade a otro centro, la secretaría del mismo solicitará al centro de procedencia la ficha personal del alumno o alumna, los resúmenes de la escolaridad, así como los informes de evaluación individualizados correspondientes a su escolarización en esta etapa educativa. El centro de procedencia conservará copia de los documentos durante tres años.



  1. Resumen de la escolaridad:

Los resúmenes de escolaridad, en el primer y segundo ciclo de educación infantil, reflejarán los cursos escolares realizados, el centro en el que el alumno o alumna ha estado escolarizado cada año, la firma de quien ostente la dirección del mismo y las observaciones sobre las circunstancias de la escolaridad que se consignarán al finalizar cada ciclo. 

La cumplimentación anual del resumen de escolaridad en educación infantil de cada alumno o alumna es responsabilidad del respectivo tutor o tutora. La persona que ocupe la dirección del centro firmará en la casilla correspondiente a cada curso y ambos firmarán el documento en la fecha de finalización del ciclo. La custodia y archivo de los resúmenes de la escolaridad corresponden a la secretaría del centro.

Cuando el alumno o alumna permanezca en el mismo centro, el informe individualizado de final de ciclo se trasladará al tutor o tutora correspondiente de educación infantil o educación primaria, para facilitar la continuidad del proceso de aprendizaje. Dicho informe servirá de orientación para la evaluación inicial al comienzo del siguiente ciclo o etapa.

 

Coordinación entre los centros de educación infantil y los de educación primaria.

 

Con objeto de garantizar una adecuada transición del alumnado entre la etapa de educación infantil y de educación primaria, así como de facilitar la continuidad en su proceso educativo, los centros docentes que imparten educación infantil establecerán mecanismos de coordinación con los centros docentes a los que se incorpora su alumnado.

 

Con esta finalidad, durante el último trimestre del curso escolar, los directores o directoras de los centros docentes que impartan el segundo ciclo de la educación infantil, y en su caso, los orientadores de referencia, mantendrán reuniones con los de los centros de educación primaria a los que se encuentren adscritos.

 

En todo caso, los informes individualizados de final del segundo ciclo serán remitidos a la secretaría del centro de educación primaria para su traslado a los maestros tutores o maestras tutoras de primer curso que correspondan.

 

La dirección de los centros en los que se imparte el segundo ciclo de la educación infantil y la educación primaria garantizará la adecuada transición del alumnado entre ambas etapas.

 

4.4.5. Alumnos y alumnas con necesidades educativas especiales

La evaluación del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo se regirá, con carácter general, por lo dispuesto en esta Orden de 29 de diciembre de 2008, por la que se establece la ordenación de la evaluación en la Educación Infantil en la Comunidad Autónoma de Andalucía y la ORDEN de 17 de marzo de 2011, por la que se modifican las Órdenes que establece la ordenación de la evaluación en las etapas de educación infantil, educación primaria, educación secundaria obligatoria y bachillerato en Andalucía (BOJA 04-04-2011).

Respecto a los documentos de evaluación, cuando en un alumno o alumna se hayan identificado necesidades específicas de apoyo educativo, se recogerán en su expediente personal los apoyos y las adaptaciones curriculares que hayan sido necesarias y una copia de la valoración psicopedagógica.

 

Las Delegaciones Provinciales de la Consejería de Educación podrán autorizar, con carácter excepcional, la permanencia del alumno o alumna durante un año más en el último curso del segundo ciclo, cuando se estime que dicha permanencia permitirá alcanzar los objetivos de la educación infantil o será beneficiosa para su socialización. La petición será tramitada por la dirección del centro donde esté escolarizado, a propuesta del maestro tutor o la maestra tutora, basada en el informe del Equipo de Orientación Educativa, previa aceptación de la familia. La Inspección educativa elaborará un informe sobre la procedencia de dicha autorización.

 

Criterios de evaluación comunes a todas las áreas:

  • Conocimiento progresivo de su esquema corporal y el progresivo control de su cuerpo.
  • Confianza en sus propias posibilidades.
  • Formación  de una imagen ajustada y positiva.
  • Respeto y aceptación de los demás.
  • Actitudes de ayuda y colaboración.
  • Participación en los juegos, mostrando destrezas motoras y habilidades manipulativas, y regulando la expresión de sentimientos y emociones.
  • Realización autónoma en hábitos de cuidado personal, higiene, salud y bienestar así como en las normas.
  • Desarrollo de la capacidad de discriminar objetos y elementos del entorno inmediato, su actuación sobre ellos y el establecimiento de relaciones. 
  • Interés por el medio natural, identificando y nombrando algunos elementos y estableciendo relaciones de interdependencia.
  • Actitud de cuidado y respeto hacia la naturaleza y participación en actividades para conservarla. 
  • Conocimiento de los grupos sociales más significativos de su entorno y algunas características de su organización.
  • Conocimiento de algunos servicios comunitarios, la comprensión de elementos y manifestaciones culturales y el respeto a la pluralidad cultural. 
  • Capacidad de expresarse y comunicarse oralmente en situaciones diversas y con diferentes propósitos e intenciones
  • Interés y gusto por la utilización creativa de la expresión oral.
  • Capacidad para escuchar y comprender mensajes, relatos, producciones literarias, descripciones y todo aquello que le permita participar en la vida social en diferentes contextos. 
  • Interés por los textos escritos presentes en el aula y el entorno, iniciándose en su uso, en la comprensión de sus finalidades y en el conocimiento de algunas características del código escrito.
  • Participación en las situaciones de lectura y escritura que se producen en el aula y otros contextos sociales.
  • Interés por explorar las posibilidades expresivas de diversos medios, materiales y técnicas propios de los lenguajes musical, audiovisual, plástico y corporal. 
  • Actitudes positivas mostradas hacia las producciones artísticas en distintos medios, junto con el interés por compartir las experiencias. 

 

Cumplimentación electrónica de los documentos de evaluación.

 

Los centros docentes que impartan el segundo ciclo de la educación infantil cumplimentarán electrónicamente los documentos oficiales de evaluación recogidos en la presente Orden, a través de los módulos correspondientes incorporados al sistema informático «Séneca».

 

La obtención y tratamiento de los datos personales del alumnado y, en particular los contenidos en los documentos oficiales de evaluación, su cesión de unos centros a otros y la adopción de medidas que garanticen la seguridad y confidencialidad de dichos datos, se llevará a cabo según lo dispuesto en la legislación vigente en materia de protección de datos de carácter personal y en la Disposición adicional vigésimo tercera de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación.

 

Primaria y Secundaria

Carácter de la evaluación

  1. La evaluación del proceso de aprendizaje del alumnado de Educación Secundaria Obligatoria será continua, formativa e integradora.
  2. En el proceso de evaluación continua, cuando el progreso de un alumno o una alumna no sea el adecuado, se establecerán medidas de refuerzo educativo. Estas medidas se adoptarán en cualquier momento del curso, tan pronto como se detecten las dificultades, con especial seguimiento de la situación del alumnado con necesidades educativas especiales, estarán dirigidas a garantizar la adquisición del nivel competencial necesario para continuar el proceso educativo, con los apoyos que cada uno precise.
  3. En la evaluación del proceso de aprendizaje del alumnado deberán tenerse en cuenta como referentes últimos, desde todas y cada una de las materias o ámbitos, la consecución de los objetivos establecidos para la etapa y el grado de adquisición de las competencias clave previstas en el Perfil de salida.
  4. El carácter integrador de la evaluación no impedirá que el profesorado realice de manera diferenciada la evaluación de cada materia o ámbito teniendo en cuenta sus criterios de evaluación.
  5. La evaluación de un ámbito, en el caso de que se configure, se realizará también de forma integrada.
  6. Los alumnos y alumnas que cursen los programas de diversificación curricular serán evaluados de conformidad con los objetivos de la etapa y los criterios de evaluación fijados en cada uno de los respectivos programas.
  7. En el caso del alumnado con adaptaciones curriculares, la evaluación se realizará tomando como referencia los criterios de evaluación establecidos en las mismas.
  8. El profesorado evaluará tanto los aprendizajes del alumnado como los procesos de enseñanza y su propia práctica docente a fin de conseguir la mejora de los mismos.
  9. Con independencia del seguimiento realizado a lo largo del curso, el equipo docente llevará a cabo la evaluación del alumnado de forma colegiada en una única sesión que tendrá lugar al finalizar el curso escolar.
  10. Se promoverá el uso generalizado de instrumentos de evaluación variados, diversos, accesibles y adaptados a las distintas situaciones de aprendizaje que permitan la valoración objetiva de todo el alumnado garantizándose, asimismo, que las condiciones de realización de los procesos asociados a la evaluación se adapten a las necesidades del alumnado con necesidad específica de apoyo educativo.

 

Referentes de la evaluación

  1. La evaluación será competencial por tomar como referentes las competencias específicas de las diferentes materias curriculares.
  2. Asimismo, para la evaluación del alumnado se tendrán en consideración los criterios y procedimientos de evaluación, promoción y titulación incluidos en el presente Proyecto Educativo, así como los criterios de calificación incluidos en las programaciones didácticas de las materias.
  3. Los referentes para la comprobación del grado de adquisición de las competencias y el logro de los objetivos de la etapa en las evaluaciones continua y final de las distintas materias son las competencias específicas.

 

Procedimientos, instrumentos de evaluación y criterios de calificación

  1. El profesorado llevará a cabo la evaluación, preferentemente, a través de la observación continuada de la evolución del proceso de aprendizaje de cada alumno o alumna en relación con los objetivos de Educación Secundaria Obligatoria y las competencias clave.
  2. A tal efecto, se utilizarán diferentes instrumentos, tales como cuestionarios, formularios, presentaciones, exposiciones orales, edición de documentos, pruebas, escalas de observación, rúbricas o portfolios, entre otros, ajustados a los criterios de evaluación y a las características específicas del alumnado.

Criterios de calificación

Para obtener la calificación de cada una de las materias, la calificación de cada criterio de evaluación se obtendrá a través de diferentes instrumentos que se podrán ponderar de manera diferente. Cada departamento didáctico adecuará eso a la especificidad de cada materia y lo reflejará en la correspondiente programación didáctica.

Información a la familia o tutores legales

  1. El procedimiento por el cual los padres, madres, personas que ejerzan la tutela legal del alumnado o el propio alumnado, podrán solicitar las aclaraciones concernientes al proceso de aprendizaje del mismo a través del tutor o tutora y obtener información sobre los procedimientos de revisión de las calificaciones, será a través de la Plataforma digital y de los tutores.
  2. Los criterios de evaluación, promoción y titulación, así como los instrumentos que se aplicarán para la evaluación de los aprendizajes de cada materia, se harán públicos en la web del centro.
  3. Con el fin de garantizar el derecho de las familias a participar en el proceso educativo de sus hijos e hijas, los tutores y tutoras, así como el resto del profesorado, informarán por escrito a los padres, madres o personas que ejerzan la tutela legal del alumnado, al menos tres veces a lo largo del curso, sobre el aprovechamiento académico de este y la evolución de su proceso educativo.

Esta información se referirá a los objetivos establecidos en el currículo y a los progresos y dificultades detectadas en relación con cada una de las materias. A tales efectos, los tutores y tutoras requerirán, en su caso, la colaboración de los restantes miembros del equipo docente.

Al finalizar el curso, se comunicarán por escrito los resultados de la evaluación final.

Dicha información incluirá, al menos, las calificaciones obtenidas en las distintas materias cursadas y la decisión acerca de su promoción o titulación.

  1. Los alumnos y alumnas podrán solicitar al profesorado responsable de las distintas materias aclaraciones acerca de la información que reciban sobre su proceso de aprendizaje y las evaluaciones que se realicen, así como sobre las calificaciones o decisiones que se adopten como resultado de dicho proceso.

A tal efecto, al comienzo de cada curso, los profesores y profesoras informarán al alumnado acerca de los objetivos y los contenidos de cada una de las materias, incluidas las materias pendientes de cursos anteriores, las competencias clave y los procedimientos y criterios de evaluación y calificación.

Sesiones de evaluación

  1. Se establecen las siguientes sesiones de evaluación:

– Inicial (antes del 15 de octubre de cada curso)

– Primera Evaluación (a la finalización del primer trimestre)

– Segunda Evaluación (antes de la finalización del segundo trimestre)

– Evaluación Final (a la finalización del curso)

  1. El tutor o la tutora de cada grupo levantará acta del desarrollo de las sesiones de evaluación, en la que se harán constar las decisiones y los acuerdos adoptados, así como las medidas de atención a la diversidad aplicadas a cada alumno o alumna. La valoración de los resultados derivados de estas decisiones y acuerdos constituirá el punto de partida de la siguiente sesión de evaluación.
  2. Las familias serán informadas, a través de la plataforma digital del colegio en cada evaluación.

Evaluación inicial

Con objeto de garantizar una adecuada transición del alumnado entre la etapa de Educación Primaria y la de Educación Secundaria Obligatoria, así como de facilitar la continuidad de su proceso educativo, en el proceso de la evaluación inicial se desarrollarán las siguientes actuaciones:

  1. a) Recogida de información

– Información sobre el alumnado relativo a: resultados académicos del curso anterior, dificultades encontradas en cada una de las materias, medidas propuestas, absentismo.

– Información que podrá proporcionar el orientador en caso de alumnos con NEAE.

– Información del tutor relativo a las conductas, ausencias y otras que considere de relevancia.

– Información que se pueda obtener del programa de tránsito.

 

Los departamentos didácticos, en las programaciones didácticas:

– Determinarán los aprendizajes mínimos correspondientes a cada curso y que sirvan para contrastar el nivel inicial del alumnado.

– Seleccionarán, para que sirvan de orientación, los criterios de evaluación, contenidos, procedimientos e instrumentos de evaluación que correspondan.

El profesorado deberá elaborar:

– Un registro diario de las tareas que realicen los alumnos.

Sesión de evaluación inicial

Antes del 15 de octubre de cada año, se celebrará una sesión de evaluación inicial que se desarrollará de acuerdo con el siguiente guión:

– Conocimiento general del grupo.

– Análisis de resultados.

– Valoración global del grupo, dificultades encontradas y acuerdos y propuestas para el grupo.

– Análisis individual de cada alumno/a, alumnado NEAE y propuestas individualizadas.

– Decisiones relativas a la elaboración de las programaciones didácticas, desarrollo del currículo, programas de refuerzo, programas de profundización y otras medidas de atención a la diversidad.

El tutor levantará un acta de la sesión.

Las conclusiones de la evaluación inicial serán el punto de referencia para la toma de decisiones relativas a la elaboración de las programaciones didácticas y al desarrollo del currículo, para su adecuación a las características y conocimientos del alumnado.

Evaluación Final

  1. Al término de cada curso de la etapa, en el proceso de evaluación continua llevado a cabo, se valorará el progreso de cada alumno y alumna en las diferentes materias.
  2. En la sesión final ordinaria de evaluación se formularán las calificaciones finales de las distintas materias del curso, expresadas para cada alumno o alumna en los términos que se exponen en este apartado. Dichas calificaciones se extenderán en las correspondientes actas de evaluación y se reflejarán en el expediente y en el historial académico del alumno o alumna.
  3. Los resultados de la evaluación de cada materia se extenderán en la correspondiente acta de evaluación, en el expediente y en el historial académico del alumno o alumna, y se expresarán mediante una calificación numérica, en una escala de uno a diez, sin emplear decimales, que irá acompañada de los siguientes términos: Insuficiente (IN), Suficiente (SU), Bien (BI), Notable (NT), Sobresaliente (SB), aplicándose las siguientes correspondencias:

Insuficiente: 1, 2, 3 o 4. Suficiente: 5. Bien: 6. Notable: 7 u 8. Sobresaliente: 9 o 10. Se considerarán calificación negativa los resultados inferiores a 5.

Las calificaciones de las materias pendientes de cursos anteriores se consignarán, igualmente, en las actas de evaluación, en el expediente y en el historial académico del alumno o alumna.

Evaluación del alumnado con necesidad específica de apoyo educativo

  1. La evaluación del alumnado con necesidad específica de apoyo educativo se regirá por el principio de inclusión y asegurará su no discriminación, así como la igualdad efectiva en el acceso y la permanencia en el sistema educativo, para lo cual se tomarán las medidas de atención a la diversidad contempladas en la Orden de 15 de enero de 2021 y en el resto de la normativa que resulte de aplicación.
  2. Se establecerán las medidas más adecuadas, tanto de acceso como de adaptación de las condiciones de realización de las evaluaciones, para que las mismas se apliquen al alumnado con necesidad específica de apoyo educativo, conforme a lo recogido en su correspondiente informe de evaluación psicopedagógica. Estas adaptaciones en ningún caso se tendrán en cuenta para minorar las calificaciones obtenidas.
  3. La evaluación del alumnado con necesidad específica de apoyo educativo será competencia del equipo docente, asesorado por el departamento de orientación y teniendo en cuenta la tutoría compartida a la que se refiere la normativa reguladora de la organización y el funcionamiento de los centros docentes que resulte de aplicación.
  4. La evaluación del alumnado con adaptaciones curriculares significativas en alguna materia se realizará tomando como referente los objetivos y criterios de evaluación establecidos en dichas adaptaciones. En estos casos, en los documentos oficiales de evaluación, se especificará que la calificación en las materias adaptadas hace referencia a los criterios de evaluación recogidos en dicha adaptación y no a los específicos del curso en el que esté escolarizado el alumno o alumna.
  5. En la evaluación del alumnado que se incorpore tardíamente al sistema educativo y que, por presentar graves carencias en la lengua española, reciba una atención específica en este ámbito, se tendrán en cuenta los informes que, a tales efectos, elabore el profesorado responsable de dicha atención.
  6. El alumnado escolarizado en el curso inmediatamente inferior al que le correspondería por edad, al que se refiere el artículo 22.3 del Decreto 111/2016, de 14 de junio, se podrá incorporar al grupo correspondiente a su edad, cuando a juicio de la persona que ejerza la tutoría, oído el equipo docente y asesorado por el departamento de orientación, haya superado el desfase curricular que presentaba.

Promoción

  1. Las decisiones sobre la promoción del alumnado de un curso a otro serán adoptadas de forma colegiada por el equipo docente, atendiendo a la consecución de los objetivos, al grado de adquisición de las competencias establecidas y a la valoración de las medidas que favorezcan el progreso del alumno o la alumna.
  2. Los alumnos y alumnas promocionarán de curso cuando el equipo docente considere que la naturaleza de las materias no superadas les permite seguir con éxito el curso siguiente y se estime que tienen expectativas favorables de recuperación y que dicha promoción beneficiará su evolución académica. Promocionarán quienes hayan superado las materias o ámbitos cursados o tengan evaluación negativa en una o dos materias.

En la adopción de decisiones colegiadas del equipo docente relativas a la promoción del alumnado con materias no superadas éstas se aprobarán por consenso. En los casos en los que esta situación no se produjese los acuerdos serán adoptados por mayoría cualificada de dos tercios de los componentes del equipo docente.

  1. Quienes promocionen sin haber superado todas las materias o ámbitos seguirán los planes de refuerzo que establezca el equipo docente, que revisará periódicamente la aplicación personalizada de estos en diferentes momentos del curso académico y, en todo caso, al finalizar el mismo.

Este alumnado deberá superar las evaluaciones correspondientes a dichos planes, de acuerdo con lo dispuesto por las Administraciones educativas. Esta circunstancia será tenida en cuenta a los efectos de promoción y titulación previstos en los apartados anteriores.

  1. La permanencia en el mismo curso se considerará una medida de carácter excepcional y se tomará tras haber agotado las medidas ordinarias de refuerzo y apoyo para solventar las dificultades de aprendizaje del alumno o la alumna. En todo caso, el alumno o la alumna podrá permanecer en el mismo curso una sola vez y dos veces como máximo a lo largo de la enseñanza obligatoria.
  2. De forma excepcional se podrá permanecer un año más en el cuarto curso, aunque se haya agotado el máximo de permanencia, siempre que el equipo docente considere que esta medida favorece la adquisición de las competencias establecidas para la etapa. En este caso se podrá prolongar un año el límite de edad.
  3. En todo caso, la permanencia en el mismo curso se planificará de manera que las condiciones curriculares se adapten a las necesidades del alumnado y estén orientadas a la superación de las dificultades detectadas, así como al avance y profundización en los aprendizajes ya adquiridos.

Estas condiciones se recogerán en un plan específico personalizado con cuantas medidas se consideren adecuadas para este alumnado.

 

PERMANENCIAS ORDINARIAS Y EXTRAORDINARIAS EN LA EDUCACIÓN

SECUNDARIA OBLIGATORIA.

– La etapa de Educación Secundaria Obligatoria comprende cuatro años académicos, que se cursan ordinariamente entre los doce y los dieciséis años.

CRITERIOS DE TITULACIÓN (Nº de suspensos)

ACUERDOS EN 4º ESO

Titulan cuando hayan superado todas las materias de la etapa.

Podrán titular con evaluación negativa en una o dos materias, y excepcionalmente en tres, siempre que el equipo docente, tras el análisis individual, considere que su naturaleza y peso en el conjunto de la etapa no les impide alcanzar las competencias y los objetivos de esta. Los equipos docentes considerarán especialmente la presencia de Lengua y Matemáticas, para no aplicar dicha excepcionalidad.

2 Titulan si las dos suspensas no son simultáneamente Lengua y Matemáticas y, además, tienen una puntuación mayor o igual a 3 en todas las materias suspensas.

3 Titulan si entre las tres suspensas no están simultáneamente Lengua y Matemáticas y, además, tienen una puntuación mayor o igual a 3 en todas las materias suspensas.

– No obstante los alumnos tendrán derecho a permanecer escolarizados en régimen ordinario hasta los dieciocho años de edad, cumplidos en el año en que finalice el curso (excepcionalmente diecinueve), o veintiún años en el caso del alumnado con necesidades educativas especiales, en centros específicos.

– Las permanencias representadas en los cuadros siguientes aparecen siempre acumuladas al final de las diferentes etapas siendo su única finalidad visualizar la edad máxima de escolarización en cada una de ellas.

– La autorización de las permanencias corresponde al equipo docente.

– Cuando se remita a la Delegación un expediente de reclamación contra una decisión de no promoción, no permanencia o no titulación se adjuntará certificación de permanencias agotadas por el alumno o alumna en las diferentes etapas cursadas valiéndonos para ello del modelo propuesto por la Consejería en los anexos de las Garantías Procedimentales de Evaluación.

– El alumnado que no presenta necesidades educativas especiales no puede permanecer más de dos veces en el mismo curso, excepto en cuarto curso donde tras la repetición se puede cursar cuarto curso nuevamente si no ha repetido anteriormente en la etapa. Cuando la segunda repetición deba producirse en el último curso, se prolongará el límite de edad hasta los 19 años cumplidos en el año en que finalice el curso.

– Las posibilidades que tiene el alumnado que no presenta necesidades educativas de permanencia ordinaria en la etapa están condicionadas a que no supere la edad límite de 18 años, cumplidos en el año en que finalice el curso, como consecuencia de la permanencia ordinaria (PO) agotada en la Educación Primaria: Años cumplidos en el año en que finalice el curso

Permanencias extraordinarias para el alumnado con n.e.e.

– El equipo docente, asesorado por el departamento de Orientación, oído el alumno o la alumna y su padre, madre o tutores legales, podrá adoptar la decisión de que la escolarización del alumnado con necesidades educativas especiales con adaptación curricular significativa pueda prolongarse un año más, siempre que ello favorezca la obtención del título de ESO o de la misma se deriven beneficios para su desarrollo personal o su socialización.

– La permanencia extraordinaria debe emplearse una vez agotadas las permanencias ordinarias y siempre que no sobrepasen el límite de edad establecido para este alumnado en la etapa (en centros específicos: 21 años).

– A tales efectos se consideran alumnos o alumnas con necesidades educativas especiales los que presenten algún tipo de discapacidad acreditada mediante informe psicopedagógico del departamento de Orientación.

– Las posibilidades que tiene el alumnado con n.e.e. de esta permanencia extraordinaria en la ESO están condicionadas a que no supere la edad límite como consecuencia de las permanencias ordinarias (PO) o extraordinarias (PE) agotadas en la Educación Infantil y en la Educación Primaria.

Consejo Orientador

  1. Al finalizar el segundo curso de ESO se entregará a los padres, madres o tutores legales de cada alumno o alumna un consejo orientador. Dicho consejo incluirá un informe sobre el grado de logro de los objetivos y de adquisición de las competencias correspondientes, así como una propuesta a padres, madres o tutores legales o, en su caso, al alumno o alumna de la opción que se considera más adecuada para continuar su formación, que podrá incluir la incorporación a un programa de diversificación curricular o a un ciclo formativo de grado básico.
  2. Igualmente, al finalizar la etapa, o en su caso, al concluir su escolarización, todo el alumnado recibirá un consejo orientador individualizado que incluirá una propuesta sobre la opción u opciones académicas, formativas o profesionales que se consideran más convenientes. Este consejo orientador tendrá por objeto que todo el alumnado encuentre una opción adecuada para su futuro formativo.

Criterios de titulación

  1. Obtendrán el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria los alumnos y alumnas que, al terminar la Educación Secundaria Obligatoria, hayan adquirido, a juicio del equipo docente, las competencias establecidas y alcanzado los objetivos de la etapa.
  2. Las decisiones sobre la obtención del título serán adoptadas de forma colegiada por el profesorado del alumno o la alumna.

En la adopción de decisiones colegiadas del equipo docente relativas a la titulación del alumnado con materias no superadas éstas se aprobarán por consenso. En los casos en los que esta situación no se produjese los acuerdos serán adoptados por mayoría cualificada de dos tercios de los componentes del equipo docente.

  1. El título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria será único y se expedirá sin calificación.
  2. En cualquier caso, todos los alumnos y alumnas recibirán, al concluir su escolarización en la Educación Secundaria Obligatoria, una certificación oficial en la que constará el número de años cursados y el nivel de adquisición de las competencias de la etapa.
  3. Quienes, una vez finalizado el proceso de evaluación de cuarto curso de Educación Secundaria Obligatoria, no hayan obtenido el título, y hayan superado los límites de edad establecidos en el artículo 4.2 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, teniendo en cuenta asimismo la prolongación excepcional de la permanencia en la etapa que prevé la propia ley en el artículo 28.5, podrán hacerlo en los dos cursos siguientes a través de la realización de pruebas o actividades personalizadas extraordinarias de las materias que no hayan superado, de acuerdo con el currículo establecido por las Administraciones educativas competentes y con la organización que dichas Administraciones dispongan.

Procedimiento de reclamación

Procedimiento de revisión en el centro docente

  1. En el caso de que, a la finalización de cada curso, una vez recibidas las aclaraciones del profesor, exista desacuerdo con la calificación final obtenida en una materia, o con la decisión de promoción adoptada, el alumno o la alumna, o su padre, madre o quienes ejerzan su tutela legal, podrán solicitar la revisión de dicha calificación o decisión.
  2. La solicitud de revisión deberá formularse por escrito y presentarse en el centro docente en el plazo de dos días hábiles a partir de aquel en el que se produjo la comunicación de la calificación final o de la decisión de promoción y contendrá cuantas alegaciones justifiquen la disconformidad con dicha calificación o con la decisión adoptada.
  3. Cuando la solicitud de revisión sea por desacuerdo en la calificación final obtenida en una materia, esta será tramitada a través de la jefatura de estudios, quien la trasladará al departamento de coordinación didáctica responsable de la materia con cuya calificación se manifiesta el desacuerdo, y comunicará tal circunstancia al profesor tutor o profesora tutora. Cuando el objeto de la solicitud de revisión sea la decisión de promoción, el jefe o jefa de estudios la trasladará al profesor tutor o profesora tutora del alumno o alumna, como responsable de la coordinación de la sesión de evaluación en la que se adoptó la decisión.

El primer día hábil siguiente a aquel en el que finalice el período de solicitud de revisión, el profesorado del departamento contrastará las actuaciones seguidas en el proceso de evaluación, con especial referencia a la adecuación de los procedimientos e instrumentos de evaluación aplicados con los recogidos en la correspondiente programación didáctica y en el proyecto educativo del centro. Tras este estudio, el departamento didáctico elaborará el informe correspondiente que recogerá la descripción de los hechos y actuaciones previas que hayan tenido lugar, el análisis realizado y la decisión adoptada por el mismo de ratificación o modificación de la calificación final objeto de revisión.

El jefe o la jefa del departamento de coordinación didáctica correspondiente trasladará el informe elaborado al jefe o jefa de estudios, quien informará al profesor tutor o profesora tutora haciéndole entrega de una copia de dicho informe para considerar conjuntamente, en función de los criterios de promoción establecidos con carácter general en el centro docente, la procedencia de reunir en sesión extraordinaria al equipo docente, a fin de valorar la posibilidad de revisar los acuerdos y las decisiones adoptadas para dicho alumno o alumna.

  1. Cuando la solicitud de revisión tenga por objeto la decisión de promoción adoptada para un alumno o alumna, se realizará, en un plazo máximo de dos días hábiles desde la finalización del período de solicitud de revisión, una reunión extraordinaria del equipo docente correspondiente.

En dicha reunión se revisará el proceso de adopción de dicha decisión a la vista de las alegaciones presentadas.

El profesor tutor o la profesora tutora recogerá en el acta de la sesión extraordinaria la descripción de hechos y actuaciones previas que hayan tenido lugar, los puntos principales de las deliberaciones del equipo docente y la ratificación o modificación de la decisión objeto de revisión, razonada conforme a los criterios para la promoción del alumnado establecidos con carácter general por el centro docente en el proyecto educativo.

  1. El jefe o jefa de estudios comunicará por escrito al alumno o alumna y a su padre, madre o quienes ejerzan su tutela legal, la decisión razonada de ratificación o modificación de la calificación revisada o de la decisión de promoción, e informará de la misma al profesor tutor o profesora tutora haciéndole entrega de una copia del escrito cursado, lo cual pondrá término al proceso de revisión.
  2. Si tras el proceso de revisión procediera la modificación de alguna calificación final o de la decisión de promoción adoptada para el alumno o alumna, el secretario o secretaria del centro docente insertará en las actas y, en su caso, en el expediente académico y en el historial académico del alumno o la alumna, la oportuna diligencia, que será visada por el director o directora del centro.

Procedimiento de reclamación

  1. En el caso de que, tras el procedimiento de revisión en el centro docente al que se refiere el apartado anterior, persista el desacuerdo con la calificación final obtenida en una materia, o con la decisión de promoción, el alumno o la alumna o su padre o madre o quienes ejerzan su tutela legal, podrán presentar reclamación, la cual se tramitará de acuerdo con el siguiente procedimiento.

La reclamación deberá formularse por escrito y presentarse al director o directora del centro docente en el plazo de dos días hábiles a partir de la comunicación del centro, para que la eleve a la Delegación Territorial de la Consejería competente en materia de educación.

El director o directora del centro docente, en un plazo no superior a tres días hábiles, remitirá el expediente de la reclamación a la Delegación Territorial, al que incorporará los informes elaborados en el centro y cuantos datos considere acerca del proceso de evaluación del alumno o alumna, así como, en su caso, las nuevas alegaciones del reclamante y, si procede, el informe de la dirección del centro acerca de las mismas.

  1. En la Delegación Territorial se constituirán, para cada curso escolar, Comisiones Técnicas Provinciales de Reclamaciones formadas, cada una de ellas, por un inspector o inspectora de educación, que ejercerá la presidencia de las mismas y por el profesorado especialista necesario.

Los miembros de las Comisiones Técnicas Provinciales de Reclamaciones, así como las personas que ejerzan su suplencia, serán designados por la persona titular de la Delegación Territorial. En los casos de vacante, ausencia o enfermedad, los miembros de las comisiones serán sustituidos por las personas suplentes que, al tiempo de su nombramiento, se hayan designado.

A fin de garantizar la representación equilibrada de mujeres y hombres en la composición de las Comisiones Técnicas Provinciales de Reclamaciones se actuará de acuerdo con lo previsto en el artículo 11.2 de la Ley 12/2007, de 26 de noviembre, para la promoción de la igualdad de género en Andalucía.

En el plazo de dos días desde la constitución de las Comisiones Técnicas Provinciales de Reclamaciones y, en cualquier caso, antes de que éstas inicien sus actuaciones, se publicará la composición de las mismas en los tablones de anuncios de la Delegación Territorial.

Para lo no previsto en la presente Orden, el régimen de funcionamiento de las Comisiones Técnicas Provinciales de Reclamaciones será el establecido en el Capítulo II del Título IV de la Ley 9/2007, de 22 de octubre, de la Administración de la Junta de Andalucía, así como en las normas básicas del Capítulo II del Título IV de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, y demás normativa aplicable.

  1. La Comisión Técnica Provincial de Reclamaciones analizará el expediente y las alegaciones que en él se contengan a la vista de la programación didáctica del departamento respectivo, contenida en el proyecto educativo del centro docente, y emitirá un informe en función de los siguientes criterios:
  2. a) Adecuación de los criterios de evaluación y estándares de aprendizaje evaluables aplicados, así como de los instrumentos de evaluación utilizados, a los recogidos en la correspondiente programación didáctica.
  3. b) Adecuación de los criterios y procedimientos de evaluación aplicados a los incluidos en el proyecto educativo del centro.
  4. c) Correcta aplicación de los criterios de calificación y promoción establecidos en la programación didáctica y en el proyecto educativo del centro.
  5. d) Cumplimiento por parte del centro docente de lo establecido en la normativa vigente para la evaluación de la etapa.

Asimismo, en relación al carácter de la evaluación y a los procedimientos e instrumentos de evaluación, se valorará si existe discordancia entre los resultados de la calificación final obtenida en una materia o la decisión de promoción adoptada y los obtenidos en el proceso de evaluación continua.

La Comisión Técnica Provincial de Reclamaciones podrá solicitar aquellos documentos que considere pertinentes para la resolución del expediente.

  1. En el plazo de quince días hábiles a partir de la recepción del expediente, la persona titular de la Delegación Territorial adoptará la resolución pertinente, que será motivada en todo caso y que se comunicará inmediatamente al director o directora del centro docente para su aplicación, cuando proceda, y traslado al interesado o interesada. La resolución de la Delegación Territorial pondrá fin a la vía administrativa.
  2. En el caso de que la reclamación sea estimada, se procederá a la correspondiente corrección de los documentos oficiales de evaluación. A estos efectos, el secretario o secretaria del centro docente insertará en las actas y, en su caso, en el expediente académico y en el historial académico del alumno o la alumna, la oportuna diligencia, que será visada por el director o directora del centro.

FORMACIÓN PROFESIONAL BÁSICA

Normas generales sobre la evaluación

  1. La evaluación de los aprendizajes del alumnado que cursa ciclos formativos será continua y se realizará por módulos profesionales.
  2. La aplicación del proceso de evaluación continua del alumnado requerirá, en la modalidad presencial, su asistencia regular a clase y su participación en las actividades programadas para los distintos módulos profesionales del ciclo formativo.
  3. En la modalidad a distancia, la evaluación continua del alumnado requerirá la realización y entrega en el plazo establecido de las tareas obligatorias, la participación activa en las diferentes herramientas de comunicación del aula virtual, así como la realización de las pruebas de evaluación online de cada módulo profesional y la superación de la prueba presencial de evaluación.
  4. La evaluación del alumnado será realizada por el profesorado que imparta cada módulo profesional del ciclo formativo, de acuerdo con los resultados de aprendizaje, los criterios de evaluación y contenidos de cada módulo profesional, así como las competencias y objetivos generales del ciclo formativo asociados a los mismos. En la evaluación del módulo profesional de formación en centros de trabajo, la persona designada por el centro de trabajo para tutelar el periodo de estancia del alumnado en el mismo, colaborará con el profesor o profesora encargado del seguimiento.
  5. El departamento de familia profesional, a través del equipo educativo de cada uno de los ciclos formativos, desarrollará el currículo mediante la elaboración de las correspondientes programaciones didácticas de los módulos profesionales.

Su elaboración se realizará con atención a los criterios de planificación y a las decisiones que afecten al proceso de evaluación, especialmente en lo referente a:

  1. a) Los procedimientos y criterios de evaluación comunes para las enseñanzas de formación profesional inicial reflejados en este proyecto educativo.
  2. b) Los procedimientos, instrumentos y criterios de calificación que se vayan a aplicar para la evaluación del alumnado, en cuya definición el profesorado tendrá en cuenta el grado de consecución de los resultados de aprendizaje de referencia, así como la adquisición de las competencias y objetivos generales del título.

Para obtener la calificación de cada una de las materias, los diferentes instrumentos serán ponderados y lo reflejará en la correspondiente programación didáctica.

En la evaluación final excepcional el alumno debe superar aquellas competencias no superadas en la evaluación final.

Para la calificación de la evaluación final excepcional se corresponderá con el resultado de la prueba que establezca el departamento.

  1. c) La determinación y planificación de las actividades de refuerzo o mejora de las competencias, que permitan al alumnado matriculado en la modalidad presencial la superación de los módulos profesionales pendientes de evaluación positiva o, en su caso, mejorar la calificación obtenida en los mismos.

Dichas actividades se realizarán en primer curso durante el periodo comprendido entre la última evaluación parcial y la evaluación final y, en segundo curso durante el periodo comprendido entre la sesión de evaluación previa a la realización del módulo profesional de formación en centros de trabajo y la sesión de evaluación final.

  1. d) Las actividades programadas para realizar en las horas de libre configuración de acuerdo con la finalidad a la que estén destinadas.

 

La finalidad de dichas horas debe proponerse, para la oferta completa, en la sesión de evaluación final del primer curso. Para ello, en dicha sesión de evaluación el equipo educativo emitirá un informe en el que se reflejarán las posibles necesidades y/o posibilidades de mejora con respecto al proceso de enseñanza-aprendizaje proponiendo el uso de las horas de libre configuración para favorecer la adquisición de la competencia general del título o implementar formación relacionada con las tecnologías de la información y la comunicación y/o los idiomas.e) La adecuación de las actividades formativas, así como de los criterios y los procedimientos de evaluación cuando el ciclo formativo vaya a ser cursado por alumnado con algún tipo de discapacidad, garantizándose el acceso a las pruebas de evaluación. Esta adaptación en ningún caso supondrá la supresión de resultados de aprendizaje y objetivos generales del ciclo que afecten a la adquisición de la competencia general del título.

Información a las familias o a los tutores legales

  1. Con el fin de garantizar el derecho que asiste al alumnado a la evaluación y al reconocimiento objetivo de su dedicación, esfuerzo y rendimiento escolar, el profesorado informará al alumnado y, si éste es menor de edad también a sus representantes legales, a principios de curso, acerca de los resultados de aprendizaje, contenidos, metodología y criterios de evaluación de cada uno de los módulos profesionales, así como de los requisitos mínimos exigibles para obtener una calificación positiva en ellos.
  2. Con el fin de garantizar el derecho del alumnado y de las familias a participar en el proceso educativo de sus hijos e hijas, los tutores y tutoras, así como el resto del profesorado, informarán por la plataforma Alexia, al menos tres veces a lo largo del curso académico, al alumno o alumna y, si éste es menor de edad también a sus representantes legales, sobre su aprovechamiento académico y sobre la evolución de su proceso de aprendizaje.

Esta información se referirá a los resultados de aprendizaje establecidos en el currículo y a los progresos y dificultades detectadas en la consecución de dichos resultados, en cada uno de los módulos profesionales.

  1. Al finalizar el curso se informará por Alexia al alumnado, y si éste es menor de edad, también a sus representantes legales, acerca de los resultados de la evaluación final.

Dicha información incluirá, al menos, las calificaciones obtenidas en los módulos profesionales cursados, así como los consecuentes efectos de promoción y, en su caso, de titulación.

  1. Los alumnos y alumnas, o sus representantes legales, podrán formular reclamaciones sobre la evaluación final de acuerdo con el procedimiento que se recoge a continuación.

Reclamación sobre las calificaciones

En caso de desacuerdo con la calificación final obtenida en un módulo profesional, el alumno o alumna, o sus representantes legales si es menor de edad, podrán solicitar por escrito ante la dirección del centro docente la revisión de dicha calificación en el plazo de dos días a partir de aquel en que se produjo su comunicación. Dicha reclamación deberá basarse en la disconformidad del reclamante con alguno de los siguientes aspectos:

  1. a) Adecuación de la evaluación realizada respecto a los resultados de aprendizaje y criterios de evaluación del módulo profesional y a los objetivos generales del ciclo formativo, recogidos en la correspondiente programación didáctica.
  2. b) Adecuación de los procedimientos y los instrumentos de evaluación aplicados conforme a lo señalado en la programación didáctica y en el proyecto educativo del centro.
  3. c) Correcta aplicación de los criterios de evaluación y calificación establecidos en la programación didáctica y en el proyecto educativo para la superación del módulo profesional.
  4. d) Cumplimiento por parte del centro docente de lo establecido para la evaluación en la normativa vigente.

 

Proceso de reclamación contra las calificaciones de módulos profesionales


  1. La solicitud de revisión, que contendrá cuantas alegaciones justifiquen la disconformidad con la calificación final o con la decisión adoptada, irá dirigida a la persona titular de la dirección del centro docente y será presentada en el registro de entrada de la secretaría del centro.
  2. La solicitud de revisión será tramitada a través del jefe o jefa de estudios, quien la trasladará al jefe o jefa del departamento de familia profesional responsable del módulo profesional con cuya calificación se manifiesta el desacuerdo y comunicará tal circunstancia a quien ejerza la tutoría del grupo.
  3. En el primer día hábil siguiente a aquel en que finalice el periodo de revisión, el profesorado del departamento contrastará las actuaciones seguidas en el proceso de evaluación y comprobará la adecuación de los procedimientos e instrumentos de evaluación aplicados con los recogidos en la correspondiente programación didáctica. Tras este estudio, el departamento de la familia profesional elaborará un informe que deberá recoger la descripción de los hechos y actuaciones previas que hayan tenido lugar, el análisis realizado conforme a lo establecido en este punto y la decisión adoptada de modificación o ratificación de la calificación final objeto de revisión.
  4. El jefe o jefa del departamento de la familia profesional correspondiente trasladará el informe elaborado a la jefatura de estudios, en los dos días siguientes al que le fueron entregadas las solicitudes de revisión.
  5. El jefe o jefa de estudios informará el mismo día de la recepción del informe del departamento, al profesor tutor o profesora tutora haciéndole entrega de una copia del escrito cursado.
  6. El jefe o jefa de estudios comunicará por escrito a las personas interesadas, en los dos días siguientes al de la recepción del informe del departamento de familia profesional, la decisión razonada de ratificación o modificación de la calificación revisada.
  7. Si tras el proceso de revisión procediera la modificación de alguna calificación final y de los consecuentes efectos de promoción y titulación, la secretaría del centro docente insertará en las actas y, en su caso, en el expediente académico del alumno o alumna, la oportuna diligencia, que será visada por la persona que desempeñe la dirección del centro.
  8. En el caso de que persista el desacuerdo con la calificación final del módulo profesional, en el plazo de dos días a partir de la última comunicación del centro docente, la persona interesada o su representante legal podrán solicitar por escrito al director o directora que eleve la reclamación a la Delegación Provincial de la Consejería competente en materia de educación.
  9. La dirección del centro, en un plazo no superior a tres días, remitirá el expediente de la reclamación a la correspondiente Delegación Provincial, al cual incorporará los informes elaborados en el centro docente y cuantos datos considere oportunos acerca del proceso de evaluación del alumno o alumna, así como, en su caso, las nuevas alegaciones del reclamante y el informe, si procede, de quien ejerza la dirección acerca de las mismas.
  10. La Comisión Técnica Provincial de Reclamaciones que se constituirá en cada Delegación Provincial estará compuesta por un miembro de la inspección de educación a quién corresponderá la Presidencia de la Comisión y por el profesorado especialista necesario. La Comisión Técnica Provincial analizará el expediente y las alegaciones que en él se contengan a la vista de la programación didáctica del departamento respectivo y emitirá un informe que debe estar fundamentado en los aspectos susceptibles de reclamación.
  11. La Comisión Técnica Provincial de Reclamaciones podrá solicitar cuantos documentos considere pertinentes para la resolución del expediente.
  12. De acuerdo con la propuesta incluida en el informe de la Comisión Técnica Provincial de Reclamaciones y en el plazo de quince días a partir de la recepción del expediente, la persona titular de la Delegación Provincial de la Consejería competente en materia de Educación adoptará la resolución pertinente, que será motivada y que se comunicará inmediatamente a la dirección del centro docente para su aplicación y traslado a la persona interesada.
  13. La resolución de la persona titular de la Delegación Provincial de la Consejería competente en materia de Educación pondrá fin a la vía administrativa.
  14. En el caso de que la reclamación sea estimada se adoptarán las medidas a que se refiere el apartado 7.

Sesiones de evaluación

  1. La sesión de evaluación es la reunión del equipo docente, coordinado por quien ejerza la tutoría, para intercambiar información y adoptar decisiones sobre el proceso de aprendizaje del alumnado, dirigidas a su mejora.
  2. Para cada grupo de alumnos y alumnas de primer curso, dentro del periodo lectivo, se realizarán al menos tres sesiones de evaluación parcial. Para los alumnos y alumnas de segundo curso, se realizarán al menos dos sesiones de evaluación parcial. Además de éstas, se llevará a cabo una sesión de evaluación inicial y una sesión de evaluación final en cada uno de los cursos académicos.

– Inicial (antes del 20 de octubre de cada curso)

– Primera Evaluación Parcial (a la finalización del primer trimestre)

– Segunda Evaluación Parcial para 2º curso (primera quincena del mes de abril de cada curso).

– Segunda Evaluación Parcial para 1º curso (antes de la finalización del segundo trimestre)

– Evaluación Final (a la finalización del curso)

  1. El tutor o la tutora de cada grupo levantará acta del desarrollo de las sesiones en la que se harán constar los acuerdos adoptados. La valoración de los resultados derivados de estos acuerdos constituirá el punto de partida de la siguiente sesión de evaluación.
  2. En las sesiones de evaluación se acordará también la información que, sobre el proceso personal de aprendizaje seguido, se transmitirá a cada alumno o alumna o, en caso de que sean menores de edad, también a sus representantes legales.

Esta comunicación se hará por Alexia y se podrá facilitar tras la finalización de cada sesión de evaluación parcial o final.

  1. Las calificaciones de cada uno de los módulos profesionales serán decididas por el profesorado responsable de impartirlos.

El resto de las decisiones resultantes del proceso de evaluación serán adoptadas por acuerdo del equipo docente.

Si ello no fuera posible, se adoptarán por mayoría simple del profesorado que imparta docencia en el grupo.

Sesión de evaluación inicial

  1. Durante el primer mes desde el comienzo de las actividades lectivas de los ciclos formativos o de los módulos profesionales ofertados, todo el profesorado de los mismos realizará una evaluación inicial que tendrá como objetivo fundamental indagar sobre las características y el nivel de competencias que presenta el alumnado en relación con los resultados de aprendizaje y contenidos de las enseñanzas que va a cursar.
  2. Al término de este periodo se convocará una sesión de evaluación inicial, en la que el profesor o profesora que se encargue de la tutoría del grupo facilitará al equipo docente la información disponible sobre las características generales del mismo y sobre las circunstancias específicamente académicas o personales con incidencia educativa de cuantos alumnos y alumnas lo componen. Esta información podrá proceder de:
  3. a) Los informes individualizados de evaluación de la etapa anteriormente cursada que consten en el centro docente o que aporte el alumnado.
  4. b) Los estudios académicos o las enseñanzas de formación profesional previamente cursadas, tanto en el sistema educativo como dentro de la oferta de formación para el empleo.
  5. c) El acceso mediante prueba para el alumnado sin titulación.
  6. d) Los informes o dictámenes específicos del alumnado con discapacidad o con necesidades específicas de apoyo educativo que pertenezcan al grupo.
  7. e) La experiencia profesional previa del alumnado.
  8. f) La matrícula condicional del alumnado pendiente de homologación de un título extranjero.
  9. g) La observación del alumnado y las actividades realizadas en las primeras semanas del curso académico.
  10. La evaluación inicial será el punto de referencia del equipo docente y, en su caso, del departamento de familia profesional, para la toma de decisiones relativas al desarrollo del currículo y su adecuación a las características, capacidades y conocimientos del alumnado. Esta evaluación en ningún caso conllevará calificación para el alumnado y los acuerdos que adopte el equipo docente se recogerán en un acta.

Sesión de Evaluación Final

  1. Con carácter general, la fecha de la sesión de evaluación final se corresponderá siempre con la finalización del régimen ordinario de clase.
  2. En oferta completa, tanto en el primer curso como en segundo, existirá una única sesión de evaluación final.
  3. El alumnado que no haya cursado las horas de libre configuración, no podrá superar el módulo profesional al que se encuentren asociadas dichas horas a efectos de evaluación y matriculación.
  4. En oferta parcial, tanto en la modalidad presencial como en la modalidad a distancia, la sesión de evaluación final se realizará, con carácter general, a la finalización del régimen ordinario de clase, empleándose como acta de dicha sesión de evaluación el modelo establecido en el Anexo VII.
  5. Excepcionalmente, cuando el periodo del régimen ordinario de clase de los módulos profesionales no coincida con el curso académico, será el propio centro docente a través de su proyecto educativo el que establezca la fecha de la sesión de evaluación final haciéndola coincidir siempre con el final de un trimestre.
  6. En la modalidad a distancia, la evaluación final favorable de los módulos profesionales requerirá la superación de las pruebas presenciales y se armonizará con procesos de evaluación continua.

Las pruebas presenciales se entenderán superadas cuando la calificación obtenida en ellas sea igual o superior a cinco.

  1. En las Actas de Evaluación final se hará constar la propuesta de expedición de los títulos y la fecha de la misma para lo que se considerará lo establecido en la normativa que regula la obtención y expedición de títulos no universitarios.

Promoción del alumnado

  1. El alumnado que supere todos los módulos profesionales del primer curso promocionará a segundo curso.
  2. Con los alumnos y alumnas que no hayan superado la totalidad de los módulos profesionales de primer curso, se procederá del modo siguiente:
  3. a) Si la carga horaria de los módulos profesionales no superados es superior al 50% de las horas totales del primer curso, el alumno o alumna deberá repetir sólo los módulos profesionales no superados y no podrá matricularse de ningún módulo profesional de segundo curso.
  4. b) Si la carga horaria de los módulos profesionales no superados de primer curso es igual o inferior al 50% de las horas totales, el alumno o alumna podrá optar por repetir sólo los módulos profesionales no superados, o matricularse de éstos y de módulos profesionales de segundo curso, utilizando la oferta parcial, siempre que la carga horaria que se curse no sea superior a 1.000 horas lectivas en ese curso escolar y el horario lectivo de dichos módulos profesionales sea compatible, permitiendo la asistencia y evaluación continua en todos ellos.

Calificación final del ciclo formativo

Una vez superados todos los módulos profesionales que constituyen el ciclo formativo, se determinará la calificación final del mismo. Para ello, se calculará la media aritmética simple de las calificaciones de los módulos profesionales que tienen valoración numérica; del resultado se tomará la parte entera y las dos primeras cifras decimales, redondeando por exceso la cifra de las centésimas si la de las milésimas resultase ser igual o superior a 5. En dicho cálculo no se tendrán en cuenta las calificaciones de «Apto», «Convalidado» o «Exento».

Si como resultado de convalidaciones o exenciones, todos los módulos profesionales hubieran sido calificados con expresión literal, la nota final del ciclo formativo será de 5,00.

Matrículas de honor

A aquellos alumnos y alumnas de formación profesional inicial cuya nota final del ciclo formativo sea igual o superior a 9, se les podrá consignar la mención de «Matrícula de Honor» en el expediente conforme a los criterios establecidos en el proyecto educativo del centro. Dicha mención quedará recogida en el acta de evaluación final junto a la nota final del ciclo formativo.

Las matrículas de honor serán otorgadas por acuerdo del departamento de familia profesional al que pertenezca el ciclo formativo, a propuesta del equipo docente del grupo. Para ello, además de los resultados académicos, se podrá tener en cuenta el esfuerzo realizado por el alumno o alumna y la evolución observada durante el período de realización de la formación en centros de trabajo en los ciclos formativos de grado medio y en la formación en centros de trabajo y en el módulo profesional de proyecto en los ciclos formativos de grado superior.

El número de matrículas de honor no podrá exceder del 5 por 100 del alumnado propuesto para titular en el ciclo formativo en el correspondiente curso académico, salvo que el número de este alumnado sea inferior a 20, en cuyo caso se podrá conceder una sola matrícula de honor.

 

 

5.4. ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD

La respuesta educativa para atender a la diversidad del alumnado se compone de medidas ordinarias (MO) y medidas diferentes a las ordinarias (MDO).

El uso de una u otra medida dependerá de la necesidad de utilizar recursos generales o específicos, en cuyo caso será necesario estar censado en Séneca, previo informe psicopedagógico.

 

Trimestralmente celebramos un claustro para hacer seguimiento y valoración, entre todo el equipo docente, de las medidas que se aplican a los alumnos con atención personalizada, levantando acta el tutor e informando a las familias.

LOS ALUMNOS NO CENSADOS SOBRE LOS QUE HAY INDICIOS DE DIFICULTADES, TENDRÁN UN PROGRAMA DE REFUERZO O PROFUNDIZACIÓN (PR/PP), CUMPLIMENTADO POR EL PROFESOR DE ÁREA QUE CONSIDERE TALES CIRCUNSTANCIAS. ESTE PROGRAMA SE ENTREGA AL ALUMNO Y SU FAMILIA.

 

LOS ALUMNOS REPETIDORES O CON MATERIAS PENDIENTES DE AÑOS ANTERIORES TIENEN SU PROGRAMA DE REFUERZO (PRr / PRp), INDICANDO, ADEMÁS, CONTENIDOS Y CRITERIOS DE EVALUACIÓN NO SUPERADOS, INSTRUMENTOS DE EVALUACIÓN, DESCRIPCIÓN DE LAS ACTIVIDADES, ACTUACIONES, TEMPORALIZACIÓN Y SEGUIMIENTO TRIMESTRAL.

 

LOS PROGRAMAS DE REFUERZO O PROFUNDIZACIÓN NOS PERMITEN APLICAR MEDIDAS PERSONALIZADAS EN LOS CONTENIDOS, TAREAS, METODOLOGÍA, RECURSOS PERSONALES, AGRUPAMIENTOS,  PROCEDIMIENTOS DE EVALUACIÓN Y CRITERIOS DE CORRECCIÓN.

 

SI LOS PROGRAMAS DE REFUERZO O PROFUNDIZACIÓN APLICADOS A UN ALUMNO NO DAN RESULTADOS EN 3 MESES, EL TUTOR PUEDE SOLICITAR UNA EVALUACIÓN PSICOPEDAGÓGICA  AL DEPARTAMENTO DE ORIENTACIÓN.

 

Un alumno censado tendría igualmente su programa de refuerzo o profundización, así como otros recursos específicos (PE, PT, etc). En casos extremos, podría aplicarse además una adaptación curricular significativa (ACS-desfase de 2 años) o una adaptación curricular por Altas Capacidades (ACAI) con vistas a una flexibilización excepcional.

 

LAS ALUMNOS DE ALTAS CAPACIDADES (AACC) PUEDEN TENER TRES MEDIDAS PRINCIPALES:

  • PROGRAMA DE PROFUNDIZACIÓN: CUANDO EL ALUMN@ DE AACC MUESTRA VERDADERO INTERÉS Y MOTIVACIÓN POR UN ÁREA CONCRETA. SU PROFESOR SUGIERE UN PROGRAMA DE PROFUNDIZACIÓN E INFORMA A LA FAMILIA. NO SERÍA NECESARIO INF.PSICOPEDAGÓGICO.
  • ADAPTACIÓN CURRICULAR PARA ALTAS CAPACIDADES INTELECTUALES (ACAI): SE TRATA DE UN ALUMN@ CENSADO POR AACC Y SE VALORA CONVENIENTE QUE RECIBA ALGUNA MATERIA CON CONTENIDOS DEL CURSO SUPERIOR, DEBIENDO SER PLENAMENTE AUTÓNOMO.
  • FLEXIBILIZACIÓN (Excepcionalmente): ALUMN@ CENSADO POR AACC QUE HA TENIDO DURANTE UN AÑO COMPLETO, ACAI EN TODAS LAS ASIGNATURAS, VALORÁNDOSE CON EL EOE QUE AVANCE DOS CURSOS EN UN SOLO AÑO.

 

5.4.1. Medidas generales de atención a la diversidad

  1. Se consideran medidas generales de atención a la diversidad las diferentes actuaciones de carácter ordinario que se orientan a la promoción del aprendizaje y del éxito escolar de todo el alumnado a través de la utilización de recursos tanto personales como materiales con un enfoque global.
  2. Dado que todo el alumnado a lo largo de las etapas puede presentar necesidades educativas, transitorias o permanentes, los centros deben establecer diferentes medidas generales de atención a la diversidad para su alumnado, que podrán ser utilizadas en cualquier momento.
  3. Estas medidas tienen como finalidad dar respuesta a las diferencias en competencia curricular, motivación, intereses, estilos y ritmos de aprendizaje mediante estrategias organizativas y metodológicas y están destinadas a facilitar la consecución de los objetivos y competencias clave de cada etapa.
  4. Entre las medidas generales de atención a la diversidad se encuentran:
  5. a) Integración de materias en ámbitos de conocimiento.
  6. b) Apoyo en grupos ordinarios mediante un segundo profesor o profesora dentro del aula, preferentemente para reforzar los aprendizajes en los casos del alumnado que presente desfase curricular.
  7. c) Desdoblamientos de grupos en las materias de carácter instrumental.
  8. d) Agrupamientos flexibles para la atención del alumnado en un grupo específico.

Esta medida, que tendrá un carácter temporal y abierto, deberá facilitar la inclusión del mismo en su grupo ordinario y, en ningún caso, supondrá discriminación para el alumnado necesitado de apoyo.

  1. e) Acción tutorial como estrategia de seguimiento individualizado y de toma de decisiones en relación con la evolución académica del proceso de aprendizaje.
  2. f) Metodologías didácticas basadas en el trabajo colaborativo en grupos heterogéneos, tutoría entre iguales y aprendizaje por proyectos que promuevan la inclusión de todo el alumnado.
  3. g) Actuaciones de coordinación en el proceso de tránsito entre etapas que permitan la detección temprana de las necesidades del alumnado y la adopción de las medidas educativas.
  4. h) Actuaciones de prevención y control del absentismo que contribuyan a la prevención del abandono escolar temprano.
  5. i) Oferta de materias específicas.
  6. j) Distribución del horario lectivo del bloque de asignaturas de libre configuración autonómica.

Programas de atención a la diversidad

  1. Se establecerán los siguientes programas de atención a la diversidad: programas de refuerzo del aprendizaje, programas de refuerzo de materias generales del bloque de asignaturas troncales y programas de profundización.
  2. En el contexto de la evaluación continua, cuando el progreso del alumno o la alumna no sea adecuado, se establecerán programas de refuerzo del aprendizaje. Estos programas se aplicarán en cualquier momento del curso, tan pronto como se detecten las dificultades y estarán dirigidos a garantizar los aprendizajes que deba adquirir el alumnado para continuar su proceso educativo.
  3. Asimismo, se podrán establecer programas de profundización para el alumnado especialmente motivado para el aprendizaje o para aquel que presente altas capacidades intelectuales.
  4. Se informará periódicamente a las familias de la evolución del alumnado al que se le apliquen dichos programas.
  5. a) Programas de refuerzo del aprendizaje
  6. Los programas de refuerzo del aprendizaje son una medida individualizada de atención a la diversidad y tienen como objetivo asegurar los aprendizajes de las materias y seguir con aprovechamiento las enseñanzas de Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria. En el contexto de la evaluación continua, cuando el progreso del alumno o la alumna no sea adecuado, se establecerán programas de refuerzo del aprendizaje. Estos programas se aplicarán en cualquier momento del curso, tan pronto como se detecten las dificultades y estarán dirigidos a garantizar los aprendizajes que deba adquirir el alumnado para continuar su proceso educativo. Suponen una modificación del currículo a excepción de los objetivos y de los criterios de evaluación.

Estarán dirigidos al alumnado que se encuentre en alguna de las situaciones siguientes:

  1. a) Alumnado que no haya promocionado de curso.
  2. b) Alumnado que, aun promocionando de curso, no supere alguna de las materias/ámbitos del curso anterior.
  3. c) Alumnado que, a juicio de la persona que ejerza la tutoría, el departamento de orientación y/o el equipo docente, presente dificultades en el aprendizaje que justifique su inclusión.
  4. El profesorado que lleve a cabo los programas de refuerzo del aprendizaje, en coordinación con el tutor o tutora del grupo, así como con el resto del equipo docente, realizará a lo largo del curso escolar el seguimiento de la evolución del alumnado.
  5. Dichos programas se desarrollarán, en su caso, en el horario lectivo.
  6. Estos programas deben contemplar actividades y tareas especialmente motivadoras que busquen alternativas metodológicas al programa curricular de las materias objeto de refuerzo.

Dichas actividades y tareas deben responder a los intereses del alumnado y a la conexión con su entorno social y cultural, considerando especialmente aquellas que favorezcan la expresión y la comunicación oral y escrita, así como el dominio de la competencia matemática, a través de la resolución de problemas de la vida cotidiana.

  1. Se incluirá en el horario semanal del alumnado un módulo horario de libre disposición con objeto de facilitar el desarrollo del citado programa.
  2. El número de alumnos y alumnas participantes en cada programa, con carácter general, no podrá ser superior a quince.
  3. El alumnado que supere las dificultades de aprendizaje detectadas abandonará el programa de forma inmediata y se incorporará a las actividades programadas para el grupo.
  4. El profesorado que imparta un programa de refuerzo de materias generales del bloque de asignaturas troncales en primer curso realizará a lo largo del curso escolar el seguimiento de la evolución de su alumnado e informará periódicamente de dicha evolución al tutor o tutora, quien a su vez informará a los padres, madres o personas que ejerzan su tutela legal.

A tales efectos, y sin perjuicio de otras actuaciones, en las sesiones de evaluación se acordará la información que sobre el proceso personal de aprendizaje seguido se transmitirá al alumno o alumna y a los padres, madres o personas que ejerzan su tutela legal. Estos programas no contemplarán una calificación final ni constarán en las actas de evaluación ni en el expediente e historial académico del alumnado.

Medidas específicas de atención a la diversidad

  1. Se consideran medidas específicas de atención a la diversidad todas aquellas propuestas y modificaciones en los elementos organizativos y curriculares, así como aquellas actuaciones dirigidas a dar respuesta a las necesidades educativas del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo que no haya obtenido una respuesta eficaz a través de las medidas generales de carácter ordinario. La propuesta de adopción de las medidas específicas será recogida en el informe de evaluación psicopedagógica.
  2. El alumnado que presente necesidades específicas de apoyo educativo puede requerir en algún momento de su escolaridad alguna medida específica de atención a la diversidad, que se aplicará de forma progresiva y gradual, siempre y cuando no se pueda ofrecer una atención personalizada con las medidas generales de carácter ordinario.
  3. Las medidas específicas de atención a la diversidad son aquellas que pueden implicar, entre otras, la modificación significativa de los elementos del currículo para su adecuación a las necesidades del alumnado, la intervención educativa impartida por profesorado especialista y personal complementario, o la escolarización en modalidades diferentes a la ordinaria.
  4. Entre las medidas específicas de atención a la diversidad se encuentran:
  5. a) El apoyo dentro del aula por profesorado especialista de Pedagogía Terapéutica o Audición y Lenguaje, personal complementario u otro personal. Excepcionalmente, se podrá realizar el apoyo fuera del aula en sesiones de intervención especializada, siempre que dicha intervención no pueda realizarse en ella y esté convenientemente justificada.
  6. b) Las adaptaciones de acceso de los elementos del currículo para el alumnado con necesidades educativas especiales.
  7. c) Las adaptaciones curriculares significativas de los elementos del currículo dirigidas al alumnado con necesidades educativas especiales. La evaluación continua y la promoción tomarán como referencia los elementos fijados en ellas.
  8. d) Programas específicos para el tratamiento personalizado del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo.
  9. e) Las adaptaciones curriculares dirigidas al alumnado con altas capacidades intelectuales.
  10. f) La atención educativa al alumnado por situaciones personales de hospitalización o de convalecencia domiciliaria.
  11. g) Atención para alumnos extranjeros que no dominan el español. Se le da prioridad a los apoyos de nuestra lengua nativa para intentar que se ponga al nivel suficiente de poder hacer un seguimiento oportuno de sus materias dentro del aula.
  12. Asimismo, se consideran medidas específicas de carácter temporal aquellas que inciden en la flexibilización temporal para el desarrollo curricular.
  13. a) Programas de adaptación curricular
  14. La escolarización del alumnado que siga programas de adaptación curricular se regirá por los principios de normalización, inclusión escolar y social, flexibilización y personalización de la enseñanza.
  15. Las adaptaciones curriculares se realizarán para el alumnado con necesidad específica de apoyo educativo y requerirán una evaluación psicopedagógica previa.
  16. Las adaptaciones curriculares podrán contar con apoyo educativo, preferentemente dentro del grupo clase y, en aquellos casos en que se requiera, fuera del mismo, de acuerdo con los recursos humanos asignados al centro. La organización de estos apoyos quedará reflejada en el proyecto educativo del centro.
  17. b) Adaptación curricular significativa
  18. Las adaptaciones curriculares significativas irán dirigidas al alumnado con necesidades educativas especiales, con la finalidad de facilitar la accesibilidad de los mismos al currículo.
  19. Las adaptaciones curriculares significativas suponen la modificación de los elementos del currículo, incluidos los objetivos de la etapa y los criterios de evaluación. Se realizarán buscando el máximo desarrollo posible de las competencias clave.
  20. Las adaptaciones curriculares significativas podrán aplicarse cuando el alumnado presente un desfase curricular de al menos dos cursos en la materia objeto de adaptación entre el nivel de competencia curricular alcanzado y el curso en que se encuentre escolarizado.
  21. La elaboración de las adaptaciones curriculares significativas corresponderá al profesorado especializado para la atención del alumnado con necesidades educativas especiales, con la colaboración del profesorado de la materia encargado de su impartición, y contará con el asesoramiento del departamento de orientación.
  22. La aplicación, seguimiento, así como la evaluación de las materias con adaptaciones curriculares significativas serán compartidas por el profesorado que las imparta y por el profesorado especializado para la atención del alumnado con necesidades educativas especiales.
  23. d) Adaptación curricular para el alumnado con altas capacidades intelectuales
  24. Las adaptaciones curriculares para el alumnado con altas capacidades intelectuales estarán destinadas a promover el desarrollo pleno y equilibrado del alumnado con altas capacidades intelectuales, contemplando propuestas curriculares de ampliación y, en su caso, de flexibilización del período de escolarización.
  25. La propuesta curricular de ampliación de una materia supondrá la modificación de la programación didáctica con la inclusión de criterios de evaluación de niveles educativos superiores, siendo posible efectuar propuestas, en función de las posibilidades de organización del centro, de cursar una o varias materias en el nivel inmediatamente superior.
  26. La elaboración, aplicación, seguimiento y evaluación de las adaptaciones curriculares serán responsabilidad del profesor o profesora de la materia correspondiente, con el asesoramiento del departamento de orientación y la coordinación del tutor o la tutora.

Programas de refuerzo para pendientes.

  1. Los programas de refuerzo del aprendizaje tendrán como objetivo asegurar los aprendizajes de las materias y seguir con aprovechamiento las enseñanzas. Estarán dirigidos al alumnado que se encuentre en alguna de las situaciones siguientes:
  2. a) Alumnado que no haya promocionado de curso.
  3. b) Alumnado que, aun promocionando de curso, no supere alguna de las materias/ámbitos del curso anterior.
  4. c) Alumnado que a juicio de la persona que ejerza la tutoría, el departamento de orientación y/o el equipo docente presente dificultades en el aprendizaje que justifique su inclusión.
  5. El profesorado que lleve a cabo los programas de refuerzo del aprendizaje, en coordinación con el tutor o tutora del grupo, así como con el resto del equipo docente, realizará a lo largo del curso escolar el seguimiento de la evolución del alumnado.
  6. Dichos programas se desarrollarán, en su caso, en el horario lectivo correspondiente a las materias objeto de refuerzo.
  7. Los Departamentos Didácticos incluirán en sus programaciones didácticas los programas de refuerzo.
  8. Al inicio de cada curso escolar, el profesorado que lleve a cabo los programas de refuerzo, informará a la familia y al alumno del contenido y desarrollo del programa.

5.4.2. CONCILIACIÓN DE ESTUDIOS CON LA PRÁCTICA DEPORTIVA

Objeto

Facilitar al alumnado que curse enseñanzas en Educación Secundaria la conciliación con la práctica deportiva de deportistas de alto nivel o alto rendimiento.

Alumnado destinatario

Alumnado que, previa solicitud de la persona interesada o, en el caso de los menores de edad, de sus padres, madres o tutores legales, acredite alguna de las siguientes condiciones:

  1. a) Ser Deportista de Alto Nivel o Alto Rendimiento, de acuerdo con lo establecido por el Real Decreto 971/2007, de 13 de julio, y según relación anual publicada por el Consejo Superior de Deportes en el «Boletín Oficial del Estado», tras las resoluciones adoptadas al efecto por el Secretario de Estado para el Deporte, en colaboración con las Federaciones Deportivas Españolas.
  2. b) Ser Deportista de Alto Rendimiento, en cumplimiento de lo establecido en el Decreto Decreto 336/2009, de 22 de septiembre, por el que se regula el Deporte de Rendimiento de Andalucía.
  3. c) Participar en programas de tecnificación deportiva, dirigidos a la compatibilización del entrenamiento deportivo con el adecuado desarrollo de los estudios y que se lleven a cabo en centros docentes de referencia designados por las autoridades educativas.
  4. d) Participar en programas de tecnificación deportiva cualificada de las federaciones deportivas Andaluzas, que cuenten con el informe favorable de la Dirección General competente en materia de deporte de la Comunidad Autónoma Andaluza.
  5. e) Participar en competiciones oficiales de ámbito nacional o internacional como integrante de la selección española o de las selecciones autonómicas andaluzas.

Medidas que se contemplan

  1. a) Justificación de faltas de asistencia. Las faltas de asistencia motivadas por la participación del alumnado deportista en competiciones oficiales de rango nacional o internacional, entrenamientos y concentraciones con equipos nacionales o actividades desarrolladas dentro de los planes nacionales de tecnificación deportiva, serán registradas como faltas justificadas.

Para su justificación, será imprescindible acreditar la participación del alumnado con un documento expedido por la federación deportiva española o andaluza y adjuntar el calendario oficial de pruebas o competiciones. Estas faltas de asistencia no afectarán en ningún caso al proceso de evaluación del alumnado.

  1. b) Adecuación de las fechas en relación a los procesos de evaluación. Los centros docentes podrán facilitar al alumnado que responda a alguno de los perfiles establecidos en la presente circular, la adaptación de fechas de exámenes, pruebas y otras actividades relacionadas con el proceso de evaluación continua o final, cuando éstos coincidan con actividades deportivas oficiales debidamente acreditadas. Los centros docentes, evitarán la realización de las pruebas pendientes en las horas siguientes al regreso de los alumnos al centro educativo. Se podrá tener en cuenta a este alumnado a la hora de organizar grupos y podrán recibir tutorías académicas y asesoramiento psicopedagógico que faciliten la compatibilidad de estudios y deporte.
  2. c) Se podrán adoptar las medidas necesarias en relación a las solicitudes de cambios de horarios o grupos que coincidan con sus actividades.
  3. d) Apoyos Educativos. Si el alumnado necesitase de actuaciones de apoyo educativo determinadas por la evaluación psicopedagógica, éstas se tendrán en cuenta para que dicho alumnado pueda conciliar sus estudios con los apoyos y la práctica deportiva.

Exención de la materia de Educación Física

La exención de la materia de Educación Física, regulada mediante el artículo 10 de la Orden de 1 de diciembre de 2009 podrá ser solicitada por el alumnado que curse Educación Secundaria Obligatoria y simultáneamente acrediten tener la condición de deportista de alto nivel o de alto rendimiento.

5.5. PLAN DE ORIENTACIÓN Y ACCIÓN TUTORIAL

5.5.1. LA ORIENTACIÓN Y LA ACCIÓN TUTORIAL

La orientación constituye un elemento inherente a la propia educación y, por tanto, parte integrante de la propuesta curricular. Se considera como un derecho del alumnado y como una respuesta de calidad por parte del sistema educativo español.

La orientación es una tarea compartida por todos los profesionales de la educación, tal y como recoge la Ley Orgánica 2/2006 de Educación (LOE), en el artículo 91 entre las funciones del profesorado, recoge la tutoría y la orientación educativa, académica y profesional y, a la vez, una tarea que requiere de la atención especializada de los profesionales del Departamento de Orientación. Además, de un esfuerzo compartido entre alumnado, familia, profesorado, centro, las administraciones e instituciones y la sociedad en su conjunto para asegurar una educación de calidad en equidad.

Según recoge la Ley Orgánica Educación (LOE), 2/2006, la orientación educativa es como un medio necesario para el logro de una formación personalizada, que propicie el desarrollo de capacidades, valores, actitudes, intereses y motivaciones de cara a la consecución de las competencias básicas y en última instancia, al desarrollo integral del alumnado, a través de las funciones básica de la orientación, asesorar, coordinar y mediar.

En la Ley de Educación de Andalucía (LEA), 17/2007, se indica, “Potenciar la orientación educativa como medio para el desarrollo personal y como garantía de una respuesta educativa ajustada a las necesidades del alumnado, así como la evaluación educativa como instrumento de mejora de los procesos de enseñanza, de los resultados del aprendizaje y de la organización y funcionamiento de los centros docentes.

El Plan de Orientación y Acción Tutorial constituye el instrumento pedagógico-didáctico que articula a medio y largo plazo el conjunto de actuaciones del equipo docente, de nuestro centro educativo, relacionadas con los objetivos de la orientación y la acción tutorial que, de manera coordinada, se proponen para las distintas etapas y enseñanzas impartidas en el centro en coherencia con las directrices establecidas por el Equipo Técnico de Coordinación Pedagógica.

Establece, entre otras, la función de impulsar, promover y coordinar las actividades de tutoría y orientación educativa de todos los alumnos/as del centro, así como la de planificar y evaluar la oferta curricular adaptada y diversificada que algunos alumnos/as puedan necesitar. Dicho departamento es el encargado, en colaboración con el equipo directivo en la elaboración del plan de orientación y acción tutorial.

5.5.2. EL DEPARTAMENTO DE ORIENTACIÓN

El departamento de orientación estará compuesto, según el Decreto 327/2010 por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de los Institutos de Educación Secundaria, por:

  1. a) El profesorado perteneciente a la especialidad de Orientación Educativa.
  2. b) Los maestros y maestras en Pedagogía Terapéutica.
  3. c) El profesorado responsable de los programas de atención a la diversidad, incluido el que imparta los programas de diversificación curricular y de cualificación profesional inicial.

El departamento de orientación realizará las siguientes funciones:

  1. a) Colaborar con el equipo directivo en la elaboración del plan de orientación y acción tutorial y en la del plan de convivencia para su inclusión en el proyecto educativo y contribuir al desarrollo y a la aplicación de los mismos, planificando y proponiendo actuaciones dirigidas a hacer efectiva la prevención de la violencia, la mejora de la convivencia escolar, la mediación y la resolución pacífica de los conflictos.
  2. b) Colaborar y asesorar a los departamentos de coordinación didáctica y al profesorado, bajo la coordinación de la jefatura de estudios, en el desarrollo de las medidas y programas de atención a la diversidad del alumnado y en la prevención y detección temprana de problemas de aprendizaje.
  3. c) Elaborar la programación didáctica de los programas de diversificación curricular, en sus aspectos generales, y coordinar la elaboración de la programación de los ámbitos, en cuya concreción deberán participar los departamentos de coordinación didáctica de las materias que los integran.
  4. d) Elaborar la programación didáctica de los módulos obligatorios de la Formación Profesional Básica. En el caso de que el instituto cuente con departamento de la familia profesional a la que pertenece el programa, la programación didáctica de los módulos específicos corresponderá a este.
  5. e) Asesorar al alumnado sobre las opciones que le ofrece el sistema educativo, con la finalidad de inculcarle la importancia de proseguir estudios para su proyección personal y profesional.

Cuando opte por finalizar sus estudios, se garantizará la orientación profesional sobre el tránsito al mundo laboral.

El Dpto de Orientación está compuesto en nuestro centro por el orientador, una PT y una psicopedagoga contratada por el Ampa y la titularidad. Coordinadamente se abordan cuestiones relativas a los tres pilares que sustentan la labor orientadora: la acción tutorial, la orientación vocacional y profesional y la atención a la diversidad.

 

5.5.3. OBJETIVOS EN RELACIÓN CON LA ORIENTACIÓN Y LA ACCIÓN TUTORIAL

El Departamento de Orientación ha de contribuir a la mejora de la práctica escolar mediante un apoyo permanente, colaborando en la formulación y puesta en práctica de una respuesta educativa a todo tipo de necesidades, a través del desarrollo de los siguientes objetivos:

  1. a) Con respecto al centro
  2. Coordinar la elaboración, realización y evaluación del Plan de Orientación y Acción Tutorial del Centro.
  3. Ofrecer asesoramiento técnico a los órganos colegiados y unipersonales del Centro.
  4. Colaborar en la elaboración de los diferentes documentos que definen la identidad del Centro y que sirven de instrumento para la planificación a medio y corto plazo de la actividad en el mismo.
  5. Coordinar la atención educativa al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo.
  6. Establecer relaciones con otras instancias educativas e instituciones del entorno.
  7. Conseguir que el centro promueva la orientación como una tarea compartida por todos los profesionales de la educación, tal y como recoge la LOE 2/2006.
  8. b) Con respecto al alumnado
  9. Proporcionar información y orientación al alumnado acerca de las distintas alternativas académicas y profesionales.
  10. Elaborar actividades, estrategias y programas de orientación escolar, personal y profesional.
  11. Aplicar diferentes programas de intervención orientadora con grupos de alumnos.
  12. Realizar la evaluación psicopedagógica de los alumnos con necesidades educativas, dificultades de aprendizaje, etc.
  13. Desarrollar programas y actividades dirigidas a la mejora de las habilidades para el estudio y el aprendizaje autónomo.
  14. Organizar y colaborar en actividades complementarias que favorezcan la coeducación y no discriminación por razón de sexo, educación para la salud, educación sexual, educación para la Paz.
  15. Ayudar y orientar al alumnado en los momentos de mayor dificultad: ingreso, cambio de etapa, elección de diferentes materias opcionales y optativas, elección de diferentes itinerarios.
  16. c) Con respecto al profesorado
  17. Coordinar, apoyar y ofrecer soporte técnico a las actividades de orientación y tutoría que los profesores realizan con sus grupos de alumnos.
  18. Asesorar y proporcionar elementos educativos para la adecuada atención a los problemas y necesidades educativas de los alumnos.
  19. Orientar en relación con actividades y procesos de evaluación y promoción.
  20. Coordinar y colaborar con los distintos Departamentos en la elaboración de medidas de atención a la diversidad.
  21. Atender las necesidades de formación del profesorado que se planteen.
  22. d) Con respecto a la familia:
  23. Promover la cooperación de la familia con el Centro para una mayor eficacia y coherencia en la educación de sus hijos.
  24. Potenciar la relación y comunicación entre padres y profesores, especialmente en lo que se refiere a la orientación profesional del alumnado.
  25. Hacer partícipes y responsabilizar a las familias del seguimiento sobre el rendimiento académico de sus hijos/as, así como de sus comportamientos en el centro, con los compañeros/as, profesorado y personal de servicios.

Gran parte de la Orientación se concreta en el desarrollo del Plan de Acción Tutorial.

La finalidad general de la tutoría es contribuir a la personalización de la educación y a la atención de las diferencias individuales y ofrecer una respuesta educativa adaptada a las capacidades, intereses y motivaciones de los alumnos y alumnas y orientarles adecuadamente en relación con las opciones académicas y profesionales.

Entendemos pues la tutoría, como el conjunto de actividades que desarrolla el tutor y tutora con su grupo de alumnos/as, con las familias de los mismos y con el profesorado que imparte clase a los mismos.

Para su programación y desarrollo el Departamento de Orientación concreta sus funciones en cuatro ámbitos básicos de actuación: el Centro, el alumnado, el profesorado, y la relación con las familias.

 

5.5.4. PLAN DE ACCIÓN TUTORIAL

Gran parte de la Orientación se concreta en el desarrollo del Plan de Acción Tutorial.

La finalidad general de la tutoría es contribuir a la personalización de la educación y a la atención de las diferencias individuales y ofrecer una respuesta educativa adaptada a las capacidades, intereses y motivaciones de los alumnos y alumnas y orientarles adecuadamente en relación con las opciones académicas y profesionales.

Entendemos pues la tutoría, como el conjunto de actividades que desarrolla el tutor y tutora con su grupo de alumnos/as, con las familias de los mismos y con el profesorado que imparte clase a los mismos.

Para su programación y desarrollo el Departamento de Orientación concreta sus funciones en cuatro ámbitos básicos de actuación: el Centro, el alumnado, el profesorado, y la relación con las familias.

Objetivos del Plan de Acción Tutorial

Los principales objetivos de la orientación y acción tutorial son los que a continuación se detallan por bloques. No obstante, hemos de considerar que el presente Plan de Acción Tutorial se entiende como un instrumento abierto y flexible, y por tanto sujeto a cuantas modificaciones (en sus objetivos, actividades, temporalización, recursos, etc.) puedan ir surgiendo a lo largo de un curso, en función de las necesidades detectadas.

Al mismo tiempo las actividades propuestas para el trabajo con los alumnos se adecuarán a las características de cada grupo y nivel, utilizando los recursos materiales y humanos y trabajando diferentes niveles de profundización, de acuerdo a las edades del alumnado al que va dirigido.

 

Bloque 1. Actuaciones de apoyo al Plan de Acción Tutorial por parte del Departamento de Orientación:

Bloque 2. Normas, objetivos y funcionamiento del grupo

Bloque 3. Técnicas de Trabajo Intelectual

Bloque 4. Tratamiento de temas transversales

 

 

 

Bloque 5. Orientación académica y profesional

Bloque 6. Sesiones de evaluación con los alumnos

Bloque 7. Sesiones de evaluación

 

 

 

 

 

Bloque 8. Actuaciones con el equipo docente

Bloque 9. Evaluación de la tutoría

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bloque 10. Reuniones con los padres

Bloque 11. Unidad de Convivencia

Acción Tutorial en Ciclos Formativos.

Para desarrollar la orientación y acción tutorial se adaptará a las características y necesidades del alumnado de estos niveles, realizando actividades más acordes a su nivel. Información académica, consulta de programas informáticos, visitas a la Universidad u otros centros educativos, jornadas de orientación, información sobre las pruebas de acceso a la Universidad, salidas académicas acordes a los itinerarios elegidos, autoconocimiento de sus intereses, capacidades, etc.

De la misma forma el alumnado podrá contar con la atención individualizada necesaria en el Departamento de Orientación en aquellas cuestiones, dudas y dificultades que se planteen, para lo cual se adquirirá y solicitará el material necesario.

Se contemplarán intervenciones directas por el orientador especialmente en el 2º y 3er trimestre con el objeto de desarrollar actividades de orientación académica y profesional, así como facilitar la toma de decisiones de los alumnos sobre su futuro.

5.5.5. PLAN DE ORIENTACIÓN ACADÉMICA Y PROFESIONAL

La orientación académica y profesional constituye el conjunto de actuaciones realizadas con todo el alumnado del Centro encaminadas a fomentar la auto-orientación, entendida como la adquisición de capacidades, destrezas, actitudes y conocimientos para poder orientarse y poder adaptarse a los distintos cambios y situaciones de la vida. Para ello se proponen los siguientes objetivos:

  1. Favorecer el autoconocimiento del alumnado para que conozca y valoren sus propias capacidades, motivaciones, intereses de una forma ajustada y realista.
  2. Facilitar las estrategias para la toma de decisiones respecto a su futuro profesional y a la elección de un itinerario académico ajustado.
  3. Ofrecer información al alumnado y a sus familias, sobre las distintas opciones académicas y formativas al finalizar la etapa educativa en la que se encuentran.
  4. Establecer mecanismos para que el alumnado acceda al conocimiento del mundo del trabajo, ocupaciones y los procesos que favorezcan la transición a la vida activa, la inserción laboral y la formación a lo largo de la vida.

Para el cumplimiento de los objetivos indicados la orientación académica y profesional se desarrollará por programas insertados dentro de la hora de tutoría lectiva en la ESO.

Los programas serán sencillos de aplicar para posibilitar su implementación con los recursos humanos que dispone el centro. Los programas se desarrollan a través de actividades que tienen carácter transversal y pueden ser completadas con actividades complementarias o extraescolares.

Se desarrollan a lo largo de las diferentes etapas educativas con especial atención al finalizar 4º de ESO e igualmente se tienen presente en las enseñanzas de Formación Profesional Básica.

Las actividades de orientación las realiza principalmente el tutor/a del grupo y la orientadora, pero en cualquier momento son también realizadas desde los miembros del Equipo Directivo, profesores/ras, hasta el personal de administración y servicios.

Las actividades exploran los intereses de los alumnos/as, exponen las distintas opciones académicas que hay al finalizar la etapa, asesoran sobre las pruebas de acceso, acercan las titulaciones universitarias, informan sobre otros estudios de carácter artístico o musical. La prueba de acceso a la universidad, la perspectivas o salidas laborales, el mercado de empleo son temas de especial relevancia para nuestro alumnado y sus familias. Esto último es de especial importancia para las familias de nuestro centro y son numerosas las intervenciones que se hacen en este sentido toda la comunidad educativa.

Los programas, aunque estén adaptados a cada grupo estarán diseñadas para cada nivel y la coordinación entre tutores/ras se llevará a cabo a través de las reuniones de coordinación con la orientadora. En ellas se trabajará conjuntamente por la puesta en práctica de estas actividades de forma eficaz. La coordinación se realiza igualmente entre los miembros de Equipo Educativo, especialmente para la elaboración del consejo orientador.

5.5.6. METODOLOGÍA DEL PLAN DE ORIENTACIÓN Y ACCIÓN TUTORIAL

La metodología son las técnicas, recursos y formas de enseñanza que facilitan el éxito del proceso de enseñanza-aprendizaje, y en concreto, permiten la adquisición de conocimientos, destrezas y competencias básicas necesarias para aprender, desarrollar y conocer formas de poder seguir aprendiendo a lo largo de la vida.

Nuestro trabajo diario se guía por las directrices de un modelo psicopedagógico. Según este modo de comprender la orientación, el trabajo cotidiano de todos los miembros del departamento es preventivo, es decir, se trabaja para evitar o impedir la aparición de dificultades y para dotar al alumnado de las suficientes estrategias y recursos para, en caso de estar en riesgo de padecerlas, saber afrontarlas. Se trabaja preferentemente de forma grupal, aunque también cuando las situación lo requiere se trabaja de forma individual con el alumnado, familia, profesorado; es indirecto, el orientador asesora, ofrece ayuda y guía a través de otros agentes educativos, como tutores/as, equipo docente, familias; es interna, se intenta responder a las necesidades y a la diversidad desde el propio centro y en caso de no disponer de recursos, información o medios para atender al alumnado, se solicita la colaboración de especialista o asesores a nivel interno; el trabajo es interdisciplinar; la orientación educativa es tarea de todos/as; se trabaja a través de programas integrados. Programas diseñados en función de unas necesidades concretas y con unas actividades educativas encaminadas a que el alumnado adquiera la capacidad de auto-orientación. Es decir, que adquiera capacidades, destrezas, actitudes y conocimientos para poder orientarse y poder adaptarse a los distintos cambios y situaciones de la vida.

5.5.7. EVALUACIÓN

La evaluación se considera como una parte integrante del proceso educativo, con una función básicamente orientadora y de control de la calidad de todas las acciones que se emprenden dentro del mismo.

En primer lugar, debemos comentar que para llevar a cabo la tarea de evaluar desde nuestro departamento tenemos en cuenta los criterios de evaluación, promoción y titulación recogidos en nuestro Proyecto Educativo. Estos criterios marcan una evaluación:

  1. a) Formativa. Proporciona información relevante y válida que ayuda a mejorar tanto los procesos de enseñanza como los de aprendizaje. Información sobre las dificultades de aprendizaje y sobre qué estrategias resultan más adecuadas para solventarlas.
  2. b) Integradora o global. Referida al conjunto de las capacidades y competencias básicas expresadas en los objetivos generales de etapa, ciclo o curso teniendo en cuenta las características del alumnado y de su contexto sociocultural donde se encuentra. Además de las competencias básicas.
  3. c) Continua. Teniendo en cuenta distintos momentos en la evaluación:

Inicial. Partir del análisis y exploración de las ideas previas del alumnado para realizar una programación de actividades acorde a éstas.

Proceso. Orientando las posibles modificaciones que se deben realizar sobre la marcha en función de la evolución de los alumnos/as y del grupo, y de las distintas necesidades que se vayan detectando.

Final. Nos da información sobre en qué medida se han alcanzado los objetivos propuestos y orienta la introducción de las modificaciones necesarias en el Proyecto Educativo y la planificación de propuestas de mejora para el curso siguiente.

Entre los procedimientos e instrumentos a utilizar para llevar a cabo la evaluación, destacamos los siguientes:

  1. a) Reuniones de coordinación y asesoramiento con el profesorado en cuanto a las medidas de atención a la diversidad, a través de las reuniones semanales con los miembros del Departamento de Orientación y/o aquellas mantenidas con otros agentes externos al departamento.
  2. b) Cuestionarios. Cumplimentación de forma anónima de cuestionarios por parte del profesorado, alumnado o las familias para que nos aporten información sobre la percepción que tienen sobre la idoneidad de las distintas medidas de atención a la diversidad. Pueden proporcionar indicios sobre aquellos aspectos que hay que cambiar y sobre posibles mejoras a realizar.
  3. c) Análisis de los resultados escolares obtenidos por el alumnado destinario de las diferentes medidas de atención a la diversidad y por el alumnado en general para ver en qué medida podemos intervenir de forma preventiva en el fracaso escolar. Además, también resultan muy importantes el análisis de aquellos aspectos socio-afectivos y comportamentales como clima en el aula y convivencia en el centro, actitudes, motivación y valores del alumnado.
  4. d) Entrevistas individualizadas con el alumnado, familia y/o profesorado. Proporcionan información directa sobre el grado de satisfacción con las medidas educativas adoptadas por parte de los distintos agentes intervinientes.
  5. e) Observación de los procesos de enseñanza y aprendizaje.
  6. f) Memorias finales del Departamento de Orientación, donde se incluyen los resultados de los diferentes programas y medidas de atención a la diversidad llevadas a cabo y que se incluyen las posibles propuestas de mejora para el siguiente curso escolar.

 

5.6. PLAN DE CONVIVENCIA

El Plan de Convivencia constituye un aspecto del proyecto educativo que concreta la organización y el funcionamiento del centro en relación con la convivencia y establece las líneas generales del modelo de convivencia a adoptar en el mismo, los objetivos específicos a alcanzar, las normas que lo regularán y las actuaciones a realizar en este ámbito para la consecución de los objetivos planteados.

Las familias deben firmar que son conocedores de las siguientes normas generales:

 

 

 

5.6.1. OBJETIVOS DEL PLAN DE CONVIVENCIA

  1. a) Facilitar a los órganos de gobierno y al profesorado instrumentos y recursos en relación con la promoción de la cultura de paz, la prevención de la violencia y la mejora de la convivencia en el centro.
  2. b) Concienciar y sensibilizar a la comunidad educativa sobre la importancia de una adecuada convivencia escolar y sobre los procedimientos para mejorarla.
  3. c) Fomentar en los centros educativos los valores, las actitudes y las prácticas que permitan mejorar el grado de aceptación y cumplimiento de las normas y avanzar en el respeto a la diversidad y en el fomento de la igualdad entre hombres y mujeres.
  4. d) Facilitar la prevención, detección, tratamiento, seguimiento y resolución de los conflictos que pudieran plantearse en el centro y aprender a utilizarlos como fuente de experiencia de aprendizaje.
  5. e) Facilitar la prevención, detección y eliminación de todas las manifestaciones de violencia, especialmente del acoso escolar, de la violencia de género y de las actitudes y comportamientos xenófobos y racistas.
  6. f) Facilitar la mediación para la resolución pacífica de los conflictos.
  7. g) Contribuir desde el ámbito de la convivencia a la adquisición de las competencias básicas, particularmente las competencias social y ciudadana y para la autonomía e iniciativa personal.
  8. h) Fomentar y facilitar la participación, la comunicación y la cooperación de las familias.
  9. i) Favorecer la cooperación con entidades e instituciones del entorno que contribuyan a la construcción de comunidades educadoras.

 

5.6.2. DIAGNÓSTICO DEL ESTADO DE LA CONVIVENCIA EN EL CENTRO

5.6.2.1.         Características del centro y su entorno.     

  • Ubicación y accesos

          El Colegio Sagrado Corazón de Jesús está ubicado en el barrio de Nervión, uno de los once distritos administrativos de la ciudad andaluza de Sevilla, España.

Está ubicado en el centro del barrio. Limita al sur con el distrito Sur, al oeste con el distrito Casco Antiguo, al norte con el distrito de San Pablo – Santa Justa y al este con el distrito de Cerro-Amate.

Según el último informe Municipal de salud del Distrito Nervión registrado en 2017, este cuenta con un total de 51.117 habitantes, siendo el cuarto distrito con menor población de la ciudad. Según su superficie es el segundo más pequeño, resultando el tercero en densidad de población y triplicando la media de la ciudad.

 Además, cabe mencionar que, según datos extraídos del Ayuntamiento de Sevilla, el Servicio de Estadística y el Padrón Municipal de habitantes, en 2017 había un total de 1898 habitantes extranjeros, siendo un 3,70 % sobre la población total del distrito y situándose así en el cuarto distrito con menos población extranjera de Sevilla. Sin embargo, se ha registrado un aumento progresivo de dichos habitantes desde finales de los años 90, siguiendo la tendencia de crecimiento de los municipios cercanos a la capital, consecuencia, entre otras, de una mejora en las comunicaciones y de la expansión inmobiliaria y urbanística previa al periodo de crisis económica que todavía nos afecta.

Debido a su situación, el alumnado residente  del barrio acude al centro caminando o en coches particulares no habiendo necesidad de transporte escolar.

 

  • Características de la zona

Nervión, se trata de una zona eminentemente comercial, con una amplia representación de los sectores educativos, comerciales y artesanales, y con una elevada transformación y reforma inmobiliaria de sus edificaciones.

En cuanto al sector económico, la zona presenta un nivel medio, con una importante presencia de grupos cuyo nivel económico es elevado. Es una zona con poco paro laboral, aunque muchas familias tienen pequeños comercios y cuya economía fluctúa por estar a merced de la oferta, la demanda y también de los grandes centros comerciales que nos rodean.

Dentro de nuestro barrio predominan las actividades económicas industriales (fábrica de cerveza “Cruzcampo”), culturales (bibliotecas, cines y universidades), las empresas de servicios y las grandes superficies comerciales. Además, cuenta con la ubicación del centro comercial “El Corte Inglés” hace más de 40 años, el emblemático Hotel “Los Lebreros” y la estación de A.V.E “Santa Justa” edificada para la Expo’92.

En lo referido a la oferta educativa, debemos tener en cuenta que, Nervión pasó de ser unas huertas de casas señoriales y de retiro de la burguesía sevillana, a ser una de las mejores zonas económicas de la ciudad. Esto provoca que, numerosas familias que trabajan en la zona, adquieran una vivienda y busquen una oferta educativa para sus hijos, implantándose rápidamente multitud de centros escolares en los que se encuentra nuestro centro de estudio. Una zona en auge y muy valorada económicamente, en la que se están desarrollando diversas actuaciones de mejora urbanística que hacen del entorno un lugar muy apreciado para vivir, y que por otro lado, está desplazando a familias de economía más humildes que tradicionalmente vivían en la zona.

En el mismo barrio, cohabitan varios centros educativos bilingües y de prestigio, tanto de carácter privado como concertado, por lo que la oferta educativa es muy amplia y variada. Algunos exponentes de esta oferta podrían ser: “La Sagrada Familia de  Urgel”, “Santa María de Vedruna” (Las Carmelitas),”San Miguel”, ”El Buen Pastor”, ”Juan Nepomuceno Rojas”, ”Sevilla Montessori School”, “Inmaculado Corazón de María-Portacoeli”, “Escuelas Salesianas María Auxiliadora de Nervión”, “Ntra. Sra de Andévalo”, etc. todos ellos de carácter marcadamente religioso (Jesuitas, Salesianos…) y muy arraigados en la sociedad sevillana, que ofrecen una educación basada en la tradición y valores cristianos, así como, una educación renovada y de calidad, integrando los avances pedagógicos, las nuevas tecnologías y el bilingüismo como señas de identidad. Por otro lado, también se oferta una enseñanza pública de calidad, en otros tantos centros públicos como: “C.E.I.P Borbolla”, “C.E.I.P. Ortiz de Zúñiga”, “C.E.I.P Joaquín Turina” y “C.E.I.P Paulo Osorio”.

 

 

Además, se puede observar, un incremento en la zona de nuevas Escuelas de Infantil de carácter privado tanto de Primer como, últimamente, de Segundo ciclo: “E.I Martín de Gainza”, “E.I El trébol”, “E.I. Sol y Luna”, “E.I. El Pequeño Príncipe”, “La Guarde del Árbol”, “El Nido del Paraguas”, etc. por lo que la oferta es muy amplia y responde a la gran demanda de la zona, fomentando la competencia y por tanto, el alto nivel de calidad y exigencias educativas.

Esta gran cantidad de oferta educativa provoca que tengamos una mayor competencia, lo que nos motiva a hacer grandes cambios destinados única y exclusivamente a la mejora de la calidad de los servicios prestados.

 

  • Características del centro

 

El colegio Sagrado Corazón de Jesús, con una larga tradición docente, que se inicia en el año 1936 con la “Academia Mercantil Sevillana”, ha mantenido siempre como principios básicos de actuación: la libertad, el espíritu cristiano y la eficacia educativa, concediendo así al centro un marco propio en el que se asientan los fines educativos del mismo.

En el año 1958 nace en Sevilla el colegio privado Sagrado Corazón de Jesús,  fundado por D. José María Jimeno García, padre del actual Director del  Centro. Al principio solo contaba con 7 profesores y 60 alumnos y se impartía la antigua Primaria y Bachillerato libre, siendo sus instalaciones en ese momento dos fincas en la zona de Nervión. Hoy en día, cuenta con más de 50 trabajadores distribuidos en dos grandes edificios.

 

En 1971 se empezaron a remodelar los edificios, ampliando sus instalaciones para el buen funcionamiento del Colegio. Desde entonces, a lo largo de todos estos años no han cesado las obras prácticamente todos los veranos. Desde el curso 2009-2010 funcionan dos líneas concertadas definitivamente. Desde el curso 2001-2002 se disfruta de un aula de Apoyo a la Integración y del Bilingüismo. Después, en el año 2018 se estrena nueva planta en el edificio de Primaria. Y por último, el año pasado se hizo una ampliación del aula de informática y una escalera como vía de emergencia desde la última planta del edificio de secundaria consiguiendo así la autorización definitiva para las dos unidades de Formación Profesional Básica.

Todas estas reformas destinadas a facilitar el correcto bienestar de toda la comunidad educativa.

                                 

El centro cuenta en la actualidad con dos edificios, el edificio de Infantil y Primaria, está situado en el número 15 de la calle Rico Cejudo haciendo esquina con la calle Marqués de Nervión y a unos 50 metros, en el número 8 de Rico Cejudo, esquina con Beatriz de Suabia está el edificio de Secundaria.

 

Cada uno de estos edificios está distribuido de la siguiente manera:

 

Colegio de Educación Infantil y Primaria consta de 4 plantas y un sótano.

En este último se encuentra, además de un almacén destinado a guardar documentación del centro, un salón de amplias dimensiones destinado mayoritariamente al servicio de canasto que presta el centro y en ocasiones a reuniones como Claustros generales o similares, al tratarse de una de las salas más grandes del centro.

En la planta cero podemos encontrarnos con: el hall de entrada, secretaría y el despacho de dirección, la sala de profesores, dos aulas de educación infantil (3años A y B), un patio con el 80% techado destinado a educación infantil, la sala de usos polivalentes destinada al comedor (en su mayor parte del tiempo) y a algunas reuniones como las de inicio de curso con las familias, otro patio cubierto al 50% destinado a los alumnos de 1º a 5º de primaria, el baño de los profesores, el baño de los alumnos, un almacén de material deportivo y un taller donde el personal de mantenimiento trabaja durante su jornada de trabajo.

En la primera planta podemos encontrarnos con cuatro aulas de educación infantil (4 y 5 años A y B), tres aulas de Educación primaria (1ºA y B y 2ºA), el aula de apoyo, el despacho del psicólogo y la sala del médico.

En la segunda planta podemos encontrar el aula de Integración (U.A.I.), siete aulas de educación primaria (2ºB y 3º, 4º Y 5º A y B) y la biblioteca.

En la tercera planta estarían dos aulas de Educación Primaria ( 6ºA y B), otro patio con un 20% cubierto para estos alumnos, un aula de apoyo, un baño y otro patio destinado al huerto escolar.

 

Colegio de Educación Secundaria consta de tres plantas.

En la planta baja nos podemos encontrar con un hall de entrada donde hay un aula destinada a clases de apoyo y atención médica. A la derecha nos podemos encontrar con el despacho de jefatura de estudios, la sala de profesores, despacho de orientación, baño y cuarto de limpieza. 

A la izquierda nos encontramos con dos aulas, la de informática y el laboratorio.

En esta planta también está ubicado el acceso al patio de recreo del alumnado de secundaria y FP donde además de la zona de juego hay baños, almacen de deporte y unas escaleras de acceso   a la primera planta.

En la primera planta hay un total de 4 aulas (1ºA y B/ 2ºA y B), un pasillo donde se encuentra el aula taller, la biblioteca y las escaleras de acceso al patio de la planta baja.

Por último, en la segunda planta hay 4 aulas también (3ºA y B/4ºA yB).

Es importante mencionar que todas las plantas tienen acceso a la salida de emergencias.

 

  • Horario del centro

 

El horario escolar en E.I. y E.P.O está distribuido de la siguiente forma: Durante los meses de septiembre y junio es de jornada continuada de 09:00 a 14:00 y durante el resto de meses lectivos es de lunes y miércoles con jornada partida, de 10:00 a 13:00 y de 15:30 a 17:30 y martes, jueves y viernes, jornada continuada de 9:00 a 14:00 . En E.S.O. la jornada es continua todo el curso, de 8:00 a 14:30. Añadimos que el horario de F.P. incluida recientemente es de lunes a viernes de 15:00 a 21:30.

 

En cuanto a las actividades extraescolares propuestas por el centro, la oferta es la siguiente: refuerzo de matemáticas, conversaciones de inglés (Método Callan), aprende a montar en bicicleta, cine, coro y percusión corporal, ping-pong, clases de canto, danza flamenco, sevillanas, patinaje, clases de piano, clases de guitarra, ajedrez, teatro, academias de inglés (Trinity y Cambridge), fútbol, baloncesto, voleibol, taekwondo, escuela de arte y el centro se encuentra abierto a cualquier tipo de propuesta que se encuentre dentro de las posibilidades del centro.  La demanda de este tipo de actividades por parte de los alumnos es grande, permitiendo a las familias compaginar el horario laboral con el escolar. En la siguiente tabla se pueden contemplar más claramente atendiendo a su clasificación.

 

ACTIVIDADES

APOYO EDUCATIVO

DEPORTIVAS

ARTÍSTICAS

LÚDICAS

–         Matemáticas

–         Inglés

–         Informática

–         Psicomotricidad

–         Estudio vigilado

–          Fútbol sala

–          Baloncesto

–          Voleibol

–          Patinaje

–          Gimnasia

rítmica

–         Kárate

–         Baile flamenco

–          Arte

–          Música

–          Cocina creativa

–          Informática

–          Ajedrez

–          Robótica

–          Guitarra

–          Cuenta cuentos en inglés

 

 

Dichas actividades hacen posible que el horario de nuestro centro sea flexible, permaneciendo abierto de 7:00 de la mañana, con el aula matinal, a 19:30 de la tarde, ininterrumpidamente de lunes a viernes. Siendo su horario el mostrado en la imagen que se presenta a continuación.

 

De todo ello se deduce que muchos de nuestros alumnos comparten muchas horas, por lo que los lazos que se crean entre ellos van mucho más allá del propio grupo clase.

  • Recursos materiales

La relación de recursos materiales y su estado es la siguiente:

  • El mobiliario cubre las necesidades del centro.
  • Las máquinas e instrumentos reprográficos son suficientes y se van incrementando al crecer el colegio.
  • Los medios audiovisuales son casi suficientes en todas las etapas, aunque gracias al proceso de digitalización en el que se encuentra sumido nuestro centro, iniciado el curso 23-24 cada vez disponemos de una mayor cantidad de recursos. Disponemos de pizarras interactivas y/o proyectores en todas las aulas del centro, ordenadores de alquiler con derecho a compra para toda la etapa de secundaria y FP y carros con ordenadores y tablets de uso compartido para la etapa de Primaria.
  • La biblioteca de Educación Secundaria posee fondos bibliográficos, pero carece de ordenadores para la búsqueda de información,aunque gracias a la digitalización del centro ya mencionada, el centro facilita un alquiler con derecho a futura compra de ordenadores en las etapas de Secundaria y FPB situadas en el mismo centro.
  • La biblioteca de Educación Primaria se encuentra en proceso de formación, y cada vez contamos con un mayor número de recursos, entre ellos, ordenadores de mesa correctamente instalados y con acceso a internet para facilitar la búsqueda de información, estudio, trabajo, etc. del alumnado.
  • Los materiales didácticos son suficientes.
  • Laboratorio con cada vez más recursos materiales de investigación suficiente para las ciencias naturales: microscopios, lupas, binoculares, prensas para hojas, recipientes para medición de líquidos, balanzas, etc.
  • Huerto escolar con herramientas de trabajo adecuadas para su cuidado.
  • Aula de música y plástica que cuenta con una dotación de instrumentos musicales justa, pero en principio suficiente.
  • Taller de tecnología con cada vez un mayor número de recursos.
  • Aula de informática con proyector y ordenadores para cada alumno con acceso a internet y a plataformas como Moodle y otras con las que cuenta nuestro centro.

 

 

 

 

5.6.2.2. Características de la comunidad educativa.

  • Características de los profesionales

En relación al personal del centro en general, podemos decir que cuenta con un total de 76 profesionales, entre el que nos encontramos tanto el personal docente (maestros y profesores de todas las etapas educativas) como el personal no docente (secretarias, médica, personal de limpieza, psicopedagoga, etc).

De todos ellos podemos decir de una forma general que se trata de una plantilla muy implicada con su trabajo, motivada y gracias a la cual se obtienen muy buenos, y cada vez mejores resultados, tal y como se registra en las valoraciones de las familias de nuestro alumnado.

 

 

 

  • Características socioeconómicas de las familias

Entre las familias que componen nuestro centro podemos destacar una serie de características como:

  • Estabilidad familiar: Predominan las familias estables, aunque cada día hay más casos de familias desestructuradas. En estos casos, suelen colaborar ambos padres en la educación de sus hijos. Hay que destacar que presentamos algunos casos con problemas más serios en los que junto con los padres intervienen otros profesionales (abogados, jueces, psicólogos…) en la educación de los niños y no hay ninguna comunicación entre los ex-cónyuges.
  • Trabajo de los padres: En matrimonios jóvenes suelen trabajar los dos, aunque hay familias donde sólo lo hace uno.
  • Profesión de los padres: Universitarios (cada vez hay más), empleados cualificados y obreros, predominando el de tipo medio.
  • Ideología (actitud): Moderados y tolerantes.
  • Religión: En su mayoría creyentes y según encuestas realizadas por el centro, el 90% de los alumnos, solicitaron la enseñanza de religión.
  • Actitud ante la escuela: Cooperan a nivel personal, con cierta indiferencia a nivel general, que se traduce en poca asistencia a las asambleas de padres, en la seguridad de que sus hijos están en un centro que vela por ellos y sus intereses en todo momento.

 

  • Características del alumnado

La mayoría del alumnado presenta actitudes positivas y receptivas hacia el aprendizaje aceptando las limitaciones personales. Tienen esperanzas en sus posibilidades y en un futuro profesional vocacional y exitoso en el que toda la comunidad educativa tiene un papel fundamental y ellos son los principales protagonistas con su esfuerzo personal, su trabajo diario y su responsabilidad.

El número de alumnos inmigrantes es reducido, aunque va en aumento; añadiendo a esto algunos alumnos adoptados de otras nacionalidades.

 

5.6.3.  La convivencia entre los distintos grupos que componen la Comunidad Educativa.

  • De forma general

          El enfoque de la convivencia en el centro tiene una visión constructiva y positiva, por lo que las actuaciones van encaminadas al desarrollo de comportamientos adecuados para convivir mejor y resolver conflictos, a través de la participación, buenos cauces de comunicación y la prevención de problemas de conducta. Para ello se han elaborado unas normas de  convivencia  que deben regular el funcionamiento del centro.

Podemos afirmar que, aunque en nuestro Centro no existen graves problemas de convivencia, se han registrado en estos últimos años una serie de situaciones que han causado la necesidad de  un cambio en el presente plan. Cambios que se adapten a las nuevas realidades en las que nos encontramos sumidos hoy día.

De una forma general, las relaciones que se establecen entre los diferentes sectores de la Comunidad educativa son correctas y respetuosas. Aunque como es normal, necesita una serie de ajustes que se adapten a la gran cantidad de cambios que vivimos en el curso 2022-2023.

El Centro dispone de un sistema de vigilancia de cámaras en los espacios comunes que, en algún momento puntual, pueden ayudar a solventar o aportar información esencial para poder resolver algún conflicto. Dicho sistema está oportunamente señalizado y puesto en conocimiento de toda la Comunidad Educativa. La visualización de dichas imágenes sólo puede realizarse por el personal autorizado del Colegio respetando así la privacidad de datos de los menores.

 

  • Relación entre los profesionales del centro

La relación entre los profesionales del centro es bastante buena, lo que permite que exista una coordinación vertical y horizontal cada vez más ajustada a las necesidades de los alumnos. Es necesario destacar que, actualmente estamos implicados en numerosas actividades, cursos y convivencias dirigidas a estrechar aún más los vínculos entre todos y cada uno de los trabajadores de nuestro centro.

  • Relación entre profesorado y alumnado

También podemos afirmar que, la relación que tiene el profesorado de nuestro centro con el alumnado de las diferentes etapas es bastante buena y estrecha ya que, en mayor o menor medida, todos nos conocemos y estamos construyendo así, en colegio Sagrado Corazón de Jesús, una gran familia.

 

  • Relación entre el alumnado.

.

          En la actualidad el clima de convivencia en el centro es bueno. Los problemas  más serios aparecen principalmente,  en los primeros cursos de la ESO y  sobre todo en FPB y están asociados al fracaso escolar,  a la falta de interés por los estudios y a la escasa implicación de los padres. Los  conflictos  se resuelven  fundamentalmente con el diálogo, con la colaboración de la familia y con alguna medida disciplinaria de carácter menor (quedarse sin recreo o asistir a estudio vigilado de 16 h a 19 h los viernes). Son pocos los casos en los que deben adoptarse medidas más severas.

 

El tipo de conducta problemática más frecuente tiene que ver con incumplimientos de los  deberes del alumno. Estos comportamientos se enmiendan fundamentalmente con el diálogo y con la aplicación de las correcciones que el RRI contempla para estos casos.

 

De forma aislada  aparecen  casos de alumnos con comportamientos disruptivos en el aula, impidiendo  que la clase se desarrolle con normalidad, interrumpiendo al profesor. Son alumnos, por otra parte, que en general no han mostrado interés alguno por las materias impartidas, en muchas ocasiones no traían el material necesario a clase, han repetido curso alguna vez a lo largo de su escolaridad  y acumulaban un significativo retraso escolar.

 

También se dan  casos en los  que algún alumno o alumna tiene dificultad para “encajar” con el resto de compañeros o sentirse partícipe en las dinámicas del aula. La percepción del propio alumnado como diferente del resto y su frustración puede llevarle a tener conductas conflictivas.

En conclusión, en cuanto a las relaciones entre el alumnado cabe destacar que, aunque no existen graves problemas de convivencia, como ya hemos mencionado anteriormente, hemos determinado necesaria una revisión del actual plan para poder adaptarnos a la gran cantidad de cambios en los que nos encontramos sumidos en este siglo. Cambios cada vez más relacionados con la ausencia de educación emocional entre los pequeños y especialmente destacable entre los no tan pequeños, aparentemente muy propiciada por el proceso de globalización en el que nos encontramos sumidos hoy día y la pandemia vivida en años anteriores que según

 

  • Relación entre profesorado y familias

La relación de los profesores con las familias es de estrecha colaboración, basada fundamentalmente en   reuniones informativas y de coordinación de carácter general (proyecto educativo, normas de convivencia…) y particular (proceso de enseñanza aprendizaje, conductas…).

Los padres en general, manifiestan interés y preocupación por la educación y formación de sus hijos, mostrándose en la mayoría de los casos, dispuestos a colaborar con los profesores, así como a participar en las distintas actividades que promueve el centro. Esta circunstancia evita en muchos casos que los conflictos disciplinarios lleguen a producirse y en otros, que disminuyan las incidencias.

El concepto que tienen los padres del centro en general y de la gestión que se hace de los conflictos disciplinarios en particular, es favorable.  Así lo demuestra el análisis y evaluación de los cuestionarios que se que se pasan cada curso desde la implantación en nuestro centro de un Sistema de Calidad. Además, cabe mencionar que dicho concepto sigue mejorando gracias a los ya mencionados cambios que hemos vivido en el centro y de los que somos conscientes gracias a los cuestionarios, correo de sugerencias, redes sociales y otros medios que hemos destinado a ello.

Entre los aspectos del centro más valorados por las familias destacan: el buen nivel académico y  la formación individualizada que reciben sus hijos; la formación y profesionalidad del profesorado, la importancia que se le concede a la educación en valores, la disciplina y la amplia oferta de actividades extraescolares.

Finalmente, cabe destacar que, gracias al cambio en el plan de convivencia junto con muchas otras medidas destinadas al mismo fin, como puede ser la unión de líneas de cada curso, las cada vez más frecuentes jornadas de convivencia tanto en horario escolar como extraescolar, la formación del profesorado, etc. tenemos unas expectativas muy positivas con la mejora general de la convivencia entre todas  y cada una de las partes que conforman nuestra comunidad educativa

 

 


5.6.4. Análisis del estado de convivencia actual

 

Antes que nada, es importante conocer todos aquellos aspectos que, desde nuestro  punto de vistas como comisión de convivencia, pueden alterar la convivencia:

 

 

 

  • Ausencia de materiales.
  • Perjudicar la limpieza del centro
  • Deterioro intencionado de materiales o instalaciones del centro
  • Faltas de respeto hacia el profesorado (Molestar en clase, no prestar atención, contestar de malas formas, etc.)
  • No realización de tareas.
  • Disrupción.
  • Falta de disciplina.
  • Exceso de ruido
  • Utilización de materiales o aparatos prohibidos en el centro
  • Actuaciones poco educadas en clase o durante la participación en servicios como aula matinal, comedor y/o extraescolares.

Alumnos- alumnos:

  • Faltas de respeto entre iguales.(insultos, burlas, no respetar cuando habla, etc.
  •  
  • Rotura de materiales.
  • Pequeños hurtos.

 

Centro- familias:

  • Falta de implicación de algunas familias ante la aparición en sus hijos  de conductas contrarias a la norma.
  • Falta de puntualidad en las clases.
  • Absentismo escolar.
  • Faltas de respeto familia-docentes
  • Falta de comunicación familia-docentes

 

En nuestro centro crear un clima de buena convivencia ha sido siempre objetivo prioritario y objeto de reflexión, a continuación se detallan algunos de los elementos que, en nuestra opinión como comisión de convivencia podrían contribuir a que esto ocurra.

 

 

 

 

INFANTIL.

 

Elementos que están funcionando y debemos seguir cuidando.

  • La organización de actividades que implican una convivencia entre todo el alumnado de Infantil.
  • Participación muy positiva en las diferentes celebraciones y actividades del centro.
  • Destacado control y vigilancia de los alumnos por parte de los maestros en el patio.
  • La buena organización de las actividades de la etapa (Halloween,  Navidad,  Carnaval, Semana Santa, Feria, Corpus…).
  • Implicación de las familias en diferentes actividades.
  • La gran coordinación entre el profesorado.
  • Las diferentes convivencias internas que se hacen entre los distintos grupos de infantil.

 

PRIMARIA Y SECUNDARIA

 

Elementos que están funcionando y debemos seguir cuidando.

 

 

  • Unión de grupos A y B en sesiones semanales, excursiones, festividades, etc.
  • Trabajos en equipo, tareas compartidas, etc
  • Tutorías con las familias.
  • Comunicación y coordinación entre el profesorado
  • Comunicación con las familias a través de Alexia.
  • Control de los alumnos en los recreos y demás espacios.
  • Clases de tutoría, ciudadanía o religión destinadas al tratamiento y prevención de conflictos.
  • Acordar en clase las normas de convivencia en clase y revisarlas periódicamente.
  • Elección de delegados
  • Desplazamiento de los alumnos por el centro en orden y en silencio.
  • Participación en campañas solidarias.
  •  
  • Creación de “patrulla de vigilancia, limpieza del recreo”.

 

Esto no quiere decir que ya esté todo logrado, que se hayan implantado y que funcionen solo es el inicio del largo camino que debemos recorrer, por lo que debemos seguir trabajando todas ellas para alcanzar nuestros objetivos.

 

Además, algunos elementos en los que debemos insistir son:

  • Mejorar el vocabulario y los modales.
  • Seguir potenciando los valores de convivencia, ayuda y  compañerismo,
  • Búsqueda de un buen clima de trabajo en clase.
  • Insistir en los comportamientos en los desplazamientos.
  • Ampliar la oferta de actividades  solidarias, culturales y formativas con motivo del Día de la Paz, Día de la mujer, etc. 
  • Fomentar las actividades de gran grupo.
  • Desarrollar actividades  coeducativas.
  • Programar actividades alternativas en las fiestas colegiales.
  • Insistir en la limpieza del colegio… especialmente patios y clases
  • Mesas y sillas. Cuidado
  • Buenos modales y respeto.
  • Silencio y orden en los desplazamientos

 

ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS DE LA ENCUESTA

 

Una vez conocidos, ahora es momento de saber cuales son las opiniones y sugerencias reales de los diferentes componentes de la comunidad educativa gracias a  los resultados de las últimas encuestas pasadas en enero de 2023.

 

 

Profesionales del centro

 

Podemos observar en los resultados de la muestra que, la mayor parte de los profesionales del centro consideran que el clima de convivencia actual que hay en el colegio Sagrado Corazón de Jesús es generalmente bueno, en su mayoría con una puntuación superior a 7.

 

En cuanto a los comportamientos que pueden alterar la convivencia se ha extraído que la mayor parte de los participantes de la encuesta colocan en cabeza a  las faltas de respeto a los compañeros,  con un 92,3%, seguidamente con un 84,6% las faltas de respeto al profesorado, como puede ser molestar en clase, no prestar atención, contestar de malas formas, etc.También se considera como factor importante que altera la convivencia el deterioro intencionado de materiales o instalaciones del centro.

Por último, podemos encontrar otros factores como la limpieza del centro, la falta de puntualidad o la utilización de aparatos prohibidos.

 

 

 En relación a las medidas de las que trabaja el colegio a favor de una correcta convivencia crees que están funcionando. De las 26 respuestas, la opción con mayor puntuación ha sido la comunicación entre profesores y tutorías con las familias, las cuales ambas han obtenido un 76,9%, a continuación, acordar en clase las normas de convivencia y revisarlas periódicamente y unión de grupos A y B en sesiones menciones, excursiones, festividades, etc. Ambas han obtenido una puntuación, por separado, de 61,5%. Además, no podemos pasar por alto que un 57,7% de los profesionales del centro cree que los trabajos en equipo, tareas compartidas, etc., son beneficiosas para favorecer la convivencia  y que el 50% considera que la comunicación con las familias a través de la aplicación Alexia es favorable. Después, el 26,9% opina que las clases de tutoría, ciudadanía o religión destinadas al tratamiento y prevención de conflictos ayuda con la convivencia entre el alumnado. Un 15,4% está a favor de la elección de delegados es favorecedora. Finalmente, con un 3,8% han obtenido dos respuestas por igual, la primera indica que no observa demasiada unanimidad a la hora de resolver situaciones conflictivas y la última que la convivencia de navidad y final de curso son muy favorables respecto a la convivencia.

Sin embargo, las medidas que  creen que no se trabajan lo suficiente y deberíamos mejorar apreciamos como tres opciones tienen un mismo porcentaje de 26,9%, la primera respuesta considera que se podría mejorar la comunicación entre el profesorado,  a continuación, las clases de tutoría, ciudadanía o religión destinadas al tratamiento y prevención de conflictos también dejan que desear y por ultimo con este mismo porcentaje sería bueno acordar en clase las normas de convivencia y revisarlas periódicamente. Seguidamente en segunda posición, con un 23,1%, el profesorado considera que sería beneficioso mejorar los trabajos en equipo, tareas compartidas, etc. La unión de grupos A y B en sesiones mensuales, excursiones, festividades, etc. Tiene un 15,4% respecto a las 26 respuestas de los trabajadores del centro. Otro porcentaje del profesorado, exactamente un 11,5%, considera que se podría mejorar la comunicación con las familias a través de Alexia. Por último, con una puntuación de un 3,8% hemos obtenido 5 respuestas diferentes, las cuales son la elección de delegados, el compañerismo y a los tres profesionales del centro restantes no tienen ninguna objeción al respecto.

Por último, en cómo creen que se resuelven la mayoría de los conflictos en el colegio se pueden observar la respuesta de 26 trabajadores. La respuesta más popular con un 92,3% es que la mayoría de los conflictos se resuelven a través del profesor/a mediante el diálogo. Las dos puntuaciones con igual porcentaje de 30,8% ambas opciones, consideran que la resolución del conflicto se consigue a través del profesor/mediante castigos o a través de compañeros con diálogo, pero sin mediador. Finalmente, con un 23,1% la resolución de conflicto se consigue mediante el diálogo con los compañeros u a través de un mediador externo al conflicto.

 

Finalmente, entre las diferentes sugerencias recogidas sobre cómo mejorar la disciplina y la convivencia en el centro se han recogido aspectos muy interesantes como: la necesidad de fomentar la empatía y el diálogo, para que a partir de esto se pueda mejorar la convivencia; formar al alumnado como mediadores, para la prevención y mediación de futuros conflictos, la unanimidad de criterios para así promover el trabajo de forma coordinada, el desarrollo del refuerzo positivo, trabajo en equipo, educación en valores y respeto, y finalmente la realización de eventos culturales, deportivos o de ocio fuera del ámbito lectivo para así incentivar las actividades grupales.

 

Alumnado (Pendiente)

Familias

Las familias del centro, que forman esta muestra, consideran que, el clima de convivencia general en el Colegio en el cual las familias consideran con un 31,9%, el valor más alto, una puntuación de 9 sobre 10. El segundo valor es de 8 sobre 10 el cual ha obtenido un 25%, siguiendo a esta puntuación un 19,4% los cuales consideran el clima de convivencia general del Centro de un 10 sobre 10. Un total de 3 personas han valorado el clima general con una puntuación igual o inferior de 5 sobre 10.

En cuanto a los comportamientos que pueden alterar la convivencia se ha extraído lo siguiente: Con un 63,9% las familias consideran que la comunicación a través de alexia es muy beneficiosa, a continuación, la respuesta más alta con un 56,9% indica acordar en clase las normas de convivencia y revisarlas periódicamente. Las siguientes dos opciones se han obtenido 44,4% en ambas, la primera opción es que consideran factible la unión de grupos en sesiones semanales, excursiones, festividades, etc. Y la otra opción es los trabajos en equipo, tareas compartidas, etc. Con un 41,7% las tutorías con las familias ayudan a la convivencia.

En relación a las medidas de las que trabaja el colegio a favor de una correcta convivencia crees que están funcionando nos encontramos con un 63,9%  a la comunicación con las familias a través de Alexia, un 56,9 el establecimiento de normas en clase, un 44,4% la unión de las dos líneas de cada curso y el trabajo en equipo o de forma colaborativa.  También podemos observar que un 41,7%  piensa que las tutorías con las familias funcionan bastante bien, un 34,7% la comunicación entre el profesorado y un 29,2 las  clases de tutoría, ciudadanía o religión destinadas a la prevención de conflictos

 

Sin embargo, las medidas que  creen que no se trabajan lo suficiente y deberíamos mejorar localizamos en cabeza con un 26,6% las tutorías con familias, con un 23,6% la comunicación con las familias a través de alexia; con un 20,8% la comunicación entre el  profesorado y las clases de tutoría, ciudadanía o religión destinadas a la prevención de conflictos y con un 18,1% el acuerdo de normas en clase y el trabajo colaborativo. Aquí surgen otras propuestas interesantes como la escuela de familia, la ayuda de la psicopedagoga  y actividades donde se impliquen a las familias.

 

Para terminar, en cómo creen que se resuelven la mayoría de los conflictos en el colegio se pueden observar la respuesta más popular con un 83,3% es que la mayoría de los conflictos se resuelven a través del profesor/a mediante el diálogo. Le sigue, con un  27,8% a resolución del conflicto se consigue a través del profesor/ mediante castigos  y en tercer lugar, con un 23.6% determinan que se hace a través de compañeros con diálogo y mediador.

Finalmente, entre las diferentes sugerencias recogidas sobre cómo mejorar la disciplina y la convivencia en el centro se han recogido aspectos muy interesantes como, mejorar comunicación, evitar comparaciones, con charlas y orientaciones de convivencia del profesorado hacia el alumnado, participación directa de las familias, charlas sobre acoso y otros temas de interés, aumentando vigilancia, actividades relacionadas con el compañerismo, empatía,respeto, las diferencias individuales…, darle más importancia a los conflictos,  establecimiento  de normas generales, fomentando el diálogo,

 

CONCLUSIONES

De forma general, el alumnado le da una puntuación más baja al clima de convivencia que hay en el centro que el profesorado y las familias. Es posible que su percepción desde el interior y siendo ellos quienes vivencian en primera persona los principales problemas que mencionaremos en apartados posteriores tengan una percepción más cercana de lo que ocurre.

Tanto el profesorado del centro como el alumnado opinan que el principal comportamiento que altera la convivencia en el centro son las faltas de respeto entre compañeros, de ahí la necesidad de modificación del actual plan como hemos mencionado anteriormente.

Es importante destacar que,en cuanto a los comportamientos que pueden alterar la convivencia en el centro, mientras que el alumnado le da un segundo papel al deterioro intencionado de instalaciones o materiales del centro y un tercero a las faltas de respeto al profesorado, este último le da el segundo puesto a las faltas de respeto hacia el profesorado con una gran diferencia. Esto quiere decir que las faltas de respeto, tanto entre el alumnado como hacia el profesorado es la principal razón por la cual saltan las alarmas para buscar una mejora en la convivencia de nuestro centro.

Si nos fijamos en aquellas medidas que los encuestados creen que funcionan en nuestro centro es destacable que, mientras que los docentes y las familias le dan una mayor importancia a la comunicación en general, tanto entre profesores, profesor alumno como profesor familia, los alumnos colocan en el primer puesto a las uniones de líneas de cada curso.

Sin embargo, en cuanto a las medidas que no se trabajan lo suficiente y que deberíamos mejorar nos encontramos opiniones muy dispares, estrechamente relacionadas con el papel que desempeña cada entrevistado con la comunidad educativa, siendo así, los alumnos siguen opinando que la unión de líneas no solo es beneficiosa sino que estaría bien trabajarla más y mejor, y por otro lado,  la elección de delegados donde ellos mismos son los protagonistas. Las familias le dan el primer puesto a las tutorías con el profesorado donde también son ellos mismos los que juegan un papel importante. Por último, el profesorado coloca en cabeza a Clases de tutoría, ciudadanía o religión destinadas al tratamiento y prevención de conflictos y al acuerdo de normas generales, donde una vez más son ellos mismos quienes juegan el papel principal.

Siendo positivos podemos extraer de estos resultados que aunque nos queda mucho camino por recorrer, podemos contar con la colaboración de toda la comunidad educativa para hacerlo y eso es algo de agradecer.

Por último, gracias a estas encuestas realizadas no solo hemos podido conocer la opinión global sobre el estado de convivencia de nuestro centro sino que también hemos obtenido opiniones y sugerencias muy enriquecedoras que no dudaremos en tener en cuenta en todo el trabajo que estamos realizando y que de seguro, nos dará sus frutos.

Todas y cada una de ellas aportan, en mayor o menor medida al beneficio de nuestra comunidad educativa pero, siempre es importante contar con las opiniones de aquellos que las vivencian para saber cuales son, desde su punto de vista, las que mejor funcionan para seguir trabajando y especialmente las que peor lo hacen para así mejorar entre todos.

 

 

5.6.3.     NORMAS DE CONVIVENCIA GENERALES DEL CENTRO Y ESPECÍFICAS DEL AULA.

En el primer claustro que se celebra en el mes de septiembre el Equipo Directivo informa verbalmente y por escrito a los profesores de las normas de régimen interno. La normativa a seguir en la resolución de conflictos es:

  • Decreto 328/2010, 13 de julio, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de las escuelas de 2º grado de E.I., de colegios de Ed. Primaria e Infantil y de centros públicos específicos de Ed. Especial.
  • Decreto 327/2010, 13 de julio, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de los Centros de Ed. Secundaria.

5.6.3.1.    Normas generales del centro

NORMAS DE REGIMEN INTERNO                                          

 

Para el mejor funcionamiento de nuestro colegio, debemos tener presente las siguientes indicaciones:

1).- ENTRADAS: El profesorado de Infantil deberá abrir la puerta de salida a Marqués del Nervión, 15 minutos antes de la entrada y recoger a todos los alumnos en el patio chico hasta que toque el timbre. Se establecerá un turno para el cierre de dicha puerta, una vez que haya tocado el timbre de entrada. Todos los alumnos subirán directamente a sus aulas sin formar filas en el patio.

El profesorado de 1º a 6º de Primaria deberá esperar a sus alumnos en la clase 15 minutos antes de tocar el timbre de entrada para cuidar de los alumnos que van llegando. Se establecerá un turno de guardia para la puerta de entrada del alumnado de Primaria, que será por Rico Cejudo 15 y otro para la vigilancia de los servicios. La subida a las aulas después de los recreos se hará antes de que toque el timbre de finalización y de forma escalonada.

El profesorado de Secundaria estará en el Centro 15 minutos antes de la hora de entrada, excepto los que tengan guardia de entrada o de planta que deberán llegar 20 minutos antes. Cuando toque el timbre, los profesores tienen que estar en sus aulas. La subida a las aulas después de los recreos se hará antes de que toque el timbre de finalización y de forma escalonada y en silencio.

2).- PUNTUALIDAD: Los alumnos de primaria, secundaria y FPB, que lleguen tarde al colegio se quedarán en el patio hasta el siguiente cambio de clases y se le anotará en el parte una falta leve.

3).- LLAVES/SUBIDAS AULAS: Las llaves de las aulas solo pueden ser recogidas o entregadas en la secretaría por el profesor

Tampoco se le puede dar a ningún alumno la llave de la clase para que recoja nada olvidado. Si el profesor estima que debe recogerlo le acompañará a la clase y si no es así, lo recogerá por la tarde o al día siguiente.

El profesor al abrir el aula y ser el primero que entra en la clase podrá comunicar cualquier anomalía que detectase y será el último que sale de ella. Nunca, bajo ningún concepto, se debe dejar solos a los alumnos en clase, ni mientras entran o salen, ni en los recreos.

Si algún profesor tiene que salir de la clase, avisará al compañero más cercano para que la vigile mientras está ausente. Si se advierte que en una clase falta el profesor, deberá comunicarse inmediatamente a Jefatura de estudios, para poder enviar algún profesor que sustituya y se vigilará mientras tanto a los alumnos.

Si a algún alumno le ocurre algo estando solos nos afecta a todos, pero fundamentalmente al profesor que debería estar en la clase. Si algún profesor va a llegar tarde, tiene la obligación de llamar por teléfono a la jefatura de estudios del Centro para organizar la sustitución. Cuando un profesor vaya a faltar debe avisar tanto al director como a Jefatura de Estudios.

Las subidas y bajadas se deben realizar con el máximo orden, en silencio y siguiendo las normas establecidas en el Protocolo Covid y plan de convivencia, pudiendo los profesores corregir a aquellos alumnos que no lo hagan debidamente, aunque no sean de su tutoría, y se procurará y corregirá que los carritos de los libros no golpeen los escalones.

Cada profesor es responsable del mobiliario y material de aula asignado a su curso o tutoría, debiendo revisarlo periódicamente y comunicar cualquier anomalía, pintadas o desperfectos al jefe de Estudios o en secretaría.

En la salida del aula a última hora el profesor hará revisión del estado de limpieza y orden que se queda, corrigiendo la conducta a los alumnos que no dejen la silla encima de la mesa o tengan papeles o suciedad alrededor de sus mesas.

Los alumnos de secundaria y FPB, tienen una taquilla personal y no pueden compartirla con ningún otro alumno, si el profesor detecta que alguno la está compartiendo debe notificarlo a jefatura de estudios.

RECREOS: El horario de los recreos de 1º a 3º de EPO será de 11 a 11:30. De 4º a 6º de EPO será de 11:30h a 12h. El horario de los recreos de 1º y 2º de ESO será de 11h a 11:30h y para 3º y 4º de ESO de 12h a 12:30h.

El profesorado de Infantil, Primaria permanecerá dentro del Centro durante toda la jornada lectiva, pudiendo tomar café en turnos de 2 en 2, mientras que el resto deberá permanecer vigilando a los niños en las Instalaciones del Centro. Los profesores de guardia deberán tener en cuenta que es una guardia “activa”, distribuyéndose estratégicamente por el patio para realizar un control efectivo de los alumnos y teniendo especial cuidado con las zonas del colegio donde suelen darse los problemas entre los alumnos como son los servicios, las escaleras, las gradas y los pasillos.

Para los profesores de Secundaria y FPB, permanecerá dentro del Centro durante toda la jornada lectiva, pudiendo salir solamente si tiene horas libres en el horario. Se establecerán turnos de vigilancia de patios e instalaciones con las mismas obligaciones mencionadas.

Por la normativa vigente queda terminantemente prohibido fumar en la puerta del colegio o dentro de las instalaciones. Rogamos se sea escrupuloso con esta cuestión.

Educación en valores. Puntualidad.

  • Varios de los valores más importante que nos deben acompañar toda la vida es el respeto hacia los demás, la sinceridad y la puntualidad, es por esto por lo que este año, con el refuerzo en valores comentado anteriormente, les pedimos su máxima colaboración para coeducar a sus hijos.

“Todos los alumnos deberán permanecer en el patio; no puede haber alumnos en los pasillos, vestíbulos, ni hueco de escaleras”.

5).- SALIDAS: Los profesores de E.I. formarán filas con los niños en el patio chico y abrirán la puerta de M. Nervión a las 12:55, 13:55 y 17:25.

Los profesores de 5º y 6º de EPO no bajarán a los alumnos hasta unos minutos después de oír el timbre, saliendo los alumnos por la puerta que del hall de Secretaría. Empezará bajando el profesor que esté con 5ºA, que será el que abrirá y vigilará la salida de sus alumnos. Cuando ese primer grupo haya abandonado el edificio, le seguirá el profesor que esté en 5ºB y realizará la misma operación. Así progresivamente hasta finalizar con 6ºB que será el último grupo en salir por dicho hall de secretaría. El profesor que está en 6ºB será el encargado de cerrar la puerta principal.

 

NUNCA SE DEBE PERMITIR ENTRAR A NADIE DURANTE LA SALIDA DE LOS 5º Y 6º DE EPO.

1º y 2º de EPO bajarán escalonadamente a las 12:52, 13:52 y 17:22 directamente al patio grande donde formarán las filas cerca de la puerta de salida hasta que entreguen a la totalidad de sus alumnos. Después lo harán 3º y 4º de EPO a las 12:56, 13:56 y 17:26 y seguirán las mismas indicaciones. Nunca empezarán a bajar antes de las horas indicadas. Hay que evitar que los alumnos griten al tocar el timbre de salida. Si ello ocurriera, no abriremos la puerta para la entrega a los familiares hasta corregir esta actuación.

En Secundaria, una vez tocado el timbre, bajarán ordenadamente, empezando por las aulas de la 1ª planta, según un plan establecido, saliendo directamente a la calle. Se establecerán turnos de apertura y cierre de puertas en ambos edificios.

Los alumnos no pueden abandonar el colegio antes de la finalización de la jornada escolar, por motivos como clases particulares, actividades deportivas, etc. Por motivos médicos con la firma del familiar autorizando la salida en la secretaría del colegio, se avisará a la clase para que baje y sea recogido a través de la secretaría.

Los profesores de Infantil y Primaria esperarán para abandonar el colegio hasta que la totalidad de sus alumnos hayan sido recogidos, La custodia de los alumnos de Infantil y Primaria es responsabilidad de sus profesores (del profesor que estuvo con ellos en la última hora) y por tanto no podrán abandonar el colegio hasta conocer las circunstancias de la no recogida y comunicarlo en la secretaría.

6).- REUNIONES DE PROFESORES/TUTORIAS De lunes a jueves, la hora de 17,30 a 18,30, forma parte de la jornada no lectiva de todo el personal docente. En caso de no ser necesario, los profesores no tendrán que permanecer esa hora en el Centro.

A la hora de concertar las tutorías con los padres, hay que tener en cuenta las posibilidades horarias de estos y procurar adaptarnos a ellos.

Las tutorías podrán concertarse en estos horarios, siempre que no exista ninguna reunión establecida previamente, o bien en horario de 8 a 8:45 o 9 a 9:45, si la familia no pudiera en horario de tarde.

En ESO, en horas libres (no de apoyo) que el profesor tenga. Los tutores darán las citas a los padres E.I. y EPO a las 5:30 la primera y a las 6:00 la segunda, consultando previamente que no hubiera alguna cita ya establecida o reunión fijada.

 

A los padres de ESO, los profesores comunicarán en qué hora deben darse dichas citas. Nunca se podrá decir a un padre o madre a las 14:00, 14:30 o a las 17:30 horas que no se le puede atender y que venga otro día, a no ser que necesitemos más información, o tengamos otra reunión o cita.

No se puede usar el correo electrónico como sustituto de una tutoría. Si se recibe algún correo incorrecto, no se contesta y se comunica inmediatamente al jefe de Estudios.

7).- UNIFORMES: Pantalón tipo chino o falda azul, polo blanco, jersey/sudadera verde, polar blanco, calcetín azul o negro y zapatos oscuros. En el caso de tener E.F., chándal azul completo o con la sudadera verde y camiseta blanca. En todo deberá aparecer el escudo del centro.

El uniforme es obligatorio en todos los cursos, tanto para poder asistir a clase como para Educación Física así como para todos los actos académicos, como visitas, exámenes, etc. Sin el uniforme ningún alumno podrá incorporarse al Centro ni realizar la Educación Física. El uniforme del colegio es obligatorio desde el primer día de clase. No obstante, durante los meses de calor todos los alumnos podrán asistir con las calzonas deportivas del colegio, el polo blanco y botines para paliar el calor y en temporadas de frío, se podrá hacer el uso de abrigo junto con el polar y nunca en su sustitución. Además, éste deberá ser de colores relacionados con el uniformes como negro, azul o verde oscuro.

Es responsabilidad del profesorado la exigencia estricta de esta norma en todos los cursos, debiendo comunicar las incidencias diariamente. El zapato deberá ser cerrado marrón, azul o negro, también forma parte del uniforme y debemos exigirlo igualmente.

Se ruega a todo el profesorado que insista en este punto y que comunique en la secretaría si algún alumno incumple esta norma reiteradamente. Los profesores que están de guardia en la puerta a la hora de la entrada no dejarán pasar a alumnos sin el uniforme, comunicándoselo inmediatamente a la jefa de Estudios.

8).- USO DE “USTED” EN EL COLEGIO: Los alumnos deben dirigirse siempre al profesorado con tratamiento de “usted” (Don o Señorita). En la relación profesor-alumno debe imperar la cordialidad, pero no el “compadreo”. Parece importante mantener cierta distancia y dejar claro cuál es el rol de cada uno en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Ello no implica separación o ruptura, de hecho, la clase se considera una comunidad de indagación en la que todos aprendemos. De igual forma y al tratarnos de un centro bilingüe, se les debe exigir a los alumnos el uso de Mr. a Mrs.

CANASTOS: Los armarios para los canastos están situados en el sótano, junto al ascensor, pues el servicio de comedor de canastos se realizará en el salón del sótano.

GRATUIDAD DE LIBROS: Es responsabilidad de los tutores de 3º a 6º de Primaria, 1º a 4º de Secundaria y 1º, 2º de FPB velar por el buen estado de conservación de los libros de texto. Se preparará y entregará en la secretaría la lista de aquellos padres avisados que deben entregar libros. Antes del inicio de las clases se etiquetarán los libros y el primer día de clase se les entregarán a los alumnos. La entrega de libros de texto a alumnos que no entregaron los libros debidamente y habiéndoles requerido la sustitución por otro han puesto problemas y se han negado. En junio se volverán a recoger para comprobar su estado y exigir o no su reposición.

La responsabilidad del Programa de Gratuidad de Libros de Textos corresponde a cada TUTOR, que debe resolver los problemas habidos en este tema con las familias, contando como siempre con la ayuda y el apoyo de la dirección, con la que consultará si hubiera alguna incidencia especial. Se consideran no aptos aquellos libros que:

  • No sean completamente legibles debido a la falta de alguna hoja o parte de ella.
  • Tengan tachones o estén manchados.
  • Tengan pintadas o pegatinas que rompan la estética del libro.
  • Hayan sido subrayados por su cuenta, sin las indicaciones del profesor.
  • Tengan las actividades realizadas en el mismo libro.
  • Tengan pequeños dobleces por los bordes o cualquier otra parte de las hojas.
  • Que los libros se hayan mojado y se aprecie el deterioro.
  • Que los libros presenten manchas de batidos u otros líquidos.
  • Que los libros estén desencuadernados.
  • Cualquier otra anomalía no mencionada en los apartados anteriores que el Equipo Docente considere no apto para su posterior uso.

Comunicaciones de los padres a los profesores: Si algún padre comunica a cualquier profesor que su hijo viene enfermo, puede tener algún problema del tipo que sea y el alumno utiliza el servicio de comedor o se queda a alguna actividad extraescolar, dicha información hay que pasársela al resto de las personas que atienden al alumno hasta la finalización de la jornada.

Plataforma Alexia: La plataforma es uno de los medios de comunicación entre familias y colegio que supone un desembolso económico para las familias y nos facilita la labor en muchos sentidos. Por ello, para nosotros su uso es obligatorio y debemos actualizar la información diariamente pasando, como mínimo, los siguientes conceptos: Faltas de asistencia y retrasos; fechas de exámenes; tareas y deberes; comunicaciones individuales o colectivas sobre cualquier tema o asunto que estimemos oportuno; partes disciplinarios; actividades complementarias y notas. Debemos asegurarnos de que al menos semanalmente todas las familias que utilizan la plataforma reciban algún tipo de comunicación e información.

 

En la primera reunión que tienen los padres con los tutores, se les explica  las normas de convivencia (normas referentes a los padres y normas referentes a los alumnos.) Además,  se les manda una carta donde aparecen por escrito, con el fin de que las tengan presente durante todo el curso.

 

Ante el aparente desconocimiento de ciertas normas de convivencia básicas del centro, a mediados del curso 22-23 desde dirección y secretaría se toma la iniciativa de mandar la siguiente carta informativa a los padres con el objetivo de que lean, conozcan y firmen el siguie

 

 

 

 

 

NORMAS DE CONVIVENCIA RELATIVAS A LAS FAMILIAS:



  • Conocer las normas de funcionamiento del Centro, respetarlas y hacer que sus hijos las cumplan y acepten.
  • Atender a las citaciones del Centro por parte de los tutores, personal de administración y dirección.
  • Abstenerse de visitar a sus hijos durante el horario lectivo, recreos, comedores, etc. sin causa justificada y, en tal caso, pasando previamente por secretaría. 
  • Durante los meses de jornada partida, las oficinas del Centro permanecerán cerradas desde las 13:15 hasta las 15:15, por lo que ningún alumno, ni familiar podrá entrar o salir del colegio. Los alumnos que sean de comedor no podrán entrar ni salir del Centro en este intervalo, por lo que si tuviera que ausentarse, deberá salir antes de las 13:15 e incorporarse a partir de las 15:15 h.
  • No desautorizar la acción de los profesores en presencia de sus hijos.
  • Facilitar todo tipo de información y datos valorativos de sus hijos en los distintos aspectos de su personalidad a los profesores que lo precisen, 
  • Facilitar a sus hijos cuantos medios sean precisos para llevar a cabo las actividades y tareas que le indique el profesorado.
  • Participar voluntariamente con los profesores en la programación de aquellas actividades para las que se solicite su ayuda.
  • Colaborar en la labor educativa ejercida sobre los alumnos, vigilando y controlando sus actividades.
  • Facilitar el cumplimiento de las obligaciones de sus hijos respecto del Centro: puntualidad, orden, aseo, correcciones, etc.
  • Justificar las ausencias y retrasos de sus hijos durante el horario escolar. Las salidas del centro durante la jornada lectiva deberán también estar perfectamente justificadas.
  • Estimular a sus hijos en el respeto a las normas de convivencia del centro como elemento que contribuye a su formación.
  • Recoger personalmente o mediante persona autorizada a los alumnos de Educación Infantil y Educación Primaria que tengan que ausentarse del  Centro durante la jornada escolar.
  • El colegio dispone de un estudio vigilado de 16 a 19 horas los viernes,  como medida de corrección de algunas conductas contrarias a las normas de convivencia. La asistencia  a estas medidas correctivas son obligatorias, no siendo negociable ningún cambio al respecto. Si hubiese algún problema al respecto deberán hablar directamente con Jefatura de Estudios.
  • Compromiso de no recoger a los alumnos del Centro antes de la finalización de la jornada lectiva sin justificación.
  • Asegurar que los alumnos vienen al centro con el uniforme correcto y especificado en nuestro Proyecto Educativo de Centro. Pantalón tipo chino o falda azul, polo blanco, jersey/sudadera verde, polar blanco, calcetín azul o negro y zapatos marrones, azules o negros. En el caso de tener E.F., chándal azul completo o con la sudadera verde y camiseta blanca. En todo deberá aparecer el escudo del centro.
  • En temporadas de frío se podrá hacer el uso de abrigo junto con el polar y nunca en su sustitución. Además, este deberá ser de colores relacionados con el uniformes como negro, azul o verde oscuro.

 

 

Siguiendo con el Decreto 238/2010 entre los deberes de las familias nos encontramos lo siguiente:

  1. Los padres y las madres o representantes legales, como principales responsables que son de la educación

de sus hijos e hijas o pupilos, tienen la obligación de colaborar con los centros docentes y con los maestros y

maestras.

  1. Esta colaboración de las familias se concreta en:
  2. a) Estimular a sus hijos e hijas en la realización de las actividades escolares para la consolidación de su aprendizaje que les hayan sido asignadas por el profesorado.
  3. b) Respetar la autoridad y orientaciones del profesorado.
  4. c) Respetar las normas de organización, convivencia y disciplina del centro.
  5. d) Procurar que sus hijos e hijas conserven y mantengan en buen estado los libros de texto y el material

didáctico cedido por los centros.

  1. e) Cumplirán con las obligaciones contraídas en los compromisos educativos y de convivencia que hubieran suscrito con el centro.

 

Además, siguiendo con el mismo decreto, entre sus derechos encontramos:

Las familias tienen derecho a:

  1. a) Recibir el respeto y la consideración de todo el personal del centro

. b) Participar en el proceso educativo de sus hijos e hijas, apoyando el proceso de enseñanza y aprendizaje de estos.

  1. c) Ser informadas de forma periódica sobre la evolución escolar de sus hijos e hijas.
  2. d) Ser oídas en las decisiones que afecten a la evolución escolar de sus hijos e hijas.
  3. e) Ser informadas de los criterios de evaluación que serán aplicados a sus hijos e hijas.
  4. f) Ser informadas puntualmente de las faltas de asistencia de sus hijos e hijas al centro.
  5. g) Suscribir con el centro docente un compromiso educativo para procurar un adecuado seguimiento del proceso de aprendizaje de sus hijos e hijas.
  6. h) Conocer el Plan de Centro

. i) Ser informadas de las normas de convivencia establecidas en el centro

. j) Recibir notificación puntual de las conductas contrarias o gravemente perjudiciales para la convivencia realizadas por sus hijos e hijas

. k) Suscribir con el centro docente un compromiso de convivencia, con objeto de establecer mecanismos de coordinación con el profesorado y con otros profesionales que atienden al alumno o alumna que presente problemas de conducta o de aceptación de las normas escolares, y de colaborar en la aplicación de las medidas que se propongan, tanto en el tiempo escolar como extraescolar, para superar esta situación.

  1. l) Recibir información de las actividades y régimen de funcionamiento del centro, así como de las evaluaciones de las que haya podido ser objeto.
  2. m) Recibir información sobre los libros de texto y los materiales didácticos adoptados en el centro.
  3. n) Participar en la vida del centro y en el Consejo Escolar.

ñ) Utilizar las instalaciones del centro en los términos que establezca el Consejo Escolar

 

NORMAS DE CONVIVENCIA GENERALES RELATIVAS A LOS ALUMNOS:

  1. a) El estudio, que se concreta en:

1º. La obligación de asistir regularmente a clase con puntualidad.

2º. Participar activa y diligentemente en las actividades orientadas al desarrollo del currículo, siguiendo las directrices del profesorado.

3º. El respeto a los horarios de las actividades programadas por el centro.

4º. El respeto al ejercicio del derecho al estudio de sus compañeros y compañeras.

5º. La obligación de realizar las actividades escolares para consolidar su aprendizaje que le sean asignadas por el profesorado para su ejecución fuera del horario lectivo.

  1. b) Respetar la autoridad y las orientaciones del profesorado.
  2. c) Respetar la libertad de conciencia, las convicciones religiosas y morales y la dignidad, integridad e intimidad de todos los miembros de la comunidad educativa, así como la igualdad entre hombres y mujeres.
  3. d) Respetar las normas de organización, convivencia y disciplina del centro docente y contribuir al desarrollo del proyecto educativo del mismo y de sus actividades.
  4. e) Participar y colaborar en la mejora de la convivencia escolar y en la consecución de un adecuado clima de estudio en el instituto.
  5. f) Participar en los órganos del centro que correspondan, así como en las actividades que éste determine.
  6. g) Utilizar adecuadamente las instalaciones y el material didáctico, contribuyendo a su conservación y mantenimiento.
  7. h) Participar en la vida del centro.
  8. i) Conocer la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía para Andalucía, con el fin de formarse en los valores y principios recogidos en ellos.
  9. j) Permanecer en el aula entre clase y clase.
  10. k) No usar dispositivos electrónicos (móvil, cámaras o relojes digitales, mp3, mp4 y similares) dentro del recinto escolar, salvo con la autorización del profesorado como recursos para el aprendizaje.
  11. l) Devolver los boletines de evaluación y los exámenes debidamente firmados por sus padres.
  12. m) Respetar el carácter propio del centro y las manifestaciones concretas que en este sentido se den en el colegio.

 

  1. n) Evitar los juegos violentos.

 

ñ) No ausentarse del Centro sin conocimiento del profesor o persona responsable en cada momento.

 

  1. o) Los alumnos no podrán permanecer en el aula durante el tiempo de recreo o tras la hora de salida de clase, salvo que el profesor esté presente.

 

  1. p) Utilizar  un vocabulario correcto y educado, evitando palabras malsonantes.

 

  1. q) Asistir debidamente uniformados.

 

r)No comer o beber dentro de las aulas.

 

  1. s) Mostrar conductas disciplinarias en los servicios de los que se haga uso, tales como aula matinal, comedor y/o extraescolares.

 

  1. t) Evitar comer durante las horas de clase, así como cualquier tipo de chucherías dentro del colegio.

 

u)Queda prohibido el consumo de alcohol, tabaco y/o drogas en el colegio. Los vapers también están prohibidos.

 

v)Está prohibido por nuestro R.R.I. (modificaciones aprobadas en Consejo Escolar) los pearcing, peinados extravagantes o con tintes que llamen la atención, las barrigas al aire y calzado que no sea el del uniforme (zapato azul o negro que no sea deportivo).

 

  1. y) Permanecer en el centro durante toda la jornada lectiva. Si necesitan ausentarse por algún motivo, deberán justificarlo correctamente a través de sus familias.

 

 

El alumnado tiene derecho:

  1. a) A recibir una educación de calidad que contribuya al pleno desarrollo de su personalidad y de sus capacidades.
  2. b) Al estudio.
  3. c) A la orientación educativa y profesional.
  4. d) A la evaluación y el reconocimiento objetivos de su dedicación, esfuerzo y rendimiento escolar.

A estos efectos, tendrá derecho a ser informado de los criterios de evaluación que serán aplicados.

  1. e) A la formación integral que tenga en cuenta sus capacidades, su ritmo de aprendizaje y que estimule el esfuerzo personal, la motivación por el aprendizaje y la responsabilidad individual.
  2. f) Al acceso a las tecnologías de la información y la comunicación en la práctica educativa y al uso seguro de internet en el instituto.
  3. g) A la educación que favorezca la asunción de una vida responsable para el logro de una sociedad libre e igualitaria, así como a la adquisición de hábitos de vida saludable, la conservación del medio ambiente y la sostenibilidad.
  4. h) Al respeto a su libertad de conciencia y a sus convicciones religiosas y morales, así como a su identidad, intimidad, integridad y dignidad personales.
  5. i) A la igualdad de oportunidades y de trato, mediante el desarrollo de políticas educativas de integración y compensación.
  6. j) A la accesibilidad y permanencia en el sistema educativo, en los términos previstos en el artículo 7.2.i) de la Ley 17/2007, de 10 de diciembre, de Educación de Andalucía.
  7. k) A la libertad de expresión y de asociación, así como de reunión en los términos establecidos en el artículo 8 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a la Educación.
  8. l) A la protección contra toda agresión física o moral.
  9. m) A la participación en el funcionamiento y en la vida del instituto y en los órganos que correspondan, y la utilización de las instalaciones del mismo.
  10. n) A conocer la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía para Andalucía.

ñ) A ser informado de sus derechos y deberes, así como de las normas de convivencia establecidas en el centro, particularmente al comenzar su escolarización en el centro.

5.6.3.2.    Normas particulares de cada aula

Para la elaboración de las normas específicas del aula debemos tener en cuenta una serie de aspectos importantes que no debemos dejar de lado.

En primer lugar, es importante mencionar que, aunque el centro ya dispone de un conjunto de correcciones genéricas y algunas específicas que garantizan su funcionamiento, cada clase se dotará a sí misma de unas pocas de normas y correcciones particulares para garantizar los derechos y deberes de todos sus miembros. Normas cuya elaboración se ha apoyado en actividades en las que el alumno tenga un papel fundamental, actividades que se detallarán en puntos posteriores,  ya que esto favorece a la toma de conciencia de pertenencia al grupo-clase y esto a su vez favorece el esfuerzo por el logro de objetivos comunes y el fortalecimiento de habilidades de diálogo, participación, discusión, toma de acuerdos, defensa de puntos de vista, etc.

En segundo lugar, es importante la correcta difusión del proceso llevado, las normas elaboradas, el seguimiento y la evaluación de estas, para toda la comunidad educativa ya que es imprescindible que exista una coordinación estrecha para utilizar dichas normas con eficacia y como recurso de cohesión y así mismo, las familias podrán esforzarse por proceder de manera semejante.

Además, es importante destacar que dichas normas se han elaborado teniendo en cuenta una serie de nociones previas que no se pueden pasar por alto como:

–                  Antes de la elaboración del listado de normas cada clase deberá realizar una actividad reflexiva y guiada que plantee la importancia  y la necesidad de tener dichas normas de convivencia.

–                     Las normas deben ser elaboradas en positivo.

–                     Cada una de ellas deberá llevar asociada una corrección estrechamente relacionada con el tipo de norma que no se haya cumplido. (Limpiar lo ensuciado, ordenar lo desordenado, estudiar lo no estudiado, cooperar en tareas colectivas, pedir disculpas, etc.)

–                     Es importante realizar sesiones de seguimiento o asambleas, que se programarán en apartados posteriores y que nos ayuden a recordar las normas, llevar un seguimiento de estas, comentar los partes de incidencia que han tenido lugar y las soluciones planteadas, etc.

–                     Cuando hay reiteraciones del error es conveniente realizar estrategias más individualizadas y contar con la ayuda de  otros profesionales.

–                     La división de las normas ayuda a estructurar la relevancia de nuestros comportamientos (RESPETO A LOS DEMÁS, HABITO DE CLASE, Y CUIDADO DE LOS ESPACIOS Y MATERIALES)

Y por último, además de lo ya mencionado, es importante resaltar que la utilidad del castigo, según la literatura psicológica es reducida pero, no podemos olvidar que en  nuestra sociedad utiliza el  castigo para regular muchos comportamientos individuales y que las propias disposiciones legales relacionadas con la educación también lo incorporan como un recurso corrector. Por ello, si usamos el castigo como corrección, debemos intentar usarlo con la máxima eficacia, por ello es importante que:

–                     Quien sea castigado conozca de antemano la vinculación entre su incumplimiento de norma y el propio castigo (es recomendable su aplicación inmediata tras el comportamiento inadecuado).

–                     El castigo realmente debe ocasionar un sentimiento de desagrado o malestar que disuada a quien lo sufre de repetir el comportamiento inadecuado.

–                      Vaya asociado a un conocimiento claro de cuáles son los comportamientos adecuados.

–                      Tenga en cuenta la situación personal de cada alumno o alumna.

–                     Un alumno reincidente en sus conductas disruptivas que ya pasó por el aula de convivencia en dos ocasiones en un mismo curso escolar, que ha sido valorado por el departamento de orientación, que ha asumido junto con su familia compromisos incumplidos, será propuesto en trámite de audiencia para la supresión del derecho de asistencia al centro en los periodos establecidos por ley.

–                     En caso de expulsión del centro o de la clase debería reflexionarse si se utiliza este recurso con eficacia: ¿se siente realmente molesto el alumno o la alumna expulsada?, ¿se ha descrito claramente al alumno o la alumna expulsada el comportamiento preciso que esperamos de él o de ella?, ¿se han utilizado previamente otras estrategias correctoras más educativas?, ¿se ha garantizado que su uso no va a llevar a romper una relación de manera irreparable?

Dicho esto, algunas propuestas de normas específicas para el aula pueden ser:

Etapa de infantil

 RESPETO A LOS DEMÁS

 Valiente es quien:

– Respeta a los demás.

-Ayuda a un compañero/a.

-Avisa a un adulto para ayudar a un amigo/a.

-Si alguien le pega o insulta le dice: Para, escúchame y hablemos.

-Resuelve los conflictos dialogando.

-Dice siempre la verdad.

-Pregunta antes de dar un beso o abrazo a alguien.

-Cumple la norma del cole: Dialogando nos sentimos mej

CUIDADO DE LOS ESPACIOS Y MATERIALES:

– Mantenemos las mesas recogidas, siendo el encargado de cada equipo el que realiza esta tarea.

– En el baño las toallitas y el papel se tiran en la papelera.

– Tiramos siempre de la cisterna.

– Nos lavamos las manos después de ir al servicio y antes de desayunar.

– Dejamos la clase recogida antes de la hora del desayuno.

– Dejamos la clase recogida antes de la hora irnos a casa.

– Usamos las papeleras de clase y la que se saca al patio.

 Etapa de Primaria y secundaria

DIÁLOGO.

–                     Respetamos el turno de palabra en todas las situaciones de comunicación que se den en el centro.

–                     Pedimos silencio siguiendo el protocolo del silencio (Levantamos una mano abierta, mientras que con el índice de la mano contraria indicamos silencio. Una vez que todo el grupo haya alcanzado el silencio, la persona que inició la cadena da las gracias y justifica la petición de silencio. Durante dicha petición, se deja de hacer cualquier otra cosa que se estuviera haciendo).

–                     Dialogamos de forma igualitaria, manteniendo un tono de voz tranquilo y utilizando un lenguaje asertivo.

MOBILIARIO Y MATERIAL.

–                     Respetamos el mobiliario, evitando pintar, rayar o dañar de cualquier otra manera las mesas, muebles, puertas, sillas…

–                     Cuidamos los libros, cuadernos y diferentes materiales educativos propios y ajenos.

–                      Realizaremos un uso responsable de los folios, fomentando la reutilización del papel, así como su reciclaje.

ORDEN Y LIMPIEZA.

–                      Mantenemos nuestras mesas recogidas con el material de trabajo imprescindible, evitando elementos que puedan distraernos.

–                     En el baño, el papel higiénico y toallas húmedas las depositamos en las papeleras.

–                     Tiramos siempre de la cisterna.

–                      Nos lavamos siempre las manos después de hacer uso del WC.

–                     Usamos las papeleras que hay en el centro.

–                      Revisamos que nuestra mesa y nuestra clase quedan ordenadas y limpias.

–                      Para facilitar la labor de limpieza del suelo y mesas, subimos las sillas colocando el respaldo de las mismas en el lateral de la mesa.

ENTRADAS Y SALIDAS.

–                      Nos desplazaremos por el edificio del centro sin correr ni armar alboroto para evitar accidentes y sin molestar a los demás miembros de la comunidad en sus actividades educativas.

Una vez abordado el tema de las normas veremos, tomando como referencia el Decreto 328/2010, las conductas contrarias a las normas de convivencia, las diferentes correcciones que podrá tomar el centro tras el incumplimiento de las normas de convivencia, la gradación de dichas correcciones, etc.

 

Incumplimiento de las normas de convivencia

  1. Las correcciones y las medidas disciplinarias que hayan de aplicarse por el incumplimiento de las normas de convivencia habrán de tener un carácter educativo y recuperador, deberán garantizar el respeto a los derechos del resto del alumnado y procurarán la mejora de las relaciones de todos los miembros de la comunidad educativa.
  2. En todo caso, en las correcciones y en las medidas disciplinarias por los incumplimientos de las normas de convivencia deberá tenerse en cuenta lo que sigue:
  3. a) El alumno o alumna no podrá ser privado del ejercicio de su derecho a la educación ni de su derecho a la escolaridad.
  4. b) No podrán imponerse correcciones ni medidas disciplinarias contrarias a la integridad física y a la dignidad personal del alumno o alumna.
  5. c) La imposición de las correcciones y de las medidas disciplinarias previstas respetará la proporcionalidad con la conducta del alumno o alumna y deberá contribuir a la mejora de su proceso educativo.
  6. d) Asimismo, en la imposición de las correcciones y de las medidas disciplinarias deberá tenerse en cuenta la edad del alumno o alumna, así como sus circunstancias personales, familiares o sociales. A estos efectos, se podrán recabar los informes que se estimen necesarios sobre las aludidas circunstancias y recomendar, en su caso, a los padres y madres o a los representantes legales del alumnado, o a las instituciones públicas competentes, la adopción de las medidas necesarias.

Gradación de las correcciones y las medidas disciplinarias

  1. A efectos de la gradación de las correcciones y de las medidas disciplinarias, se consideran circunstancias que atenúan la responsabilidad:
  2. a) El reconocimiento espontáneo de la incorrección de la conducta, así como la reparación espontánea del daño producido.
  3. b) La falta de intencionalidad.
  4. c) La petición de excusas en los casos de injurias, ofensas y alteración del desarrollo de las actividades del Centro
  5. d) La reparación inmediata del daño causado.
  6. e) La observancia de una conducta habitual positivamente favorecedora de la convivencia
  7. Se consideran circunstancias que agravan la responsabilidad:
  8. a) La premeditación y la reiteración.

b)Las conductas atentatorias contra los derechos de los profesionales del Centro, su integridad física y moral, su dignidad y su autoridad.

  1. c) Los daños, injurias u ofensas causados al personal no docente y a los compañeros y compañeras de menor edad y al alumnado recién incorporado al centro.
  2. d) Las acciones que impliquen discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, orientación sexual, convicciones ideológicas o religiosas, discapacidades físicas, psíquicas o sensoriales, así como por cualquier otra condición personal o social.
  3. e) La incitación o estímulo a la actuación colectiva lesiva de los derechos de los demás miembros de la comunidad educativa.
  4. f) La naturaleza y entidad de los perjuicios causados al instituto o a cualquiera de los integrantes de la comunidad educativa.
  5. g) La difusión, a través de internet o por cualquier otro medio, de imágenes de conductas contrarias o gravemente perjudiciales para la convivencia, particularmente si resultan degradantes u ofensivas para otros miembros de la comunidad educativa.
  6. h) La publicidad y difusión, por cualquier medio, de la conducta.
  7. i) El uso de la violencia, de actitudes amenazadoras, desafiantes o irrespetuosas de menosprecio y de acoso, dentro y fuera del Centro.
  8. j) La realización de forma colectiva.
  9. k) Aquellas otras que establezca la legislación vigente

 

  1. En todo caso, las circunstancias que agravan la responsabilidad no serán de aplicación cuando las mismas se encuentren recogidas como conductas contrarias a las normas de convivencia o como conductas gravemente perjudiciales para la convivencia.

 

Ámbitos de las conductas a corregir

  1. Se corregirán los actos contrarios a las normas de convivencia realizados por el alumnado en el colegio, tanto en el horario lectivo como en el dedicado a las actividades complementarias y extraescolares.
  2. Asimismo, podrán corregirse las actuaciones del alumnado que, aunque realizadas por cualquier medio e incluso fuera del recinto y del horario escolar, estén motivadas o directamente relacionadas con el ejercicio de sus derechos y el cumplimiento de sus deberes como tal.

Conductas contrarias a las normas de convivencia

  1. Son conductas contrarias a las normas de convivencia las que se opongan a las establecidas por los centros conforme a la normativa vigente y, en todo caso, las siguientes:
  2. a) Los actos que perturben el normal desarrollo de las actividades de la clase.
  3. b) La falta de colaboración sistemática del alumnado en la realización de las actividades orientadas al desarrollo del currículo, así como en el seguimiento de las orientaciones del profesorado respecto a su aprendizaje.
  4. c) Las conductas que puedan impedir o dificultar el ejercicio del derecho o el cumplimiento del deber de estudiar por sus compañeros y compañeras.
  5. d) Las faltas injustificadas de puntualidad.
  6. e) Las faltas injustificadas de asistencia a clase.
  7. f) La incorrección y desconsideración hacia los otros miembros de la comunidad educativa
  8. g) Causar pequeños daños en las instalaciones, recursos materiales o documentos del centro, o en las pertenencias de los demás miembros de la comunidad educativa.
  9. Se consideran faltas injustificadas de asistencia a clase o de puntualidad de un alumno o alumna, las que no sean excusadas de forma escrita por el alumnado o por sus padres, madres o representantes legales si es menor de edad, en los dos días siguientes de su reincorporación al centro. Serán justificadas por el tutor o tutora.
  10. Sin perjuicio de las correcciones que se impongan en el caso de las faltas injustificadas, los planes de convivencia de los centros establecerán el número máximo de faltas de asistencia por curso, a efectos de la evaluación y promoción del alumnado.
  11. Las conductas contrarias a las normas de convivencia prescribirán en el plazo de treinta días naturales contados a partir de la fecha de su comisión, excluyendo los periodos vacacionales establecidos en el correspondiente calendario escolar de la provincia.

 

Correcciones de las conductas contrarias a las normas de convivencia

 

  1. Por la conducta contemplada en el 1.a) del apartado anterior, se podrá imponer la corrección de suspensión del derecho de asistencia a esa clase de un alumno o alumna. La aplicación de esta medida implicará que:
  2. a) El centro deberá prever la atención educativa del alumno o alumna al que se imponga esta corrección.
  3. b) Deberá informarse a quienes ejerzan la tutoría y la jefatura de estudios en el transcurso de la jornada escolar sobre la medida adoptada y los motivos de la misma. Asimismo, el tutor o tutora deberá informar de ello al padre, a la madre o a los representantes legales del alumno o de la alumna. De la adopción de esta medida quedará constancia escrita en el centro.
  4. Por las conductas recogidas en el apartado anterior, podrán imponerse las siguientes correcciones:
  5. a) Amonestación oral, utilizando el modelo dialógico de resolución de conflictos planteado en apartados posteriores.
  6. b) Apercibimiento por escrito . Falta leve por incumplimiento de norma de convivencia o parte disciplinario (falta grave) por acumulación de faltas leves o cometer una infracción de mayor gravedad.
  7. c) Comparecencia inmediata ante el Coordinador de Ciclo, el Coordinador General de Etapa o el Director Pedagógico.
  8. d) Realización de tareas dentro y fuera del horario lectivo que contribuyan a la mejora y desarrollo de las actividades del centro, así como a reparar el daño causado en las instalaciones, recursos materiales o documentos del centro.
  9. e) Suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases por un plazo máximo de tres días lectivos. Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno o alumna deberá realizar las actividades formativas que se determinen para evitar la interrupción de su proceso formativo.
  10. f) Asistencia a Estudio Vigilado los viernes de 16h a 19h. Con un total de 4 faltas leves en EPO y 3 faltas leves en ESO se procede a la corrección de conducta con una amonestación escrita (parte) y un viernes de castigo.
  11. g) Excepcionalmente, la suspensión del derecho de asistencia al centro por un período máximo de tres días lectivos. Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno o alumna deberá realizar las actividades formativas que se determinen para evitar la interrupción de su proceso formativo.
  12. h) En el caso de usos de móviles dentro del centro, este será apagado y requisado en la secretaría del colegio hasta el día siguiente de la retirada del dispositivo. Para recogerlo en la secretaría deberá personarse a por él un adulto responsable del menor al que se le retirara el móvil.
  13. i) En el caso de relojes o cámaras digitales deberán estar guardados y apagados en las mochilas del alumnado, si se saca sin permiso se procederá a poner una falta leve con el correspondiente aviso a las familias.
  14. j) Realización de tareas que contribuyan a la mejora y desarrollo de las actividades del Centro.

Órganos competentes para imponer las correcciones de las conductas contrarias a las normas de convivencia

  1. Será competente para imponer la corrección prevista en el .1 del apartado anterior profesor o profesora que esté en el aula.
  2. Serán competentes para imponer las correcciones previstas en el 2 del apartado anterior:
  3. a) Para la prevista en la letra a), todos los maestros y maestras del centro.
  4. b) Para la prevista en la letra b), todos los maestros y maestras del centro (falta leve) el tutor o tutora del alumno o alumna (parte disciplinario).
  5. c) Para las previstas en las letras d) y e), el jefe o jefa de estudios.
  6. d) Para la prevista en la letra g), el director o directora, que dará cuenta a la comisión de convivencia.

Conductas gravemente perjudiciales para la convivencia

  1. Se consideran conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el centro las siguientes:
  2. a) La agresión física contra cualquier miembro de la comunidad educativa.
  3. b) Las injurias y ofensas contra cualquier miembro de la comunidad educativa.
  4. c) El acoso escolar, entendido como el maltrato psicológico, verbal o físico hacia un alumno o alumna producidos por uno o más compañeros y compañeras de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado.
  5. d) Las actuaciones perjudiciales para la salud y la integridad personal de los miembros de la comunidad educativa del centro, o la incitación a las mismas.
  6. e) Las vejaciones o humillaciones contra cualquier miembro de la comunidad educativa, particularmente si tienen una componente sexual, racial, religiosa, xenófoba u homófoba, o se realizan contra alumnos o alumnas con necesidades educativas especiales.
  7. f) Las amenazas o coacciones contra cualquier miembro de la comunidad educativa.
  8. g) La suplantación de la personalidad en actos de la vida docente y la falsificación o sustracción de documentos académicos.
  9. h) Las actuaciones que causen graves daños en las instalaciones, recursos materiales o documentos del colegio, o en las pertenencias de los demás miembros de la comunidad educativa, así como la sustracción de las mismas.
  10. i) La reiteración en un mismo curso escolar de conductas contrarias a las normas de convivencia del instituto.
  11. j) Cualquier acto dirigido directamente a impedir el normal desarrollo de las actividades del centro.
  12. k) El incumplimiento de las correcciones impuestas, salvo que la comisión de convivencia considere que este incumplimiento sea debido a causas justificadas.
  13. Las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el colegio prescribirán a los sesenta días naturales contados a partir de la fecha de su comisión, excluyendo los periodos vacacionales establecidos en el correspondiente calendario escolar de la provincia.

Medidas disciplinarias por las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia

  1. Por las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia, podrán imponerse las siguientes medidas disciplinarias:
  2. a) Realización de tareas fuera del horario lectivo que contribuyan a la mejora y desarrollo de las actividades del centro, así como a reparar el daño causado en las instalaciones, recursos materiales o documentos de los centros, sin perjuicio del deber de asumir el importe de otras reparaciones que hubieran de efectuarse por los hechos objeto de corrección y de la responsabilidad civil del alumno o alumna o de sus padres, madres o representantes legales en los términos previstos por las leyes.
  3. b) Suspensión del derecho a participar en las actividades extraescolares/complementarias (excursiones) del colegio. En el caso de las extraescolares la medida se podría extender hasta un mes.
  4. c) En caso de Educación Infantil y EPO, asistencia al aula de convivencia por un periodo superior a tres e inferior a 30 días según lo establecido en la normativa. En caso de ESO y FP, una conducta gravemente perjudicial para la convivencia lleva implícita la suspensión inmediata del derecho de asistencia a clase, si bien, desde el departamento de orientación se procederá a reflexionar y firmar un compromiso con el alumno que se comunicará a la familia.
  5. d) Cambio de grupo.
  6. e) Suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases durante un periodo superior a tres días lectivos e inferior a dos semanas. Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno o alumna deberá realizar las actividades formativas que se determinen para evitar la interrupción en el proceso formativo.
  7. f) Suspensión del derecho de asistencia al colegio durante un periodo superior a tres días lectivos e inferior a un mes. Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno o alumna deberá realizar las actividades formativas que se determinen para evitar la interrupción de su proceso formativo.
  8. g) Cambio de centro docente.

El director o directora podrá levantar la suspensión de su derecho de asistencia al centro antes del agotamiento del plazo previsto en la corrección, previa constatación de que se ha producido un cambio positivo en la actitud del alumno o alumna.

 

Órganos competentes para imponer las correcciones de las conductas gravemente perjudiciales a las normas de convivencia

Será competencia del director o directora del centro y/ o el Jefe o Jefa de estudios quien además es la coordinadora de convivencia del centro,  la imposición de las medidas disciplinarias previstas en el apartado anterior, de lo que dará traslado a la comisión de convivencia.

Procedimiento para la imposición de las correcciones y de las medidas disciplinarias

Procedimiento general.

  1. Para la imposición de las correcciones y de las medidas disciplinarias, será preceptivo, en todo caso, el trámite de audiencia al alumno o alumna.

Cuando la corrección o medida disciplinaria a imponer sea la suspensión del derecho de asistencia al centro y el alumno o alumna sea menor de edad, se dará audiencia a sus padres, madres o representantes legales.

Asimismo deberá oírse al profesor o profesora o al tutor o tutora del alumno o alumna.

  1. Las correcciones y medidas disciplinarias que se impongan serán inmediatamente ejecutivas y, una vez firmes, figurarán en el expediente académico del alumno o alumna.
  2. Los profesores y profesoras y el tutor del alumno o alumna deberán informar a quien ejerza la jefatura de estudios y, en su caso, al tutor o tutora, de las correcciones que impongan por las conductas contrarias a las normas de convivencia.

En todo caso, quedará constancia escrita y se informará a los padres, madres o representantes legales del alumno o de la alumna de las correcciones y medidas disciplinarias impuestas por parte del órgano que las imponga.

Reclamaciones

  1. El alumno o alumna, así como sus padres, madres o representantes legales, podrá presentar en el plazo de dos días lectivos, contados a partir de la fecha en que se comunique el acuerdo de corrección o medida disciplinaria, una reclamación contra la misma, ante quien la impuso.

En el caso de que la reclamación fuese estimada, la corrección o medida disciplinaria no figurará en el expediente académico del alumno o alumna.

  1. Asimismo, las medidas disciplinarias adoptadas por el director o directora en relación con las conductas de los alumnos y alumnas a que se refiere los apartados anteriores, podrán ser revisadas por el Consejo Escolar a instancia de los padres, madres o representantes legales del alumnado, de acuerdo con lo establecido en el artículo 127 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo. A tales efectos, el director o directora convocará una sesión extraordinaria del Consejo Escolar en el plazo máximo de dos días lectivos, contados desde que se presente la correspondiente solicitud de revisión, para que este órgano proceda a confirmar o revisar la decisión y proponga, si corresponde, las medidas oportunas.

Procedimiento de tramitación de la medida disciplinaria del cambio de centro

Inicio del expediente

Cuando presumiblemente se haya cometido una conducta gravemente perjudicial para la convivencia que pueda conllevar el cambio de centro del alumno o alumna, el director o directora del colegio acordará la iniciación del procedimiento en el plazo de dos días, contados desde que se tuvo conocimiento de la conducta. Con carácter previo podrá acordar la apertura de un período de información, a fin de conocer las circunstancias del caso concreto y la conveniencia o no de iniciar el procedimiento.

Instrucción del procedimiento

  1. La instrucción del procedimiento se llevará a cabo por un profesor o profesora del colegio designado por el director o directora.
  2. El director o directora notificará fehacientemente al alumno o alumna, así como a su padre, madre o representantes legales en caso de ser menor de edad, la incoación del procedimiento, especificando las conductas que se le imputan, así como el nombre del instructor o instructora, a fin de que en el plazo de dos días lectivos formulen las alegaciones oportunas.
  3. El director o directora comunicará al servicio de inspección de educación el inicio del procedimiento y lo mantendrá informado de la tramitación del mismo hasta su resolución.
  4. Inmediatamente antes de redactar la propuesta de resolución, el instructor o instructora pondrá de manifiesto el expediente al alumno o alumna y, si es menor de edad, a su padre, madre o representantes legales, comunicándoles la sanción que podrá imponerse, a fin de que en el plazo de tres días lectivos puedan formular las alegaciones que estimen oportunas.

Recusación del instructor

El alumno o alumna, o su padre, madre o representantes legales en caso de ser menor de edad, podrán recusar al instructor o instructora. La recusación deberá plantearse por escrito dirigido al director o directora del centro, que deberá resolver previa audiencia al instructor o instructora, siendo de aplicación las causas y los trámites previstos en el artículo 29 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, en lo que proceda.

Medidas provisionales

Excepcionalmente, y para garantizar el normal desarrollo de la convivencia en el colegio, al iniciarse el procedimiento o en cualquier momento de su instrucción, el director o la directora por propia iniciativa o a propuesta del instructor o instructora, podrá adoptar como medida provisional la suspensión del derecho de asistencia al centro durante un período superior a tres días lectivos e inferior a un mes. Durante el tiempo que dure la aplicación de esta medida provisional, el alumno o alumna deberá realizar las actividades que se determinen para evitar la interrupción de su proceso formativo.

Resolución del procedimiento

  1. A la vista de la propuesta del instructor o instructora, el director o directora dictará y notificará la resolución del procedimiento en el plazo de veinte días a contar desde su iniciación. Este plazo podrá ampliarse en el supuesto de que existieran causas que lo justificaran por un periodo máximo de otros veinte días.
  2. La resolución de la dirección contemplará, al menos, los siguientes extremos:
  3. a) Hechos probados.
  4. b) Circunstancias atenuantes y agravantes, en su caso.
  5. c) Medida disciplinaria.
  6. d) Fecha de efectos de la medida disciplinaria.

 

Recursos

Contra la resolución se podrá interponer recurso de alzada en el plazo de un mes, ante la persona titular de la Delegación Provincial de la Consejería competente en materia de educación, de conformidad con lo establecido en los artículos 114 y 115 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre.

La resolución del mismo, que pondrá fin a la vía administrativa, deberá dictarse y notificarse en el plazo máximo de tres meses. Transcurrido dicho plazo sin que recaiga resolución, se podrá entender desestimado el recurso.

 

 

5.6.4. COMPOSICIÓN, PLAN DE REUNIONES Y PLAN DE ACTUACIÓN DE LA COMISIÓN DE CONVIVENCIA.

5.6.4.1.      Composición de la Comisión de Convivencia.

 

Al tratarse este órgano colegiado, dependiente del Consejo Escolar, de una comisión de convivencia, su composición debe representar a todos los sectores de la comunidad. Esta heterogeneidad enriquece los acuerdos tomados y permite que todos los miembros de la comunidad educativa y su entorno se sientan representados.

Tal y como se establece en el decreto 328/2010, la Comisión de convivencia estará compuesta por:

       –         El Director del Centro, quien ejercerá las funciones de presidente. Don Jesús Jimeno Luque

      –     Directora Pedagógica. María del Carmen Mimbrero Villegas

       –      La jefa  de estudios. Carmen Pérez López

–      Representante de los padres. Jerónima Ordóñez Gomiz

–      Representante de los alumnos. Álvaro García Montero

–      Representante de los profesores. Guillermo Jimeno Luque

–   Coordinadora de convivencia. Carmen María Pérez López

5.6.4.2.      Plan de reuniones.

La Comisión de Convivencia (CMC) se reunirá, al menos una vez por trimestre en el curso escolar y cuando lo determine el Consejo Escolar y la Comisión Gestora dentro de sus funciones y competencias.

La comisión de convivencia tendrá al menos las siguientes reuniones en el curso escolar:

  1. a) Al inicio de curso donde se planificará la revisión del Plan de convivencia en función del Plan de Mejora y la Memoria de Autoevaluación del curso anterior.
  2. b) Una al finalizar el primer y segundo trimestre donde se evaluará la convivencia del centro de acuerdo con las actuaciones previstas.
  3. c) Al finalizar el curso escolar en el que se realizará la memoria del desarrollo del plan de Convivencia, que se dará a conocer a los sectores de la Comunidad escolar.
  4. d) Siempre y cuando sea necesario con carácter extraordinario para garantizar el buen clima de convivencia del Centro desarrollando la aplicación del modelo de convivencia dialógico, informar sobre los conflictos que puedan surgir para evaluar y aplicar las correcciones o medidas necesarias dentro de nuestro modelo de convivencia

 

 

 

5.6.4.3.      Plan de actuación.

 

La Comisión de Convivencia tiene como objetivo fundamental el diseñar un plan de acción para conseguir los objetivos prioritarios de la comunidad relacionados con la mejora de la convivencia.

Las funciones y competencias que desarrolla:

  1. Canalizar las iniciativas de todos los sectores de la comunidad educativa para mejorar la convivencia, el respeto mutuo, así como la cultura de la paz y la no violencia en la resolución pacífica de los conflictos.
  2. Adoptar las medidas preventivas necesarias para garantizar los derechos de todos los miembros de la comunidad educativa y el cumplimiento de las normas de convivencia acordadas dialógicamente por el Centro.
  3. Desarrollar iniciativas que eviten la discriminación de alumnado y familias, estableciendo planes de acción positivos que posibiliten la inclusión de todos los miembros de la comunidad.
  4. Utilizar el modelo de convivencia dialógico para acordar, mediante la democracia deliberativa, las normas prioritarias y la formación de la comunidad sobre las bases científicas para la socialización preventiva de la violencia de género o de cualquier otro tipo de violencia.
  5. Proponer al Consejo Escolar las medidas que considere oportunas para mejorar la convivencia en el Centro.

 

5.6.5.      NORMAS ESPECÍFICAS PARA EL FUNCIONAMIENTO DEL AULA DE CONVIVENCIA DEL CENTRO.

De acuerdo con lo establecido en el artículo 9 del Decreto 19/2007, de 23 de enero, los centros educativos podrán crear Aulas de convivencia para el tratamiento individualizado del alumnado que, como consecuencia de la imposición de una corrección o medida disciplinaria por alguna de las conductas tipificadas en los artículos 20 y 23 del citado Decreto, se vea privado de su derecho a participar en el normal desarrollo de las actividades lectivas. La creación de dicha Aula dependerá, entre otros aspectos, de que el centro cuente con un número suficiente de profesores y profesoras que se encarguen de la atención educativa del alumnado que asista a la misma.

La creación del Aula de Convivencia surge, pues, como una necesidad de dar respuesta a la atención educativa que requiere la diversidad del alumnado de los centros. Se plantea como una medida para intentar mejorar las conductas y actitudes de aquellos alumnos y alumnas que presentan dificultades en la convivencia y, con ello, mejorar el clima de convivencia del grupo-clase y del centro en su conjunto.

 

5.6.5.1.      Finalidad y objetivos del Aula de Convivencia

 El objetivo  del Aula de Convivencia es convertirse en una alternativa a la expulsión del centro para aquellos alumnos y alumnas sancionados con esta medida. Por ello se pretende favorecer un proceso de reflexión, por parte de cada alumno o alumna que sea atendido en la misma, acerca de las circunstancias que han motivado su presencia en ella.

 El objetivo prioritario sería, pues, que los alumnos y alumnas comprendan el alcance para sí mismos y para los demás de sus conductas y, sobre todo, que aprendan a hacerse cargo de sus propias acciones, pensamientos, sentimientos y comunicaciones con los demás. Este proceso aumenta las habilidades de pensamiento reflexivo y de autocontrol, a la vez que les proporciona un espacio para el análisis de sus propias experiencias y la búsqueda de una resolución efectiva de los conflictos interpersonales.

A continuación se detallan objetivos del aula de convivencia del centro concretados a sus circunstancias personales:

  • Habilitar un espacio que proporcione al alumnado las condiciones necesarias para reflexionar sobre su conducta contraria a las normas de convivencia, su comportamiento en determinados conflictos y sobre cómo afecta todo ello al desarrollo de las clases.
  • Posibilitar el que aprendan a responsabilizarse de sus propias acciones, pensamientos, sentimientos y comunicaciones con los demás.
  • Contribuir a desarrollar actitudes cooperativas, solidarias y de respeto.
  • Posibilitar que el alumno o alumna se sienta competente emocionalmente y en la realización de ciertas tareas.
  • Reconstruir y favorecer su autoestima y autocontrol.
  • Ayudarle a adquirir una buena disposición hacia las tareas escolares.
  • Resolver los conflictos de manera pacífica desde el diálogo y la reflexión.
  • Compensar las deficiencias que impiden a algunos alumnos o alumnas su integración escolar.
  • Educar para la vida, potenciando las relaciones interpersonales de cada alumno o alumna, es decir, para su integración satisfactoria en la comunidad.
  • Mejorar la vida académica y personal del alumno o alumna

 

  • Enseñar a reflexionar al alumno o alumna que ha sido expulsado del aula.
  • Valorar las causas de la expulsión del aula.
  • Establecer compromisos de actuación para la mejora de la vida escolar.
  • Analizar los datos que genera el Aula de Convivencia, cuantitativa y cualitativamente, tanto en alumnos o alumnas, individualmente, como en grupos y niveles.
  • Colaborar, aportando información y opinión, con Jefatura de Estudios, Tutoría de Mediación y Departamento de Orientación.
  • Mantener relación eficaz con el profesorado, tutores o tutoras y equipos educativos.
  • Ayudar al profesorado a poder realizar su trabajo en un clima de aula adecuado.
  • Educar a los grupos para trabajar en un clima de armonía y participación, bajo la autoridad del profesor o profesora.
  • Ser un cauce de información, manteniendo la confidencialidad necesaria, para la Comisión de Convivencia y para aquellas personas y/o entidades que puedan ayudar al alumnado y a su familia en la mejora de su vida académica

 

5.6.5.2.. Criterios y condiciones para que un alumno o alumna sea atendido en el Aula de Convivencia

Como se ha dicho anteriormente, el Aula de Convivencia es un espacio educativo donde el alumnado de E, EPO Y esopodrá acudir exclusivamente cuando se vea privado de su derecho a participar en el normal desarrollo de las actividades lectivas como consecuencia de la imposición de una corrección o medida disciplinaria por alguna de las conductas tipificadas en los artículos 20 y 23 del Decreto 19/2007, de 23 de enero.

 

Es necesario, por tanto, que el alumno o alumna haya recibido alguna corrección por su conducta, pero no es suficiente, ya que no todos los alumnos o alumnas sancionados tienen que ser derivados a dicha Aula. Tampoco es preciso que un alumno o alumna esté toda la jornada escolar en el Aula, sino que el Plan de Convivencia deberá establecer las condiciones adicionales para que un alumno o alumna sea atendido en ella.

Para derivar un alumno o alumna al Aula de Convivencia, debería considerarse, especialmente, si con esta medida se van a alcanzar los objetivos establecidos en el Plan de Convivencia. Además, algunas de las condiciones que deberían darse para ello sería:

o   Ser reincidente en su actitud y conducta contra las normas de convivencia.

o   Haber suscrito un Compromiso de Convivencia que implique directamente el trabajar alguno de los objetivos del Aula.

o    Presentar deficiencias en su autoestima, autocontrol, relaciones personales, disposición hacia las tareas escolares o integración escolar y/o social.

o    La expulsión no favorecería la corrección de la conducta y no es percibida por el alumno o alumna como un castigo.

o   La atención en el Aula de Convivencia puede mejorar su actitud y sin esta atención no se garantiza que se mantenga su proceso educativo.

 

5.6.5.3    Procedimiento de derivación

Cuando un profesor de EI, EPO quiera mandar a un alumn@ al aula de convivencia deberá informar al coordinador/a de convivencia y orientador, cumplimentando la ficha 1 (Drive ), o se hará mediante un trámite de audiencia. La coordinadora de convivencia, dependiendo de su disponibilidad de agenda, recogerá al alumno en su clase y tendrá una sesión de trabajo con él.

El Servicio de Comedor/Aula Matinal y Extraescolares dispondrá también de su propia aula de Convivencia para trabajar con los alumnos problemas disciplinarios que tengan lugar en el propio servicio. Será el encargado de este servicio el que se pondrá en contacto con la familia implicada para comunicar la falta y la derivación al Aula de Convivencia a través de un parte disciplinario concreto.

A continuación, se reunirá al equipo directivo junto con las personas encargadas de la orientación y la tutoría para estudiar la conveniencia de derivarlo al Aula, según los criterios establecidos en el Plan de Convivencia. El director o directora, según las indicaciones aportadas por todos los miembros de la reunión,  decidirá la resolución a adoptar.

A continuación, los pasos a seguir si se decide la derivación del alumno o alumna al Aula de Convivencia son:

 

  1. La Dirección, con el asesoramiento del equipo de orientación, la coordinadora de convivencia y el tutor, elaborará un informe, ficha 2 (Drive ) indicando el motivo, los objetivos, el número de días, el número de horas y las actividades formativas y de reflexión que realizará el alumno o alumna. Dicho informe deberá recoger la firma el alumno y se la lleva para que la firme la familia y la devuelva.
  2. Además del informe, se comunicará a la familia por escrito ficha 3 (Drive) con una copia de la ficha 2 y en entrevista personal, si es posible, la resolución de derivación al Aula de Convivencia, indicando el motivo, los objetivos, el número de días y el número de horas, así como las actividades formativas y de reflexión que realizará (ficha 2). Durante dicha entrevista, podría solicitarse también la colaboración de la familia o algún tipo de compromiso por su parte con el fin de alcanzar los objetivos fijados. Sería conveniente que el tutor o tutora estuviera presente ya que será él quien posteriormente comunicará a la familia la evolución del alumno o alumna.
  3. El director o directora reunirá a la Comisión de Convivencia para comunicarle la resolución de derivación al Aula de Convivencia, indicando el motivo, los objetivos, el número de días, el número de horas y las actividades formativas y de reflexión que realizará. Se establecerá un plan de reuniones con el fin de realizar el seguimiento de la evolución del alumno o alumna. Los responsables del Aula se coordinarán entre sí para asegurar la atención del alumno o alumna y con el tutor o tutora, así como con los demás profesores y profesoras del equipo educativo.
  4. El equipo educativo determinará las actividades formativas que éste deberá realizar, de entre las previstas en la programación de cada departamento, y las entregará, en los plazos estipulados, al tutor o tutora (o persona que se designe como responsable).
  5. El equipo de orientación determinará las actuaciones dirigidas al proceso de reflexión que el alumnado deberá realizar, de entre las previstas en la Programación del Aula, y las entregará, en los plazos estipulados, al tutor o tutora (o persona responsable). Disponemos de algunas  propuestas de dichas actividades en el drive corporativo, siguiendo la siguiente ruta: DOCUMENTOS DEL COLEGIO, ACNEAE, ORIENTACIÓN, RECURSOS PARA EL PROFESORADO DE ALUMNOS NEAE, AULA DE CONVIVENCIA.

 

  1. El tutor o tutora (o persona que se designe) se encargará posteriormente de realizar el seguimiento de la evolución del alumno o alumna y de comunicárselo a la familia y a las personas responsables del Aula de Convivencia
  2. El equipo de orientación podrá solicitar a la familia del alumno, autorización para una valoración psicosocial, administrando las pruebas pertinentes que puedan evidenciar algún conflicto o dificultad personal o en su contexto familiar. La familia recibirá un informe con los datos resultantes y, en su caso, serán derivados a un facultativo clínico para que valore el tratamiento terapéutico externo pertinente.
  3. Un alumno reincidente en sus conductas disruptivas que ya pasó por el aula de convivencia en tres ocasiones en un mismo curso escolar, que ha sido valorado por el departamento de orientación, que ha asumido junto con su familia compromisos incumplidos, será propuesto en trámite de audiencia para la supresión del derecho de asistencia al centro en los periodos establecidos por ley.

 

5.6.5.4. Funcionamiento y personas responsables

Las personas encargadas del Aula de Convivencia será el conjunto de profesores de la etapa estratégicamente organizados en sus horas de apoyo/guardias para que el aula esté atendida un total de 25 horas semanales en total, el horario lectivo. Aunque dicho horario dependerá de la disponibilidad de estos profesores.

Las personas responsables realizarán un control de asistencia, de lo que darán cuenta a la Jefatura de Estudios, trabajarán con el alumnado y le facilitarán el material. Periódicamente informarán al tutor o tutora de la evolución del alumnado así como de su asistencia al Aula.

La Jefatura de Estudios podrá asignar al profesorado de guardia tareas de atención y control del Aula cuando las circunstancias lo requieran, por ejemplo por ausencia de las personas responsables.

 

5.6.5.5.Instalaciones y material didáctico

 

Se tendrán en cuenta las siguientes condiciones:

 –                     Sería conveniente que fuera un aula de reducido tamaño en el que se dispusiera el mobiliario de forma que facilitase el diálogo y la reflexión.

Por ello, se ha decidido que el aula destinada a tal fin sea el aula de apoyo de la tercera planta.

Las actividades formativas serán proporcionadas por el equipo educativo y las actividades reflexivas por la coordinadora de convivencia y el orientador del centro.

El tutor o tutora (o persona que se designe) entregará el material de trabajo a los profesores o profesoras responsables del Aula para que éstos puedan atender al alumno o alumna, según lo establecido en la resolución de derivación, cuando llegue.

 

5.6.6.  MEDIDAS A APLICAR EN EL CENTRO PARA PREVENIR, DETECTAR, MEDIAR Y RESOLVER LOS CONFLICTOS QUE PUDIERAN PLANTEARSE

 

5.6.6.1. Medidas para prevenir

  • Actividades generales

 

Sociograma. En caso de que se detecten problemas relevantes en un determinado grupo o línea y así se considere, se procederá a administrar un sociograma desde el Dpto.de Orientación, detectando a los alumnos afines, aislados, líderes positivos y negativos, prosociales. Esta información se comparte con el equipo docente para complementar la información analizada con otros indicios fruto de la observación en el aula. Tratamos con este recurso, buddy Tool,  de prevenir situaciones conflictivas o desprotección en casos concretos, anticipándonos con una rápida intervención.

Con los datos que arroje el test, el orientador realizará un informe que se presentará y debatirá en reunión de claustro, levantando acta. Esta acta será custodiada por el orientador. El equipo docente consensuará las medidas a tomar respecto a los casos puntuales y generales que se traten en el informe.

La información de los sociogramas administrados nos permitirá también configurar los grupos del curso siguiente, protegiendo a los alumnos más vulnerables.

 

Información a los profesores

–                      El Jefe de Estudios mantendrá una reunión al año (a principios de curso) con todo el claustro en la que se informará sobre todo lo relativo a la mejora de la convivencia. A lo largo del curso se celebrarán las reuniones necesarias y se tratará el tema de la convivencia en las reuniones del Claustro de Profesores de cada evaluación.

–                     Actividades formativas relacionadas con la convivencia.

– Disposición de diferentes materiales y recursos relacionados con la convivencia escolar.

 

Medidas con los padres

–                     En la reunión que los tutores tienen a principios de curso con los padres, se tratarán las normas de convivencia de la etapa correspondiente. El tutor entregará las Cartas de Convivencia de Padres a los asistentes y tomará nota de los que no asisten para que Secretaría les envíe una copia por correo.

–                     Actividades formativas relacionadas con la convivencia.

– Programa de conciliación familiar con apertura de puertas los martes y jueves de 16:00 a 19:00 de la tarde para las familias que quieran conocer mejor nuestra labor y apertura del centro a diversas actividades tanto dentro como fuera de la jornada escolar, lo que contribuirá activamente al fomento de las relaciones entre los miembros de la comunidad educativa y  con ello a la convivencia escolar.

 

 

 

 Medidas con el Grupo:

–                     Dentro de las acciones tutoriales grupales e individuales (programadas en el PAT, el Plan de convivencia y en el P.C. Tutoría, orientación y seguimiento de alumnos) se dará prioridad absoluta al tratamiento y a la prevención de los conflictos disciplinarios que surjan en el aula.

– El plan de acción tutorial de cada curso, deberá incluir los puntos relativos a la mejora de la convivencia como uno de sus objetivos prioritarios.

–                     A principios de curso, tanto en primaria como en secundaria, se dedicarán unas sesiones a la presentación y primera toma de contacto del alumnado con la normativa del centro y a la elaboración de las normas de cada grupo-clase. El tutor se encargará de ello.

–  Todos los alumnos del grupo que lo deseen firmarán el compromiso de convivencia: para dejar constancia de que se comprometen a aceptar y respetar las normas de convivencia (este acto potencia el compromiso, la responsabilidad…). Cada tutor podrá adaptar las normas internas a la realidad de su clase respetando las normas generales.

– Actividades favorecedoras de la inteligencia emocional, el diálogo igualitario, actividades cooperativas y colaborativas.

– Mezcla de las dos líneas de cada curso.

– Educación  en valores donde se trabaja:

  • Educación inclusiva con lenguaje de signos y la celebración de los días de la discapacidad.
  • Campaña de pastoral enfocada a crear vivencias de ayuda al prójimo, recogidas de alimentos, visitas a asociaciones sin ánimo de lucro, reforestación de zonas devastadas, etc.

–                     Inclusión en el currículo y las prácticas educativas consiguientes para la adquisición de las competencias relacionadas con la igualdad de género, los nuevos patrones sociales de elección y deseo, de igualdad de género y de liderazgo dialógico compartido.

– Educación continuada desde infantil hasta secundaria. Lo que favorece el sentimiento de grupo.

 

Otros

–                     Participación de todos los sectores de la comunidad y su entorno en el diagnóstico de la convivencia y la elaboración de las normas prioritarias que debemos cumplir.

–                     Los demás planes y proyectos del Centro, en consonancia con el Plan de Convivencia, contribuyen en la consecución de los objetivos de éste.

 

 

  • Actividades encaminadas a facilitar la integración y la participación del alumnado.

–          Sesión de tutoría: “Normas de convivencia, derechos y deberes de los alumnos así como conductas contrarias a la norma, conductas gravemente perjudiciales y sus correspondientes sanciones.”

–          Sesión de tutoría: “ Elección de delegado”

–          Salidas y excursiones.

–          Actividades extraescolares.

–          Participación activa en la Campaña de Navidad.

–          Participación activa en las distintas celebraciones: día de Andalucía, fiesta final de curso, etc.

  • Actividades dirigidas a favorecer la relación de las familias y el centro educativo.

–          Establecimiento de una reunión grupal con motivo del inicio del curso.

–          Participación en las distintas celebraciones: desayuno andaluz, fiesta final de curso, etc.

–          Comunicación fluida a través de la agenda escolar y de los medios creados por las nuevas tecnologías.

–          Comunicación fluida a través de la tutoría.

 

  • Actividades dirigidas a la sensibilización de la comunidad educativa en la igualdad entre hombres y mujeres.

–          Trabajo en equipo, tareas compartidas entre alumnos y alumnas.

–          Campaña con motivo del día de la constitución.

–          Celebración del día de la mujer y otras efemérides relacionadas.     

  • Para la prevención y tratamiento de la violencia sexista, racista y cualquier otra de sus manifestaciones.

–          Sesión de tutoría trimestral destinada a analizar el estado de la convivencia en el grupo.

–          Tratamiento de los temas transversales (educación en valores) desde todas las áreas, especialmente desde asignaturas como Religión, Ética y Educación para la ciudadanía.

–          Celebración de jornadas temáticas.

–          Jornadas escolares contra la intolerancia.

–          Talleres infantiles para el fomento de la lectura: “cuentos sobre tolerancia”.

–          Celebración de efemérides como: Día de la Paz, día de la mujer, día de la mujer en la ciencia, etc.

 

5.6.6.2.  Medidas para detectar

  • Medidas de carácter organizativo que posibiliten la adecuada vigilancia de los espacios y tiempos considerados de riesgo.

–          Organización de la vigilancia de los recreos.

–          Organización de los movimientos grupales en las subidas y bajadas.

–          Salidas escalonadas de alumnos.

–          Distintas puertas de entrada y salidas para los alumnos de Infantil y Primaria.

–          Presencia activa del profesorado en los recreos.

  • Medidas para el alumnado

–          Organización de asambleas semanales destinadas a recoger los partes de incidencia que han tenido lugar y las soluciones planteadas.

–          Promover en el alumnado la valentía de ayudar a los demás y rescatarlos cuando lo necesitan

– Utilización de la figura del mediador en cada clase. (cortes de arbitraje)

–          Cámaras de video vigilancia en espacios comunes.

–          Trabajar en las asambleas el acoso escolar como algo natural para favorecer su normalización e impulsar al alumnado a delatarlo.

  • Medidas para el profesorado

–          Prestar especial atención en el comportamiento y posibles cambios de conducta en el alumnado.

– Participación en cursos destinados a la mejora de la convivencia entre docentes y en el centro en general.

 

5.6.6.3.  Medidas para mediar y resolver

 

Para determinar las conductas contrarias a la norma y las gravemente perjudiciales, así como para imponer las sanciones correspondientes, nos remitimos al Capítulo III de los Decretos 327 y 328/2010 del 13 de julio.

Algunas de las medidas que actualmente están presentes en el centro y algunas otras que se incorporarán recientemente son:

–         Los Compromisos de convivencia

–         Mediación como herramienta

–         Sesiones grupales destinadas a la resolución de conflictos.

–         La presencia de partes leves de corrección de conducta cuya acumulación de 4 en EPO y 3 en ESO se convierte en un parte grave y un viernes por la tarde de castigo.

–         Parte directo y grave de corrección de conducta que conlleva un viernes por la tarde de castigo.

–         Tutorías familias y maestro/a.

–         Tutoría del alumno/a con la jefatura de estudios.

–         Tutoría del alumno/a con la dirección.

 

–         El aula de convivencia.

– Los protocolos de actuación.

 MEDIDAS DE ACTUACIÓN CONCRETAS

5.6.6.4. MODELO DIALÓGICO DE RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS

¿DE DÓNDE SURGE ESTE CAMBIO?, DE UNA NECESIDAD:

¢  Necesitamos que nuestro centro educativo sea un espacio seguro.

¢  MEJORAR LA CONVIVENCIA

¢  De la falta de un CRITERIO COMÚN (Cada clase, fuera de clase, en casa, en el comedor…)

¢  Falta de norma asociada a una CORRECCIÓN

¢  Necesitamos que el alumnado aprenda a RESOLVER SUS PROPIOS PROBLEMAS.

PODEMOS DAR UNA SOLUCIÓN A ESTA NECESIDAD PERO, ¿CÓMO?

¢  Transformando las interacciones sociales

¢  Vaciando el atractivo de la violencia

¢  Actuando desde infantil

¢  Trabajando la competencia de socialización preventiva

¢  Buscando una norma común

¢  CON TIEMPO Y CON PACIENCIA

¿QUIÉN INTERVIENE?

  • ACTUACIONES CON EL PROFESORADO (formación en centro, Tertulias dialógicas pedagógicas,…)
  • ACTUACIONES CON LA FAMILIA (Asamblea, tutorías, jornadas formativas, ponencias, equipo de trabajo…)
  • ACTUACIONES CON EL ALUMNADO (Asambleas de aula, asamblea de delegados,…)

Una vez llevados a cabo los primeros pasos para la implantación del nuevo modelo entre los que se encuentran: plantear el cambio ante la necesidad, aprobarlo en el Consejo escolar, investigar, buscar información sobre modelos de convivencia, buscar materiales,etc. , analizar lo que tenemos y lo que necesitamos, difundirlo para que toda la comunidad educativa lo conozca, analizar el estado de convivencia actual del centro y establecer  y marcar los objetivos generales y específicos  tras ver las necesidades llega el momento de iniciar el trabajo en el aula.

Este trabajo se divide en diferentes sesiones que se detallarán a continuación:

Primera sesión:

Comenzaríamos  con una actividad reflexiva y guiada que plantee la importancia  y la necesidad de tener dichas normas de convivencia. Aquí dejamos esta propuesta, aunque se puede plantear cualquier otra actividad con el mismo objetivo.

Una vez desarrollada esta actividad, algunas propuestas de las actividades destinadas a la elaboración de dichas normas son: (Como siempre, se puede usar cualquier otra propuesta con el mismo fin adaptada a las características de nuestro alumnado)

 

Segunda sesión (sesión de sensibilización):

Ahora vamos a centrarnos en uno de los PRINCIPALES OBJETIVOS  de este proyecto. Buscar una solución ante uno de los problemas más comunes según las encuestas realizadas.

LA RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS ENTRE COMPAÑEROS.

(Siempre teniendo en cuenta los diferentes niveles del centro, desde infantil hasta FP)

  1. Todos podemos comenzar con una SESIÓN DE SENSIBILIZACIÓN (con pequeños matices para cada nivel).

¢  OBJETIVO: sensibilizar al alumnado sobre aquellas circunstancias que provocan conflictos, pero desde su propia perspectiva, que sean ellos los que verbalicen aquellas situaciones que para ellos son un conflicto y les provoca malestar. A raíz de la frase » No me siento bien en el cole cuando…» 

ü  Quedando plasmado tanto en las aulas, como en los pasillos y en el patio durante la celebración del día de la Paz

ü  Se llevan las conclusiones a ASAMBLEA a través de un acta.

 

Tercera sesión:

 Una vez identificado el problema se plantea una segunda cuestión…¿Cómo evitarlo? Y  más tarde plantear si no se cumple la norma ¿Qué podemos hacer?

 

ü  Se llevan las conclusiones a ASAMBLEA a través de un acta.

BUSCAR  Y CREAR LOS LUGARES IDÓNEOS PARA EL ESPACIO DE DIÁLOGO.(En el recreo, en los pasillos, en el aula…)

  • Se llevan las conclusiones a ASAMBLEA a través de un acta.

Se plantea otra cuestión en asamblea: si no se cumple la norma ¿Qué podemos hacer? (Intentar dirigir las soluciones hacia el diálogo)

Una vez más se  vuelven a llevar las conclusiones a ASAMBLEA a través del mismo modelo de acta.

 

 

 

 

Cuarta sesión:

  • Visionado del video el cuento «El club de los valientes» de Begoña Ibarrola, Ed. SM que transmite perfectamente el concepto de valentía que queremos que asuma nuestro alumnado. https://www.youtube.com/watch?v=K2IX1qxH_Qs
  • Una vez visto el video, se hará un CONTRATO DE VALIENTES. Un contrato que todos deben firmar y en el que se comprometen a cumplir no solo las normas generales de centro y de aula, sino lo más importante, se comprometen a respetar y a ayudar a los demás a hacerlo. (Se trata de un contrato de compromiso, adaptado a la etapa en la que nos encontremos en el que los alumnos se comprometen, firmando el documento a tener un determinado comportamiento en clase, y a evitar otros. Dicho contrato se revisará siempre que haya un incumplimiento y no se haya podido solucionar con la figura del mediador”)

 

  • IMPORTANTE! Elegir y preparar a MEDIADORES que irán cambiando. (tienen que merecérselo)

Antes que nada, debemos enseñar  a los alumnos a que cuando están en un conflictos sean ellos mismos quienes paren la situación, pidan la ayuda del mediador  e intenten darle una solución al problema antes de que llegue a nada más.

Sin embargo, esto pocas veces ocurre, por lo que tiene que ser el mediador quienes hagan una vigilancia activa en zonas de mayor riesgo de conflicto (recreos, pasillos, cambios de clase, etc.)

En caso de situación problemática el alumno tendrá que intervenir.  Esta forma de intervenir dependerá de la situación pero algunas orientaciones son:

El alumno mediador deberá buscar dos testigos no relacionados con el conflicto.

Debemos enseñarles a actuar como mediador, dar el turno de palabra, escuchar todas las versiones.

Deberán ir a la zona del cole creada para ello llamada “Cortes de arbitraje” donde podrán gestionar el problema de una forma tranquila.

(Tiene que ser justo, ya que hace el papel de juez.)

  Se busca la resolución del conflicto, el perdón y reposición de la amistad, no el castigo.

  En caso necesario, el mediador tiene poder para proponer el castigo, dependiendo de la gravedad del asunto.

  Su tutor pondrá el castigo negociado que proponga el mediador.

  • Se llevan las conclusiones a ASAMBLEA a través de un acta

SESIÓNES DE AQUÍ EN ADELANTE.

TRABAJAR SEMANALMENTE

  1. Crear ASAMBLEAS CADA X SEMANAS de clase para comentar los conflictos surgidos y en caso de encontrar una solución, mencionarla ( deben traerlo por escrito). Un ratito de clase
  2. REVISIÓN DE las sesiones destinadas a ello.
  3. Recogida de posibles nuevas propuestas o ideas
  4. Centrar los días de la PAZ y la NO VIOLENCIA  a actuaciones relacionadas con ello…
  5. ¡IMPORTANTE!: Proporcionar a los alumnos en cada sesión herramientas para la resolución del conflicto, a través de actividades, juegos de role play, etc.

5.6.6.5. MEDIACIÓN en la resolución de conflictos

 

*Podemos encontrar más detalladamente en qué consiste el contrato, la figura del mediador y el posible camino a seguir cuando surge un conflicto en drive siguiendo la siguiente ruta: DOCUMENTOS COLEGIO> REGLAMENTO DE RÉGIMEN INTERIOR> DOCUMENTOS DE PLAN DE CONVIVENCIA (INFORME SOBRE LOS PASOS A SEGUIR PARA LLEVAR A CABO EL NUEVO MODELO DE PREVENCIÓN Y RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS)

 

 

 

5.6.6.6. PROTOCOLOS DE ACTUACIÓN

Protocolo de actuación en supuestos de acoso escolar y/o ciberacoso.

 

Definición de acoso escolar

El acoso escolar es entendido como el maltrato psicológico, verbal o físico hacia un alumno o alumna producido por uno o más compañeros y compañeras de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado.

Es importante no confundir este fenómeno con agresiones esporádicas entre el alumnado y otras manifestaciones violentas que no suponen inferioridad de uno de los participantes en el suceso.

Características del acoso escolar

El acoso escolar presenta las siguientes características:

– Intencionalidad. La agresión producida no constituye un hecho aislado y se dirige a una persona concreta con la intención de convertirla en víctima.

– Repetición. Se expresa en una acción agresiva que se repite en el tiempo y la víctima la sufre de forma continuada, generando en ella la expectativa de ser blanco de futuros ataques.

– Desequilibrio de poder. Se produce una desigualdad de poder físico, psicológico o social, que genera un desequilibrio de fuerzas en las relaciones interpersonales.

– Indefensión y personalización. El objetivo del maltrato suele ser un solo alumno o alumna, que es colocado de esta manera en una situación de indefensión.

– Componente colectivo o grupal. Normalmente no existe un solo agresor o agresora, sino varios.

– Observadores pasivos. Las situaciones de acoso normalmente son conocidas por terceras personas que no contribuyen suficientemente para que cese la agresión.

Tipos de acoso

La agresión y el acoso pueden adoptar distintas manifestaciones:

– Exclusión y marginación social.

– Agresión verbal.

– Vejaciones y humillaciones.

– Agresión física indirecta.

– Agresión física directa.

– Intimidación, amenazas, chantaje.

– Acoso a través de medios tecnológicos o ciberacoso.

– Intimidación, difusión de insultos, amenazas o publicación de imágenes no deseadas a través del correo electrónico, páginas web o mensajes en teléfonos móviles.

– Acoso o agresión contra la libertad y orientación sexual.

– Acoso sexual o abuso sexual.

Consecuencias del acoso

– Para la víctima: puede traducirse en fracaso escolar, trauma psicológico, riesgo físico, insatisfacción, ansiedad, infelicidad, problemas de personalidad y riesgo para su desarrollo equilibrado.

– Para el agresor o agresora: puede ser la antesala de una futura conducta antisocial, una práctica de obtención de poder basada en la agresión, que puede perpetuarse en la vida adulta e, incluso, una sobrevaloración del hecho violento como socialmente aceptable y recompensado.

– Para los compañeros y compañeras observadores: puede conducir a una actitud pasiva y complaciente o tolerante ante la injusticia y una percepción equivocada de valía personal.

 

Protocolo de actuación

Paso 1. Identificación y comunicación de la situación.

Cualquier miembro de la comunidad educativa que tenga conocimiento o sospechas de una situación de acoso sobre algún alumno o alumna, tiene la obligación de comunicarlo a un profesor o profesora, al tutor o tutora, a la persona responsable de la orientación en el centro o al equipo directivo, según el caso y miembro de la comunidad educativa que tenga conocimiento de la situación. En cualquier caso, el receptor o receptora de la información siempre informará al director o directora o, en su ausencia, a un miembro del equipo directivo.

Paso 2. Actuaciones inmediatas.

Tras esta comunicación, se reunirá el equipo directivo con el tutor o tutora de los alumnos o alumnas afectados y la persona o personas responsables de la orientación en el centro para recopilar información, analizarla y valorar la intervención que proceda.

La realización de esta reunión deberá registrarse por escrito, especificando la información recogida y las actuaciones acordadas.

En todos los casos en que se estime que pueda existir una situación de acoso escolar se informará del inicio del protocolo de actuación al Servicio Provincial de Inspección de Educación.

Paso 3. Medidas de urgencia.

En caso de estimarse necesario, se adoptarán las medidas de urgencia que se requieran para proteger a la persona agredida y evitar las agresiones:

– Medidas que garanticen la inmediata seguridad del alumno o alumna acosada, así como medidas específicas de apoyo y ayuda.

– Medidas cautelares dirigidas al alumno o alumna acosador.

Paso 4. Traslado a las familias o responsables legales del alumnado.

El tutor o tutora, o la persona o personas responsables de la orientación en el centro, previo conocimiento del equipo directivo, con la debida cautela y mediante entrevista, pondrán el caso en conocimiento de las familias o responsables legales del alumnado implicado, aportando información sobre la situación y sobre las medidas adoptadas.

 

Paso 5. Traslado al resto de profesionales que atienden al alumno o alumna acosado.

El director o directora, con las debidas reservas de confidencialidad y protección de la intimidad de los menores afectados y la de sus familias o responsables legales, podrá informar de la situación al equipo docente del alumnado implicado.

Si lo estima oportuno informará también al resto del personal del centro y a otras instancias externas (sociales, sanitarias o judiciales, en función de la valoración inicial).

Paso 6. Recogida de información de distintas fuentes.

Una vez adoptadas las oportunas medidas de urgencia, el equipo directivo recabará la información necesaria relativa al hecho de las diversas fuentes que se relacionan a continuación:

– Recopilación de la documentación existente sobre el alumnado afectado.

– Observación sistemática de los indicadores señalados: en espacios comunes del centro, en clase, o en actividades complementarias y extraescolares.

– Asimismo, la dirección del centro solicitará al departamento de orientación o al equipo de orientación educativa que, con la colaboración de la persona que ejerce la tutoría, complete la información. Esto se hará, según el caso, observando al alumnado afectado, contrastando opiniones con otros compañeros y compañeras, hablando con el alumnado afectado o entrevistando a las familias o responsables legales del alumnado.

Si se estima conveniente, se completará la información con otras fuentes complementarias, tales como el personal de administración y servicios, o personal de los servicios sociales correspondientes.

– Una vez recogida toda la información, el director o directora del centro realizará un informe con los datos obtenidos, para lo que contrastará la información aportada por las diferentes fuentes.

En este proceso se deben considerar los siguientes aspectos:

– Garantizar la protección de los menores o las menores.

– Preservar su intimidad y la de sus familias o responsables legales.

– Actuar de manera inmediata.

– Generar un clima de confianza básica en los menores o las menores.

– Recoger todo tipo de pruebas e indicadores.

– No duplicar intervenciones y evitar dilaciones innecesarias.

Paso 7. Aplicación de correcciones y medidas disciplinarias.

Una vez recogida y contrastada toda la información, se procederá por parte del director o directora del centro a la adopción de correcciones a las conductas contrarias a la convivencia o de medidas disciplinarias al alumnado agresor implicado, en función de lo establecido en el plan de convivencia del centro, y, en cualquier caso, de acuerdo con lo establecido en el Capítulo III del Título V de los

Decretos 327/2010 y 328/2010, ambos de 13 de julio.

Paso 8. Comunicación a la comisión de convivencia.

El director o directora del centro trasladará el informe realizado tras la recogida de información, así como, en su caso, las medidas disciplinarias aplicadas, a la comisión de convivencia del centro.

Paso 9. Comunicación a la inspección educativa.

El equipo directivo remitirá el informe al Servicio Provincial de Inspección de Educación, sin perjuicio de la comunicación inmediata del caso, tal como se establece en el Paso 2 de este protocolo.

Paso 10. Medidas y actuaciones a definir.

El equipo directivo, con el asesoramiento de la persona o personas responsables de la orientación educativa en el centro, definirá un conjunto de medidas y actuaciones para cada caso concreto de acoso escolar. Asimismo, si se considera necesario, podrá contar con el asesoramiento del Gabinete Provincial de Asesoramiento sobre la Convivencia Escolar y de la inspección educativa.

Estas medidas y actuaciones se referirán, tanto a las que sean de aplicación en el centro y en el aula, como a las que sean de aplicación al alumnado en conflicto, que garanticen el tratamiento individualizado tanto de la víctima como de la persona o personas agresoras, incluyendo actuaciones específicas de sensibilización para el resto del alumnado, así como para el alumnado observador. Todo ello, sin perjuicio de que se apliquen al alumnado acosador las medidas correctivas recogidas en el plan de convivencia.

Con carácter orientativo, se proponen las siguientes medidas y actuaciones para cada caso de acoso escolar:

– Actuaciones con la persona acosada: actuaciones de apoyo y protección expresa e indirecta, actividades de educación emocional y estrategias de atención y apoyo social, intervención individualizada por la persona orientadora para el aprendizaje y desarrollo de habilidades sociales, de comunicación, autoestima y asertividad y derivación, si procede, a servicios de la Consejería competente en materia de protección de menores.

– Actuaciones con el alumnado agresor: aplicación de las correcciones correspondientes estipuladas en el plan de convivencia, actuaciones educativas en el aula de convivencia del centro, en su caso, o programas y estrategias específicos de modificación de conducta y ayuda personal,

y derivación, si procede, a servicios de la Consejería competente en materia de protección de menores.

– Actuaciones con los compañeros y compañeras observadores pasivos: actuaciones de desarrollo de habilidades sociales, de comunicación, emocionales y de empatía, campañas de sensibilización, así como actividades de mediación y de ayuda entre iguales.

– Actuaciones con las familias: orientaciones sobre cómo ayudar a sus hijos o hijas, sean víctimas o agresores, actuaciones para una mejor coordinación y comunicación sobre el proceso socioeducativo de sus hijos o hijas, información sobre posibles apoyos externos y seguimiento de los mismos, así como establecimiento de compromisos de convivencia.

– Actuaciones con el profesorado y el personal de administración y servicios: orientaciones sobre cómo intervenir positivamente en la situación y cómo hacer el seguimiento, orientaciones sobre indicadores de detección, así como actividades de formación específica.

La dirección del centro se responsabilizará de que se lleven a cabo las medidas y actuaciones previstas, informando periódicamente a la comisión de convivencia, a las familias o responsables legales del alumnado y al inspector o inspectora de referencia del grado del cumplimiento de las mismas y de la situación escolar del alumnado implicado.

Paso 11. Comunicación a las familias o responsables legales del alumnado.

Se informará a las familias del alumnado implicado de las medidas y actuaciones de carácter individual, así como las medidas de carácter organizativo y preventivo propuestas para el grupo, nivel y centro educativo, observando en todo momento confidencialidad absoluta en el tratamiento del caso.

Paso 12. Seguimiento del caso por parte de la inspección educativa.

El inspector o inspectora de referencia realizará un seguimiento de las medidas y actuaciones definidas y aplicadas, así como de la situación escolar del alumnado implicado.

Procedimiento a seguir

La Inspección Educativa actuará y orientará en todo momento al centro en relación con la aplicación del protocolo, velando al mismo tiempo por su correcta aplicación:

En relación con el Paso 2.

En la comunicación del inicio del protocolo por parte de la Dirección del Centro, se deberá proporcionar, al menos, información sobre:

Datos personales y una información básica sobre el posible alumnado acosado y presuntamente acosador.

– Posible tipo de acoso que se está produciendo de los establecidos en el protocolo, ya reseñados.

– Denunciantes, testigos o personas que han facilitado información sobre estas conductas.

– Descripción de los hechos que dan lugar a la aplicación del protocolo.

El Inspector/a referente o el inspector/a que reciba la encomienda por parte de la Jefatura del

Servicio, en caso de ausencia del aquel, entrará en contacto con la dirección del centro de manera inmediata cuando le sea comunicado, analizando lo ocurrido, recordando la necesidad de aplicar el protocolo establecido en el Anexo I de la Orden de 20 de junio de 2011, por la que se adoptan medidas para la promoción de la convivencia en los centros docentes sostenidos con fondos públicos y se regula el derecho de las familias a participar en el proceso educativo de sus hijos e hijas, además de considerar las necesidades de asesoramiento y apoyo que pudieran necesitar en su aplicación, y facilitando el modelo orientativo INFORME DE LA DIRECCIÓN DEL CENTRO SOBRE APLICACIÓN DEL PROTOCOLO DE ACTUACIÓN EN SUPUESTOS DE ACOSO ESCOLAR, para facilitar el desarrollo del protocolo y el informe que tendrá que realizar la dirección al respecto.

En relación con los Pasos 9 y 10.

El director/a elaborará un INFORME DE LA DIRECCIÓN DEL CENTRO SOBRE APLICACIÓN DEL PROTOCOLO DE ACTUACIÓN EN SUPUESTOS DE ACOSO ESCOLAR, para lo que podrá utilizar el modelo orientativo.

En todo caso, y tal como se establece en el paso 10, La dirección del centro se responsabilizará de que se lleven a cabo las medidas y actuaciones previstas, informando periódicamente a la comisión de convivencia, a las familias o responsables legales del alumnado y al inspector o inspectora de referencia del grado del cumplimiento de las mismas y de la situación escolar del alumnado implicado.

Informe de Inspección

Tal como establece el Protocolo, en el paso 12, el inspector o inspectora de referencia realizará la supervisión de la aplicación del protocolo por parte del Centro, de las medidas y actuaciones definidas y realizadas, así como de la situación escolar del alumnado implicado. En cualquier momento del procedimiento, desde la primera información de los hechos hasta que finalizan los pasos del protocolo y se están aplicando las medidas establecidas, la Inspección Educativa podrá realizar informe al Delegado/a Territorial de Educación Cultura y Deporte, según modelo INFORME DE INSPECCIÓN SOBRE SEGUIMIENTO DE LA APLICACIÓN DEL PROTOCOLO DE ACTUACIÓN EN SUPUESTOS DE ACOSO ESCOLAR, cuando tenga conocimiento de circunstancias que lo hagan necesario y el centro educativo no responda a sus requerimientos al respecto, conocidos previamente por la Coordinación de Zona y Jefatura de Servicio, como pueden ser: mejores medidas de protección de la víctima, aplicación adecuada del protocolo, más completa documentación de la situación de acoso y su prevención, adecuada aplicación o necesidad de mejora de las medidas acordadas, contenido de la información a las familias,…

En situaciones de ciberacoso, se tendrá en cuenta lo establecido en el Decreto 25/2007, de 6 de febrero, por el que se establecen medidas para el fomento, la prevención de riesgos y la seguridad en el uso de Internet y las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) por parte de las personas menores de edad. Además, vemos conveniente presentar las actuaciones específicas a adoptar en estos casos tal y como se recogen en las Instrucciones de 11 de enero  de 2017.

La accesibilidad a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) ha generado una nueva forma de acceder a la información y de establecer relaciones entre las personas que incide de manera directa en el desarrollo y el modo en que interactúan alumnos y alumnas. La nueva competencia digital implica el manejo de herramientas tecnológicas que posibilitan producir y recibir contenidos en un medio que traspasa la frontera de lo privado.

 Es necesario destacar las posibilidades educativas y de desarrollo personal que supone el uso de Internet y las nuevas tecnologías tanto en el ámbito privado como en el educativo. Introducir el uso de Internet y las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en el contexto educativo favorece el desarrollo de la propia identidad y el acceso a diversos ámbitos de conocimiento, así como el aprendizaje de nuevas competencias sociales y comunicativas relativas a contextos virtuales

. El Decreto 25/2007, de 6 de febrero, de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, por el que se establecen diversas medidas para el fomento, la prevención de riesgos y la seguridad en el uso de Internet y las tecnologías de la información y la comunicación por parte de las personas menores de edad, incluye medidas concretas a desarrollar en los centros educativos.

De acuerdo con estas disposiciones los centros educativos deben propiciar e incentivar el uso seguro y responsable de Internet y las TIC, proporcionando al alumnado recursos y herramientas que les permitan prevenir situaciones de riesgo, incluyendo la sensibilización y protección frente a los abusos y la violencia de todo tipo que se produzcan a través de Internet y las TIC.

 Por todo ello, es importante que los centros educativos contemplen actuaciones de prevención del ciberacoso o posibles situaciones de abuso a través de medios tecnológicos dentro de su plan de convivencia y su plan de orientación y acción tutorial, y cuenten con un protocolo de intervención que facilite una detección precoz y una intervención adecuada ante posibles casos de ciberacoso.

 Además de las estrategias generales de prevención previstas en los planes de convivencia, en los centros en los que no se hayan identificado casos de acoso o ciberacoso, pero sí se detecten conductas o situaciones de riesgo de aparición del mismo, es aconsejable actuar de forma preventiva y proactiva, intensificando actuaciones, tanto a nivel de aula, realizando actividades que aborden y eduquen sobre la temática, como desde la acción tutorial,  mediante el seguimiento individualizado del alumnado de riesgo y sus familias, realizando entrevistas, informando sobre las conductas de riesgo detectadas, dando orientaciones educativas y estableciendo compromisos de convivencia

. La Orden de 20 de junio de 2011, por la que se adoptan medidas para la promoción de la convivencia en los centros docentes sostenidos con fondos públicos y se regula el derecho de las familias a participar en el proceso educativo de sus hijos e hijas, incluye como Anexo I el protocolo de actuación en supuestos de acoso escolar. Este protocolo contempla, entre otras, las situaciones de acoso a través de medios tecnológicos o ciberacoso, siendo de aplicación en los casos de intimidación, difusión de insultos, amenazas o publicación de imágenes no deseadas a través de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

 No obstante, la creciente utilización de los medios tecnológicos de comunicación entre el alumnado y las peculiares características del ciberacoso, hacen aconsejable establecer unas instrucciones que ayuden a la  aplicación del protocolo de actuación en supuestos de acoso escolar cuando el acoso se produce a través de medios tecnológicos.

 En este sentido, se hace necesario diferenciar dos tipos de situaciones, por un lado, el ciberacoso, o ciberbullying, en el que únicamente están implicados menores, y por otro lado, las situaciones de acoso hacia menores a través de medios tecnológicos por parte de una persona adulta, como, por ejemplo, el grooming o establecimiento de una relación de amistad o un vínculo afectivo con un o una menor utilizando una identidad falsa, normalmente con una finalidad sexual explícita o implícita.

Primera. Objeto

 Las presentes instrucciones tienen por objeto concretar las actuaciones que deben realizar los centros educativos, tanto ante situaciones de ciberacoso por parte de una persona adulta hacia alumnado del centro, como ante situaciones de ciberacoso entre iguales, complementando lo establecido en el protocolo de actuación en supuestos de acoso escolar incluido como Anexo I en la Orden de 20 de junio de 2011, por la que se adoptan medidas para la promoción de la convivencia en los centros docentes sostenidos con fondos públicos y se regula el derecho de las familias a participar en el proceso educativo de sus hijos e hijas, dadas las características y peculiaridades propias del ciberacoso o acoso escolar a través de medios tecnológicos, teniendo en cuenta que los pasos contemplados en el protocolo y en estas instrucciones no son necesariamente pasos sucesivos, sino actuaciones, concreciones y orientaciones a aplicar ante posibles casos de acoso y ciberacoso de acuerdo con lo establecido en la citada Orden.

Segunda. Ámbito de aplicación

. Las presentes instrucciones serán de aplicación en los centros docentes sostenidos con fondos públicos de Andalucía, a excepción de los universitarios.

Tercera. Actuación ante agresiones o situaciones de ciberacoso o abuso por medios tecnológicos por parte de una persona adulta.

La actuación ante posibles agresiones o situaciones de ciberacoso o abuso por medios tecnológicos a un alumno o una alumna por parte de una persona adulta a través de diversas figuras delictivas como la suplantación de identidad, la petición de amistad bajo identidades falsas, el envío de imágenes o contenidos inapropiados, la solicitud de imágenes de contenido sexual, el secuestro del ordenador y apropiación de contenido sensible, diversas formas de extorsión, etc., excede el ámbito de aplicación del protocolo de actuación en supuestos de acoso escolar.

 Ante la posibilidad de que una alumna o un alumno pueda sufrir una situación de ciberacoso o abuso por medios tecnológicos por parte de una persona adulta, la actuación del centro debe centrarse en la prevención y, en su caso, en la detección temprana y el asesoramiento a las familias o tutores legales sobre las medidas a adoptar y el procedimiento a seguir para la denuncia de los hechos, contemplando, cuando así se precise, la intervención educativa del centro en la atención al menor que ha sufrido el acoso.

 Ante la sospecha o evidencia de que un alumno o una alumna pueda estar siendo víctima de una situación de acoso o abuso a través de medios tecnológicos por parte de un adulto, la dirección del centro debe poner el caso en conocimiento de la inspección educativa, que deberá asesorar sobre los pasos a seguir, y trasladará la información disponible al padre, la madre o representantes legales del menor o la menor, recordando la obligación de denunciar el caso ante la Fiscalía o las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Sin perjuicio del deber legal de poner en conocimiento de la autoridad judicial un delito público, que tiene cualquier ciudadano o administración, máxime cuando se trata de menores de edad.

En estos casos es importante insistir en la necesidad de conservar las posibles pruebas, ya que es habitual por parte de la víctima, y por quienes protagonizan el ciberacoso, el borrado de los mensajes y la anulación de las redes sociales a través de las que se ha producido el acoso, con la consiguiente pérdida de la información que pudiera aportarse en el procedimiento penal.

La complejidad de este tipo de situaciones hace aconsejable solicitar asesoramiento a servicios externos como la Fiscalía de Menores, Agencia Española de Protección de Datos, Agentes Tutores de Policía Local, Servicios Sociales, Servicio de Asistencia a Víctimas en Andalucía o Unidades de Investigación Tecnológica o Delitos Telemáticos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado: Policía Nacional y Guardia Civil. 

Cuarta. Situaciones de ciberacoso entre iguales en el ámbito escolar.

El ciberacoso en el ámbito escolar es un tipo de acoso entre iguales que se da a través de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Se puede definir como una agresión intencional, que puede ser puntual o repetida, por parte de un individuo o un grupo, a través de medios tecnológicos como el correo electrónico, páginas web, redes sociales, juegos online o mensajes en teléfonos móviles, que pueden tener una alta difusión y mantener su impacto en el tiempo sin que la víctima pueda defenderse por sí misma, dañando su imagen social y su autoestima, hasta el punto de llegar a provocar grave daño o perjuicio en su desarrollo psicosocial.

La forma de contacto entre víctimas y agresores en el caso del ciberacoso introduce elementos y factores de riesgo específicos, como el posible anonimato del agresor o la agresora, aunque los datos revelan que es más frecuente que la víctima conozca a su acosador o acosadora, la gran difusión social que puede llegar a tener la agresión o las dificultades prácticas para detener la agresión y terminar con el sufrimiento de la víctima. Por otra parte, el uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación ofrece a las víctimas oportunidades para responder o intentar defenderse a través de una respuesta que probablemente no sería la misma cara a cara y que, en ocasiones, puede complicar y agravar la situación.

 El ciberacoso en el ámbito escolar con frecuencia forma parte o tiene su origen en una situación previa de acoso escolar, que puede incluir agresiones físicas o verbales, difusión de rumores, coacciones, humillaciones, etc.

 A la hora de identificar una situación de ciberacoso en el entorno escolar deben tenerse en cuenta las siguientes características:

  • Intencionalidad por parte del agresor o agresora. No se trata de un descuido o acto fortuito. Si bien, en determinados casos, el daño causado no se corresponde con la intencionalidad de la persona agresora.
  • Repetición en el tiempo. En el caso del ciberacoso un solo mensaje o imagen difundida a través de redes sociales puede tener un efecto multiplicador que convierte una única intervención en una agresión repetida en el tiempo. Basta con subir una sola vez una imagen indeseada a una red social para que tengan acceso a ella, la compartan y añadan comentarios indeseados un gran número de personas.
  • Desequilibrio de poder. En el caso del ciberacoso esta desigualdad suele ser psicológica, social, o basada en una mayor competencia digital, que provoca que la víctima no pueda defenderse fácilmente por sí misma.
  • Daño y victimización: la víctima sufre un deterioro de su autoestima y dignidad personal, dañando su estatus social, provocándole victimización psicológica, estrés emocional y rechazo social.

 

Junto a estas características es importante tener en cuenta la presencia de la ley del silencio, el alumno o la alumna que sufre una situación de acoso no suele informar de lo que le está sucediendo ni al profesorado ni a su familia, ya sea por temor a posibles represalias o por vergüenza, llegando a asumirlo como inevitable o a negar la situación de acoso. En el caso del ciberacoso, a la reticencia normal para reconocer el acoso se une el temor a la retirada o la limitación en el uso del teléfono móvil, el acceso a Internet o la participación en plataformas de juegos online.

 En muchos casos, el ciberacoso tiene un carácter grupal o colectivo, ya que supone la implicación o participación de diversas personas que reenvían un contenido o añaden comentarios al mismo. Se debate si la persona que reenvía un contenido inadecuado, o añade un comentario vejatorio o insultante, debe considerarse como agresora o solo como colaboradora. En cualquier caso, ayudar a que una agresión se propague por la red implica, en principio, colaborar en su difusión con la conciencia o la intención de causar daño, por lo que existe una participación activa en el acoso.

 Conductas de ciberacoso más habituales en el entorno educativo:

  1. a) Publicar o remitir mensajes desagradables o amenazantes a través de redes sociales.
  2. b) Difundir rumores, información comprometida o exponer la intimidad de una persona a fin de desprestigiarla.
  3. c) Etiquetar, asociar comentarios indeseables o modificar fotos, exponiendo a la persona implicada a una posible escalada de observaciones y comentarios de terceros.
  4. d) Publicar postings, fotos o vídeos desagradables sobre la víctima en una página web, una red social, un chat o a través del teléfono móvil.
  5. e) Grabar y difundir agresiones, insultos o actuaciones degradantes hacia la víctima a través de la web, teléfonos móviles, etc.
  6. f) Suplantar la identidad de la víctima e incluir contenidos desagradables o insultantes en un perfil, una red social, un foro de mensajes, un chat, etc.
  7. g) Incomodar a la persona con contenidos, mensajes o comentarios de contenido sexual.
  8. h) Difundir imágenes o datos comprometidos de contenido sexual a través de redes sociales o páginas de difusión masiva sin el consentimiento de la víctima.

Consecuencias del acoso y ciberacoso:

  • Para la víctima: puede traducirse en fracaso escolar, trauma psicológico, fobias, somatizaciones, riesgo físico, insatisfacción, ansiedad, infelicidad, problemas de personalidad y riesgo para su desarrollo equilibrado.
  • Para el agresor o agresora: puede ser la antesala de una futura conducta antisocial, una práctica de obtención de poder basada en la agresión o control a través de medios tecnológicos, que puede perpetuarse en la vida adulta e, incluso, una sobrevaloración del hecho violento o el abuso como socialmente aceptable y recompensado.
  • Para los compañeros y compañeras observadores: puede conducir a la desensibilización o adopción de una actitud pasiva y complaciente o tolerante ante la injusticia, al riesgo de aprendizaje por observación de estas conductas o a una percepción equivocada de la valía personal.

En las primeras fases de la aplicación del protocolo debe actuarse con agilidad y eficiencia para ir tomando decisiones adecuadas, pero con la máxima prudencia y cuidando en todo momento los siguientes aspectos:

  1. a) Garantizar la protección de los menores o las menores.
  2. b) Preservar su intimidad y la de sus familias o responsables legales

. c) Actuar de manera inmediata.

  1. d) Generar un clima de confianza básica en los menores o las menores.
  2. e) Aliviar el sentimiento de culpa de la víctima y evitar una doble victimización. f) Recoger todo tipo de pruebas e indicadores.
  3. g) No duplicar intervenciones y evitar dilaciones innecesarias.

Quinta. Pasos contemplados en la aplicación del protocolo:

Paso 1. Identificación y comunicación de la situación.

Cualquier miembro de la comunidad educativa que tenga conocimiento o sospechas de una situación de ciberacoso sobre algún alumno o alumna, tiene la obligación de comunicarlo a un profesor o profesora, al tutor o tutora, a la persona responsable de la orientación en el centro o al equipo directivo. En cualquier caso, el receptor o receptora de la información siempre informará al director o directora o, en su ausencia, a un miembro del equipo directivo.

 El centro debe tomar en consideración la situación de acoso o ciberacoso aunque las agresiones o los ataques se hayan producido fuera de las instalaciones del centro o fuera del horario escolar. Asimismo, basta con que la persona agresora o la persona víctima sean alumnos o alumnas del centro para que el centro ponga en marcha el protocolo y adopte las medidas oportunas de acuerdo con la naturaleza del caso.

 Si la familia de un alumno o una alumna es la que informa a la dirección del centro sobre un posible caso de ciberacoso, se levantará acta de la reunión en la que se recoja el relato de los hechos que hace la familia y el compromiso del centro de iniciar el correspondiente protocolo, informando del inicio del mismo a la inspección educativa.

 En todos los casos en que se estime que pueda existir una situación de acoso escolar a través de medios tecnológicos o la dirección del centro reciba la información a través de fuentes externas como la fiscalía, juzgados, policía, servicios sociales, etc., se informará del inicio del protocolo de actuación a la inspección educativa. Cuando existan indicios de delito, riesgo o posible desprotección el caso se pondrá también en conocimiento de la fiscalía por la dirección del centro.

 La aparición de conductas de abuso o acoso que afectan al alumnado del centro debe abordarse desde la máxima discreción, la confidencialidad y el respeto a la intimidad de los alumnos y alumnas implicados, así como de sus familias.

Paso 2. Actuaciones inmediatas ante una situación de ciberacoso.

Tras la comunicación, efectuada en el paso anterior, de un posible caso de ciberacoso, se reunirá el equipo directivo con el tutor o la tutora de los alumnos o alumnas afectados y la persona o personas responsables de la orientación en el centro para recopilar información, analizarla y valorar la intervención que proceda.

Cuando existan indicios de que pueda tratarse de un caso de agresión de contenido sexista, violencia de género o acoso sexual, se recomienda que esté presente en la reunión la persona coordinadora del plan de igualdad del centro, a fin de valorar la posibilidad o conveniencia de la aplicación del Protocolo de violencia de género, contemplando, en todo caso, las recomendaciones recogidas en estas instrucciones en cuanto a la utilización de medios tecnológicos.

La realización de esta reunión deberá registrarse por escrito, especificando la información recogida y las actuaciones acordadas, dando traslado de la misma a la inspección educativa.

 Para la valoración de las actuaciones a desarrollar ante una posible situación de ciberacoso, se tendrán en cuenta los siguientes aspectos:

  1. a) Identificación del alumnado implicado como presuntos agresores y víctimas. b) Edad y características psicológicas del alumnado implicado.
  2. c) Relación entre la víctima y la persona o personas agresoras (posible caso de violencia de género).
  3. d) Intencionalidad del agresor o agresores, valorando posibles antecedentes. e) Características y naturaleza de las acciones analizadas y de los dispositivos tecnológicos utilizados.
  4. f) Las evidencias electrónicas o pruebas que se han podido aportar, velando por la conservación de las mismas como: e-mails, sms, mensajes recibidos a través de plataformas de mensajería (WhatsApp, Telegram, Snapchat, etc.), realizando, en su caso, capturas o fotografías de la pantalla, que puedan servir como prueba del proceso o situación de acoso o intimidación.
  5. g) Difusión y alcance de las acciones

. h) Facilidad o dificultad para detener el ciberacoso

. i) Tiempo de exposición de la víctima al ciberacoso.

  1. j) Repercusión e impacto en la víctima.

La acción del centro debe ir encaminada a velar por la seguridad del alumnado, por ello, incluso en las situaciones en que no se encuentren evidencias suficientes de la existencia de una situación de acoso o ciberacoso, es importante tomar en consideración las declaraciones de la posible víctima y los hechos contrastados, adoptando medidas que aseguren la adecuada atención del alumno o la alumna que se sienten objeto de acoso o intimidación.

Paso 3. Medidas de urgencia.

En caso de estimarse necesario, se adoptarán las medidas de urgencia que se requieran para proteger y garantizar la inmediata seguridad de la alumna o el alumno acosados, así como medidas específicas de apoyo y ayuda:

  • Recomendar a la alumna o al alumno acosados la disminución del uso del teléfono móvil e Internet, o incluso la suspensión temporal de su utilización, en función del caso y tipo de ciberacoso, que mantenga la información personal que pueda ser sensible en privado y evite responder a posibles provocaciones. • Recomendar que se conserven las evidencias del acoso o ataque recibido, y proceda a bloquear al acosador o acosadora, denunciando a los servicios de la red el comportamiento inapropiado.
  • En función de la gravedad, poner en conocimiento los hechos y solicitar las oportunas medidas cautelares de protección a la Fiscalía, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, la Policía Local o las diferentes instancias de seguimiento y control de un buen uso de las tecnologías de la información y la comunicación puestas a disposición de la ciudadanía.
  • Implicación, en su caso, de alumnado ciberayudante para proporcionar apoyo, ayuda y seguridad al alumno o alumna objeto del ciberacoso.
  • Incluir el apoyo emocional adulto. Contar con un profesor o profesora que pueda ofrecer al alumno o la alumna víctima del acoso apoyo emocional. Puede ser su tutor o tutora, algún profesional de la orientación o cualquier otro profesor o profesora que pueda cumplir est función.
  • Establecer medidas cautelares dirigidas al alumno, la alumna, o al grupo de alumnos y alumnas presuntamente acosadores, incluyendo la supervisión o privación temporal del uso del teléfono móvil e Internet, en función del caso y tipo de ciberacoso, que deberán incluirse en el Reglamento de Organización y Funcionamiento y en el Plan de convivencia del centro.

Paso 4. Traslado a las familias o responsables legales del alumnado.

El tutor o tutora, o la persona o personas responsables de la orientación en el centro, previo conocimiento del equipo directivo, con la debida cautela y mediante entrevista, pondrán el caso en conocimiento de las familias o responsables legales del alumnado implicado, aportando información sobre la situación y sobre las medidas adoptadas.

Paso 5. Traslado al resto de profesionales que atienden al alumno o alumna acosado.

El director o directora, con las debidas reservas de confidencialidad y protección de la intimidad de los menores afectados y la de sus familias o responsables legales, podrá informar de la situación al equipo docente del alumnado implicado. Si lo estima oportuno informará también al resto del personal del centro y a otras instancias externas (sociales, sanitarias o judiciales, en función de la valoración inicial).

Paso 6. Recogida de información de distintas fuentes.

Una vez adoptadas las oportunas medidas de urgencia, el equipo directivo recabará toda la información relativa al caso que pueda ayudar a adoptar las medidas oportunas, tanto desde el punto de vista organizativo como educativo, a fin de asegurar la adecuada atención al alumnado implicado y la restauración de la convivencia:

 – Recopilación de la documentación existente sobre el alumnado afectado

. – Recopilación de posibles pruebas o evidencias del ciberacoso.

 – Información aportada por el alumnado implicado.

 – Información aportada por las familias del alumnado implicado.

 La dirección del centro solicitará al departamento de orientación o al equipo de orientación educativa que, con la colaboración, en su caso, de la persona que ejerce la tutoría, complete la información. Esto se hará, según el caso, observando al alumnado afectado, contrastando opiniones con otros compañeros y compañeras, hablando con el alumnado afectado o entrevistando a las familias o responsables legales del alumno, la alumna o el alumnado implicado.

 Asimismo, si se estima conveniente, se completará la información con otras fuentes complementarias, tales como el profesorado que conoce al alumnado implicado, el personal de administración y servicios, o los servicios sociales correspondientes.

La entrevista con el alumno o la alumna que ha sufrido el acoso.

 En la entrevista con el alumno o la alumna que ha sufrido el acoso se deberá cuidar la acogida, mostrando la preocupación del centro por su seguridad y su bienestar. Es importante practicar la escucha activa a fin de que el alumno o la alumna que ha sufrido el acoso pueda expresarse con libertad y confianza, aclarando las circunstancias del caso, incluyendo la identificación de los presuntos agresores, y los efectos y consecuencias producidos, siendo importante velar por la discreción y confidencialidad en relación con lainformación recopilada en estas entrevistas.

 El equipo directivo ha de garantizar, a través de las intervenciones que se estimen pertinentes, el adecuado proceso de acogida, cuidado, apoyo y escucha del alumno o la alumna víctima del acoso. En este sentido es importante recordar que en ningún caso resulta aconsejable el careo entre el alumno o la alumna que ha sufrido el acoso y los presuntos acosadores, ni entre la familia de la posible víctima y las de los presuntos acosadores.

Asimismo, se informará al alumno o alumna que ha sufrido el acoso de las medidas cautelares y de protección que se van a adoptar en el centro, y de la posibilidad de recibir apoyo o asesoramiento por parte de instancias externas al centro.

La entrevista con el alumno, la alumna o el alumnado agresor

. La entrevista con el alumno, la alumna o el alumnado presuntamente agresor deberá contemplar la información sobre los hechos acontecidos y las evidencias recopiladas, la aclaración de las circunstancias en que se han producido, su valoración y actitud ante las consecuencias producidas y, de modo expreso, su predisposición ante subsiguientes procesos de asunción de responsabilidades, reparación del daño y reconciliación o restablecimiento de la convivencia.

Así mismo, se informará al alumnado implicado de las medidas cautelares que se van a adoptar y las posibles correcciones o medidas disciplinarias que se podrán adoptar de acuerdo con lo establecido en el plan de convivencia del centro y la valoración final de los hechos.

 En caso de que exista una denuncia interpuesta ante la Fiscalía o las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por parte del propio centro o por alguna de las familias, la entrevista con el alumnado denunciado deberá producirse en presencia de su padre, madre o tutores legales, limitándose a facilitarles la información sobre las medidas cautelares que va a adoptar el centro, la propuesta o plan de actuación para evitar la interrupción de su proceso formativo y la posibilidad de recibir apoyo o asesoramiento por parte de instancias externas al centro. 

La entrevista con las familias de las alumnas o los alumnos implicados.

 Las entrevistas con las familias de las alumnas o los alumnos implicados deben hacerse por separado, evitando cualquier tipo de careo o enfrentamiento entre las familias.

 La entrevista con la familia del alumno o la alumna presuntamente víctima de ciberacoso debe comenzar por mostrar la preocupación del centro por su hijo o hija, y el interés por reconducir la situación buscando su bienestar. Dentro de la discreción propia del proceso de investigación, se debe informar sobre los pasos que se han dado, las conclusiones a las que se ha llegado y las medidas cautelares y de protección adoptadas. Asimismo, se les solicitará la información que puedan aportar en relación al caso, y se pedirá su colaboración para eventuales actuaciones posteriores. En un primer momento debe evitarse y desaconsejarse el contacto de la familia de la víctima con la familia del presunto agresor o las familias del alumnado implicado en el ciberacoso, al menos hasta que el centro no haya contactado con ellas y cuente con su compromiso de colaboración. También puede ser interesante aportar pautas de actuación para abordar y trabajar el tema en casa a fin de encauzar adecuadamente la situación.

La entrevista con la familia o familias del alumnado presuntamente agresor, dentro de la discreción propia del proceso de investigación, deberá ofrecer información sobre los hechos y datos recabados, haciendo ver la gravedad de los mismos y la necesidad de ofrecer una respuesta adecuada, tanto para el alumnado víctima del acoso, como para el alumnado agresor, solicitando su colaboración para afrontar adecuadamente el caso, evitando la confrontación con el resto de familias implicadas, y ofreciendo asesoramiento sobre el modo de afrontar y tratar con su hijo o hija la situación. Asimismo, es preciso insistir en la necesidad de actuar con la mayor discreción a fin de evitar que la difusión de rumores o comentarios inadecuados tenga efectos indeseables para el alumnado y las familias afectadas.

 Cuidar la intervención con las familias es fundamental. No suele ser sencillo afrontar estas situaciones por parte de las familias implicadas; tanto si se trata de la familia del alumno o la alumna que han sufrido el acoso como de la familia o las familias de los presuntos agresores. En el primer caso, la inquietud y posible ansiedad por las repercusiones de la situación que está afectando a su hijo o hija suelen suponer un elemento de presión que es necesario saber gestionar con delicadeza y sensibilidad.

En el caso de las familias del alumnado presuntamente acosador, no es infrecuente detectar cierto grado de negación o trivialización de los hechos ocurridos o las evidencias aportadas; reacción que habrá de tratarse con la necesaria sensibilidad, haciéndoles ver la importancia que para sus propios hijos o hijas puede tener abordar el caso adecuadamente y las posibles repercusiones que el no hacerlo puede tener en su formación y su futuro, así como la gravedad y verdadera dimensión de los hechos de acuerdo con lo establecido en la propia legislación educativa y en el Código Penal.

Entrevistas con los compañeros o compañeras conocedores de la situación de ciberacoso.

 Las entrevistas con compañeros o compañeras que puedan ser conocedores de la situación detectada se realizarán con el fin de recabar información y solicitar la colaboración imprescindible para detener el conflicto y reducir los efectos perniciosos producidos.

Informe a elaborar por la dirección del centro.

Una vez concluido el proceso de recogida de información, la dirección del centro elaborará un informe contrastando la información aportada por las diferentes fuentes en el que se recoja o valore:

  1. a) La naturaleza, intensidad y gravedad de los hechos.
  2. b) Alumnos y alumnas implicados y afectados.
  3. c) Grado de implicación e intencionalidad de los distintos agentes implicados. d) Duración de la situación de acoso.
  4. e) Efectos producidos

. f) Conocimiento de la situación por otros compañeros y compañeras.

  1. g) Características de los medios y dispositivos utilizados.
  2. h) Pruebas o evidencias recopiladas.
  3. i) Actitud y disposición mostradas por las familias implicadas.
  4. j) Valoración de la conveniencia de comunicar el caso a la Fiscalía o a otros servicios externos.

 

Paso 7. Aplicación de correcciones y medidas disciplinarias.

Una vez recogida y contrastada toda la información, se procederá por parte del director o directora del centro a la adopción de correcciones a las conductas contrarias a la convivencia o de medidas disciplinarias al alumnado agresor implicado, en función de lo establecido en el plan de convivencia del centro, y, en cualquier caso, de acuerdo con lo establecido en el Capítulo III del Título V de los Decretos 327/2010 y 328/2010, ambos de 13 de julio. Estas correcciones o medidas disciplinarias se registrarán en el sistema de información Séneca, especificando que responden a un caso de ciberacoso o acoso a través de medios tecnológicos.

Paso 8. Comunicación a la comisión de convivencia.

 El director o directora del centro trasladará el informe realizado tras la recogida de información así como, en su caso, las medidas disciplinarias aplicadas, a la comisión de convivencia del centro.

Paso 9. Comunicación a la inspección educativa.

La dirección del centro remitirá el informe al Servicio Provincial de Inspección de Educación, sin perjuicio de la comunicación inmediata del caso, tal como se establece en los pasos 1 y 2 del protocolo.

Paso 10. Medidas y actuaciones a definir.

El equipo directivo, con el asesoramiento de la persona o personas responsables de la orientación educativa en el centro, definirá un conjunto de medidas y actuaciones para cada caso concreto de ciberacoso en el ámbito escolar. Asimismo, si se considera necesario, podrá contar con el asesoramiento del gabinete provincial de asesoramiento sobre la convivencia escolar y de la inspección educativa.

 Estas medidas y actuaciones se referirán, tanto a las que sean de aplicación en el centro y en el aula, como a las que sean de aplicación al alumnado implicado, que garanticen el tratamiento individualizado tanto de la víctima como de la persona o personas agresoras, incluyendo actuaciones específicas de sensibilización para el resto del alumnado así como para el alumnado observador. Todo ello, sin perjuicio de que se apliquen al alumnado acosador las medidas correctivas recogidas en el plan de convivencia.

 En todo caso, el centro debe abordar la situación en el contexto de su labor educativa desarrollando actuaciones para asegurar el cese del acoso y la protección, cuidado y apoyo a la víctima; facilitando, así mismo, procesos de sensibilización y reflexión, asunción de responsabilidades por parte del alumnado acosador, reparación del daño y actuaciones para restablecer el clima de convivencia.

 Con carácter orientativo, se proponen las siguientes medidas y actuaciones para cada caso de ciberacoso en el ámbito escolar

: – Actuaciones con la persona acosada: actuaciones de apoyo y protección expresa e indirecta, actividades de educación emocional y estrategias de atención y apoyo social, intervención individualizada por la persona orientadora para el aprendizaje y desarrollo de habilidades sociales, de comunicación, autoestima y asertividad y derivación, si procede, a servicios externos y, en su caso, a la Consejería competente en materia de protección de menores.

 – Actuaciones con el alumnado agresor: aplicación de las correcciones correspondientes estipuladas en el plan de convivencia, actuaciones educativas en el aula de convivencia del centro, en su caso, o programas y estrategias específicos de modificación de conductas y desarrollo de habilidades sociales y emocionales vinculadas a la empatía y la autoestima, y derivación, si procede, a servicios externos y, en su caso, a  la Consejería competente en materia de protección de menores.

 – Actuaciones con los compañeros y compañeras observadores pasivos o colaboradores: actuaciones de desarrollo de habilidades sociales, de comunicación, emocionales y de empatía, campañas de sensibilización y utilización adecuada y segura de las TIC, así como actividades de mediación y de ayuda entre iguales, contando con alumnado ciberayudante. Es importante el seguimiento del grupo de iguales que han consentido o han colaborado en el ciberacoso, para evitar que se reproduzcan situaciones de acoso hacia otras posibles víctimas, o que alguien del grupo asuma el rol de acosador.

 – Actuaciones con las familias: orientaciones sobre cómo ayudar a sus hijos o hijas, sean víctimas o agresores, orientaciones sobre la utilización adecuada y segura de las TIC, actuaciones para una mejor coordinación y comunicación sobre el proceso socioeducativo de sus hijos o hijas, información sobre posibles apoyos externos y seguimiento de los mismos, así como establecimiento de compromisos de convivencia.

– Actuaciones con el profesorado y el personal de administración y servicios: orientaciones sobre cómo intervenir positivamente en la situación y cómo hacer el seguimiento, orientaciones sobre indicadores de detección, así como actividades de sensibilización y formación específica en la utilización adecuada y segura de las TIC y la prevención del ciberacoso. La dirección del centro se responsabilizará de que se lleven a cabo las medidas y actuaciones previstas, informando periódicamente a la comisión de convivencia, a las familias o responsables legales del alumnado y al inspector o inspectora de referencia del grado del cumplimiento de las mismas y de la situación escolar del alumnado implicado.

Paso 11. Comunicación a las familias o responsables legales del alumnado.

 Se informará a las familias del alumnado implicado de las medidas y actuaciones de carácter individual, así como las medidas de carácter organizativo y preventivo propuestas para el grupo, nivel y centro educativo, conservando en todo momento confidencialidad absoluta en el tratamiento del caso.

Paso 12. Seguimiento del plan de actuación .

El inspector o inspectora de referencia y la comisión de convivencia del Consejo Escolar llevarán a cabo el seguimiento del plan de actuación diseñado y desarrollado en el centro, contemplando la valoración de:

  1. Las actuaciones desarrolladas con la víctima y el alumnado acosador.
  2. Las actuaciones desarrolladas en el aula y con el conjunto del alumnado del centro.
  3. Las actuaciones desarrolladas con las familias del alumnado implicado.
  4. Las actuaciones de sensibilización y formación desarrolladas con el profesorado y el personal de administración y servicios.
  5. Las medidas para promover la sensibilización e implicación de toda la comunidad educativa.

Sexta: Equipo provincial de seguimiento del acoso escolar y el ciberacoso.

 En las Delegaciones Territoriales de Educación se constituirá un Equipo provincial de seguimiento del acoso escolar y el ciberacoso constituido por el jefe o jefa de servicio de Ordenación Educativa, un inspector o inspectora designado por el titular o la titular de la Delegación Territorial de Educación, el gabinete provincial de asesoramiento sobre la convivencia escolar, y en aquellos casos en los que pueda estar implicado alumnado con problemas o trastornos graves de conducta, un representante del Equipo de Orientación Educativa especializado en la atención al alumnado con trastornos graves de conducta, con las siguientes funciones:

  • La coordinación con los distintos órganos implicados en el ámbito provincial de la Delegación Territorial de Educación, con el Servicio competente en materia de convivencia e igualdad de la Consejería de Educación y con otras instancias (Servicios Sociales Comunitarios, Servicio Andaluz de Salud, Unidad de Salud Mental Infanto-Juvenil, Fiscalía de Menores, Unidad de delitos tecnológicos de la Policía Nacional, Grupo de Menores de la Policía Nacional, Servicio de Asistencia a Víctimas en Andalucía…)
  • Asesoramiento en las actuaciones al centro, a los inspectores o inspectoras y profesionales de la orientación educativa, con especial atención a los casos de especial gravedad o impacto social.
  • El registro provincial de las situaciones de acoso y ciberacoso.

 

 

 

Protocolo de actuación en caso de maltrato infantil

Características del maltrato infantil

De acuerdo con el artículo 3 del Decreto 3/2004, de 7 de enero, por el que se establece el sistema de información sobre maltrato infantil en Andalucía, se entenderá por maltrato infantil cualquier acción, omisión o trato negligente, no accidental, por parte de los padres o madres, cuidadores o cuidadoras o instituciones, que comprometa la satisfacción de las necesidades básicas del menor o la menor, e impida o interfiera en su desarrollo físico, psíquico y/o social.

Tipología del maltrato

  • Maltrato físico: cualquier acto, no accidental, ocasionado a un menor o una menor por su progenitor o progenitora o sustituto o sustituta que le provoque daño físico o enfermedad, o le coloque en situación de riesgo grave de padecerla
  • Maltrato psicológico/emocional: las personas adultas del grupo familiar manifiestan de forma reiterada una hostilidad verbal hacia el menor o la menor, a través de insultos, desprecio, crítica o amenaza de abandono y un constante bloqueo de las iniciativas infantiles de interacción (desde la evitación hasta el encierro). Asimismo, puede producirse abandono psicológico/emocional a través de una ausencia persistente de respuesta a las señales, expresiones emocionales y conductas procuradoras de proximidad e interacción iniciadas por el menor o la menor y una falta de contacto o de expresividad emocional en las interacciones mutuas, por parte de una figura adulta estable.
  • Maltrato pasivo por negligencia o abandono físico/cognitivo: las necesidades físicas y psicológicas básicas del menor o la menor (alimentación, vestido, higiene, protección y vigilancia en las situaciones potencialmente peligrosas, educación y cuidados médicos) no son atendidas temporal o permanentemente por ningún miembro del grupo que convive con él.
  • Abuso sexual: cualquier clase de contacto o interacción sexual de una persona adulta con un menor, en la que la persona adulta, que por definición goza de una posición de poder o autoridad sobre aquel o aquella, lo utiliza para la realización de actos sexuales o como objeto de estimulación sexual. También se contempla su comisión por personas menores de 18 años, cuando sean significativamente mayores que el menor o la menor-víctima o cuando estén en una posición de poder o control sobre este o esta.
  • Corrupción: cuando la persona adulta incita al menor o la menor a la realización o implicación en conductas antisociales, autodestructivas o desviadas, particularmente en las áreas de agresión, sexualidad (contempladas ya en el abuso sexual) o uso de sustancias adictivas, dificultando la normal integración social infantil y pudiendo producir una incapacidad para las experiencias sociales normales.
  • Explotación laboral: los padres, madres o cuidadores y cuidadoras asignan al menor o la menor con carácter obligatorio, y para la obtención de beneficios económicos o similares, la realización continuada de trabajos (domésticos o no) que exceden los límites de lo habitual, deberían ser realizados por personas adultas e interfieren de manera clara en sus actividades y necesidades sociales y/o escolares.
  • Síndrome de Munchaüsen por poderes: los padres, madres o cuidadores y cuidadoras someten al niño o la niña a continuos ingresos y exámenes médicos, alegando síntomas físicos patológicos ficticios o generados de manera activa por ellos mismos (mediante la inoculación de sustancias al niño o la niña, por ejemplo). Como consecuencia, el menor o la menor se ve sometido a continuos ingresos, exámenes médicos y pruebas diagnósticas molestas e innecesarias y que, incluso, pueden ser perjudiciales para su salud física y mental.
  • Maltrato prenatal: abuso de drogas o alcohol durante el embarazo, o cualquier circunstancia vital de la madre que se haga incidir voluntariamente en el feto, y que provoca que el bebé nazca con un crecimiento anormal, patrones neurológicos anómalos, con síntomas de dependencia física de dichas sustancias, u otras alteraciones imputables a su consumo por parte de la madre.
  • Retraso no orgánico en el crecimiento: también denominado retraso psicosocial del crecimiento, se refiere al diagnóstico médico de aquellos niños que no incrementan su peso con normalidad en ausencia de una enfermedad orgánica. Sin embargo, se produce una ganancia sustancial de peso durante la estancia en el hospital o bien hay una recuperación del retraso evolutivo cuando el niño dispone de un ambiente de cuidados adecuados. Aparece por lo general en niños menores de dos años y se caracteriza por la desaceleración o retraso del desarrollo físico, sin que exista un cuadro clínico que lo justifique. También puede producirse un funcionamiento emocional y del desarrollo deficientes.
  • Maltrato institucional: cualquier programa, legislación, procedimiento o actuación u omisión por parte de organizaciones o instituciones públicas o privadas o bien procedente del comportamiento individual de un profesional que conlleve abuso, negligencia, detrimento de la salud, del desarrollo y de la seguridad o que viole los derechos básicos de los menores Los indicadores y niveles de gravedad en función de la tipología del maltrato se encuentran descritos en el Manual de instrucciones para la cumplimentación y tramitación de la hoja de detección y notificación del maltrato infantil, editado por la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social.

Clasificación del maltrato en cuanto a la gravedad

  • Casos de maltrato leve: cuando la conducta maltratante no es frecuente y su intensidad es mínima. Los efectos del maltrato recibido no han provocado daños en el menor o la menor ni se prevé que se produzcan. Si se ha producido daño, éste no es significativo, por no requerir intervención o tratamiento especializado. En estas circunstancias se procurará, siempre que sea posible, la intervención con las familias o responsables legales del menor o la menor, desde el propio ámbito que haya detectado el maltrato, en colaboración con los servicios sociales correspondientes, los cuales prestarán el apoyo y asesoramientos necesarios

. • Casos de maltrato moderado: cuando el maltrato recibido, por su intensidad o frecuencia, ha provocado daños en el menor o la menor, o se prevé que puedan producirse en su futuro desarrollo. Por tanto se requiere de algún tipo de intervención o tratamiento especializado, así como el establecimiento de un plan de intervención interdisciplinar y personalizada por parte de los servicios sociales correspondientes, en coordinación entre otros, con los servicios educativos y sanitarios, para salvaguardar la integridad del menor o la menor dentro de su núcleo familiar

. • Casos de maltrato grave: cuando los efectos del maltrato recibido puedan hacer peligrar la integridad física o emocional del menor o la menor, o provocar daños significativos en su desarrollo, o existe un alto riesgo de que puedan volverse a producir los episodios de maltrato, o bien el niño o niña es muy pequeño o padece algún tipo de enfermedad o discapacidad que lo hacen especialmente vulnerable. Estas circunstancias podrán implicar la adopción de una medida protectora por parte de la Delegación Provincial de la Consejería competente en materia de protección del menor, o en su caso, la derivación a los servicios sociales correspondientes para un tratamiento especializado en el medio.

PROTOCOLO

Paso 1. Identificación y comunicación de la situación De acuerdo con la Ley 1/1998, de 20 de abril, de los derechos y la atención al menor, y sin perjuicio del deber general de denuncia previsto en la normativa estatal de aplicación, cualquier persona o entidad y, en especial la que por razón de su profesión o finalidad tenga noticia de la existencia de una situación de maltrato, deberá ponerlo en conocimiento de cualquier autoridad, que inmediatamente lo comunicará a la Administración competente, Autoridad Judicial o Ministerio Fiscal. Por tanto, cualquier miembro de la comunidad educativa que tenga conocimiento o sospechas de una situación de maltrato infantil tiene la obligación de ponerlo en conocimiento del equipo directivo a través de las vías ordinarias que el centro tenga establecidas para la participación de sus miembros.

Paso 2. Actuaciones inmediatas Tras esta comunicación, se reunirá el equipo directivo con el tutor o tutora del alumno o alumna afectado y la persona o personas responsables de la orientación en el centro, para recopilar información, analizarla y valorar la intervención que proceda.(acta) La realización de esta reunión deberá registrarse por escrito, especificando la información recogida y las actuaciones acordadas. En todos los casos en que se estime que pueda existir una situación de maltrato infantil, se informará del inicio del protocolo de actuación al Servicio Provincial de Inspección de Educación.

Paso 3. Servicios médicos Cuando se sospeche de la existencia de lesiones, algún miembro del equipo directivo acompañará al menor o la menor a un centro sanitario para su valoración clínica, informando posteriormente a la familia de la actuación realizada. En cualquier caso, se solicitará un informe o parte de lesiones, que se adjuntará al informe realizado.

Paso 4. Evaluación inicial La dirección del centro solicitará al departamento de orientación o equipo de orientación educativa que corresponda la evaluación inicial del caso, en la que colaborará el tutor o tutora o el equipo docente, con la información que haya obtenido del menor o la menor, y de su familia.

 

Esta información se recabará, según el caso:

  • Observando al menor o la menor.
  • Contrastando opiniones con otros compañeros y compañeras

.• Hablando con el menor o la menor

  • Entrevistando a la familia.
  • Si se estima conveniente, se contactará asimismo con los servicios sociales y con cualquier otra fuente que pueda aportar alguna información.

En este proceso se deben considerar los siguientes aspectos:

  • Garantizar la protección del menor o la menor.
  • Preservar su intimidad y la de su familia.
  • Actuar de manera inmediata.
  • Generar un clima de confianza básica en el menor o la menor

. • Recoger todo tipo de pruebas e indicadores.

  • No duplicar intervenciones y evitar dilaciones innecesarias.

Paso 5. Hoja de Detección y Notificación del maltrato infantil A través de la información recogida, se determinará el nivel de gravedad del maltrato caso de existir, y se cumplimentará un ejemplar de la Hoja de Detección y Notificación, contemplada en el Sistema de Información sobre Maltrato Infantil en Andalucía, según lo establecido en la Orden de 23 de junio de 2006, por la que se aprueban los modelos de la Hoja de Detección y Notificación del Maltrato Infantil. La citada Hoja de Detección y Notificación presenta dos modalidades, la versión impresa y la informática, a la cual se puede acceder a través del Sistema de Información Séneca, o directamente a través de la web SIMIA, a la que puede accederse desde la página web de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social, a través del siguiente enlace: https://www.juntadeandalucia.es/igualdadybienestarsocial/simia en el cual es posible realizar su cumplimentación y envío automático a los Servicios de Protección de Menores de las Delegaciones Provinciales de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social, para los casos que se consideren graves.

 Esta Hoja consta de tres ejemplares, el primero de los cuales será conservado por el centro educativo, mientras que los otros dos se remitirán de forma conjunta a los servicios sociales correspondientes de acuerdo al nivel de gravedad del maltrato. Los tres disponen de la misma clave para la identificación inequívoca del caso. La Hoja de Detección y Notificación dispone de una serie de apartados a cumplimentar por el centro educativo, referidos a los datos de identificación del menor o la menor, la fuente de detección, la instancia a la que se comunica el caso, la tipología e indicadores del maltrato, la valoración de su nivel de gravedad, el origen del maltrato, así como las observaciones que se consideren pertinentes. Otros apartados de la Hoja de Detección y Notificación son para uso exclusivo de los servicios sociales competentes (órgano que propone la inscripción, provincia y fecha de la propuesta). Una vez cumplimentada la Hoja, de acuerdo a lo estipulado en el artículo 8 del Decreto 3/2004, por el que se establece el Sistema de Información sobre Maltrato Infantil en Andalucía, se procederá del modo siguiente:

  • El centro educativo conservará para sí el primer ejemplar, correspondiente al Servicio o Centro Notificador, y enviará los dos restantes a los servicios sociales de la Corporación Local competente, en el caso de que el maltrato se considere leve o moderado, o bien al Servicio de Protección de Menores de la Delegación Provincial de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social, cuando se haya valorado como grave.
  • Cuando se haga uso de la versión informática de la Hoja, si el maltrato es leve o moderado, se imprimirán los tres ejemplares de la misma para su posterior envío por correo normalizado de acuerdo a lo mencionado en el párrafo anterior.
  • En los casos graves se podrá realizar, asimismo, el envío telemático a la Delegación Provincial, y se conservará, previa impresión, el ejemplar correspondiente al profesional que notifica. Todo ello no es incompatible con la utilización de cualquier medio de comunicación que se estime necesario, especialmente en los casos de urgencia donde pueda estar en peligro la integridad del menor o la menor.

Paso 6. Derivación en función de la gravedad Según lo dispuesto en la Orden de 11 de febrero de 2004, por la que se acuerda la publicación del texto íntegro del Procedimiento de Coordinación para la Atención a Menores Víctimas de Malos Tratos en Andalucía, el centro actuará de la siguiente forma, atendiendo a la gravedad de la situación detectada:

  • Casos de maltrato leve: pueden ser resueltos a través de actuaciones planificadas por el propio centro educativo. La dirección lo notificará a los servicios sociales de la Corporación Local mediante el envío de la Hoja de Detección y Notificación y del informe realizado sobre el caso, para su conocimiento, conservando en su poder su propio ejemplar.
  • Casos de maltrato moderado: la dirección lo notificará a los servicios sociales de la Corporación Local mediante el envío de la Hoja de Detección y Notificación y del informe realizado sobre el caso, para su estudio e intervención; y al Servicio Provincial de Inspección de Educación, conservando en su poder su propio ejemplar.
  • Casos de maltrato grave: la dirección lo notificará al Servicio Provincial de Inspección de Educación, al Servicio de Protección de Menores de la Delegación Provincial de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social, y en su caso, al Juzgado de Guardia del partido judicial correspondiente adjuntando los informes técnicos pertinentes, conservando en su poder su propio ejemplar. • Casos urgentes: se efectuará una notificación inmediata a la Delegación Provincial de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social, Autoridad Judicial o Ministerio Fiscal, además de a todas las instituciones anteriores. Asimismo se tomarán las medidas oportunas para garantizar la atención que el menor o la menor requiera, tales como su acompañamiento a centros sanitarios, o la petición de protección policial.

Evaluación y seguimiento En todos los casos de maltrato, haya sido necesaria o no la intervención de agentes externos al centro educativo, el equipo directivo realizará un seguimiento de la situación y de las condiciones en que se encuentre el alumno o alumna afectado. Para ello, periódicamente realizará un análisis de la situación basándose en los indicadores que detectaron la situación, recabando la información que fuera necesaria. De volver a detectarse una situación de maltrato, volvería a iniciarse el proceso, siempre en este siempre en este caso notificándolo a las autoridades competentes.

Protocolo de actuación ante casos de violencia de género en el ámbito educativo.

Características de la violencia de género.

Se entiende por violencia de género aquella que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre estas por el hecho de serlo. Esta violencia comprende cualquier acto de violencia basada en género que tenga como consecuencia, o que tenga posibilidades de tener como consecuencia, perjuicio o sufrimiento en la salud física, sexual o psicológica de la mujer, incluyendo amenazas de dichos actos, coerción o privaciones arbitrarias de su libertad, tanto si se producen en la vida pública como privada.

En relación con el ámbito escolar, el artículo 14 de la Ley 13/2007, de 26 de noviembre, de medidas de prevención y protección integral contra la violencia de género, dispone que las personas que ejerzan la dirección de los centros educativos y los consejos escolares adoptarán los protocolos de actuación y las medidas necesarias para la detección y atención a los actos de violencia de género dentro del ámbito escolar.

Tipos de violencia de género.

– Violencia física: cualquier acto de fuerza contra el cuerpo de la mujer, con resultado o riesgo de producir lesión física o daño, ejercida por quien sea o haya sido su cónyuge o por quien esté o haya estado ligado a ella por análoga relación de afectividad, aun sin convivencia. Asimismo, se consideran actos de violencia física contra la mujer los ejercidos por hombres en su entorno familiar o en su entorno social y/o laboral.

– Violencia psicológica: toda conducta, verbal o no verbal, que produzca en la mujer desvalorización o sufrimiento, a través de amenazas, humillaciones o vejaciones, exigencia de obediencia o sumisión, coerción, insultos, aislamiento, culpabilización o limitaciones de su ámbito de libertad, ejercida por quien sea o haya sido su cónyuge o por quien esté o haya estado ligado a ella por análoga relación de afectividad, aun sin convivencia. Asimismo, tendrán la consideración de actos de violencia psicológica contra la mujer los ejercidos por hombres en su entorno familiar o en su entorno social y/o laboral.

– Violencia económica: la privación intencionada, y no justificada legalmente, de recursos para el bienestar físico o psicológico de la mujer y de sus hijas e hijos o la discriminación en la disposición de los recursos compartidos en el ámbito de la convivencia de pareja.

– Violencia sexual y abusos sexuales: cualquier acto de naturaleza sexual forzada por el agresor o no consentida por la mujer, abarcando la imposición, mediante la fuerza o con intimidación, de relaciones sexuales no consentidas, y el abuso sexual, con independencia de que el agresor guarde o no relación conyugal, de pareja, afectiva o de parentesco con la víctima.

PROTOCOLO

Paso 1. Identificación y comunicación de la situación.

Cualquier miembro de la comunidad educativa que tenga conocimiento o sospechas de una situación de violencia de género ejercida sobre una alumna, tiene la obligación de ponerlo en conocimiento del director o directora del centro, a través de las vías ordinarias que el centro tenga establecidas para la participación de sus miembros. En cualquier caso, el receptor o receptora de la información siempre informará al director o directora o, en su ausencia, a un miembro del equipo directivo.

Paso 2. Actuaciones inmediatas.

Tras esta comunicación, se reunirá el equipo directivo con el tutor o tutora del alumnado afectado, la persona responsable de coeducación y la persona o personas responsables de la orientación en el centro, para recopilar toda la información posible sobre el presunto acto violento, analizarla y valorar la intervención que proceda.

La realización de esta reunión deberá registrarse por escrito, especificando la información recogida y las actuaciones acordadas.

En todos los casos en que se estime que pueda existir una situación de violencia de género se informará del inicio del protocolo de actuación al Servicio Provincial de Inspección de Educación.

Con la finalidad de asegurar la necesaria coordinación institucional y procurar una intervención integral ante estos casos, el Servicio Provincial de Inspección de Educación informará del inicio del protocolo de actuación a los servicios especializados en materia de violencia de género.

Paso 3. Medidas de urgencia.

En caso de estimarse necesario, se adoptarán las medidas de urgencia que se requieran para proteger a la alumna afectada y evitar las agresiones:

– Medidas para garantizar la inmediata seguridad de la alumna, así como medidas específicas de apoyo y ayuda.

– Medidas cautelares con el agresor o agresores, en caso de ser alumno o alumnos del centro, considerándose entre ellas la no asistencia al centro, si el caso lo requiere.

Paso 4. Traslado a las familias o responsables legales del alumnado.

El tutor o tutora o la persona o personas responsables de la orientación en el centro, previo conocimiento del director o directora del centro, con la debida cautela y mediante entrevista, pondrán el caso en conocimiento de las familias o responsables legales del alumnado implicado, aportándoles información sobre la situación y sobre las medidas adoptadas.

Paso 5. Traslado al resto de profesionales que atienden a la alumna víctima de violencia de género.

El director o directora, con las reservas debidas de confidencialidad, protección de la intimidad de los menores afectados y de la de sus familias o responsables legales, podrá informar de la situación al equipo docente del alumnado implicado. Si lo estima oportuno informará también a otro personal del centro y a otras instancias externas (sociales, sanitarias o judiciales, en función de la valoración inicial).

Paso 6. Recogida de información de distintas fuentes.

Una vez adoptadas las oportunas medidas de urgencia, el director o directora del centro recabará la información necesaria relativa al hecho de las diversas fuentes que se relacionan a continuación:

– Recopilación de la documentación existente sobre el alumnado afectado.

– Observación sistemática de los indicadores señalados: en espacios comunes del centro, en clase, o en actividades complementarias y extraescolares.

– Asimismo, la dirección del centro solicitará al departamento de orientación o equipo de orientación educativa que, con la colaboración del tutor o tutora, complete la información. Esto se hará, según el caso, observando al alumnado afectado, contrastando opiniones con otros compañeros y compañeras, hablando con el alumnado afectado o entrevistando a las familias o responsables legales del alumnado. Si se estima conveniente, se completará la información con otras fuentes complementarias, tales como el personal de administración y servicios, o personal de los Servicios Sociales correspondientes.

– Una vez recogida toda la información, el director o directora del centro realizará un informe con los datos obtenidos, para lo que contrastará la información aportada por las diferentes fuentes.

En este proceso se deben considerar los siguientes aspectos:

– Garantizar la protección de los menores o las menores.

– Preservar su intimidad y la de sus familias o responsables legales.

– Actuar de manera inmediata.

– Generar un clima de confianza básica en los menores o las menores.

– Recoger todo tipo de pruebas e indicadores.

– No duplicar intervenciones y evitar dilaciones innecesarias.

Paso 7. Aplicación de correcciones y medidas disciplinarias.

En caso de que la persona o personas agresoras sean alumnos del centro, una vez recogida y contrastada toda la información, se procederá por parte del director o directora del centro a la adopción de correcciones a las conductas contrarias a la convivencia o de medidas disciplinarias al alumnado agresor implicado, en función de lo establecido en el plan de convivencia del centro, y, en cualquier caso, de acuerdo con lo establecido en el Capítulo III del Título V de los Decretos 327/2010 y 328/2010, ambos de 13 de julio. Estas correcciones o medidas disciplinarias se registrarán según lo establecido en el artículo 12.1 de la presente Orden.

Paso 8. Comunicación a la comisión de convivencia.

Sin perjuicio del principio de confidencialidad y de la obligada protección de la intimidad de los menores y las menores, y la de sus familias, el director o directora del centro trasladará el informe realizado tras la recogida de información así como, en su caso, las medidas disciplinarias aplicadas, a la comisión de convivencia del centro.

Paso 9. Comunicación a la inspección educativa.

El director o directora del centro remitirá asimismo el informe al Servicio Provincial de Inspección de Educación, sin perjuicio de la comunicación inmediata del caso, tal como se establece en el Paso 2 de este protocolo.

Paso 10. Medidas y actuaciones a definir.

El equipo directivo, con el asesoramiento de la persona responsable de coeducación, y la persona o personas responsables de la orientación educativa en el centro, definirá un conjunto de medidas y actuaciones para cada caso concreto de violencia de género en el ámbito educativo. Asimismo, si se considera necesario, podrá contar con el asesoramiento del Gabinete Provincial de Asesoramiento sobre la Convivencia Escolar y de la inspección educativa. Igualmente, para cualquiera de las medidas y actuaciones definidas, se podrá solicitar asesoramiento específico y apoyo profesional del centro municipal de la mujer, o del centro provincial del Instituto Andaluz de la Mujer.

Estas medidas y actuaciones se referirán a las intervenciones a realizar mediante un tratamiento individualizado, con la alumna víctima y con el alumno o alumnos agresores.

Asimismo, si el caso lo requiere, se incluirán actuaciones con los compañeros y compañeras de este alumnado, y con las familias o responsables legales. De manera complementaria, se contemplarán actuaciones específicas de sensibilización para el resto del alumnado del centro. Todo ello, sin perjuicio de que se apliquen al alumnado agresor las medidas correctivas recogidas en el plan de convivencia.

Con carácter orientativo, se proponen las siguientes medidas y actuaciones para cada caso de violencia de género en el ámbito educativo:

– Actuaciones con la alumna víctima de violencia de género: actuaciones de apoyo y protección expresa e indirecta, actividades de educación emocional y estrategias de atención y apoyo social, intervención individualizada por la persona orientadora para el aprendizaje y desarrollo de habilidades sociales, de comunicación, autoestima y asertividad y derivación, si procede, a servicios de la Consejería competente en materia de protección de menores.

– Actuaciones con el alumno o alumnos agresores: aplicación de las correcciones y medidas disciplinarias correspondientes estipuladas en el plan de convivencia, actuaciones educativas en el aula de convivencia del centro, en su caso, o programas y estrategias específicos de modificación de conducta y ayuda personal, y derivación, si procede, a servicios de la Consejería competente en materia de protección de menores.

– Actuaciones con los compañeros y compañeras del alumnado implicado: actuaciones de desarrollo de habilidades sociales, de comunicación, emocionales y de empatía, campañas de sensibilización para la igualdad de género y de prevención y rechazo de la violencia, así como programas de mediación y de ayuda entre iguales.

– Actuaciones con las familias: orientaciones sobre cómo ayudar a sus hijos o hijas. En el caso de la víctima, orientaciones sobre cómo abordar el hecho en el ámbito familiar e información sobre posibles apoyos externos y recursos institucionales disponibles para recibir ayuda psicológica y asesoramiento jurídico. En el caso del alumnado agresor, orientaciones sobre cómo educar para prevenir, evitar y rechazar todo tipo de violencia y, en especial, la violencia de género, e información sobre programas y actuaciones para la modificación de conductas y actitudes relacionadas con la violencia de género.

– Actuaciones con el profesorado y el personal de administración y servicios: orientaciones sobre cómo intervenir ante una situación de violencia de género y cómo desarrollar acciones de sensibilización, prevención y rechazo de la violencia, así como actividades de formación específica.

La dirección del centro se responsabilizará de que se lleven a cabo las actuaciones y las medidas previstas, informando periódicamente a la comisión de convivencia, a las familias o responsables legales del alumnado, y al inspector o inspectora de referencia, del grado del cumplimiento de las mismas y de la situación escolar del alumnado implicado.

Paso 11. Comunicación a las familias o responsables legales del alumnado.

Se informará a las familias del alumnado implicado de las medidas y actuaciones de carácter individual, así como las medidas de carácter organizativo y preventivo propuestas para el grupo, nivel y centro educativo, observando en todo momento confidencialidad absoluta en el tratamiento del caso.

Paso 12. Seguimiento del caso por parte de la inspección educativa.

El inspector o inspectora de referencia realizará un seguimiento de las medidas y actuaciones definidas y aplicadas, así como de la situación escolar del alumnado implicado.

 

Protocolo de actuación en caso de agresión hacia el profesorado o el personal no docente

 

Caracterización.

Este protocolo pretende articular los mecanismos de protección, asistencia y apoyo al profesorado o al personal que ejerce sus funciones en el ámbito de la enseñanza.

En Andalucía, con fecha 3 de septiembre de 2010, se formalizó un protocolo marco de colaboración entre la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía y el Ministerio Fiscal en la Comunidad Autónoma de Andalucía, para la coordinación de actuaciones ante determinados supuestos en el ámbito escolar, donde se incluía las agresiones al profesorado.

Para la aplicación y desarrollo de lo establecido en el mencionado protocolo marco de colaboración se tendrá en cuenta lo que sigue:

  1. a) Conductas protegidas:

– Agresiones.

– Intimidaciones graves.

– Resistencia activa grave.

– Cualquier otra conducta que tuviera la consideración de delito o falta en el Código Penal.

Las conductas descritas pueden ser cometidas por el alumnado o por cualquier persona que tenga relación con el mismo.

  1. b) Sujetos protegidos:

La protección jurídica irá dirigida al profesorado y al personal de administración y servicios y de atención educativa complementaria de los centros públicos, en el ejercicio de sus funciones. También irá dirigida al profesorado de los centros docentes privados concertados.

Este protocolo se aplicará al profesorado y personal descrito, en el ejercicio de sus funciones, independientemente de que el hecho se produzca en el interior del centro docente o fuera del mismo.

PROTOCOLO

Paso 1. Primera actuación ante una situación de agresión.

Ante cualquier posible agresión al personal del centro procede mantener la calma, tratar de contener la situación y, en último extremo, responder exclusivamente mediante el empleo de medios de legítima defensa y solicitar ayuda. El auxilio y presencia de los compañeros o compañeras u otras personas cercanas servirá en un primer momento para contener y/o acabar con la situación de violencia, además de que puedan actuar como testigos de los hechos si ello fuera preciso.

Paso 2. Solicitud de ayuda externa.

En el caso de que, a pesar de los intentos de disuadir al agresor o agresores, la situación de violencia persista, se pasará a reclamar ayuda inmediata a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, bien sea a la Policía Local, Policía Nacional o Guardia Civil para que se personen en el centro o lugar donde se desarrollen los hechos que motivaron la actuación.

Paso 3. Comunicación al equipo directivo y a la inspección educativa.

Cualquier miembro de la comunidad educativa que tenga conocimiento de una situación de agresión tiene la obligación de ponerlo en conocimiento del director o directora del centro o, en caso de ausencia, de otro miembro del equipo directivo.

El director o directora, o el equipo directivo notificará inmediatamente el hecho al inspector o inspectora de referencia del centro quien, en función de la gravedad de los hechos, se personará en el centro o, al menos, atenderá al profesional agredido vía telefónica.

Paso 4. Servicios médicos.

En caso de agresión a un profesional, si fuera necesario, éste se dirigirá, acompañado de algún miembro del equipo directivo del centro, al correspondiente Servicio de Medicina Preventiva o al Servicio de Urgencias, donde se procederá al reconocimiento y a las actuaciones pertinentes, por parte de los facultativos de los servicios médicos. En cualquier caso, se solicitará un informe o parte de lesiones.

ACTUACIONES DE LA INSPECCIÓN EDUCATIVA

  1. Contacto con el profesional agredido.

El inspector o inspectora de referencia del centro, cuando tenga conocimiento de que se ha producido una situación de agresión hacia un profesional, en función de la gravedad de los hechos se personará en el centro o atenderá al profesional agredido vía telefónica.

  1. Ofrecimiento de asistencia jurídica.

En el caso del personal de centros públicos, el inspector o inspectora de referencia del centro le ofrecerá asistencia jurídica, según lo establecido en los artículos 11.5 y 16.2 del Decreto 327/2010, de 13 de julio, en los artículos 9.5 y 14.2 del Decreto 328/2010, de 13 de julio, y en la Orden de 27 de febrero de 2007, por la que se regula la asistencia jurídica al personal docente de todos los niveles educativos, a excepción del universitario, dependiente de la Consejería de Educación, y se establece el procedimiento para el acceso a la misma. Esta asistencia jurídica se proporcionará tanto en los procedimientos judiciales iniciados frente al personal docente, como en aquellos otros que éste inicie en defensa de sus derechos frente a actos que atenten contra su integridad física o provoquen daños en sus bienes.

La inspección educativa informará sobre la asistencia jurídica que podrá articularse, en función de la opción de quienes resulten interesados, por las siguientes fórmulas:

  1. a) A través de Letrados adscritos al Gabinete Jurídico de la Junta de Andalucía, de conformidad con lo establecido en la Disposición Adicional Segunda del Decreto 450/2000, de 26 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Organización y Funciones del Gabinete Jurídico de la Junta de Andalucía y del Cuerpo de Letrados de la Junta de Andalucía. Quienes resulten interesados en el uso de esta fórmula deben conocer que la asistencia jurídica por parte de los Letrados adscritos al Gabinete Jurídico de la Junta de Andalucía se proporcionará exclusivamente para aquellos procedimientos judiciales que se diriman contra ellos y conforme a las previsiones de la antedicha disposición adicional segunda.
  2. b) A través de profesionales que facilite la Consejería de Educación.
  3. c) A través de profesionales elegidos por la persona interesada, en la forma prevista en el artículo 8 de la Orden de 27 de febrero de 2007.

Asimismo, la inspección educativa le informará sobre el procedimiento para cursar la solicitud de asistencia jurídica que se presentará en la correspondiente Delegación Provincial de Educación, con la siguiente documentación:

– Solicitud, según modelo previsto en el Anexo I de la citada Orden.

– Informe de la dirección del centro, según modelo previsto en el Anexo II de la Orden, en el que se recoja una descripción detallada de los hechos.

– En su caso, copia de la citación judicial correspondiente donde conste el tipo de trámite procedimental para el que se requiere la presencia del profesional letrado.

– Pruebas y documentación que contribuyan al esclarecimiento de los hechos, en particular las que acrediten que los hechos se produjeron en el desempeño de la actividad docente o como consecuencia de ella.

Estudiada la solicitud y demás documentación aportada, la persona titular de la correspondiente Delegación Provincial de Educación dictará Resolución, previo informe del Gabinete Jurídico de la Junta de Andalucía, en un plazo que permita hacer efectivo el ejercicio del derecho cuyo reconocimiento se requiere.

  1. Ofrecimiento de apoyo psicológico.

En el caso del personal de centros públicos, el inspector o inspectora de referencia del centro orientará e informará al personal afectado y, si fuera preciso, arbitrará las medidas necesarias, a fin de que la persona interesada reciba asistencia psicológica, que se podrá articular mediante una de las siguientes modalidades: bien a través del área de apoyo a la función tutorial del profesorado y de asesoramiento sobre la convivencia escolar del correspondiente Equipo Técnico Provincial para la Orientación Educativa y Profesional, o bien a través de la intervención de profesionales externos, en el marco de los correspondientes acuerdos que la Consejería de Educación pueda suscribir para esta finalidad.

Asimismo, la inspección educativa le informará sobre el procedimiento para cursar la solicitud de asistencia psicológica, en la que se podrá hacer constar la modalidad elegida para ello, y que se presentará en la correspondiente Delegación Provincial de Educación, acompañada de informe de la dirección del centro, en el que se recogerá una descripción detallada de los hechos.

Junto con la solicitud podrá aportarse también cuanta documentación acredite que los hechos se produjeron en el desempeño de la actividad docente o como consecuencia de ella.

Estudiada la solicitud y demás documentación aportada, la persona titular de la correspondiente Delegación Provincial de Educación dictará Resolución autorizando la asistencia psicológica solicitada, en un plazo que permita hacer efectivo el ejercicio del derecho cuyo reconocimiento se requiere.

  1. Informe a la Delegación Provincial de Educación.

Por último, el inspector o inspectora de referencia del centro recabará la información necesaria para su traslado a la persona titular de la Delegación Provincial de Educación. El informe especificará, en su caso, los daños materiales producidos, incluido el posible daño patrimonial sufrido por la Administración o su personal a consecuencia de destrozos, sustracciones e incluso por la incapacidad laboral del profesional agredido. También se harán las recomendaciones de índole administrativo que se pudiesen adoptar. A dicho informe se adjuntará, en su caso, el informe o parte de lesiones de los servicios médicos para su traslado a la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales de la Delegación Provincial de Educación.

ACTUACIONES DE LA DIRECCIÓN DEL CENTRO

  1. Recogida de la información.

El equipo directivo recabará la información necesaria relativa al hecho de las diversas fuentes que se relacionan a continuación, realizando un informe con los datos obtenidos:

– Profesional agredido.

– Identificación del agresor o agresora.

– Testigos.

– Tutor o tutora, en el caso de que la agresión haya sido cometida por un alumno o alumna.

– Otros profesionales que tengan relación con la situación de agresión.

– Otro personal del centro o de la comunidad educativa que tenga contacto o relación con el agresor o agresora.

  1. Canalización de la denuncia.

A fin de agilizar su tramitación procesal, las denuncias serán canalizadas por la dirección del centro a las secciones de menores de las correspondientes fiscalías provinciales, mediante la cumplimentación del modelo 1, adjunto al presente protocolo, incorporando el parte de asistencia médica si lo hubiera, en el caso del alumnado menor de edad.

En el supuesto de personas mayores de 18 años, la denuncia, que se realizará de acuerdo con el modelo 2, se trasladará al Juzgado de Guardia o a los Cuerpos de Seguridad del Estado.

A estos efectos, y según lo dispuesto en la Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, hay que distinguir dentro del alumnado dos franjas de edad:

– Hasta 14 años no se les exigirá responsabilidad con arreglo a la Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero, sino que se les aplicará lo dispuesto en las normas sobre protección de menores previstas en el Código Civil y demás disposiciones vigentes.

– De 14 a 18 años son responsables penalmente conforme a la Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero, correspondiendo la instrucción del expediente a la Fiscalía de Menores y su enjuiciamiento al Juez de Menores.

En el caso de personas de 18 o más años su instrucción corresponde, conforme al artículo 14 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, a los Jueces de Instrucción y su enjuiciamiento al Juzgado de lo Penal o a la Audiencia Provincial.

  1. Información a las familias del alumnado implicado.

Si el agresor o agresora fuera un alumno o alumna del centro, el director o directora del centro procederá a comunicar los hechos a sus familias.

  1. Aplicación de medidas disciplinarias.

Si el agresor o agresora es un alumno o alumna del centro, se procederá a la adopción de medidas disciplinarias en función de lo establecido en el plan de convivencia del centro, y, en cualquier caso, de acuerdo con lo establecido en los Decretos 328/2010 y 327/2010, ambos de 13 de julio, por los que se aprueban los Reglamentos Orgánicos de los institutos de educación secundaria, y de las escuelas infantiles de segundo ciclo, los colegios de educación primaria, los colegios de educación infantil y primaria y los centros públicos específicos de educación especial.

  1. Comunicación a la comisión de convivencia.

El director o directora del centro trasladará el informe realizado tras la recogida de información así como, en su caso, las medidas disciplinarias aplicadas, a la comisión de convivencia de centro, para su conocimiento.

  1. Comunicación a la inspección educativa y otros servicios de la Delegación Provincial.

El director o directora del centro remitirá asimismo el informe al Servicio Provincial de Inspección de Educación, todo ello sin perjuicio de la comunicación inmediata del suceso.

Si existiese parte de lesiones y/o incapacidad laboral del profesional agredido, la dirección del centro comunicará también estos hechos a la Asesoría Médica de la Delegación Provincial de Educación.

  1. Registro informático.

En caso de agresión a un profesional, los datos específicos de cada incidente se registrarán según lo establecido en el artículo 12.1 de la presente Orden.

ACTUACIÓN DE LA DELEGACIÓN PROVINCIAL DE EDUCACIÓN

La persona titular de la correspondiente Delegación Provincial de Educación comunicará al centro el rechazo de la agresión y pondrá a disposición del mismo y de sus profesionales aquellas medidas de apoyo que se estimen convenientes.

Como acción preventiva, tras mediar una agresión y a petición del profesional, la persona titular de la Delegación Provincial podrá determinar su adscripción temporal a otro centro de trabajo.

GUÍA DE ORIENTACIÓN JURÍDICA

La finalidad principal de esta guía es la de orientar a los profesionales en las acciones legales que puedan emprenderse en cada situación y caso.

  1. Jurisdicción.

De la ejecución de las infracciones que se contemplan en este protocolo de actuación pueden nacer dos tipos de acciones, lo que obliga a precisar ante qué jurisdicción pueden ejercitarse las mismas:

– Acción Penal: en tanto que se encuentran tipificadas en el Código Penal, como delito o falta para el castigo del culpable o la culpable, y únicamente puede ejercitarse ante la jurisdicción penal.

– Acción Civil: en los supuestos en que se hayan producido daños y perjuicios, y con el fin de conseguir la restitución de la cosa, la reparación del daño y la indemnización de perjuicios causados por el hecho punible. La acción civil derivada de un ilícito criminal puede ejercitarse conjuntamente con la penal, o bien separadamente ante la jurisdicción civil.

Por tanto, cuando un profesional sufra algún tipo de infracción penal de la que se deriven daños y perjuicios, podrá ejercerse no sólo la acción penal para el castigo del culpable o la culpable, sino también la acción civil para reclamar la indemnización que corresponda, bien dentro del propio proceso penal, o bien separadamente ante la jurisdicción civil, teniendo en cuenta en este último supuesto que si el proceso penal se encuentra ya iniciado, no se podrá promover pleito alguno hasta que aquel no haya concluido mediante sentencia firme.

  1. Inicio del procedimiento.

Puede iniciarse mediante denuncia o mediante querella:

– Denuncia: Consiste en hacer una declaración de conocimiento sin que por ello se efectúe una calificación jurídica de los hechos, ni se pida la incoación de proceso penal, ni se asuma la condición de parte en éste, ni se pida la práctica de diligencias. Resulta mucho más ágil, ya que no requiere especiales requisitos formales para su admisión.

– Querella: A diferencia de la denuncia, es un acto del ejercicio de la acción penal mediante el cual el querellante asume la cualidad de parte acusadora a lo largo del procedimiento. Debe formularse siempre por escrito ante el órgano jurisdiccional competente.

Además, los atestados que redacten los funcionarios de la policía, a consecuencia de las averiguaciones que hubiesen practicado cuando son requeridos desde el propio centro docente, tendrán la consideración de denuncia.

  1. Plazo.

La responsabilidad penal se extingue por prescripción del delito o falta, por lo que la acción penal debe promoverse con anterioridad al transcurso de los plazos de prescripción que se establecen, fundamentalmente, en función de la duración de la pena que la ley señale para el delito o falta cometidos.

Concretamente, en el caso de las faltas, el plazo de prescripción establecido por el Código Penal es de seis meses.

  1. Pruebas.

Por último, hay que recordar que en materia penal rige el principio de presunción de inocencia, por lo que el denunciante debe procurar acudir al juicio con pruebas suficientes para poder enervar dicha presunción.

En este sentido resulta de gran utilidad:

– La declaración de testigos.

– Los partes de asistencia sanitaria, en el caso de agresiones físicas. Es recomendable que en todos los supuestos en que se produzcan agresiones físicas, el profesional sea asistido, de forma inmediata, por un facultativo.

 

Protocolo de actuación para la prevención del riesgo ante conductas suicidas o autolesiones del alumnado.

La presente guía aborda la planificación de acciones de prevención y el Protocolo a desarrollar para la elaboración de planes individualizados de prevención, protección e intervención tras la detección de alguna situación de riesgo, de menor o mayor gravedad, relacionada con el comportamiento suicida (ideación suicida, comunicación suicida, comportamiento suicida) y de las autolesiones, que, actualmente, representan un auténtico reto de abordaje y respuesta por parte de los centros docentes. El documento contiene, asimismo, un apéndice con contenidos de especial relevancia para la comprensión tanto del comportamiento suicida como de las autolesiones no suicidas (ANS) en la infancia y adolescencia.

 

1. Introducción.

Los centros docentes se enfrentan a nuevos retos en el cumplimiento de los objetivos marcados por el ordenamiento jurídico y las responsabilidades que tienen contraídas. Uno de ellos tiene que ver con la atención al desarrollo socioemocional del alumnado y la necesidad de incorporar en diferentes ámbitos, el diseño e implementación de planes para la gestión de las emociones y la prevención y detección de los trastornos psicológicos y del estado de ánimo en el alumnado.

 

Fenómenos como las autolesiones o el riesgo de conducta suicida forman parte hoy, sin duda, de las preocupaciones de personas expertas en salud mental, de las familias y de los centros docentes, y representan un espacio de notable complejidad en la respuesta a adoptar, que, en todo caso, debe ser adecuadamente pautado y protocolizado.

 

La presente guía pretende guiar y acompañar a los centros en la elaboración de una propuesta de prevención, protección e intervención para situaciones de riesgo o evidencia de conductas suicidas y autolesiones, contando con el apoyo del Servicio de Inspección Educativa y de otras instancias que puedan asesorar al centro.

 

Más allá de cualquier consideración sobre hipótesis causales de cada situación detectada, que deberán ser abordadas en el contexto profesional especializado que se estime pertinente, el centro educativo debe poner en marcha una serie de mecanismos de atención, cuidado y protección especial del alumnado afectado. Para ello, las tareas de planificación del centro, con especial participación del Coordinador o Coordinadora de Bienestar y Protección y la Orientación Educativa, así como la coordinación con la familia y con los servicios especializados (Salud y, en su caso, Servicios Sociales) que puedan conocer del caso, debe considerarse fundamental.

 

2. Comportamiento suicida y autolesiones en la infancia y adolescencia. Algunas nociones básicas.

2.1.               Sobre el fenómeno de la conducta suicida.

Según la Organización Mundial de la Salud, el suicidio se puede producir durante toda la vida y es la segunda causa principal de muerte entre los 15-29 años en todo el mundo. En el mundo se registran más de 800.000 muertes por suicidio al año. Si bien la relación entre el suicidio y los trastornos mentales (en particular los trastornos relacionados con la depresión y el consumo de alcohol) está bien documentada en los países de altos ingresos, muchos suicidios ocurren de forma impulsiva en momentos de crisis que pueden afectar a la capacidad de hacer frente a estresores vitales (por ejemplo, problemas económicos, una ruptura de pareja o la presencia de dolor y enfermedades crónicos). Por ende, las experiencias relacionadas con conflictos, desastres, violencia, abusos, pérdidas y sensación de aislamiento, están fuertemente asociadas con el comportamiento suicida.

 

Las tasas de suicidio son también elevadas entre los grupos vulnerables que sufren discriminación, como refugiados, inmigrantes, población LGBTI, población reclusa, etc. Sin obviar, por supuesto, las situaciones derivadas del acoso entre iguales.

 

 

En nuestro país, cada día 10 personas se quitan la vida, siendo la primera causa de muerte no natural, por delante de los accidentes de tráfico. Unas 3700 personas se suicidan cada año en España, una cifra estable que se ha convertido ya en la principal causa de muerte no natural y por lo tanto en un problema de salud pública que debe ser atajado por las instituciones de forma seria y rigurosa, con campañas de prevención que traten el fenómeno y promuevan acciones para la información, sensibilización e intervención preventiva.

 

El número de suicidios en 2020 en España creció en 270 personas sobre los de 2019, hasta los 3.941 suicidios, así pues en España se suicidan de media 11 personas cada día. Esta cifra supone que la tasa de suicidios en nuestro país es de 8,32 por cada 100.000 habitantes, menor que la media de suicidios a nivel mundial, que es de 9,41 por cada 100.000 habitantes. De los 3.941 suicidios que se produjeron en 2020, 2.930 fueron suicidios de hombres y 1.011 de mujeres. Así pues, se suicidan 12,62 hombres de cada 100.000 y 4,18 mujeres de cada 100.000

 

 

Representa una necesidad, pues, acometer un proceso de reflexión seria en los entornos responsables del cuidado y atención de nuestros adolescentes, en especial, en los centros educativos. Conocemos que el principal factor individual de riesgo para el suicidio es un intento previo de suicidio no consumado. Esta es una circunstancia especialmente relevante para la toma en consideración de acciones preventivas especialmente cuidadas y protocolizadas.

 

El presente documento pretende acotar los elementos esenciales para la intervención de un centro educativo en situaciones en las que se detecta algún hecho que pueda ser considerado de riesgo de conducta suicida. El papel del centro educativo debe centrarse en la sensibilización de la comunidad educativa, la detección temprana de posibles situaciones que requieran la elaboración de planes individualizados de seguimiento y protección y, en su caso, la derivación a los servicios de salud.

 

Pueden ser varias las situaciones que den paso a un proceso de análisis y valoración por parte del centro educativo y otros agentes:

  • La familia del alumno o la alumna alerta al centro educativo a través de la comunicación con el tutor o tutora, profesorado o equipo directivo, de circunstancias que pueden ser compatibles con la situación de riesgo de ideación de conducta suicida de su hijo o hija.
  • La comunicación al centro educativo de la posible situación de riesgo proviene de compañeros o compañeras de clase.
  • Un alumno o alumna comunica, a través de cualquier medio de expresión, canal y persona de contacto, su sufrimiento con la situación personal que está viviendo y la aparición de la idea de la muerte como una idea, una posibilidad y, por supuesto, incluida la explícita manifestación de querer acabar con su vida.
  • El alumno o alumna ha tenido intento autolítico y, tras la intervención de los servicios sanitarios, vuelve a acudir al centro tras el suceso.

 

Para orientar sobre el modo adecuado de abordar posibles situaciones de riesgo de conductas suicidas puede ser interesante revisar algunos mitos o ideas recurrentes en relación con lo que puede ser conveniente o desaconsejable en esos casos:

 

Mito 1: Preguntar a una persona si está pensando en suicidarse puede incitarle a hacerlo.

Evidencia: Está demostrado que preguntar y hablar con la persona sobre la presencia de pensamientos suicidas disminuye el riesgo de cometer el acto.

Recomendación: Preguntar y escuchar a la persona en riesgo sobre sus pensamientos y emociones relacionadas con la conducta suicida aliviará su tensión. Es muy importante que adoptemos una disposición de escucha auténtica y respeto, lo que le indicará que nos preocupa y que deseamos ayudarle. Discutir o minimizar estas ideas es una actitud equivocada.

 

Mito 2: La persona que expresa su deseo de acabar con su vida nunca lo hará.

Evidencia: Con frecuencia, la mayor parte de las personas que han intentado suicidarse, previamente expresaron su intención con palabras, amenazas, gestos o cambios de conducta.

Recomendación: Estas verbalizaciones nunca deben ser consideradas como un alarde, chantaje o manipulación de la persona para la obtención de un fin determinado.

 

Mito 3: La persona que se quiere suicidar no lo dice.

Evidencia: De cada diez personas que se suicidan, nueve expresan claramente sus propósitos y la otra dejó entrever sus intenciones de acabar con su vida. Es importante saber que solo un escaso número de suicidios se produce sin aviso. La mayoría de los suicidas dan avisos evidentes de sus intenciones.

Recomendación: Es muy importante que si detectamos que la persona se encuentra en una situación de riesgo suicida le preguntemos sobre ello. Por consiguiente, deben tomarse en serio todas las amenazas de autolesión.

 

Mito 4: El suicidio es impulsivo y la mayoría de los suicidas no avisan.

Evidencia: El suicidio puede ser el resultado de un acto impulsivo repentino o de una planificación muy cuidadosa. En ambos casos, casi siempre existen signos directos o indirectos, verbales o no verbales, pistas o advertencias de riesgo suicida.

Recomendación: Es erróneo pensar que no podemos hacer nada para prevenir la conducta suicida. El suicidio o sus intentos, en muchas ocasiones, se pueden prevenir y es por ello muy importante que aprendamos a detectar las señales de alerta de riesgo inminente, y que conozcamos cuáles son los factores que reducen o incrementan su aparición.

 

Mito 5: Sólo las personas con problemas graves se suicidan.

Evidencia: El suicidio es multicausal. Muchos problemas pequeños pueden llevar al suicidio, además, lo que para unas personas es algo nimio, para otras puede ser algo catastrófico.

Recomendación: Valorar, desde nuestro punto de vista, lo que para otras personas puede ser grave o menos grave puede llevar a que infravaloremos el dolor que les puede causar.

 

2.2.                   Sobre conductas autolesivas.

Una conducta autolesiva es la acción que realiza una persona para hacer daño físico contra su propio cuerpo. Nock y colaboradores, consideran las autolesiones como un “acto deliberado de causarse daño a uno mismo mediante cortes, quemaduras, mutilación u otros métodos traumáticos” (Nock, Joiner, Gordon, Lloyd-Richardson y Prinstein, 2006).

 

Los estudios muestran una prevalencia-vida de 7,5-8% en preadolescentes, mientras que en adolescentes es del 13-28% en la población comunitaria y del 40-80% en la clínica. En adultos psiquiátricos la prevalencia es de un 20%, y la prevalencia-vida es de un 11,5-25,6% (Wilkinson, 2011). La edad más frecuente de inicio se sitúa entre los 11 y los 15 años, y la media a los 12,5 años (Nixon et al., 2008). En relación a la reincidencia, Wilkinson (2011) recoge que el 70-93% repite 3 o más veces, mientras que un 7-29% sólo presenta un episodio.

 

 

Las autolesiones intencionadas se asocian con dificultades interpersonales y sentimientos o pensamientos negativos, tales como la depresión, la ansiedad, la tensión, el enfado, el sufrimiento generalizado o la autocrítica, que tienen lugar en el período inmediatamente anterior al acto autolesivo.

 

No se habla de autolesiones cuando se trata de comportamientos aceptados socialmente como, por ejemplo, piercings, tatuajes, parte de un ritual religioso o cultural, o cuando se trata de actuaciones como arrancarse una costra o morderse las uñas.

 

La conducta de autolesión más frecuente es la de hacerse cortes en alguna parte del cuerpo. Asimismo, existen otras formas de autolesionarse, como quemarse la piel, golpearse contra algún objeto, pellizcarse, arrancarse el pelo, morderse, grabarse palabras o símbolos en la piel, perforarse la piel con objetos punzantes y afilados, impedir la cicatrización de las heridas, etc.

 

¿Por qué y para qué necesita infligirse dolor una persona? Ordinariamente, las autolesiones no suicidas son intentos de resolución de situaciones de sufrimiento emocional y psicológico, y muestran las dificultades severas o incluso la incapacidad para afrontarlas de una manera saludable (mecanismos emocionales de autorregulación emocional, control de la tensión, comunicación a personas de referencia, consulta a especialistas, etc.).

 

Las autolesiones se explican, por tanto, como un medio para aliviar la tensión que difícilmente puede ser expresada con palabras o exteriorizada de otra manera; como una manera de luchar, a través del dolor, con un sentimiento de grave agobio emocional y desasosiego, o de vacío; como un medio de sentir algo, de sentirse vivo. En otras ocasiones, la conducta autolesiva es explicada como un medio de autocastigo por sentimientos de culpa y de vergüenza.

 

También pueden interpretarse las autolesiones como un medio para intentar expresar algo (“llamada de atención”) en situaciones en las que no se encuentra la forma de expresar y explicar el sufrimiento interior.

 

En todo caso, la investigación reciente plantea que la conducta autolesiva es algo más que una estrategia “emocional” o “evitativa” de afrontamiento del estrés, el agobio o la ansiedad, siendo un mecanismo adicional de comunicación y control interpersonal. (Frías, Vázquez, Del Real y Sánchez y Giné, 2012).

 

En lo que a tratamientos se refiere, es imprescindible derivar hacia tratamientos específicos de salud mental, propiciando la oportuna coordinación entre estos servicios y el centro educativo. El seguimiento individualizado en el entorno escolar y el intercambio de información con los especialistas debe considerarse condición indispensable.

 

El objetivo del tratamiento debe enfocarse a restituir el equilibrio emocional de la persona que se autoinflige daño y lesiones, de modo que pueda enfrentar sus dificultades a través de habilidades de control y gestión emocional. Resulta fundamental conocer las causas esenciales que provocan la conducta.

 

Riesgo potencial de suicidio:

Aunque, en general, las autolesiones no pueden considerarse intentos de suicidio, está suficientemente contrastado que pueden aumentar el riesgo de suicidio, especialmente por los problemas emocionales que están asociados a la propia conducta autolesiva. El adecuado diagnóstico, la orientación de los especialistas y el seguimiento desarrollado representan las actuaciones imprescindibles para realizar adecuadas intervenciones de prevención.

 

 

  1. Referencias normativas de especial interés.

La Ley Orgánica 8/2021, de 4 de junio, de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia establece, en su artículo 34 (Protocolos de actuación), lo siguiente:

  1. Las administraciones educativas regularán los Protocolos de actuación contra el abuso y el maltrato, el acoso escolar, ciberacoso, acoso sexual, violencia de género, violencia doméstica, suicidio y autolesión, así como cualquier otra manifestación de violencia comprendida en el ámbito de aplicación de esta ley. Para la redacción de estos Protocolos se contará con la participación de niños, niñas y adolescentes, otras administraciones públicas, instituciones y profesionales de los diferentes sectores implicados en la prevención, detección precoz, protección y reparación de la violencia sobre niños, niñas y adolescentes. Dichos Protocolos deberán ser aplicados en todos los centros educativos, independientemente de su titularidad y evaluarse periódicamente con el fin de valorar su eficacia. Deberán iniciarse cuando el personal docente o educador de los centros educativos, padres o madres del alumnado o cualquier miembro de la comunidad educativa, detecten indicios de violencia o por la mera comunicación de los hechos por parte de los niños, niñas o adolescentes.

 

  1. Entre otros aspectos, los Protocolos determinarán las actuaciones a desarrollar, los sistemas de comunicación y la coordinación de los y las profesionales responsables de cada actuación. Dicha coordinación deberá establecerse también con los ámbitos sanitario, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y judicial.

Asimismo, deberán contemplar actuaciones específicas cuando el acoso tenga como motivación la discapacidad, problemas graves del neurodesarrollo, problemas de salud mental, la edad, prejuicios racistas o por lugar de origen, la orientación sexual, la identidad o expresión de género. De igual modo, dichos Protocolos deberán contemplar actuaciones específicas cuando el acoso se lleve a cabo a través de las nuevas tecnologías o dispositivos móviles y se haya menoscabado la intimidad, reputación o el derecho a la protección de datos personales de las personas menores de edad.

 

  1. Las personas que ostenten la dirección o titularidad de los centros educativos se responsabilizarán de que la comunidad educativa esté informada de los Protocolos de actuación existentes así como de la ejecución y el seguimiento de las actuaciones previstas en los mismos.

 

  1. Se llevarán a cabo actuaciones de difusión de los Protocolos elaborados y formación especializada de los profesionales que intervengan, a fin de que cuenten con la formación adecuada para detectar situaciones de esta naturaleza.

 

Asimismo, el artículo 35 de la citada Ley Orgánica establece la figura del coordinador o coordinadora de bienestar y protección y determina sus funciones:

  1. Todos los centros educativos donde cursen estudios personas menores de edad, independientemente de su titularidad, deberán tener un Coordinador o Coordinadora de bienestar y protección del alumnado, que actuará bajo la supervisión de la persona que ostente la dirección o titularidad del centro.

 

  1. […] Las funciones encomendadas al Coordinador o Coordinadora de bienestar y protección deberán ser, al menos, las siguientes:
  2. a) Promover planes de formación sobre prevención, detección precoz y protección de los niños, niñas y adolescentes, dirigidos tanto al personal que trabaja en los centros como al alumnado. Se priorizarán los planes de formación dirigidos al personal del centro que ejercen de tutores, así T como aquellos dirigidos al alumnado destinados a la adquisición por estos de habilidades para detectar y responder a situaciones de violencia.

 

 

Asimismo, en coordinación con las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos, deberá promover dicha formación entre los progenitores, y quienes ejerzan funciones de tutela, guarda o acogimiento.

 

Por su parte, la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, modificada por la Ley Orgánica 3/2020, de 29 de diciembre, establece en su artículo 71 que las Administraciones educativas dispondrán los medios necesarios para que todo el alumnado alcance el máximo desarrollo personal, intelectual, social y emocional.

 

La Ley 4/2021, de 27 de julio, de infancia y adolescencia de Andalucía señala, en su exposición de motivos, que las administraciones públicas de Andalucía tienen el mandato de desarrollar unas políticas públicas que proyecten una atención integral que contemple los ámbitos que nos constituyen como personas y que aborden nuestras necesidades en el plano físico, psicológico, emocional, social y en el entorno medioambiental, para lo cual dichas administraciones deben estar vigilantes en la prevención y ser diligentes en la protección, pero no solo con la infancia y adolescencia, sino también con sus familias, al ser ejes principales y primordiales para su desarrollo.

 

Asimismo, el artículo 75 establece que la Administración de la Junta de Andalucía desarrollará Protocolos de detección temprana, identificación e intervención con las niñas, niños y adolescentes que presentan problemas o trastornos psicológicos, cognitivos y/o de conducta o de adaptación escolar y social.

  1. Elaboración del Protocolo.

4.1.               Detección y comunicación de posibles situaciones de riesgo (Anexo I).

Cualquier miembro de la comunidad educativa, profesorado, alumnado, familias o personal no docente que tenga conocimiento o sospecha de una situación de riesgo, relacionada con el comportamiento suicida, ideaciones suicidas, comunicación suicida o conductas autolesivas por parte de algún alumno o alumna del centro deberá comunicarlo a la persona titular de la dirección del centro.

 

La persona titular de la dirección del centro procederá a la apertura inmediata del Protocolo en caso de detección o comunicación de alguna de las siguientes situaciones de riesgo:

  • Conocimiento de intentos de conducta suicida previos.
  • Comunicación por cualquier medio al entorno, familia, docentes, amigos, amigas u otro alumnado del centro, sobre intencionalidad de conducta suicida.
  • Conocimiento de planificación de posible conducta suicida.
  • Detección de ideación suicida recurrente.
  • Detección de autolesiones recurrentes, tanto en el domicilio familiar como en el centro docente.

4.2.                   Actuaciones inmediatas (Anexo II).

En caso de que se hayan identificado o comunicado al centro educativo situaciones de riesgo de menor o mayor gravedad, relacionadas con el comportamiento suicida, ideaciones suicidas, comunicación suicida o conductas autolesivas, se reunirá el Equipo de Acompañamiento para recopilar información, analizarla y valorar la intervención que proceda. La realización de esta reunión deberá registrarse por escrito, especificando la información recogida y las actuaciones acordadas.

 

En el caso de requerir asistencia sanitaria, se acompañará al alumno o la alumna al centro de salud más próximo o se llamará al 112 y se seguirán las pautas del servicio de emergencia.

 

En todo caso, se informará del inicio del Protocolo al padre, madre o persona que ejerza la tutela legal, al Servicio Provincial de Inspección Educativa y a la Comisión Provincial de Asesoramiento y

 

Coordinación.

 

a.   Constitución del Equipo de Acompañamiento.

La persona titular del centro, con la máxima rapidez posible, constituirá un Equipo de acompañamiento formado por:

  • Persona titular de la dirección del centro.
  • Responsable de la orientación educativa en el centro.
  • Coordinación de bienestar y protección del alumnado en el centro.
  • Tutor o tutora del grupo clase.
  • Enfermería de referencia del centro (este agente participará de forma activa desde la apertura del Protocolo, sirviendo de enlace con los servicios de Salud).
  • En su caso, un profesor o profesora de referencia emocional positiva para el alumno o la alumna que se determine o que el alumno o la alumna pueda sugerir.
  • En su caso, el médico del EOE de referencia.

Las funciones del Equipo de Acompañamiento son:

  • Recogida de información y valoración inicial del caso.
  • Asesoramiento a la persona titular de la dirección del centro sobre las decisiones a tomar.
  • Diseño de un plan de actuación.
  • Seguimiento del caso.

El Equipo de Acompañamiento levantará acta de todos los acuerdos y compromisos adoptados.

 

b.   Comisión Provincial de Asesoramiento y Coordinación.

Esta Comisión Provincial de Asesoramiento y Coordinación estará constituida por los siguientes integrantes:

  • Un miembro del Gabinete provincial de asesoramiento sobre la convivencia escolar.
  • Un orientador u orientadora del Programa de Bienestar Emocional.
  • La persona coordinadora del Equipo Técnico Provincial para la Orientación Educativa y Profesional.
  • Una persona designada, en cada provincia, por los Colegios Oficiales de Psicología de Andalucía Oriental y Occidental.
  • Un inspector o inspectora de educación designado por la persona titular de la Delegación Territorial de Educación.
  • Una persona designada, en cada provincia, por la Consejería de Salud y Consumo.

•      Una persona designada, en cada provincia, por la Consejería de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad.

 

Todas las personas que participen en este proceso mantendrán una actitud de máximo respeto a la intimidad del alumno o la alumna y de su familia y guardarán una confidencialidad absoluta sobre la información personal a la que puedan haber tenido acceso.

 

4.3.                   Medidas provisionales adoptadas.

Analizadas la situación y la información que ha podido obtenerse en las primeras entrevistas para completar la información, puede ser necesario plantear la adopción de medidas provisionales que, hasta el momento de la toma de decisiones sobre la posible apertura del Plan Individualizado de Prevención y Protección, garanticen de manera eficiente el acompañamiento, cuidado y supervisión del alumno o la alumna que puedan verse implicados. En ocasiones, según la gravedad de cada situación, estas medidas deberán plantearse a la mayor brevedad. A continuación, se propone una batería de medidas a modo de ejemplo:

–       Detalle sobre teléfonos de emergencia o ayuda y tutores legales a los que avisar ante cualquier eventualidad.

–       Ubicación de aulas y espacios utilizados por el alumno o la alumna en el centro evitando el acceso a espacios o medios autolesivos (plantas altas, ventanas, escaleras, medios o utensilios autolesivos…).

–       Selección de la mejor ubicación del alumno o la alumna dentro del aula (cerca de compañeros o compañeras en los que confía, prosociales y colaboradores, posición cercana al docente, etc.)

–       Realizar un seguimiento personalizado de la asistencia al centro comunicando inmediatamente cada falta de asistencia injustificada a la familia o tutores legales.

–       Medidas de seguridad generales relacionadas con el acceso del alumno o la alumna a otras dependencias diferentes del aula.

–       Supervisión en los cambios de clase, desplazamientos a otra aula, cambios de edificio o de planta, gimnasio y talleres.

–       Especificar un procedimiento de supervisión en periodos no estructurados como recreos, pasillos, entradas y salidas, comedor y tiempos de baño.

–       Valoración sobre pertinencia de mantener acceso a utensilios o instrumentos cortantes que puedan estar a disposición del alumnado en las actividades docentes cotidianas.

–       Valoración inicial sobre el profesorado y otro personal del centro (personal laboral, monitores o monitoras de comedor y de ruta, etc.) que ha de conocer la situación de riesgo existente. Pueden plantearse diferentes grados de información según la implicación que vaya a solicitarse y con la finalidad de proteger la intimidad del alumno o la alumna.

–       Posibles actuaciones informativas iniciales al profesorado que imparten clase al alumno o la alumna y, en su caso, otros docentes y personal de servicios que pueden coincidir dentro del centro educativo.

–       Decidir y facilitar un lugar seguro donde el alumno o la alumna pueda permanecer y recuperar la tranquilidad y la serenidad en los momentos en los que pueda manifestar su posible desajuste emocional (departamento de orientación, despachos, etc.). Se debe acordar previamente y con la supervisión de una persona adulta.

–          Supervisar los movimientos y tránsito del alumno o la alumna por el centro.

 

4.4.                   Traslado a las familias o persona que ejerza la tutela legal (Anexo III).

La persona titular de la dirección del centro, con la debida cautela y mediante entrevista, pondrá el caso en conocimiento de las familias o persona que ejerza la tutela legal del alumno o alumna implicados, aportando información sobre la situación y sobre las medidas provisionales adoptadas.

 

4.5.                   Recogida de información complementaria.

  1. Entrevistas realizadas con familia, alumno o alumna, otras entrevistas (Anexo IV).

Conocida la situación de origen, procede arbitrar un proceso que permita ahondar en las características de la misma y las circunstancias que son de referencia en el contexto de vida y experiencias del alumno o la alumna. El orden de estas entrevistas (y con quién puede ser adecuado y relevante dialogar) se adecuará a cada situación según valoración del centro.

 

  • Entrevista con la familia: ámbitos y criterios generales a considerar.

En estos momentos iniciales de la aplicación del Protocolo se entiende imprescindible la entrevista con

la familia, siempre a los efectos, en su caso, de informarla de la detección de la situación de riesgo llevada a efecto, en caso de que la alerta no haya llegado a través de la propia familia, y de ampliar la información de la que se pueda disponer sobre la situación emocional del alumno o la alumna: valoración sobre su estado emocional, posibles antecedentes y, en su caso, historia de atención psicológica, informes previos o actualizados de servicios especializados, etc.

 

Resulta imprescindible considerar la necesidad de cuidar de manera esmerada la comunicación con la familia tras el conocimiento de los hechos que concurren y que han permitido conocer al centro la realidad de los mismos. El impacto que este tipo de situaciones puede tener en la familia (culpabilidad, vergüenza, aturdimiento, ofuscación, preocupación, reservas a aportar información por miedo al estigma, etc.) puede acarrear situaciones iniciales de bloqueo que es necesario atender de forma adecuada y sensible.

 

Algunas ideas para la entrevista:

–       Mostrar compromiso y sensibilidad con la situación.

–          Explicar las responsabilidades que tiene contraídas el centro educativo en la guarda del alumno o la alumna durante su asistencia al centro educativo.

–          Garantizar el trato cuidadoso y esmerado de la información conocida y de la que se pretende recabar.

–          Abundar en la necesidad de obtener información complementaria que permita el desarrollo de adecuados procesos de planificación de respuestas ajustadas y pertinentes a las necesidades detectadas.

–          Profundizar sobre los hechos detectados cuidando especialmente la secuencia temporal de los hechos conocidos y de posibles antecedentes.

  • Información sobre historia escolar del alumno o la alumna.
  • Posibles antecedentes en la vida del alumno o la alumna que pudieran tener relación con la situación detectada.
  • Información sobre documentación de especialistas en salud mental que pueda obrar en poder de la familia. Solicitar la posibilidad de contar con (y/o poder revisar durante la entrevista) informes precedentes relacionados con las circunstancias que se pretende analizar.
  • Posibles eventos estresores recientes.
  • Valoración general de los hábitos de vida y desarrollo personal y social del alumno o la alumna.
  • Información sobre cambios significativos sobrevenidos en sus costumbres y hábitos.

–          Aclarar que las actuaciones que puedan desarrollarse desde el centro educativo y sus profesionales garantizarán el trato esmerado y la necesaria atención a la privacidad de la información.

–       Evitación del estigma.

–          Aclaración de que el centro educativo debe elaborar respuestas adecuadas a las necesidades del alumno o la alumna una vez analizadas y valoradas.

–          Explicar los pasos subsiguientes que se entiende imprescindible abordar por parte del centro educativo.

–       Definir y acordar un espacio de colaboración estable

Nota: esta entrevista debe entenderse en todo caso en formato presencial.

 

  • Entrevista con el alumno o la alumna

Siempre en función de la naturaleza de los hechos que han sido detectados y notificados y del origen de la información recibida, puede ser de interés mantener una conversación con el alumno o la alumna (sin ser precisa la presencia de los padres), o, en su caso, con los compañeros o compañeras que puedan haber alertado sobre la situación en cuestión, con el objetivo, asimismo, de ampliar los datos e información y orientar los siguientes pasos, la rapidez en su desarrollo y la naturaleza de los mismos.

 

Cuando se detecta alguna señal de alarma grave, se detallan algunas preguntas generales y, especialmente cuando el alumno o la alumna solicita mantener una entrevista o conversación al respecto de su ansiedad, dolor emocional, desesperanza o desvinculación, pueden plantearse ambos tipos de preguntas. Esta entrevista puede ser abordada por profesionales responsables de la orientación educativa, tutor o tutora, coordinación de bienestar y protección o cualquier docente, siempre valorando el vínculo existente y la confianza mostrada por el alumno o la alumna para compartir sus pensamientos, sentimientos y emociones.

 

La entrevista ha de plantearse en un entorno seguro y acogedor. El objetivo de la entrevista hemos de situarlo en la necesidad de ahondar, con prudencia y tiempo suficiente a los efectos de habilitar un marco de confianza facilitador de la expresión y evacuación de lo emocional. Es imprescindible, por tanto:

–          Encuadrar la entrevista en un terreno de confianza, aclarando nuestro papel en el contexto de conocer adecuadamente las necesidades que, en el ámbito de lo emocional, pueda y desee trasmitir nuestro alumno o alumna.

–       Resaltar la importancia de conocer para poder ayudar.

–          Explicar la implicación y sensibilidad con la que, en su caso, se pensará en diferentes medidas que puedan definir y concretar un plan individualizado de acompañamiento emocional.

–       Permitir que se exprese con espontaneidad.

–          La importancia de la escucha activa. La escucha activa implica atención, intención y concentración.

–          Legitimar sus sentimientos sin juzgar. Evitar, consecuentemente, las interrupciones y los juicios de valor y desaprobaciones. Estas formas de responder representan, sin duda, obstáculos y barreras, a veces definitivos, en la comunicación interpersonal.

–          Centrarse en lo que siente y expresa el alumno o la alumna y evitar centrarnos en nuestras necesidades.

–       Valorar la importancia de nuestro lenguaje gestual, postura, gestos y expresiones faciales.

–          No huir de los silencios. Respetar esos momentos y mostrar respeto por los momentos en los que el alumno o la alumna pueda mostrarse reservado o detener su comunicación.

–          Utilizar las preguntas para aclarar o ampliar alguna idea expuesta de manera poco explícita.

–          Respetar la solicitud de finalizar la conversación.

–          Evitar la ironía, la desaprobación, la interpretación constante, las lecciones o “sermones”, la posición de superioridad o jerarquía.

–          Avanzar en la conversación poco a poco, respetando los ritmos y señalando los elementos de la conversación que pueden representar aspectos esenciales. Validarlos como esenciales con el alumno o la alumna.

–          Podemos resumir, clarificar, parafrasear para aproximarnos a la interpretación más adecuada de sus pensamientos y emociones.

–          Explorar la posible permeabilidad de la situación vivida por el alumno o la alumna con su grupo clase o con otro alumnado en general. Explorar la percepción del alumno o la alumna sobre posibles pasos a seguir en el proceso de ayuda y acompañamiento.

 

Algunas preguntas generales

Algunas preguntas específicas en caso de riesgo por autolesiones o conducta suicida

¿Cómo te encuentras en este momento?

¿Con qué aspectos de tu vida te sientes cómodo y cuáles te generan desasosiego o inquietud?

¿Hay algún aspecto de tu vida que en la actualidad te haga sufrir de forma habitual?

¿Piensas que hay algo en tu vida que merece la pena mantener y fortalecer?

¿Tienes o has tenido la sensación de agobio emocional y/o ansiedad?

¿Sientes que la vida que llevas merece la pena o consideras que algo debería cambiar?

¿Cuánto tiempo vienes sintiendo esta sensación de bloqueo o ahogo emocional? ¿La has podido compartir con alguna persona?

¿Con quién? Si es así, ¿Cómo te has sentido?

¿Has pensado en la posibilidad de hacerte daño o autolesionarte de alguna manera?

¿Has consultado alguna referencia en Internet o en conversaciones con compañeras/os sobre las autolesiones y cómo en ocasiones se utilizan para aliviar la tensión, el agobio emocional y la ansiedad?

¿Has llegado a autolesionarte en alguna ocasión?

¿De qué manera? ¿Cuándo?

¿Con qué frecuencia?

Si es así, ¿qué efectos sientes?

¿Has pensado alguna vez en que tu vida no tiene sentido? ¿Qué pensamientos has tenido?

¿Desde Cuánto tiempo tienes estos pensamientos?

¿Has          hablado           con      alguien sobre       estos pensamientos?

¿Has pensado realmente en la muerte o llevar a cabo alguna conducta suicid0a?

 

¿Has pensado mucho en ello en este último mes?

¿Qué te hace pensar en ello? ¿Has buscado información sobre ello o sobre cómo hacerlo?

 

¿Dónde? ¿Con qué resultados? ¿Compartes estas emociones, sentimiento y/o experiencias en tu círculo de amistades con relativa frecuencia?

Cuadro adaptado de: Euregenas (2014). Directrices de actuación para la prevención, intervención y postvención del suicidio en el entorno escolar.

 

  • Entrevistas con docentes, profesionales y personal del centro educativo.

De especial interés resulta, asimismo, la consulta con el tutor o la tutora, otros docentes y profesionales

del centro y, en su caso, con el Departamento de orientación o miembros del EOE, que puedan conocer la situación, para ampliar la información disponible y antecedentes sobre el alumno o la alumna.

 

  • Contacto con servicios externos especializados.

Según cada situación analizada puede resultar relevante poder consultar con servicios externos

especializados, especialmente los relacionados con atención psicológica y salud mental y/o servicios sociales que estén atendiendo al alumno o la alumna en el momento actual (previo consentimiento familiar).

 

b. Ficha de análisis del caso: señales de alarma y factores de riesgo y de protección (Anexo V).

El centro educativo puede explorar la situación personal y social del alumno o la alumna, recabando toda la información disponible. No debe plantearse esta actuación desde una perspectiva clínica ni sanitaria, intervención que no sería de su competencia y de la que no es responsable, sino más bien como una acción exploratoria y descriptiva de la situación actual desde una perspectiva integral y global. El análisis conjunto de los elementos que a continuación se detallan debe aportar una perspectiva suficiente para la toma de posteriores decisiones.

 

 

  • Señales de alarma en el alumnado (de especial interés en casos de riesgo de conducta suicida.

 

 

 

 

 

 

Cuadro adaptado de: Euregenas (2014). Directrices de actuación para la prevención, intervención y postvención del suicidio en el entorno escolar.

  • Análisis de los factores de riesgo.

Este Anexo facilita el chequeo y análisis de aquellas circunstancias sobre las que con anterioridad

hemos podido obtener datos o tenemos información expresa. No supone la realización de una entrevista específica para chequear cada indicador.

 

Se recomienda anotar las observaciones relevantes al respecto de cada factor, si está o no presente en la situación actual y aspectos que desarrollen esa circunstancia.

 

 

Personales:

–       Intentos de suicidio previos. Esta experiencia incrementa el riesgo de otro intento de suicidio.

–          Estar atendido en servicios especializados de salud mental por un trastorno de salud mental, particularmente un trastorno del estado de ánimo, como la depresión, o un trastorno de ansiedad, estrés postraumático u otros. Especialmente importante la presencia de TEA o altas capacidades.

–       Enfermedad grave o dolor crónico.

–       Condición de discapacidad.

–          Trastornos por consumo de alcohol y otras sustancias, que pueden conllevar también la participación en conductas de alto riesgo.

–          Acceso a medios que pueden ser letales, como la medicación.

–          Características de impulsividad, agresividad y pesimismo (negativismo).

–          Historial de haber sido objeto de violencia doméstica, abuso infantil o negligencia.

–          Otros sucesos vitales estresantes.

–          Perfeccionismo excesivo (tendencia a pensar obsesivamente en sus resultados académicos y el “éxito” de sus comportamientos).

–          Presencia de autolesiones.

–          Conducta recurrente o sobrevenida de soledad, y ausencia de participación en el grupo, dificultades de comunicación y expresión emocional.

–          Personalidad fácilmente influenciable.

–          Uso inadecuado de las TIC (tiempo y contenidos).

–          Rechazo a la imagen corporal o Trastorno del comportamiento alimentario (TCA).

 

Familiares:

–          Una pérdida grave o reciente. Por ejemplo, la muerte de un miembro de la familia, de un amigo o de una mascota, la pérdida de trabajo del padre o la madre, la pérdida del hogar familiar, etc.

–          Un historial familiar de suicidio o autolesiones.

–          Abusos de sustancias y alcoholismo en el entorno familiar.

–          Negligencia o estilos educativos inadecuados en el ámbito familiar. Presencia de violencia intrafamiliar.

–          Estresores relacionados con rupturas de vínculos familiares, afectivos o de amistad (la separación o divorcio de los progenitores, una ruptura con la pareja, fractura en relación con el grupo de compañeros y compañeras de clase, de amistades, etc.).

–       Familia con altos niveles de perfeccionismo y exigencia.

 

Sociales y educativos:

–          Falta o pérdida de red de apoyo social.

–          Haber vivido como víctima experiencias de acoso escolar o ciberacoso.

–          Rechazo social y maltrato por condición de orientación sexual.

–          Desarraigo cultural (cambio de país o entorno, etc.).

–          Estigma asociado a sufrir un desajuste emocional. Exclusión en el grupo por razón del desajuste emocional o psicológico.

 

Nota: El análisis de todos estos factores ha de servir al centro educativo para una mayor comprensión de las necesidades del alumno o la alumna y habilitar opciones de respuesta en los diferentes ámbitos de desarrollo de su actividad, si bien, debe indicarse que, salvo los intentos de suicidio previo y, especialmente en las primeras semanas tras un alta hospitalaria por intento previo, ningún factor de riesgo por sí solo, o combinación de ellos, ha demostrado aún valor predictivo suficiente para diferenciar a las personas que realizarán un intento de suicidio, o que morirán por suicidio, de las que no. Cada uno de ellos muestra un valor predictivo insuficiente para orientar intervenciones preventivas. Un adolescente está en riesgo de suicidio en situaciones en

 

las que durante la evaluación puede responder afirmativamente a alguna de las siguientes preguntas: si está pensando en la muerte, si piensa que estaría mejor muerto, que ha deseado matarse, que ha planificado como hacerlo, que ha hecho actos preparatorios (o gestos suicidas), o que ha realizado alguna tentativa; en esos casos, el riesgo de conducta suicida es evidente (INFOCOP. Villar Cabeza, F., 2022).

 

El papel del centro educativo debe centrarse en la valoración de las posibles medidas para reducir el dolor emocional y el sufrimiento, analizar las opciones para incrementar su cuidado, protección y seguridad y explorar todas las opciones que permitan identificar los factores que incrementen su vinculación con el entorno y objetivos personales, por aparentemente sencillos o discretos que puedan parecer.

 

  • Análisis de los factores de protección.

Se recomienda anotar las observaciones relevantes al respecto de cada factor, si está o no presente en

la situación actual y aspectos que desarrollen esa circunstancia).

 

Personales:

–          Buenas habilidades para la gestión emocional, el afrontamiento y la resolución de problemas.

–          Habilidades de comunicación y relación interpersonal con iguales y personas adultas.

–          Autoconcepto y autoestima saludables, y percepción de autoeficiencia.

–          Actitudes de relación interpersonal prosociales y favorecedoras de la convivencia.

–          Hábitos personales saludables (sueño, alimentación y actividad física).

–          Uso adecuado de las TIC (tiempo y contenidos).

–          Características personales de flexibilidad y tranquilidad ante circunstancias adversas.

–          Rendimiento escolar adecuado.

–          Sentimiento positivo de pertenencia a uno o varios grupos.

–          Existencia de vinculación con proyectos personales.

Familiares:

–          Relaciones familiares adecuadas y satisfactorias. Comunicación familiar y emocional basada en el diálogo y el respeto.

–          Vínculos de apego estables.

–          Estilos educativos y modelos adecuados.

–          Equilibrio en las actividades relacionadas en el domicilio familiar y las desarrolladas por la familia completa en actividades de ocio. Participación en las tareas domésticas.

 

Sociales y educativos:

–          Existencia de red de apoyo social. Amigos y amigas, compañeros y compañeras.

–          Relaciones adecuadas con personas adultas (centro educativo, actividades deportivas, extraescolares, etc.).

–          Contar con personas adultas de referencia y confianza ante situaciones de conflicto o problemáticas.

–          Arraigo social y cultural en el entorno próximo.

–          Existencia de proyecto social y educativo.

 

4.6.   Comunicación al Servicio de Inspección Educativa y a la Comisión Provincial de Asesoramiento y Coordinación.

La persona titular de la dirección del centro trasladará toda la información y medidas adoptadas hasta el momento al Servicio Provincial de Inspección Educativa así como a la Comisión Provincial de Asesoramiento y Coordinación.

 

Con el asesoramiento del Servicio Provincial de Inspección Educativa así como a la Comisión Provincial de Asesoramiento y Coordinación, el Equipo de Acompañamiento tomará la decisión sobre la apertura de un Plan Individualizado de Prevención y Protección (Paso 7) o, en su defecto, de un Plan de Seguimiento (Paso 8).

 

4.7.                   Plan individualizado de prevención y protección.

Con carácter orientativo, este Plan Individualizado contará con los siguientes apartados:

  1. Actuaciones en el centro docente:
  2. Medidas de prevención de carácter general. Analizados los antecedentes y las circunstancias especiales de cada situación, es necesario protocolizar la adopción de posibles medidas que, desde el inicio del plan individualizado, garanticen de manera eficiente el acompañamiento, cuidado y supervisión del alumno o alumna que pueda verse implicado.
  • Medidas de protección y seguridad.

◦          Detalle sobre teléfonos de emergencia o ayuda y tutores legales a los que avisar ante cualquier eventualidad.

◦          Ubicación de las aulas y espacios utilizados por el alumno o la alumna en el centro evitando el acceso a espacios o medios autolesivos (plantas altas, ventanas, escaleras, medios o utensilios autolesivos, etc.).

◦          Selección de la mejor ubicación del alumno o la alumna dentro del aula (cerca de compañeros o compañeras en los que confía, prosociales y colaboradores, posición cercana al docente, etc.).

◦          Realizar un seguimiento personalizado de la asistencia al centro comunicando inmediatamente cada falta de asistencia injustificada a la familia o tutores legales.

◦          Medidas de seguridad generales relacionadas con el acceso del alumno o la alumna a otras dependencias diferentes del aula.

◦          Supervisión en los cambios de clase, desplazamientos a otra aula, cambios de edificio o de planta, gimnasio y talleres.

◦          Especificar un procedimiento de supervisión en periodos no estructurados como recreos, pasillos, entradas y salidas, comedor y tiempos de baño.

◦          Valoración sobre pertinencia de mantener acceso a utensilios o instrumentos cortantes que puedan estar a disposición del alumnado en las actividades docentes cotidianas.

◦          Valoración inicial sobre el profesorado y otro personal del centro (personal laboral, monitores o monitoras de comedor y de ruta, entre otros) que ha de conocer la situación de riesgo existente. Pueden plantearse diferentes grados de información según la implicación que vaya a solicitarse y con la finalidad de proteger la intimidad del alumno o la alumna.

◦          Posibles actuaciones informativas iniciales al profesorado que imparten clase al alumno/a o la alumna y, en su caso, otros docentes y personal de servicios que pueden coincidir dentro del centro educativo.

◦          Decidir y facilitar un lugar seguro donde el alumno o la alumna pueda permanecer y recuperar la tranquilidad y la serenidad en los momentos en los que pueda manifestar su posible desajuste emocional (departamento de orientación, despachos, etc.). Se debe acordar previamente y con la supervisión de una persona adulta.

◦          Supervisar los movimientos y tránsito del alumno o la alumna por el centro.

  • Medidas de acompañamiento emocional.

◦          Selección de la mejor ubicación del alumno o la alumna dentro del aula (cerca de compañeros o compañeras en los que confía, prosociales y colaboradores, posición

 

cercana al docente, etc.).

◦          Actuaciones específicas complementarias que puedan plantearse en el ámbito de acción tutorial (grupal e individualizada). Desarrollo de sesiones específicas sobre dolor y sufrimiento psicológico, gestión de emociones, mejora del autoconcepto y autoestima, autoeficiencia, eliminación del estigma, cohesión del grupo, el papel de los compañeros en el apoyo, acogida y relación positiva entre iguales, respeto y tolerancia ante conflictos, etc.

◦          Comunicación por parte de algún compañero o compañera de confianza al tutor o la tutora del grupo sobre posibles situaciones de conflicto que puedan surgir y que involucren al alumno o la alumna (a considerar siempre con carácter restrictivo).

◦          Facilitar un lugar seguro donde el alumno o la alumna, bajo supervisión, pueda acudir y permanecer en los momentos en los que no se encuentre bien dentro del gran grupo (departamento de orientación, despachos, etc.). Se debe acordar previamente y con la supervisión de una persona adulta.

◦          Establecer personas adultas de confianza a los que el alumno o alumna pueda recurrir en situaciones de necesidad, que le ofrezcan seguridad, confianza y calidad en el trato durante la jornada escolar de manera cotidiana.

◦          Seguimiento de un docente con quien el alumno o la alumna tenga una vinculación especial.

◦          Medidas encaminadas a facilitar el proceso de enseñanza-aprendizaje: priorizar aspectos emocionales y de bienestar a los objetivos curriculares, proporcionar experiencias de éxito académico remarcando las fortalezas del alumno o la alumna, flexibilización en entregas de trabajos y tareas, facilitar espacios de resolución de dudas, planificar sesiones de asesoramiento en técnicas de trabajo intelectual y orientación vocacional.

◦          Planificación de técnicas de relajación en momentos en los que el alumno/a se le observa muy nervioso y/o presencia de pensamientos intrusivos negativos y recurrentes con el fin de rebajar el nivel de ansiedad.

◦          Medidas educativas complementarias que puedan estimarse, según el caso.

  • Otras medidas adoptadas.

◦          Información aportada a miembros del equipo docente y otros profesionales del centro.

  1. Planificar sobre la observación y atención al día a día del alumno o alumna en los espacios físicos del centro.

Se considera especialmente necesaria la elaboración de un plan individualizado que recoja de modo explícito la observación esmerada de la conducta del alumno o la alumna durante su presencia en el centro educativo. En su caso, en situaciones de extrema gravedad, el plan podrá incorporar las personas responsables de su cuidado y atención en los espacios por donde discurra la vida del alumno o la alumna a lo largo del día. De especial interés es detallar un proceso sencillo de supervisión en los espacios (y profesorado y/o personal implicado), con especial significación en lo relativo a la observación de su conducta en en todos aquellos momentos que se estimen más allá de la actividad puramente lectiva: recreos, entradas y salidas, actividades deportivas y culturales.

 

  1. Registro de conducta.

Se considera especialmente importante la elaboración por parte del tutor o tutora de un registro que permita reflejar de manera estable el comportamiento del alumno o alumna en su actividad diaria en clase. Es preciso insistir en la colaboración de todo el equipo docente y el asesoramiento de la persona coordinadora de bienestar y protección, Departamento de orientación o persona responsable de la orientación educativa en el centro, de manera que el tutor o tutora pueda desarrollar adecuadamente esta tarea de observación y posterior registro: comportamiento habitual, relaciones interpersonales, indicadores de conflicto o exclusión, rendimiento en las tareas de clase, etc.

 

A los efectos de facilitar la participación y colaboración de los docentes, puede ser de especial interés generar un procedimiento a través de plataformas digitales que permitan la anotación de observaciones del equipo docente en relación con incidencias que puedan producirse en el día a día o, simplemente, como síntesis de determinados períodos (semanal, quincenal).

 

 

d.Reflexionar sobre la conveniencia y pertinencia de acompañamiento y apoyo por parte de docentes. Representa un papel especial la consideración de determinados docentes del centro que puedan contribuir de manera estable a dar seguridad y confianza al alumno o alumna. La idea puede concretarse en la designación de algún docente que, por su relación anterior con al alumno o sus habilidades relacionales, pueda contribuir, en contextos informales de relación, acompañamiento y conversación, a dar seguridad y calidad a la estancia del alumno en el centro de modo cotidiano (profesorado de confianza y acompañamiento).

 

  1. Definir actuaciones específicas de apoyo con el alumno o alumna. Se hace referencia en este apartado al trabajo que, de modo especial, desde tutoría, orientación y coordinación de bienestar y protección del centro debe llevarse a efecto con el alumno/a, a través de la elaboración de un plan de trabajo específico que defina objetivos y actividades para la mejora de habilidades emocionales, autoconcepto, autoestima, percepción de autoeficiencia y habilidades de relación interpersonal en general.
  2. Reflexionar sobre la posibilidad de desarrollar alguna actividad de sensibilización y formación del profesorado por parte de profesionales expertos, especialistas de salud mental o, en su caso, de Atención Primaria. A los efectos de recoger ideas, sugerencias y propuestas que aporten luz a la intervención de cuidado y protección del alumno o la alumna en el centro.

 

  1. Decidir sobre la necesidad y pertinencia de acciones de sensibilización y trabajo con el grupo-aula. En determinadas situaciones y siempre en función de la naturaleza y características de la situación planteada (por ejemplo, un intento autolítico conocido por todo el grupo-aula con repercusión emocional intensa en el alumnado).

 

A considerar también la posibilidad de intervención del tutor o la tutora del grupo-clase en situaciones en las que la ideación suicida ha sido comunicada de forma pública y es conocida por los compañeros y compañeras de clase.

 

  1. Actuaciones con la familia.

Actuaciones de información recíproca con los padres/madres/tutores legales del alumno o la alumna. Es muy importante configurar una planificación de reuniones periódicas con éstos, de manera que se actualice la información con la suficiente asiduidad y constancia, aportando las máximas garantías de evolución de la situación vivida.

 

  1. Actuaciones con servicios externos especializados.

En coordinación con la familia y contemplando especialmente la situación de riesgo para la integridad psicológica y, en su caso, física, en ocasiones de riesgo elevado (verbalización de planificación de intento autolítico o intento no consumado, por ejemplo), se debe establecer de contacto con los especialistas que puedan estar atendiendo al alumno o la alumna en el contexto de atención especializada en salud mental o servicios sociales. Esta comunicación se realizará a través de la figura de la enfermera o enfermero referente en el ámbito educativo.

4.8.                   Seguimiento del caso.

En el caso de la no apertura del Plan individualizado de prevención y protección, la persona titular de la dirección del centro, con el asesoramiento del Equipo de Acompañamiento y de la Comisión Provincial de Asesoramiento y Coordinación, establecerá un proceso de seguimiento que el centro llevará a efecto, siempre con el objetivo de dar continuidad a la observación y valoración permanente de la situación del alumno o alumna, siguiendo el siguiente modelo:

 

4.9.   Comunicación a las familias o persona que ejerza la tutela legal.

Se informará al padre, madre o persona que ejerza la tutela legal de las medidas y actuaciones programadas en el Plan Individualizado de Prevención y Protección (Paso 7) o, en su caso, en el Plan de Seguimiento (Paso 8).

 

4.10.  Seguimiento del caso por parte del Servicio de Inspección Educativa.

El inspector o inspectora de referencia realizará un seguimiento de las medidas y actuaciones definidas y aplicadas, así como de la situación escolar del alumnado implicado.

 

4.11.  Cierre del Protocolo.

La persona titular de la dirección del centro, con el asesoramiento del Equipo de Acompañamiento y de la Comisión Provincial de Asesoramiento y Coordinación, establecerá el momento en que se dejará de aplicar las medidas adoptadas y se pueda dar por finalizado el Protocolo. El cierre del Protocolo se recogerá por escrito y se informará del mismo al Servicio de Inspección Educativa, al profesorado y a la familia.

 

5.6.7.   PROGRAMACIÓN DE LAS NECESIDADES DE FORMACIÓN DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA EN ESTA MATERIA.

 

La educación no se limita a la adquisición de hábitos, técnicas instrumentales y conocimientos. El proceso educativo tiene como objetivo primordial contribuir a la formación integral de cada persona de manera que esta se desenvuelva de manera autónoma y crítica en la actual sociedad de la información.

Toda la comunidad de aprendizaje ha de tener en cuenta las mismas metas, expresadas en nuestras finalidades educativas.

  Facilitar la convivencia en el centro depende, en gran medida, en localizar aquellos factores que favorezcan o impidan el clima de diálogo, entendimiento, cooperación, responsabilidad y solidaridad que debe prevalecer en las relaciones humanas. Por ello, debemos dotar a nuestro centro de un sistema de referencias que normalicen las diversas situaciones y que posibiliten las relaciones armónicas entre los distintos sectores de la comunidad educativa y alcanzar unos objetivos de máximos con nuestro alumnado en materia de competencias de atracción, elección, igualdad y liderazgo compartido.

 

 Se hace necesaria, desde un enfoque preventivo, la formación permanente y continua de toda la comunidad educativa. Uno de los recursos fundamentales para garantizar el éxito del Plan de Convivencia es la formación adecuada de las personas que componen la comunidad educativa, para ello es necesario detectar las necesidades al respecto y elaborar y poner en marcha un plan de formación.

 

 Todos los miembros de la comisión de convivencia del centro han participado en actividades de formación sobre  la mejora de la convivencia, la resolución de conflictos y más en concreto el acoso escolar, bullyng y ciberbullyng.

No obstante, siempre habrá necesidades de formación en este terreno:. – Formación en el ámbito de las emociones y sentimientos.

– Formación en actividades de autocontrol de las emociones.

– Formación en Coeducación.

– Formación en habilidades sociales.

 – Otras prácticas educativas que mejoren la convivencia escolar

 

Para todo ello, seguimos buscando diferentes cursos, colaboradores, libros, documentos, videos, etc. que nos ayuden a seguir formándonos.

 

5.6.8.   ESTRATEGIAS Y PROCEDIMIENTOS  PARA REALIZAR LA  DIFUSIÓN, EL SEGUIMIENTO Y LA EVALUACIÓN DEL PLAN DE CONVIVENCIA.

 

Corresponde al Consejo Escolar la aprobación del plan de convivencia, que se realizará por mayoría absoluta de sus miembros. Una vez aprobado se incorporará al proyecto educativo del centro y se dará traslado del mismo a la correspondiente Delegación Provincial de la Consejería de Educación.

 

5.6.8.1.    Medidas e instrumentos de difusión

El Consejo Escolar establecerá el procedimiento para la difusión del plan de convivencia, garantizando que sea conocido por todos los miembros de la comunidad educativa.

Todos los sectores implicados en el centro tienen que conocer el Plan de Convivencia.

El Plan de Convivencia ha de ser una referencia importante para las familias. Ofrece un conocimiento sobre cómo se trabajan en el centro la convivencia y ofrece pautas para que se tengan en cuenta en la educación familiar, uniendo fuerzas en la misma línea.

  • El profesorado conocerá el Plan a través de:
  • El Consejo Escolar y la Comisión de Convivencia
  • El Claustro del Profesorado
  • Documentos en DRIVE colectivo del centro.
  • Página web: https://colegiosagradocorazonsevilla.com/
  • Las familias conocerán el Plan a través de:
    • Consejo Escolar y Comisión de Convivencia
    • Reunión de inicio de curso tutores-familia
    • Asociación de Madres y Padres de Alumnos-as. AMPA
    • Tutorías grupales e individuales
    • Asambleas generales.
    • Página web: https://colegiosagradocorazonsevilla.com/

 

  • El alumnado conocerá el Plan a través de:
    • Sus padres, madres o tutores legales
    • Su tutor o tutora
    • Cualquier maestro o maestra del centro
    • Asambleas de aula
    • Asambleas de delegados y delegadas.
    • Asambleas generales.
  • Los instrumentos de difusión:
    • Difusión del Plan a todos los maestros y maestras del centro en soporte informático.
    • Comunicación a todas las familias del Plan de Convivencia por escrito para animarles a leerlo en la página web del colegio, a través de la plataforma Alexia y de las redes sociales.
    • Facilitar una copia del Plan a la AMPA.
    • Información en todas las reuniones que se celebren en las que deberá haber un apartado para este tema: (reuniones generales, de ciclo, de tutoría)
    • Trabajo con el alumnado en las sesiones de tutoría en forma de charlas, asambleas, actividades escritas, …
    • Exposiciones en las aulas y en el centro de carteles, textos, dibujos,
    • Envío del plan a las comisiones de trabajo por el correo electrónico.
    • Página web

 

5.6.8.2. Seguimiento y evaluación

La Comisión de Convivencia, donde están representados todos los sectores de la comunidad educativa, será la encargada de coordinar y dinamizar el proceso de desarrollo del Plan de Convivencia.

Al final de cada curso escolar se elaborará una memoria que se incluirá en el Documento de Autoevaluación.

En dicha memoria que se contemplará en los factores claves todos aquellos objetivos y actuaciones encaminados al avance de nuestro Plan de Convivencia y las propuestas de mejora para el próximo curso. La Jefatura de Estudios, presente en la Comisión Mixta de Convivencia y en el grupo de mejora, coordinará ambos órganos para ofrecer una respuesta coherente a la Comisión Gestora y al Consejo Escolar, donde se aprueban las distintas propuestas.

 

  • Aspectos a evaluar:
    • Grado de implantación y nivel de consecución de los objetivos propuestos en cada curso.
    • Actuaciones realizadas y grado de participación de los distintos sectores de la comunidad educativa.
    • Formación y asesoramiento recibidos en esta materia por la comunidad educativa y recursos utilizados.
    • Valoración de los resultados, conclusiones y propuestas de continuidad y de mejora para cursos sucesivos.
    • Evaluación del proceso y de los resultados.
    • Documentación elaborada.
    • Propuestas de mejora para el próximo curso.

 

5.6.9.  PROCEDIMIENTO PARA LA RECOGIDA DE LAS INCIDENCIAS EN MATERIA DE CONVIVENCIA EN EL SISTEMA DE INFORMACIÓN EDUCAMOS Y EN SU DEFECTO, SÉNECA.

Según lo establecido en el Capítulo III del Título V del Decreto 328/2010, del 13 de julio, los centros educativos informarán a la Administración Educativa, a través del Sistema de Información Séneca, de las conductas contrarias y las gravemente perjudiciales para la convivencia, así como las medidas adoptadas por la Comisión de Convivencia y su posterior ratificación por parte del Consejo Escolar.

La persona que representa a la Jefatura de estudios será la responsable de registrar estas incidencias en el Sistema de Información Séneca con un plazo máximo de un mes (Artículo 12.2 de la Orden del 20 de junio del 2011).

Así mismo también deberán registrarse las faltas leves que se vayan cometiendo en nuestro sistema informático de comunicación con las familias llamado Alexia.

 

5.6.10    FUNCIONES DE DELEGADOS-AS DEL ALUMNADO  EN LA APLICACIÓN DEL MODELO DIALÓGICO DE CONVIVENCIA.

Los delegados y delegadas de las clases, en representación del alumnado de sus grupos, participan activamente en las Asambleas de clase.

El alumnado es el verdadero protagonista en el diseño y aplicación de este modelo ya que pretendemos que niñas-os aprendan muchas de las competencias que les van a ayudar a tener éxito como personas libres, solidarias y con criterios sociales de igualdad en el futuro.

 En el drive del centro encontraremos algunos diseños de las actividades ya mencionadas con las que el alumnado formará parte en la concienciación, reflexión, elaboración, seguimiento y evaluación de las normas. De esta forma se sienten partícipes e importantes ante la comunidad.

También encontraremos el modelo de acta en el que se recogen las conclusiones extraídas de casa asamblea tenida a nivel de aula, correctamente cumplimentada por el/la delegado/a

 

5.6.11.     FUNCIONES DE DELEGADOS-AS DE LOS PADRES Y MADRES EN LA APLICACIÓN DEL MODELO DIALÓGICO DE CONVIVENCIA.

La inclusión en la estructura de funcionamiento y participación de los padres y madres delegados de clase en el centro ha sido un avance que redunda en el beneficio común.

En las reuniones de elección de delegados-as de principios de cada curso se leen las funciones marcadas por la normativa por parte del tutor o tutora. Entre las distintas funciones de la delegada o delegado de las familias de la clase está la de servir de nexo comunicativo entre éstas y el tutor o la tutora en distintas situaciones del curso escolar. Con esta comunicación entre las familias y tutores-as con su Equipo Docente contribuimos a dar respuesta a la demanda de la comunidad reflejada en la encuesta de la convivencia del Colegio en cuya elaboración participaron decisivamente delegadas y delegados de las clases.

 

5.7. PLANES ESTRATÉGICOS DEL CENTRO

5.7.1. Plan Transformación Digital

El concepto de Transformación Digital Educativa (TDE) incluye el conjunto de actuaciones orientadas a la mejora y modernización de los procesos, los procedimientos, los hábitos y comportamientos de las organizaciones educativas y de las personas que, haciendo uso de las tecnologías digitales, desarrollen su capacidad de hacer frente a los retos de la sociedad actual.

De esta forma, la TDE supondrá una contribución en el aprendizaje competencial, en la consecución de los resultados de aprendizaje del alumnado y en el acceso a las tecnologías desde un principio de equidad, basándose en los Marcos de Referencia Europeos relativos a la competencia digital (DigCompOrg, DigCompEdu y DigComp).

 

Dentro del plan pretendemos una actualización continua de los procesos a través de la mejora de la CDD partiendo de los resultados obtenidos en el test CDD en Séneca. A partir del mismo se establece un itinerario formativo para que el profesorado vaya alcanzando nivel suficiente para poder implementar las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) las Tecnologías del Aprendizaje y Conocimiento (TAC) y las Tecnologías del Empoderamiento y la Participación (TEP).

 

Con esto, pretendemos que el alumnado se vaya capacitando como ciudadanos digitalmente competentes.

Para ello, nos basamos en la legislación de referencia:

  • Resolución 20/09/2022

Las funciones del Coordinador TDE del Centro serán las siguientes:

  1. a) Difundir las herramientas para la transformación digital implementadas en el sistema de información Séneca así como los Marcos de Referencia de la Competencia Digital.
  2. b) Asesorar al profesorado del centro en la realización del Test CDD.
  3. c) Ayudar al equipo directivo, junto con la persona responsable #CompDigEdu del centro, a realizar y analizar el diagnóstico de la competencia digital docente (CDD) y de la competencia digital del centro (CDC).
  4. d) Colaborar, junto con el equipo directivo, en la elaboración del PAD, estableciendo las líneas de actuación del mismo.
  5. e) Impulsar la participación del profesorado del centro en actividades de formación en competencia digital, especialmente en las modalidades de autoformación (Grupos de Trabajo y Formación en Centros).
  6. f) Orientar y colaborar en el registro y la actualización de los recursos tecnológicos en el inventario del centro.
  7. g) Fomentar el uso positivo de las Tecnologías de la Información y Comunicación.
  8. h) Difundir el uso de los Recursos Educativos Abiertos (REA) en el centro.
  9. i) Gestionar la inscripción, participación y certificación, mediante la valoración de su desempeño, del profesorado en el proceso de transformación educativa en el ámbito digital.

Así mismo, aparece la figura de responsable  #CompDigEdu cuyas funciones serán las siguientes:

  1. a) Elaborar el Plan de Actuación Digital del centro, con la colaboración del equipo directivo y de la persona que desempeña la coordinación TDE.
  2. b) Ayudar al equipo directivo, junto con la persona que desempeña la coordinación TDE del centro, a realizar y analizar el diagnóstico de la competencia digital docente (CDD) y de la competencia digital del centro (CDC).
  3. c) Participar en la organización de actividades formativas acordes con las líneas establecidas en el Plan de Actuación Digital, especialmente en las modalidades de autoformación (Grupos de Trabajo y Formación en Centros) así como difundir y promocionar la participación en las actividades formativas convocadas por la Consejería de Desarrollo Educativo y Formación Profesional y el Ministerio de Educación y Formación Profesional relacionadas con el desarrollo de la competencia digital del profesorado, tanto individual como colegiada .
  4. d) Colaborar con la red de ATD.
  5. e) Difundir y promocionar la participación en las actividades formativas convocadas por la Consejería de Desarrollo Educativo y Formación Profesional y el Ministerio de Educación y Formación Profesional relacionadas con el desarrollo de la competencia digital del profesorado, tanto individual como colegiada.
  6. f) Ofrecer al profesorado del centro herramientas y estrategias digitales útiles para el trabajo cooperativo que faciliten los procesos de enseñanza-aprendizaje y contribuyan a mejorar la competencia digital del alumnado.
  7. g) Promover herramientas que optimicen la seguridad digital con el objetivo de identificar y prevenir posibles riesgos y amenazas.

 

Respecto al alumnado, ir introduciéndoles en el uso del email corporativo y conociendo el entorno de Classroom tanto para la elaboración de tareas como para la realización y resolución de actividades.

 

5.7.2. Plan de Centros Docentes Bilingües

Horario del coordinador

De acuerdo con la Orden de 3 de septiembre de 2010, por la que se establece el horario de dedicación del profesorado responsable de la coordinación de los planes y programas estratégicos que desarrolla la Consejería competente en materia de educación, el coordinador dispondrá de una reducción horaria de tres horas.

Profesorado participante

  1. a) Coordinación docente
    – El profesorado

Al igual que en cualquier otro avance educativo, el profesorado es el verdadero agente y motor de cambio sin el que es imposible pasar de la teoría del papel a la realidad del aula.

Por este motivo, el profesorado debe sentirse a gusto y motivado para unirse a la modalidad bilingüe y poner en práctica las novedades que supone la metodología de contenidos integrados o la presencia de auxiliares de conversación en el aula.

Es importante la coordinación real y efectiva entre todo el equipo docente de la modalidad bilingüe. La principal misión del profesorado que lleva la coordinación de la modalidad bilingüe es velar por la correcta implantación de este proyecto a nivel metodológico, curricular y organizativo.

Este amplio cometido puede concretarse más específicamente en las siguientes tareas:

– De planificación

– De difusión del proyecto

– De coordinación: Se convocarán reuniones del equipo docente para coordinar aspectos previos como la elaboración del currículo integrado, aspectos metodológicos, etc.

Estas reuniones se planifican de forma genérica al final de cada trimestre y, se dará orden del día, recogiéndose de ellas un acta con los temas tratados, acuerdos adoptados y asuntos pendientes.

Listado de posibles acciones, actividades, ideas que se pueden desarrollar en un centro con modalidad bilingüe y que pueden ser desarrolladas, o al menos promovidas, desde la coordinación:

– Sesiones informativas a la comunidad educativa.

– Informar anualmente al claustro del centro escolar sobre el seguimiento de la modalidad bilingüe.

– Crear una hoja informativa o periódico con todas las actividades desarrolladas.

– Sesiones de seguimiento y evaluación del plan bilingüe.

– Etc

  – El coordinador/a

El Coordinador no sólo es la persona que se reúne con cada uno de los sectores y órganos de la comunidad escolar, es también el responsable de guiar cada actuación, fomentar las iniciativas, orientar el trabajo individual o en grupo, gestionar los recursos materiales y humanos y aconsejar la formación del profesorado participante o no en el proyecto.

Los objetivos de esta Coordinación, pues, serán los siguientes:

 Coordinar las actividades del profesorado y a los departamentos implicados.

 Coordinar la elaboración del proyecto bilingüe y del currículo integrado en el marco del Proyecto de Centro.

 Proponer las actividades formativas de perfeccionamiento lingüístico del profesorado.

 Coordinar las reuniones del equipo docente Bilingüe.

      – Plan de coordinación

El plan de Coordinación estará organizado en torno a las siguientes actuaciones: detección permanente de necesidades materiales, problemas en el desarrollo de las clases, necesidades de atención específica o de autoformación.

 Reunión con el profesorado de las áreas no lingüísticas para preparación de materiales, exposición de temas y resolución de problemas.

 Atención, al menos una vez al trimestre, al grupo bilingüe para recabar información o llevar a cabo actividades con el grupo.

 Reuniones con el Equipo Educativo de la Sección Bilingüe para la evaluación de alumnos, profesores y proyecto.

 

  1. b) Plan de Formación

La necesidad de que los alumnos y las alumnas adquieran a lo largo de su proceso de escolarización una mayor competencia lingüística en el uso de al menos dos lenguas extranjeras de la Unión Europea es un reto para el futuro inmediato de nuestro sistema educativo.

El profesorado de nuestro Centro, principalmente el de las áreas no lingüísticas, con diferentes niveles de competencia en lenguas extranjeras, necesitará una formación adecuada a las nuevas exigencias que requiere un proyecto de centro bilingüe. A tales efectos, proponemos las siguientes actuaciones:

– Práctica de destrezas de comunicación oral

– Reuniones de coordinación o puesta en común de materiales.

 

Alumnos a los que se dirige

La estructura del Plan es la siguiente:

PRIMARIA

De 1º EPO a 6º de EPO:

– Social Science

– Natural Science

– Physical Education

– Arts and Crafts

– Music

SECUNDARIA

1º ESO

– Biología y Geología

– Educación musical

– Educación Física

– Historia

– Educación Plástica, Visual y Audiovisual

2º ESO

– Tecnología

– Educación Física

– Educación musical

-Historia

3º ESO

– Geografía e Historia

– Biología y geología

-Tecnología

-Ed. Plástica y Visual

-Ed. Física

4º ESO

– Geografía e Historia

– Educación Física

– Tecnología

– Biología y Geología

 

Objetivos que se pretenden

Los objetivos generales que se pretenden conseguir con la implantación de la enseñanza bilingüe en nuestro centro son:

  • En lengua: mejora de la competencia lingüística y plurilingüe a través de la reflexión sobre el funcionamiento de las lenguas, es decir, se potenciarán las capacidades metalingüísticas. Se pretende que el alumnado actúe como hablante, autor, oyente y lector de varias lenguas.
  • En cultura: contacto con otras culturas y realidades para despertar su interés, curiosidad o motivación, y enriquecer a su vez su competencia pluricultural. De tal forma que el alumnado esté preparado para aceptar las diferencias, establecer relaciones constructivas con los demás y resolver de manera no violenta los conflictos.
  • En conocimiento: aumento de las capacidades generales de aprendizaje a través de la enseñanza y aprendizaje de idiomas. Se ha constatado que, generalmente, las personas bilingües presentan una flexibilidad cognitiva superior a las unilingües.

 

Acciones previstas

El gran componente pedagógico y organizativo de este Programa recomienda poner en marcha medidas que, por un lado, amplifiquen su potencial en lo que a la mejora de la calidad de la enseñanza se refiere, y que, por otro lado, minimice las dificultades organizativas y compensatorias que pudieran presentarse. Los profesores se dirigen al alumnado en inglés desde que entran en el centro, independientemente del asunto a tratar. El idioma que sirve como instrumento de comunicación en el colegio es el inglés.

Estas medidas se encuentran recogidas en las actas de reunión que se elaboran por parte del grupo bilingüe.

 

5.7.3. Plan de Igualdad

Introducción

Educar significa promover el desarrollo integral de las personas, por lo que resulta necesario favorecer ese valor entre el alumnado para superar las limitaciones impuestas por el género a través de un trabajo sistemático de la Comunidad Educativa. Para alcanzar una enseñanza realmente coeducativa hay que partir no sólo de la igualdad de los individuos, además es necesario introducir en el currículum escolar y en las relaciones en el aula un conjunto de saberes que han estado ausentes de ellos, así como una mayor valoración de las actitudes y capacidades devaluadas hasta ahora, que deben ser convertidas en conductas a proponer tanto para las niñas como para los niños.

La Constitución Española proclama en su artículo 14 el principio de igualdad ante la Ley y en el artículo 9.2. establece que los poderes públicos promoverán las condiciones para que la libertad y la igualdad sean reales y efectivas, removerán los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitarán la participación de la ciudadanía en la vida política, económica, cultural y social. A partir de aquí, se articularon las primeras políticas a favor de las mujeres, en la etapa de inicio de la democracia, y se ha inspirado la normativa que le ha ido dando desarrollo y concreción.

La Comunidad Autónoma de Andalucía asume en su Estatuto de Autonomía un fuerte compromiso con la igualdad de género, disponiendo en el artículo 10.2 que «la Comunidad Autónoma propiciará la efectiva igualdad del hombre y de la mujer andaluces…» y en su artículo 15 que «se garantiza la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en todos los ámbitos». Asimismo, reconoce y fortalece el importante papel que desempeña el sistema educativo en materia de igualdad, tal como se establece en su artículo 21.8, según el cual «Los planes educativos de Andalucía incorporarán los valores de la igualdad entre hombres y mujeres y la diversidad cultural en todos los ámbitos de la vida política y social».

El II Plan Estratégico de Igualdad de Género en Educación 2016-2021 es la base legal que sustenta esta programación, y contribuye a fomentar desde la doble mirada a favor de las mujeres y a favor de los hombres, planteamientos cooperativos de «yo gano, tú ganas», que configuran los pilares básicos de una sociedad igualitaria y justa.

Justificación

El profesorado, como formadores de la futura sociedad, debemos tener en cuenta que el principio básico para desarrollar una convivencia de calidad es la igualdad entre el alumnado, siendo esta una demanda social a la que desde la escuela debemos dar respuesta. Que mujeres y hombres sean iguales quiere decir que tengan las mismas oportunidades de realización personal y social, compartan las responsabilidades familiares, laborales y de poder. Esto exige tomar aquellas medidas que posibiliten que la igualdad formal se convierta en igualdad real.

La defensa de la igualdad de derechos entre mujeres y hombres parte del principio de que las mujeres, como ciudadanas, deben ser tan libres como los hombres a la hora de decidir y ejercer papeles sociales y políticos. Esta perspectiva que se ha denominado derecho a la igualdad se fundamenta en la firme convicción de que no es posible la libertad sin igualdad y ésta requiere la eliminación de las barreras de la discriminación y prejuicio entre hombres y mujeres.

Hay que hacer posible que la igualdad pueda alcanzarse a través de reformas en las estructuras democráticas que garanticen la educación en las mismas condiciones de oportunidad, de trato y de logro a ambos sexos y, en consecuencia, la libertad de elección.

Desde la familia y en la escuela se proporcionan modelos de conducta y se imponen comportamientos que los medios de comunicación y el grupo de iguales les refuerzan.

Por ello, el proceso de coeducación comienza en la familia y la escuela, siendo los primeros espacios de socialización desde los cuales se compensan los desajustes de origen diverso, como aquellos que provienen de prejuicios sexistas que pueden incidir en el desarrollo de los niños/as en sus primeros años.

Las relaciones de poder que definen el mundo sitúan a unas personas por encima de las otras; varones sobre mujeres, norte sobre sur, riqueza sobre pobreza… Son muchas las personas que, a lo largo y ancho del planeta, trabajan para conseguir un mundo más humano.

La violencia contra las mujeres ha pasado a considerarse como un problema social que requiere intervención pública. Además, en los últimos años está aumentando la violencia entre adolescentes, por lo que la prevención de la violencia a estas edades podemos considerar que es tardía, que la actuación debe realizarse antes. Vemos necesario realizar la prevención de violencia desde los primeros años del niño y la niña, y como es habitual, para llegar a la máxima población esto debe realizarse desde los centros educativos de primaria. Entendiendo que la prevención de la violencia contra las mujeres no puede ser una actuación aislada, debe ir unida a una prevención de la violencia en general.

No debemos olvidar que la igualdad no es la eliminación de las diferencias sino la ausencia de discriminación por la existencia de esas diferencias. Por todo ello pensamos que desde la escuela queremos educar para la Igualdad, la Paz, la Cooperación y la Solidaridad.

Durante nuestra vida, aprendemos a comportarnos como las demás personas. Repetimos conductas que aceptamos como válidas, por costumbre, porque así nos las enseñan desde la infancia, aunque algunas de ellas se basen en prejuicios y provoquen la indefensión de quienes se muestran diferentes. Si creamos oportunidades de igualdad, avanzaremos en una sociedad más igualitaria y erradicaremos la violencia.

Desarrollo del Plan de Igualdad

Son cuatro los principios que sustentan el Plan de Igualdad de Género y que tenemos que aplicar en los centros educativos: transversalidad, visibilidad, inclusión y paridad.

Transversalidad: El enfoque transversal conlleva la incorporación de la perspectiva de igualdad de género en todos los niveles y en todas las áreas temáticas. Supone, por tanto, una adecuación y mejora de la cultura institucional mediante la inclusión de la perspectiva de género en la elaboración, desarrollo y seguimiento de todas las actuaciones que afecten, directa o indirectamente, a la comunidad educativa. Reconoce la responsabilidad de dicha comunidad, la administración y los agentes sociales, como componente indispensable de la calidad, la equidad y el éxito del sistema educativo.

Visibilidad: Se incorporan medidas y actuaciones concretas que ponen el acento en la necesidad de visibilizar a las mujeres y su contribución al desarrollo de las sociedades, poniendo en valor el trabajo que, histórica y tradicionalmente, han realizado y su lucha por la igualdad. Analizando, cuando están presentes, qué modelos representan, qué valores transmiten y lo que ello repercute en el modelo social, siendo necesario reflexionar sobre su ausencia en algunos ámbitos y sobre la pervivencia de papeles sociales diferenciados y discriminatorios, detectando y denunciando las desigualdades y discriminaciones que aún se producen.

Hay que luchar contra la injusticia, la desigualdad y los privilegios en una sociedad democrática, ayudando a visibilizar que chicos y chicas aún reciben una socialización diferenciada en razón de su sexo que les impide su pleno desarrollo y limita sus capacidades. Es indispensable debatir sobre la necesidad de paliar las desigualdades, analizando el trato diferenciado que desde su nacimiento se ofrece a chicos y chicas y cómo repercute en generar pensamientos, actitudes y hábitos diferentes que van a condicionar su desarrollo personal a nivel social, educativo y profesional.

Inclusión: La máxima «Sí diferentes, pero no desiguales», resume el sentido del principio de inclusión. Sí a la diferencia, pues la diversidad enriquece las relaciones; mientras que la desigualdad y la discriminación, las empobrece y problematiza. Educar en igualdad de género requiere una intervención en cada una de las personas de la comunidad educativa para corregir los desajustes producidos por los desiguales papeles tradicionales asignados y su jerarquización.

Los cambios sociales de las últimas décadas han repercutido de forma muy importante en la eliminación de estereotipos que encasillan a las mujeres en un modelo determinado, cuando en realidad existen muchas formas de ser mujer. Estos cambios no siempre han ido acompañados de cambios en el «modelo tradicional de masculinidad», ya que también existen muchas formas de ser hombre. Esta desigual evolución ha tenido, en algunos casos, graves consecuencias para algunas mujeres. Conciliar intereses y crear relaciones de género más igualitarias, hacen de la inclusión uno de los principios fundamentales del Plan.

Paridad: La igualdad formal y la igualdad real entre mujeres y hombres integra el sentido de este principio. La paridad constituye un derecho y un principio fundamental, necesario para el logro de mayores cotas de justicia y libertad en el ejercicio de derechos equitativos. La paridad real exige, por una parte, la participación equilibrada de las mujeres y de los hombres en la toma de decisión pública y política y, por otra, en el ámbito familiar y en el privado, la corresponsabilidad de los hombres y de las mujeres en las tareas de crianza y cuidado, de acuerdo con un reparto y disfrute equitativos. La presencia paritaria de mujeres y hombres en diferentes ámbitos y categorías profesionales o en puestos de liderazgo y de toma de decisiones debe responder a criterios de capacidad y formación equiparables y gozar de similar consideración. Hay que diseñar un recorrido formativo común para alumnas y alumnos, dirigido a una construcción social con participación equitativa y justa de ambos sexos.

Objetivos generales. Líneas estratégicas y medidas de actuación

Se proponen cuatro grandes objetivos:

  1. a) Establecer condiciones para que los centros implementen Planes de Centro coeducativos a través de una organización escolar y un currículo sin sesgos de género.
  2. b) Realizar acciones de sensibilización, formación e implicación de la comunidad educativa en materia de igualdad de género, coeducación y prevención de la violencia de género.
  3. c) Promover actuaciones de sensibilización y prevención de la violencia de género para contribuir a su erradicación, asegurando una intervención adecuada ante posibles casos de violencia de género en el ámbito educativo.
  4. d) Fomentar la integración de la perspectiva de género en el funcionamiento de la Administración educativa, sus organismos adscritos y los centros docentes dependientes de ella.

Se fijan cuatro líneas estratégicas:

  1. a) Plan de Centro con perspectiva de género.
  2. b) Sensibilización, formación e implicación de la comunidad educativa.
  3. c) Contribuir a erradicar la violencia de género.
  4. d) Medidas estructurales del propio sistema educativo.

Vamos a desarrollar estos objetivos en, al menos, en los siguientes aspectos:

– En la utilización de un lenguaje no sexista e inclusivo en la documentación del centro, recursos y materiales didácticos, cartelería del centro, páginas web, comunicación con las familias, etc.

– En las programaciones didácticas y en las propuestas pedagógicas.

– En el Plan de Convivencia.

– En el Plan de Orientación y Acción Tutorial.

– En el Plan de Formación del Profesorado.

– En los criterios para establecer los agrupamientos del alumnado.

– En las actividades complementarias y extraescolares que se programen.

– En el Informe de autoevaluación del centro.

Tendremos una continua coordinación y colaboración con el Departamento de Orientación. En este último caso, con el objeto de asegurar una orientación académica y profesional que tenga en cuenta la perspectiva de género, así como una formación igualitaria en temas como la autonomía personal, la educación emocional, la educación afectivo-sexual o la resolución pacífica de conflictos.

Por otra parte, la colaboración con todos los Departamentos y Ciclos nos permitirá profundizar en el desarrollo de un currículum no sexista, así como la visibilización de las aportaciones de las mujeres en él.

Medidas a llevar a cabo en base a las competencias clave

  • Comunicación lingüística.

Se trabajará este apartado a través del uso adecuado del lenguaje, evitando discriminación por razón de sexo. Además, deberían desarrollarse actividades en las que los alumnos y alumnas utilicen el lenguaje para expresar sus propios sentimientos, así como actitudes de rechazo ante los diferentes tipos de discriminación.

  • Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología.

Trabajaremos en clase para favorecer el conocimiento del propio cuerpo, procurando conocer las diferencias entre chicos y chicas; diferencias que son necesarias conocer para poder eliminar estereotipos que discriminan a las mujeres en el ámbito científico y tecnológico.

  • Competencia digital.

Debemos enseñar a nuestros alumnos y alumnas a analizar los mensajes que nos proporcionan los medios de comunicación con respecto a los roles aplicados al hombre y a la mujer, favoreciendo el juicio crítico ante ellos.

  • Competencias sociales y cívicas.

Con el presente plan incluido en la programación del centro, procuramos fomentar valores y actitudes necesarios para que nuestros alumnos y nuestras alumnas puedan vivir en sociedad, eliminando todo tipo de violencia y de discriminación en el entorno más próximo. Pretendemos que adquieran el valor de la igualdad, pero no que lo entiendan como un hecho aislado que trabajaron un día en la escuela, sino como una actitud deseable y necesaria por y para la sociedad. Esto se conseguirá a través de la realización de actividades lúdicas y cercanas a ellos.

  • Aprender a aprender.

Contribuiremos al desarrollo de esta competencia ya que incluimos en este plan actividades en las que los niños y niñas tendrán que recopilar información para poder trabajar en clase. Ellos analizarán individualmente las distintas situaciones y después se expondrán en clase, para ser analizadas de forma grupal. Potenciaremos el trabajo cooperativo para realizar murales y puestas en común en clase, pero no podemos olvidar el desarrollo individual del alumnado.

  • Sentido de iniciativa y espíritu emprendedor.

Las actividades estarán orientadas a que nuestros alumnos y alumnas sean autónomos y autónomas tanto en casa como en la escuela y se sientan seguros para expresar sus ideas y propuestas de trabajo. Esto formará las bases para que lo sean en el día a día.

  • Conciencia y expresiones culturales.

Se trabajará en el conocimiento de la historia, literatura, arte, tradiciones, etc… desde un punto de vista crítico, analizando los estereotipos y visibilizando a las mujeres que participaron en todos estos ámbitos y que hasta hace poco no aparecían por ejemplo en los libros de texto.

 

Metodología

La metodología será totalmente coeducativa, se ha insistido en la necesidad de integrar plenamente una línea de trabajo basada en los presupuestos de la coeducación en las situaciones habituales de aula y en las diversas actividades educativas, no estaría justificada nuestra actuación con sólo celebrar los días claves relacionados con la igualdad.

Vamos a trabajar este valor procurando el desarrollo de las competencias clave que pretendemos conseguir con el alumnado de este centro. En este sentido, la coeducación participa y asume como propios los rasgos esenciales metodológicos que se definen para la educación: carácter interactivo de los aprendizajes, desarrollo de estrategias de investigación educativa, globalización, importancia de crear ambientes ricos para la comunicación y la relación, papel activo del alumnado, etc. En la actividad coeducativa se tratará de partir de situaciones compartidas, es decir, se trata de partir de situaciones vividas conjuntamente, de problemas reales, de situaciones cotidianas que permiten realizar un análisis con referentes comunes.

Participación en la elaboración y discusión de normas y valores: en la construcción de un clima de aula auténticamente coeducativo, la participación activa de niños y niñas juega un papel decisivo. La elaboración conjunta de normas en el aula aporta en entrenamiento social muy interesante, así los alumnos pueden dar respuestas a sus propios problemas y en la medida de sus posibilidades.

Se procurará que niños y niñas compartan juegos, evitando la formación de grupos cerrados y que la participación de una persona sea por razón de su sexo. Los agrupamientos espontáneos donde se den casos de segregación se pueden tomar como referentes para hacer un análisis más detallado de los mismos, insistiendo en la necesidad de facilitar la integración de niños y niñas en los mismos.

La labor de tutoría debe estar coordinada entre todo el profesorado para intercambiar impresiones, sugerencias y propuestas, hay que impulsar y motivar a los alumnos y alumnas, mantener un clima de armonía y buenas relaciones, orientar, instruir, facilitar la toma de decisiones y establecer criterios definidos de comportamientos y pautas de trabajo. Tampoco podemos olvidar que la coordinación con las familias es primordial para que éstas participen en nuestra tarea educativa.

Evaluación

Para conseguir los mejores resultados, se va a llevar a cabo una evaluación continua que nos permitirá comprobar si los objetivos planteados están siendo los adecuados y si las actividades propuestas son las correctas para lograr los objetivos propuestos y así poder realizar las modificaciones oportunas.

Se valorará el grado de implicación de cada uno de los miembros que componen nuestra

Comunidad Educativa, así como la coordinación entre ellos y el grado de aceptación de las distintas propuestas.

Esta evaluación continua se complementará con una evaluación final donde se valoren los resultados obtenidos, las posibles mejoras, errores cometidos, necesidades y grado de satisfacción con la experiencia.

Para todo ello, se emplearán, entre otros, los siguientes métodos de evaluación:

INDICADORES DE ÉXITO

Indicadores de éxito de la tarea. La tarea tendrá éxito a efectos de evaluación, del alumnado, del profesorado y de la propia tarea si:

– La participación e implicación del alumnado y el profesorado implicado ha sido buena.

– Si la dinámica de los grupos ha sido verdaderamente fluida y cooperativa.

– Si las controversias conceptuales y la reflexión colectiva e individual en torno al tema han aportado valores de equidad y justicia social.

– Si se ha utilizado un lenguaje integrador con ambos sexos y libre de prejuicios.

– Si el ambiente ha favorecido la expresión sana y libre de los sentimientos.

5.7.4. PLAN DE LECTURA

  1. JUSTIFICACIÓN

La Lectura es un factor esencial del enriquecimiento intelectual y constituye una actividad clave en la educación por ser uno de los principales instrumentos de aprendizaje cuyo dominio abre las puertas a nuevos conocimientos. Las exigencias del mundo actual en el que la información inunda, de forma continuada, todos los ámbitos de nuestra vida, exige una formación y procesamiento de la información para el que debemos preparar a nuestros alumnos y esta exigencia obliga a una programación de actividades que dé respuesta a esta necesidad.

 

Otro aspecto a considerar es como la lectura, vista desde sus dominios de aplicación, hace que diferenciemos distintos objetivos respecto a su aplicación. Así, nos encontramos que leemos para aprender pero también leemos para obtener información o simplemente como medio de disfrute y ocio. Estos objetivos obligan a la escuela a un proceso de adaptación metodológica y a un programa que cumpla con las exigencias de los objetivos que la lectura tiene.

 

Existe una idea generalizada de que los ámbitos de trabajo de la lectura se incluyen, de forma exclusiva, en los dominios del área de Lengua Castellana y Literatura; pero los objetivos para los que sirve este conocimiento hacen que todas las áreas se vean afectadas por él y por lo tanto, se deberán tener en cuenta el desarrollo de distintas estrategias que faciliten la consecución de los objetivos de la lectura y la aplicación estratégica a todos los ámbitos del conocimiento representado por las distintas áreas.

 

Por último, se hace evidente las dificultades de aprendizaje derivadas de problemas implicados en la lectura como: escasez de vocabulario, dificultad para entender la idea global de texto o construir inferencias a través de lo que se va leyendo o bien, escaso hábito de lectura. Por todo ello el centro se plantea un programa que dé respuesta a cualquier necesidad derivada de la lectura desde todos sus ámbitos de aplicación.

Nuestra finalidad, por tanto, es promover en nuestros alumnos/as el gusto por la lectura; impulsar la promoción y práctica de la comprensión lectora y la mejora de la expresión oral; adquirir las competencias básicas correspondientes en cada una de las áreas del currículo.

 

  1. OBJETIVOS GENERALES DEL PLAN

Favorecer el aprendizaje de la lectura teniendo en cuenta sus finalidades como son la de obtener información, para aprender, para comunicarse y como ocio y disfrute.

 

Diseñar las estrategias de lectura que facilitan el acceso y organización de la información dentro de las distintas áreas de conocimiento favoreciendo con ello la mejora en la adquisición de los aprendizajes.

 

Estimular la expresión oral como recurso facilitador de los procesos de comunicación, vehículo de expresión emociones y pensamientos, así como medio para autorregular la conducta.

 

  1. OBJETIVOS ESPECÍFICOS

Fomentar el uso de la biblioteca y el acceso a todo tipo libro así como todo conocimiento relacionado con el uso de la misma.

 

Desarrollar y consolidar el hábito lector.

 

Programar actividades de animación a la lectura teniendo en cuenta la edad y temas motivadores en función de su mundo experiencial.

 

Diseñar actividades relacionadas con la aplicación de las estrategias de comprensión en las distintas áreas de conocimiento.

 

  1. ORGANIZACIÓN Y DESARROLLO DEL PLAN

Desde la Jefatura de Estudios se determinan las líneas de actuación y decisiones respecto al conjunto de actividades que el Centro realizará, para dar respuesta al Plan de Lectura y desarrollo de la compresión lectora.

 

Se van a destinar 30 minutos diarios por grupo-clase para trabajar la lectura comprensiva. Al trabajar el Plan desde áreas muy diferentes, para lo cual se ha hecho un planning semanal concreto, el trabajo será variado dependiendo de las características de la materia en concreto.

 

Los profesores seleccionarán el conjunto de estrategias que mejor se ajusten a las necesidades y posibilidades de su alumnado.

 

Se propondrán libros que van a ser leídos a lo largo del curso, así como la programación del resto de lecturas.

 

Se diseñará todo aquel material vinculado a las actividades de lectura como las fichas de lectura, el registro anecdotario de los libros que se van leyendo, los instrumentos para la evaluación de la comprensión lectora, etc.

 

Se definirán las actividades que se van a realizar tanto para la enseñanza de las estrategias como las propuestas para el seguimiento de las lecturas.

 

Realizarán el ajuste de las programaciones en las áreas para incluir en ellas todo lo relacionado con el aprendizaje de estrategias para mejorar la comprensión lectora, la composición escrita y la mejora de la expresión oral.

 

  1. ESTRATEGIAS DE COMPRENSIÓN LECTORA

Antes de la lectura:

Propósitos de la lectura: (Determinar los objetivos de la lectura) ¿Para qué voy a leer? ¿Qué tengo que leer?

-Para aprender.

-Para practicar la lectura en voz alta.

-Para obtener una información.

-Para seguir instrucciones.

– Para revisar un escrito.

– Por placer.

-Para evaluar lo que he comprendido.

 

Activamos el conocimiento previo: ¿Qué sé del texto?

Formulamos hipótesis y hacemos predicciones sobre el texto: ¿De qué se trata? ¿Qué tipo de estructura tiene?

 

Durante la lectura: Estrategias de supervisión y de selección de la información. El alumno supervisará qué dificultades ve encontrando durante su comprensión y selecciona la información relevante para sus objetivos. Actividades:

  • Formular hipótesis y predecir información sobre el texto.
  • Formular preguntas sobre lo leído.
  • Releer partes del texto
  • Consultar el diccionario
  • Pensar en voz alta para asegurar la comprensión
  • Crear imágenes mentales para visualizar descripciones imprecisas.
  • Subrayar
  • Identificar marcadores gráficos (cambios de letras, comillas….)

 

Después de la lectura: Estrategias de organización y de evaluación. El alumno evalúa lo que ha sido capaz de comprender a través de lo leído. Comprobamos el nivel de comprensión realizando actividades de:

  • Resúmenes
  • Formular y responder preguntas
  • Utilizar organizadores gráficos.
  • Esquemas
  • Mapas conceptuales
  • Autoevaluación

 

6.ESTRATEGIAS DE COMPRENSIÓN LECTORA EN LAS DISTINTAS ÁREAS DEL CURRÍCULUM.

 

EDUCACIÓN INFANTIL

ANTES DE LA LECTURA.

  • Observar la portada del cuento y hablar sobre lo que ven.
  • Después de la observación, realizar preguntas, ¿de qué tratará el cuento?, ¿alguien lo ha leído?, ¿cuál será su título?….
  • A continuación, leer entre todos el título, y realizar preguntas del tipo: ¿de qué será el cuento?, protagonistas…… DURANTE LA LECTURA.
  • Mostrar las ilustraciones e ir anticipando lo que ocurrirá.

DESPUÉS DE LA LECTURA.

  • Pedir a algún niño que nos cuento el cuento que ha escuchado. E ir completándolo con ayuda del resto.
  • Entre todos recordar y organizar las ideas más importantes.
  • Dramatizarlo.
  • Volver a contarlo.
  • Reescribir el cuento.
  • Contarlo tantas veces como lo pidan los alumnos.

 

OTRAS ESTRATEGIAS.

  • Familias de palabras. En una lista de palabras, metemos una intrusa que nada tiene que ver con las demás, habrá que descartarla.
  • Entregar una palabra escrita en un papel a un alumno, tendrá que explicar el significado al resto, sin nombrar esa palabra.
  • Comprender órdenes verbales y escritas.
  • Comprender frases absurdas.
  • Acabar un cuento con una frase.

 

EDUCACIÓN PRIMARIA Y SECUNDARIA

Área de lengua

 Lectura de textos y cuentos:

– Lectura del título

– Hacer preguntas sobre el título: qué sugiere, de qué tratará

– Qué sugiere la ilustración

– Lectura del texto en voz alta

 – Lectura en voz baja

– Lectura entre todos los alumnos

– Durante la lectura hacer preguntas, establecer hipótesis

– Buscar las palabras que están destacadas

– Confeccionar dibujos de los personajes

– Describir a los personajes

– Hacer resumen

 – Cambiar algún personaje

– Cambiar el final

– Dramatizar alguna escena

 

Lectura de los enunciados de las actividades:

– Lectura global entre todos del enunciado

– Lectura individual

– Relectura

– Establecer analogías- comparaciones

– Encuestas a los alumnos

– Buscar la acción o las acciones del enunciado.

 – Hacer preguntas a la acción del enunciado.

– Lectura simultánea, es decir, lectura de un enunciado y después leerlo en otros términos muy similares pero más comprensibles para el alumno.

– Resumen de lo que nos están preguntando.

 

Área de matemáticas/Tecnología/Digitalización

Lectura de los enunciados de las actividades. Se seguirán las mismas estrategias que en el área de lengua.

 

Los problemas.

– Lectura del problema en voz alta

– Lectura del problema de forma individual

– Extracción de los datos del problema

– Dibujo o esquema gráfica del problema

– Relectura de la pregunta que hace el problema

– ¿Cuál es la acción de la pregunta?

– Pasos a realizar, es decir, operaciones que hay hacer para obtener el resultado.

– Escritura de la solución

– Comprobación del resultado. ¿El resultado que he obtenido es adecuado teniendo en cuenta la pregunta que me ha realizado el problema.

 

Área de conocimiento del medio/ Ciencias y Sociales

– Lectura del título del tema

Obtener las ideas previas.

– Lectura global entre todos (sacar la idea general)

 – Lectura más lenta

– Ver los marcadores gráficos.

 – Palabras que no se entienden, buscarlas en el diccionario

– Identificar la estructura del texto.

 – Relectura del texto

– Establecer comparaciones con otras que se hayan visto.

– Trabajo de síntesis: resumen, esquema, mapa conceptual…

– Esquemas con huecos para que los alumnos rellenen.

 – Explicar el vocabulario del tema mediante: posters, fotografías, libros, dibujos, película, juego de ordenador,…

– Partir de los conceptos que el niño conoce para construir a partir de ellos.

– Introducir las palabras clave siguiendo este orden: sonido – grafía – lectura – escritura.

– Relacionar el tema de Science con otros temas previamente estudiados en inglés para que asocien, refresquen y enriquezcan su vocabulario.

 

Área de inglés

– Realizar preguntas de comprensión lectora: dónde, cuándo, quién, qué, por qué, cómo (tanto por parte del profesor como de los alumnos entre sí).

– Buscar en el texto palabras clave o relacionadas con un tema, sinónimos, antónimos, adjetivos…

– Buscar palabras difíciles y buscarlas en el diccionario

– Comentar título o fotografía antes de empezar a trabajar con un texto

– Explicar, jugar y trabajar con el vocabulario importante y nuevo antes de su lectura (ejercicios y actividades de pre-lectura)

– Llegar el texto motivados y sabiendo parte de la historia para poder predecir los hechos

– Representar con mímica, juegos de deletreo o definiciones las palabras clave y estructuras del texto

– Realizar un role – play.

 

Área de educación física

– Lectura de las normas de los juegos

– Dibujo o esquema gráfico del juego

– Lectura de las normas del deporte que trabajan

– Lectura individual y en grupo de las normas

– Relectura

– Redacciones

– Encuestas

 

Área de música

– Lectura de las notas musicales

– Lectura de las canciones a aprender

– Lectura de los músicos de forma individual

– Hacerse preguntas sobre lo que han leído

– Resúmenes

 

Área de religión/Valores Éticos

– Lectura en voz alta

– Relectura

– Se hacen preguntas sobre las acciones de la lectura

– Resúmenes

– Esquemas

 

  1. METODOLOGÍA.

Se seguirá el principio progresivo de la dificultad, complejidad y diversidad. Comenzaremos la instrucción con materiales muy estructurados, para pasar a utilizar materiales menos estructurados pero a la vez más naturales y menos contextualizados. Respecto a las estrategias de enseñanza deberán incidir principalmente en los esquemas de conocimiento de los alumnos así como en las estrategias metacognitivas necesarias para conseguir las destrezas objeto de conocimiento de la enseñanza.

En el proceso de instrucción seguiremos las siguientes fases:

– Fase de explicación. El objetivo es el describir a los alumnos cada una de las tareas, su utilidad y finalidad.

– Fase de modelar. En esta fase se pretende modelar cada actividad en los alumnos. Primero, a través de la ejecución del profesor para que, de manera progresiva, el alumno vaya adquiriendo una mayor responsabilidad.

– Fase de práctica supervisada. Se trata de regular la aplicación en cada una de las tareas orientando a los alumnos en su realización, señalando las cuestiones errores que este cometa, induciéndole a reflexionar y justificar sus decisiones, así como reforzar sus logros.

5.7.5. Programa de Concursos

El centro quiere promover este curso la presentación oficial de nuestro alumnado a concursos dirigidos a estudiantes tanto de Primaria como de Secundaria. Para ello contamos con la colaboración del profesorado que preparará a estos según las características del concurso.

5.7.6. Educación inclusiva

La educación inclusiva es una necesidad, en una sociedad diversa, en una sociedad cambiante y globalizada como es nuestra sociedad, dar respuesta a todo el alumnado dentro del aula no sólo es posible, sino también necesario y urgente.  Tenemos en nuestras aulas niños y niñas con intereses diferentes, con motivaciones diferentes, con distintas capacidades, con distintas inquietudes y estilos de aprendizaje.

Debemos partir de la diferencia entre Integración e Inclusión. La inclusión supone:

  • Acoger la diferencia y no aceptar la diferencia.
  • Habla de barreras a la participación, al progreso y al aprendizaje. En la integración, sin embargo, habla de necesidades educativas.
  • Se fija en las capacidades de todo el alumnado para desarrollarlas en el aula. La integración se centra en el déficit.
  • En la inclusión el alumno está presente en el aula, participando y progresando con todos sus compañeros. En la integración el alumno sale del aula y, cuando está en ella, hace otra tarea.
  • En la inclusión los apoyos se realizan dentro del aula con dos profesores.

Con intención de concienciar a todos los alumnos del centro, se van a organizar actividades donde los estudiantes van a poder experimentar aspectos como la falta de audición, de vista o de movilidad. Unos participarán asumiendo esas dificultades y otros participarán ayudando a los alumnos afectados.

Estas actividades se realizarán una vez al mes en las etapas de Infantil y Primaria y los roles irán rotando entre los alumnos.

 

5.8. TRÁNSITO ENTRE ETAPAS

Tránsito de Infantil a Primaria

Tan importante como facilitar la adaptación del niño y de la niña a la escuela es proporcionarles una serie de experiencias que lo ayuden a realizar con éxito el tránsito de la Educación Infantil a la Educación Primaria.

Los programas a desarrollar para este fin tendrán los siguientes objetivos:

 

  1. Facilitar la adaptación al contexto escolar del alumnado de nuevo ingreso en la etapa de Educación Infantil, así como de aquel otro alumnado que se incorpore a la Educación Primaria sin haber estado previamente escolarizado. 
  2. Orientar a las familias sobre aquellos aspectos que faciliten la adaptación del alumnado a la nueva etapa educativa. 
  3. Las actuaciones concretas empezarán a realizarse a partir del 2º trimestre.

 

El Programa de Acogida del segundo ciclo de Educación Infantil incluirá actividades y medidas organizativas y horarias que repercutan en una adaptación gradual y satisfactoria del alumnado al nuevo contexto escolar.  

 

          Corresponde al equipo de maestros/as de Educación Infantil, bajo la coordinación de la Jefatura de Estudios y con el asesoramiento del orientador/a de referencia, la programación y desarrollo de las actividades contempladas en este programa. Cuando las actividades de acogida se desarrollen con alumnado que se incorpora a la Educación Primaria sin haber estado escolarizado previamente, corresponde al equipo de maestros/as del primer ciclo de Educación Primaria planificar y desarrollar dicho programa. 

 

El programa de acogida se completará con las siguientes acciones: 

 

– Reunión con familias en el mes de septiembre previo a la entrada del alumnado. En esta reunión se facilitará información básica del centro, así como recomendaciones para facilitar la entrada del alumnado. 

 

– Estudio individual del alumnado que, por presentar determinadas características (necesidades educativas especiales, incorporación con una lengua materna diferente al castellano, etc.) así lo requiera. 

 

– Concluido dicho periodo, el grupo completo de Infantil de 3 años asistirá ya al colegio en el horario establecido con carácter general para todo el centro, a menos que normativamente se establezca otro horario para estos alumnos. Durante este tiempo, y con carácter flexible según las necesidades que presente este alumnado (con un periodo máximo de 15 días), se acordarán medidas para facilitar su adaptación al centro y a los nuevos hábitos que les supone el inicio de la escolarización, teniendo en cuenta su corta edad y su escasa autonomía.

 

 El tránsito entre educación infantil y educación primaria se facilitará con las siguientes acciones: 



  1. Informes individualizados del alumnado, especificando los niveles de competencia curricular alcanzados, especialmente en lo referente a lectoescritura. 



  1. Informe de tutoría, detallando los problemas más importantes de la misma, resultados académicos, problemas de convivencia, cohesión del grupo… así como recomendaciones sobre la conveniencia de permanencia en el grupo de los alumnos y alumnas. 

 

En nuestro proyecto se han diseñado las unidades del tercer trimestre para que los niños y las niñas de cinco años tomen conciencia de los aprendizajes que han efectuado a lo largo del año lectivo, para que adquieran confianza en sus propias posibilidades y las proyecten hacia la nueva etapa que inician el curso siguiente: la Educación Primaria. 

 

Así, en los últimos días del curso, se hace hincapié en lo positivo del cambio y se trata de prevenir la tensión que les pueda producir, ayudándolos a familiarizarse con los adultos, los niños y las niñas, los ambientes, los materiales y los libros que utilizarán en primero. 

 

Para facilitar el tránsito de la Educación Infantil a la Educación Primaria se han diseñado variadas actividades, como, por ejemplo, visitar los espacios que ocupan las futuras aulas. También, en las diferentes celebraciones (día de Andalucía, fiesta final de curso, carnavales, Navidad  etc.) comparten actividades con los alumnos de primer ciclo de EPO.

 

Tránsito de Primaria a Secundaria

El paso de la etapa de la educación primaria a la educación secundaria suele ser fuente de ansiedad y de preocupación, tanto para el alumnado como para sus familias, e incluso para el profesorado, lo que ha originado en los últimos años programas de transición que los Departamentos de Orientación, apoyados por la Administración Educativa, intentan llevar a cabo para facilitar la continuidad del proceso educativo y la coordinación entre los centros.

Se necesitan actividades conjuntas que permitan al alumnado de Primaria conocer las instalaciones, el profesorado, las materias y el estilo de enseñanza. Esto no sería completo si no se realizaran reuniones de coordinación entre el profesorado de ambas etapas, principalmente en las áreas instrumentales para acordar unos contenidos y objetivos mínimos que permitan a los alumnos de primero de la ESO enfrentarse a las materias con garantías de éxito.     

Este programa viene a paliar los efectos indeseables del tránsito mediante actividades de información y de conocimiento que permitan a los alumnos que ingresan en  primero de la Enseñanza Secundaria Obligatoria hacerlo con confianza, seguridad y alegría.

 Objetivos

 Objetivos de las actividades de tránsito:

  • Garantizar una adecuada transición y continuidad del alumnado entre las dos  etapas 
  • Establecer mecanismos de coordinación entre las programaciones de 6º y 1º en las áreas instrumentales de Lengua, Matemáticas e Idioma.
  • Informar y asesorar al alumnado y a sus familias de las características de la ESO, así como de las materias optativas y programas de refuerzo y apoyo para que  puedan elegir con acierto.

 

Actividades

  • Actualizar y coordinar el  Programa de Tránsito (Informes de Tránsito)
  • Conocer los informes psicopedagógicos y/o dictámenes de escolarización y las adaptaciones curriculares, así como a los alumnos correspondientes. En alguna de estas reuniones es conveniente que participen las maestras de Pedagogía Terapéutica.
  • Apoyar a los Tutores de sexto curso en: la elaboración del consejo orientador, la decisión de promoción o repetición de curso, la elección de las materias optativas,  programa bilingüe, refuerzos y apoyos.
  • Informar al alumnado sobre las características de la Educación Secundaria Obligatoria.

 

Jornada de acogida el primer día del nuevo curso

Se inicia en cada clase con su tutor correspondiente durante las primeras horas de la jornada. Ahí se realizarán:

  1. a) Dinámicas de presentación y conocimiento grupal
  2. b) Entrega de los horarios y explicación de los mismos (desdobles de grupos, optativas…).
  3. c) Presentación de profesores.
  4. d) Normas de clase.

Evaluación del Proceso de Tránsito de Etapa

El primer trimestre del curso siguiente servirá para evaluar si el programa de tránsito es efectivo. Los resultados académicos y la evolución personal del alumno serán indicativo de si ese tránsito se ha realizado de la manera adecuada.

 

5.9. PLAN DE FORMACIÓN DEL PROFESORADO

La formación del profesorado del centro tendrá como objetivos generales los siguientes:

 

  1. Perfeccionar la práctica educativa, de forma que incida en la mejora de los rendimientos del alumnado y en el desarrollo personal y social del alumnado, a través de la atención a sus peculiaridades y a su diversidad.
  2. Promover la conciencia profesional docente y el desarrollo autónomo del profesorado, teniendo en cuenta sus diferentes niveles de experiencia.
  3. Producir mayor conocimiento educativo favoreciendo y valorando la diversidad, la innovación y la experimentación rigurosa.
  4. Construir una comunidad de aprendizaje y educación.

 

El Plan de Formación del profesorado estará centrado en los problemas detectados en el Centro y en las posibilidades de su solución, por lo tanto, contemplará preferentemente la formación de grupos docentes más que la de individuos.

Ya que constituye un proceso de reflexión sobre la práctica, se ha de proporcionar tiempo, espacios y condiciones que permitan al profesorado evaluar su experiencia y su práctica diaria y deducir de ello los cambios necesarios en su programación.  

Será el profesorado quien decidirá sobre las propuestas de actividades de formación, partiendo de la determinación de las necesidades y demandas formativas de acuerdo con las finalidades educativas del Centro y su P.C. de etapa/ciclo.

Se fijarán los objetivos concretos en función de las necesidades y de las demandas de los grupos de profesores, en relación con los problemas detectados en el análisis del contexto y las tareas que han de realizar.

Una vez fijados los objetivos, se especificarán las actividades de formación previstas para cada grupo o equipo de profesores así como su delimitación temporal. 

Las necesidades que se detecten y su correspondiente sistema de actividades de formación encaminadas a dar las oportunas respuestas, serán recogidas en el Plan Anual de Centro al inicio de cada curso escolar. 

Así mismo, al terminar cada curso en la Memoria Final, se recogerán las reflexiones y el nivel de perfeccionamiento y nuevos conocimientos alcanzados, así como su repercusión en la práctica profesional diaria en la solución de problemas.

Las actividades de formación que se programen en el centro, en cualquiera de las modalidades arriba mencionadas, podrán versar sobre algunos de los siguientes temas:

  • Metodologías relacionadas con elementos de las competencias Clave:
  • Resolución de problemas matemáticos.
  • Animación lectora: expresión y comprensión.
  • Expresión escrita
  • Geometría y problemas geométricos.
  • Habilidades lingüísticas y comunicativas.
  • Formación en seguridad y prevención de riesgos profesionales.
  • Gestión de aspectos académicos y administrativos.
  • Acción tutorial.
  • Formación en aspectos relacionados con los planes y proyectos educativos en los que participa el centro:
    • deporte en la escuela.
    • plan de lectura y biblioteca.
    • uso de las TIC.

 

ÁMBITOS DE MEJORA

La integración de las tics en las prácticas docentes

Actuaciones a realizar en el Centro

  1. Formación inicial y básica en el uso y funcionamiento de Alexia y de los recursos tecnológicos del centro para todo aquel profesorado de nueva incorporación o que se considere con escasos conocimientos de los mismos.
  2. Formación básica en el uso y manejo de aplicaciones de habituales o necesarias en la práctica educativa.
  3. Formación básica en el uso de la pizarra digital.
  4. Formación básica en el uso de la plataforma educativa Moodle dado que es una herramienta ya consolidada en el centro para Secundaria.
  5. Formación básica en el uso de Internet dentro del contexto educativo: búsqueda de recursos didácticos, consulta de información, acceso a portales temáticos, y en general, posibilidades de trabajo con Internet.
  6. Formación básica en el uso de recursos web que incluya herramientas como creación de blogs, publicación de contenidos en la web en distintos formatos, utilidades on-line (de conversión, de edición, etc.)
  7. Uso preferente de la plataforma Moodle o Classroom cuando se requiera docencia no presencial.

El clima de convivencia en el centro

  1. Formación del profesorado en la gestión pacífica de los conflictos mediante el trabajo participativo y democrático de normas de convivencia asentadas en valores educativos.
  2. Formación para el diseño y desarrollo del taller y servicio de mediación escolar.
  3. Formación del profesorado para conformar un currículum sensible con las diferencias.

La atención a la diversidad y su tratamiento en el ámbito de la planificación docente
Formación del profesorado para conformar un currículum sensible con las diferencias.

Ello exige formación para el desarrollo de estrategias de mejora planteadas en tres espacios:

  1. a) en la planificación,
  2. b) en la intervención metodológica y
  3. c) en la evaluación.

Competencia lingüística: lectura y escritura, comunicación en lenguas extranjeras y potenciación del bilingüismo

Los objetivos que se enmarcan en este ámbito de mejora son:

Desarrollo de la comunicación oral, la lectura y la escritura a través de las diferentes áreas curriculares.

  1. a) El uso de la biblioteca escolar como lugar de investigación, que permita a los alumnos utilizar y contrastar diversas fuentes de información para construir su conocimiento.
  2. b) Mejora de la competencia lingüística del profesorado en una lengua extranjera.
  3. c) El perfeccionamiento y actualización en los métodos de aprendizaje de las lenguas extranjeras que posee el profesorado especialista, de cara a la implantación temprana y gradual de las mismas en los currículos.

Autoprotección, salud y prevención de riesgos laborales

En este ámbito consideramos que un buen método para la formación sería la utilización de claustros monográficos en los que, con la colaboración de personal especialista, tratar temas como:

  • Primeros auxilios.
  • Actuación en casos de evacuación o confinamiento.
  • Educación de la voz
  • Relajación
  • Etc.

 

 

 

  1. CRITERIOS GENERALES PARA LA ELABORACIÓN DE LAS PROGRAMACIONES DIDÁCTICAS

6.1. CRITERIOS GENERALES

La base de elaboración de las programaciones didácticas es el conjunto de normativa que emana de la Junta de Andalucía y del Ministerio de Educación. A partir de aquí, es imprescindible adecuarlas a la realidad del colegio  y de nuestro alumnado. Es necesario, por tanto, establecer unos nexos de unión entre las distintas materias, la normativa que las rige y el Proyecto Educativo de Centro.

Aunque las diferentes editoriales con las que trabajamos aportan un modelo estándar de programación, cada departamento se debe plantear la adecuación al grupo y al nivel del alumnado a título individual. El objetivo estratégico de conseguir el éxito académico se puede lograr si conocemos el punto de partida y de llegada, de manera que podamos trazar el recorrido pertinente con la máxima nitidez.

Para ello, partiremos siempre del nivel real del alumnado, independientemente del que plantee la legislación vigente. Para esto se hacen las pruebas de evaluación inicial y se recaba información de los informes de tutores de años anteriores, tanto a través de SENECA y Alexia, como de entrevistas y otros documentos de evaluación.

Las programaciones didácticas contarán, al menos, con los siguientes puntos:

1.- Relación de la materia con los objetivos estratégicos del colegio.

Los criterios de evaluación y estándares evaluables de cada materia deben ir relacionados con el logro de los objetivos estratégicos del centro formulados en el PEC. Por medio de las líneas pedagógicas, conseguiremos aterrizarlos en nuestra realidad cotidiana y llevarlos a término.

2.- Relación con los criterios comunes de evaluación.

En el PEC se han incluido unos criterios generales de evaluación, promoción y titulación que deben informar el conjunto de las enseñanzas impartidas en el centro.

Por lo tanto, la programación de las diferentes materias debe ir encaminada a su logro, sin contradicciones ni vacíos.

3.- Criterios de evaluación y estándares de la materia, por curso.

Vienen determinados por la legislación vigente, concretamente en la orden de 15 de enero de 2021 por la que se desarrolla el currículo correspondiente en la Comunidad Autónoma de Andalucía, se regulan determinados aspectos de la atención a la diversidad, se establece la ordenación de la evaluación del proceso de aprendizaje del alumnado y se determina el proceso de tránsito entre distintas etapas educativas, pero es necesario elegir y priorizar. Siempre desde la adecuación a los objetivos estratégicos, mediante las líneas pedagógicas y con la referencia de los criterios generales de evaluación.

4.- Contenidos mínimos de la materia.

Se especificarán los contenidos que se entiendan como mínimos para lograr los estándares de cada materia en cada curso. Servirán para establecer las medidas de atención a la diversidad, y como guía para las calificaciones.

5.- Tratamiento integrado de las competencias clave.

Aunque no todas las competencias se puedan tratar desde todas las materias y temas, a lo largo de la programación debe quedar patente que las competencias son aspectos de la educación que deben servir a la adquisición de habilidades clave para la vida cotidiana y la mejora de los estudios. Por lo tanto, el desarrollo de las mismas debe ser parte inherente a la programación didáctica de todas las materias. De igual manera, debe quedar constancia de la forma de evaluarlas y los indicadores que se arbitren para ello.

6.- Temporalización.

Todas las programaciones deben incluir la temporalización de los temas, lo que permitirá, entre otras cosas, su revisión y adecuación a la marcha real del curso.

7.- Metodología y materiales que se van a utilizar.

De igual manera, en las programaciones debe constar la metodología que se vaya a seguir, detallada hasta donde sea posible, huyendo de definiciones vagas tales como “metodología activa”. La concreción de métodos de enseñanza y aprendizaje ayuda a revisar los resultados, y en ningún caso puede estar en discordancia con los criterios generales de evaluación o con los estándares evaluables de cada materia.

Además de los libros de texto, se deben explicitar los materiales que se tiene previsto utilizar, hasta donde sea posible concretarlos.

8.- Medidas de atención a la diversidad.

Dado que no todos los alumnos y alumnas son iguales, y que el primer objetivo estratégico que nos proponemos es el éxito escolar, para conseguirlo con todas y cada una de las personas con las que trabajemos es imprescindible que se incluyan las medidas para la equidad. Es decir, para conseguir llevar a cada persona hasta el punto más alto que pueda alcanzar de acuerdo con sus características y necesidades. Se deben incluir las medidas de adaptación tanto contenidos mínimos como ampliaciones para alumnado de altas capacidades, recuperación de conocimientos no adquiridos de cursos anteriores y recuperación de alumnado repetidor.

9.- Coordinación con otros departamentos para trabajo por proyectos, actividades complementarias y extraescolares.

Se considera importante el trabajo por proyectos, de cara a una enseñanza más integrada y al desarrollo y evaluación de competencias que, de manera individual en cada departamento, resulta complicado. Por otra parte, hay estándares evaluables que competen a varios departamentos y que es necesario coordinar para evitar repeticiones o eventuales contradicciones en los enfoques didácticos. Por lo tanto, en las programaciones se deben consignar los contenidos y estándares que se imparten de manera coordinada con otros departamentos, las unidades didácticas integradas y las actividades complementarias y extraescolares que se van a realizar en colaboración con ellos.

10.- Actividades complementarias y extraescolares propuestas por el departamento

Cada departamento formulará las actividades extraescolares y complementarias que crea necesarias y que piensa desarrollar con su alumnado, de manera que se puedan coordinar y ubicar en el calendario escolar, para no interferir ni perjudicar el desarrollo de las demás materias.

 

6.2.CRITERIOS PARA LA SECUENCIACIÓN DE CONTENIDOS.

La instrucción 7/2020 de 8 de junio, de la dirección general de ordenación y evaluación educativa, sobre la organización y funcionamiento de la enseñanza bilingüe en los centros docentes andaluces para el curso 2020/2021, en sus instrucciones

CUARTA. Adaptación al proyecto educativo de centro. 2. Las enseñanzas de las distintas lenguas (L1, L2, L3) se armonizarán en el Currículo Integrado de las Lenguas (CIL), que estará integrado en el Proyecto Lingüístico de Centro (PLC) en los centros que estén participando en este programa, incluyendo además las aportaciones al currículo de las áreas, materias o módulos profesionales que participen en el programa bilingüe o plurilingüe del centro.

Esto supone un gran condicionante a la hora de establecer las secuencias de contenidos de las L1 y L2.

QUINTA. Enfoques metodológicos.

  1. Además de lo establecido en el artículo 9 de la Orden de 28 de junio de 2011, los centros bilingües y plurilingües deberán impartir la enseñanza bilingüe desde el enfoque AICLE (Aprendizaje Integrado de Contenidos y Lengua Extranjera), que se recomienda poner en práctica a través de entornos virtuales de aprendizaje como Moodle, ya que facilitan el desarrollo de las destrezas comunicativas (hablar, escuchar, leer, escribir e interactuar) y los procesos cognitivos, el trabajo cooperativo, el aprendizaje autónomo, el diseño y evaluación de actividades y el acceso a los recursos.
  2. Se deberán poner en práctica otras metodologías activas en consonancia con el enfoque orientado a la acción adoptado en el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCERL), que implica directamente al usuario de la lengua y que por lo tanto mantiene un alto nivel de motivación.
  3. Se propondrán actividades abiertas, lúdicas y creativas, tanto orales como escritas, además de tareas integradas interdisciplinares que impliquen la elaboración de un producto final relevante vinculado a la vida real que requiera el uso de las nuevas tecnologías, herramientas imprescindibles en la enseñanza bilingüe.
  4. En este curso, se reforzará la competencia digital, que facilitará el proceso de enseñanza-aprendizaje en el aula y a distancia, al igual que la competencia de aprender a aprender, para fomentar la autonomía del alumnado y el desarrollo del pensamiento crítico. Con este fin, se recomienda el uso del Portfolio Europeo de las Lenguas, tanto en su versión en papel como electrónica (e-PEL +14), en el que el alumnado podrá registrar sus experiencias de aprendizaje de lenguas y culturas y reflexionar sobre ellas.

Estos apartados establecen que las AL y ANL deben promover enseñanza integrada de contenidos lingüísticos u no lingüísticos que podrían presentarse bajo la forma de Unidades Didácticas Integradas.

Por otra parte, debemos tener en cuenta las consideraciones para la distribución y secuenciación de los contenidos. Para ellos debería considerarse a la hora de la secuenciación lo siguiente:

– Desarrollo madurativo del alumno

-Significatividad lógica de los contenidos educativos

– Desarrollo cíclico de los contenidos: se debe proceder a un tratamiento progresivo y reiterado de los contenidos a lo largo de una o más etapas (currículum en espiral)

– Continuidad y coherencia entre los contenidos

– Adecuación de los contenidos a las capacidades de los alumnos

– Relación entre los contenidos que se enseñan y los conocimientos previos de los alumnos

– Tratamiento equilibrado de los distintos tipos de contenido

– Conectar los contenidos disciplinares y los contenidos educativos. Los primeros son los propios de las diferentes áreas de aprendizaje, en cambio, los educativos no figuran en ningún libro de texto pero son imprescindibles para adquirir cualquier destreza, habilidad o autonomía personal y también de aprendizaje.

Estos criterios deben guiar las decisiones de los departamentos y de las áreas a la hora de seleccionar y distribuir los contenidos durante toda la etapa.

El desarrollo evolutivo de los alumnos y alumnas. Se trata de establecer un nivel de aprendizaje que respete el principio de distancia óptima entre lo que el alumno sabe y lo que puede aprender, para evitar volver sobre contenidos que ya posee, pero también para no presentar aprendizajes que se alejen demasiado de sus posibilidades reales de comprensión.

Coherencia con la lógica de las disciplinas que tratan de enseñarse. Los contenidos que se quiere lleguen a aprender los alumnos pertenecen a diferentes ámbitos disciplinares que poseen una determinada lógica interna y cuya evolución se explica por una serie de rasgos metodológicos propios que han permitido ir generando conocimiento. Estas redes de contenido deben tenerse en cuenta a la hora de establecer secuencias para respetar las relaciones, tanto de jerarquía como de dependencia mutua, que existan entre sí.

Adecuación de los nuevos contenidos a los conocimientos previos de alumnos y alumnas. Esta adecuación requiere una exploración de las ideas y experiencias que los alumnos tienen con relación a aquello que vamos a enseñar, y encontrar puntos de conexión que permitan hacerlas progresar en el sentido de las intenciones educativas.

Delimitación de ideas eje. La coherencia y congruencia de la secuencia depende, entre otras cosas, de la elección de una serie de ideas claves en la materia a partir de las cuales se pueden organizar los restantes contenidos. Estas ideas deben sintetizar los aspectos fundamentales que se pretende enseñar. Deben estar en consonancia con el proyecto educativo del centro, para contribuir desde las áreas y materias a la construcción de la identidad del centro.

Continuidad y progresión. La enseñanza de los contenidos fundamentales de cada materia, debe tener continuidad a lo largo de los diferentes niveles educativos, de forma que los alumnos puedan relacionar y progresar adecuadamente, retomando cada nuevo proceso allí donde se quedó anteriormente. Esta idea de currículum en espiral, es especialmente adecuada para facilitar la construcción progresiva de conocimientos y permitir una atención adecuada a la diversidad del grupo clase. Desde el conocimiento cotidiano, simple y concreto, hacia un conocimiento conceptualizado de forma abstracta y cada vez más complejo. Cada materia, de acuerdo con su lógica interna y sus contenidos, podrá o no podrá seguir esta directriz.

Conexiones con otras materias. Hay contenidos que se tratan desde diversas materias, a veces insistiendo en las mismas ideas y otras veces tocando diferentes aspectos del mismo contenido. Es importante cuidar las redundancias innecesarias, pero también lo es que el alumnado conozca el carácter integrador del conocimiento en relación con las diferentes materias. Serán los departamentos y/o áreas los encargados de tratar que ambas cosas se produzcan sin interferencias.

Presencia de los temas transversales. Las enseñanzas transversales que se identifican en el currículo son de enorme relevancia para la Educación Secundaria Obligatoria. Por ello hay que prestar especial atención a que queden recogidas adecuadamente en la secuencia que se establezca en el Proyecto educativo.

A la hora de seleccionar los conceptos deberemos tener en cuenta lo siguiente: ∙ Que los hechos o datos referidos a realidades fácilmente asimiladas se aprenden de manera literal y por tanto son idóneos para edades tempranas.

∙ Conceptos y sistemas conceptuales referidos a conjunto de conocimientos que se aprenden de manera significativa, debido a su complejidad requieren mayor esfuerzo y procesos más complejos; por lo que deben introducirse al final de la etapa.

∙ Principios referidos a conceptos muy generales que suelen atravesar los contenidos de las materias (tiempo histórico en Historia), se incorporan en edades más avanzadas, hacia 4º de ESO.

∙ Las habilidades o acciones ordenadas orientadas a la consecución de una meta, que desvelan la capacidad de saber hacer, saber actuar de manera eficaz, irán desde lo simple a lo complejo.

Las actitudes o disposición a valorar favorable o desfavorablemente una situación, un hecho, un comportamiento son muy importantes en la adolescencia e involucran lo cognitivo (conocimiento y creencia), lo afectivo (sentimientos y preferencias) y lo conductual (acciones manifiestas y declaraciones de intenciones). Lo afectivo es la puerta de acceso a lo conductual y ambos a lo cognitivo, por lo que los contenidos y metodología deben considerar esta condición. En este sentido, los valores o principios éticos por los que una persona siente un compromiso emocional y que emplea para juzgar conductas y las normas o pautas de conducta que comparten los miembros de un grupo social son muy relevantes a la hora de motivar a alumnado y su aprendizaje así como a la hora de facilitar las relaciones personales y desde ellas el aprendizaje. Los temas transversales a considera son los siguientes:

– Educación para la paz

– Educación para la salud.

– Educación sexual.

– Educación del consumidor.

 – Educación para la igualdad de oportunidades.

 – Educación ambiental.

– Educación vial.

– Educación moral y cívica.

Y ellos deberán ver secuenciados su tratamiento.

Todo lo anterior podemos resumirlo en lo siguiente:

Primero se realiza un análisis de necesidades teniendo en cuenta:

– Características de los alumnos.

 – Contexto socioeconómico y cultural.

– Finalidades educativas del centro.

– Estructura de las áreas.

A continuación deberemos considerar los criterios generales

– De orden científico: validez y significación.

– De orden psicológico: adecuación y significatividad.

– De orden social: funcionalidad y contextualización.

Y tras estos, los criterios específicos

  1. a) Para la selección de contenidos conceptuales:

– Su valor para la comprensión del tema.

– Su interés para la construcción de otros conceptos.

– Su relación con datos y conceptos asimilados.

– Su posibilidad de desarrollo.

 – Su necesidad para implicar afectivamente a los alumnos en su aprendizaje.

  1. b) Para la selección de contenidos procedimentales:

– Asegurar el dominio de los más básicos.

– Trabajar primero los más sencillos y generales.

– Tener en cuenta el nivel que el alumno posee en cuanto a los esquemas de acción, pero también la información previa de tipo factual y conceptual.

  1. c) Para la selección de contenidos actitudinales:

– Adecuación de los valores y normas que se pretenden fomentar.

– Creación de un clima que favorezca la vivencia de valores.

– Coherencia de las actitudes con los principios metodológicos.

– Diseño de experiencias de trabajo en grupo.

Por último, deberemos considerar los criterios de organización siguientes:

– Relaciones de subordinación, de lo general a lo particular o viceversa.

– Relaciones de supraordenación, de lo particular a lo general.

– Relaciones de coordinación entre conceptos equivalentes.

– Relaciones de principios: causa-efecto y correlación.

– Relaciones de atributos: ordenar conceptos en función de los atributos.

 

ENFOQUES PARA LA SECUENCIACIÓN DE CONTENIDOS.

Hay diversas metodologías que condicionan la selección y secuenciación de contenidos, que pasamos a explicar brevemente y que podrían aplicarse en mayor o menor grado según las decisiones de los equipos de coordinación, el programa plurilingüe del centro y otros planes y programas.

Como centro podemos elegir un único criterio que rige a todos los departamentos o dejarlo abierto a que cada departamento o área considere la más adecuada. Nuestra opción es la segunda. Expresamos las diversas metodologías que podrían orientar el tratamiento de contenidos, pero a modo de sugerencia y orientación a la hora de tomar decisiones.

El tratamiento globalizador

Entiende los contenidos como la sumatoria de materias y de información. Se parte de un tema que surge de clase, programa, texto, y se presenta explicitando las relaciones, haciendo confluir diferentes materias disciplinares. Es sumatorio, centrado en enseñanza, externalista e interdisciplinar. Requiere interés docente por trabajar en equipo y tratar que el alumnado descubra que los temas están relacionados entre sí. Lleva implícito la unidad de saber, mediante una puesta en común de saberes relacionales reales de las diferentes disciplinas. Cada docente presenta su visión del problema.

Inconvenientes:

No se reconoce la dificultad del alumno para establecer conexiones e inferencias, carece de estrategias cognitivas previas.

Horario escolar no es interdisciplinar.

No se tiene en cuenta que aprender a establecer relaciones implica añadir nuevos niveles de dificultad a las ya complejas conexiones entre la estructura de conocimiento.

Como estructura psicológica de aprendizaje.

  • Planteamientos constructivista del aprendizaje.
  • Enseñanza para la comprensión, establecer relaciones estructurales y críticas.
  • Se establece conexión entre el nuevo conocimiento y el individuo, sus referencias internas y externas, sus hipótesis.
  • Le da importancia a la secuencia de aprendizaje y la interpretación significativa.
  • Actitud de flexibilidad en planificación.

Enfoque interdisciplinario.

Se da una visión nueva de saber en el que se integran los saberes de diferentes disciplinas que rompen su estructura para dar una visión unitaria de un bloque del saber. El grupo de profesionales de diferentes campos trabajan, aporte de perspectivas.

Enfoque pluridisciplinario.

Yuxtaposición de disciplinas. Diversas disciplinas, más o menos cercanas en el campo del conocimiento intercambian información, para alcanzar un objetivo cognitivo. Se trata de una cooperación de carácter metodológico e instrumental, no de integración conceptual e interna.

Multidisciplinariedad – Pluridisciplinariedad. Suele tomarse como equivalente, pues varias disciplinas se ocupan simultáneamente de idéntico problema, sin que exista relación o “cruzamientos” disciplinar. Consiste en estudiar diferentes aspectos de un problema desde diferentes disciplinas., mediante una agregación de competencias específicas de cada unidad. Cada especialista da su respuesta desde su propia ciencia o profesión. Hay comprensión de múltiples puntos de vistas. Se trata de intercambio de información para resolver problemas. No hay modificación o transformación disciplinar.

6.3. ORGANIZACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE APRENDIZAJES NO ADQUIRIDOS DEL CURSO ANTERIOR.

∙ Para el alumno o alumna que promocione con materias suspensas del curso anterior, el departamento didáctico correspondiente elaborará un programa de refuerzo destinado a la recuperación de los aprendizajes no adquiridos. De su contenido se informará al alumnado y a sus padres, madres o tutores al comienzo del curso escolar. Para ello, el jefe o jefa del departamento didáctico correspondiente entregará al alumno o alumna la propuesta de trabajo, le informará de los plazos a cumplir y de los horarios de atención al alumno/a que deba adquirir los aprendizajes no adquiridos. Además, desde la jefatura de estudios se informará a los tutores legales de los alumnos y alumnas de los procedimientos establecidos por cada departamento.

∙ Para facilitar la personalización de estos programas de refuerzo a las características individuales del alumnado es conveniente que dichos programas comprendan diferentes módulos de recuperación.

∙ Cuando la materia pendiente de evaluación positiva tenga continuidad en el curso al que promociona el alumno o alumna, el seguimiento del programa de refuerzo y la superación de la misma debe ser decidida por el profesorado que la imparta en este curso.

∙ En el caso de que las materias pendientes de evaluación positiva no tengan continuidad en el curso al que promociona el alumno o alumna, el equipo docente en colaboración con el profesorado designado por el departamento de la materia correspondiente establecerá las medidas educativas complementarias que permitan al alumnado la superación del programa de refuerzo establecido.

∙ Cuando el profesor o la profesora o el departamento didáctico consideren que el alumno o alumna ha superado el programa de refuerzo, se hará constar la calificación obtenida en los documentos de evaluación que procedan.

∙ Corresponde a la jefatura del departamento didáctico la coordinación del profesorado que imparte los programas de refuerzo de las materias adscritas a dicho departamento.

∙ Para facilitar la personalización de estos programas de refuerzo a las características individuales del alumnado es conveniente que dichos programas comprendan diferentes módulos de recuperación.

∙ Cuando la materia pendiente de evaluación positiva tenga continuidad en el curso al que promociona el alumno o alumna, el seguimiento del programa de refuerzo y la superación de la misma debe ser decidida por el profesorado que la imparta en este curso.

 

  1. LOS PROCEDIMIENTOS DE EVALUACIÓN INTERNA.

El Colegio Sagrado Corazón de Jesús tiene implantado un Sistema de Gestión de la Calidad basado en la Norma ISO 9001-2015 con el objetivo de garantizar la mejora continua y ayudar en el proceso de homogeneización del método de trabajo de todo el equipo docente, con el objetivo último de que nuestros alumnos reciban una educación integral y de calidad.

Para su implantación se ha realizado una exhaustiva revisión de “cómo se hacían las cosas”, modificando algunas y definiendo claramente todo lo que en el Colegio se realizaba, buscando siempre la mejora continua de nuestros procesos como medio de mejorar el servicio prestado.

Para cada uno de los procesos identificados, se han definido indicadores medibles, que nos proporcionan la información necesaria para lograr una correcta toma de decisiones, así como nos permiten detectar deficiencias para las que definimos Objetivos de Mejora a corto y largo plazo.

Parte fundamental del Sistema, reconocida por la propia Norma ISO 9001, es conocer la opinión, quejas y sugerencias de toda la comunidad educativa que forma el Colegio Sagrado Corazón de Jesús. Para ello se ha habilitado un sistema de recogida, análisis y toma de decisiones a partir de las quejas y sugerencias. Por otra parte, todos los años se realizan encuestas dirigidas a nuestros trabajadores, los padres y los propios alumnos que nos ayudan a detectar posibles problemas y definir objetivos de mejora que permitan profundizar en la búsqueda de la mejora continua.

Para vigilar la correcta implantación del Sistema de Gestión de la Calidad y perpetuar la búsqueda de la mejora continua, pilares de la Norma internacional ISO 9001 por la que nos regimos, la entidad Certificadora AENOR realiza anualmente auditorías en la que se evalúa el funcionamiento de todos y cada uno de los procesos definidos en el centro: docencia, tutorías, atención a la diversidad, admisión, secretaría, dirección, etc.

Conforme a lo establecido en el artículo 130 de la LEA, la autoevaluación se centra en los siguientes ámbitos:

  • El funcionamiento del centro.
  • Los programas que desarrolla.
  • Los procesos de enseñanza y aprendizaje.
  • Los resultados de su alumnado.
  • Las medidas y actuaciones dirigidas a la prevención de las dificultades de aprendizaje.

 

7.1. ASPECTOS A EVALUAR

Para cada uno de los procesos identificados en el sistema de Calidad, se han definido indicadores medibles, que se incluyen en el Plan de Seguimiento y Medición (PSM) que son analizados trimestralmente en las correspondientes reuniones del Grupo Coordinador de Calidad.

Así mismo los diferentes Departamentos han definido su propio PSM-D en el que se recogen indicadores objetivos medibles que permiten detectar problemas. Estos y otros puntos son evaluados en las reuniones trimestrales del propio departamento.

Anualmente, en la reunión final de junio, el Grupo Coordinador de Calidad estudia el funcionamiento del colegio a lo largo del curso, plasmando todo el proceso en la Memoria de Autoevaluación (Informe de Revisión por la Dirección) elaborado por el Coordinador de Calidad y supervisado por el Grupo Coordinador de Calidad

Se analizan entre otros los siguientes puntos:

  1. Información procedente de las memorias de autoevaluación de años anteriores (antecedentes).
  2. Cambios que podrían afectar al Sistema de Calidad al curso 22/23.
  3. Información sobre el desempeño y la eficacia de:
    1. Satisfacción del cliente y desempeño de las partes interesadas pertinentes.
  • Análisis de las encuestas a familias y alumnos.
  • Análisis de otras encuestas.
  • Análisis de las reclamaciones de los clientes.
    1. Valoración de los objetivos de calidad.
    2. Desempeño de los procesos.
    3. Informe del Jefe de Estudios sobre los Departamentos (según actas de los mismos).
    4. No conformidades y acciones correctivas.
  • Análisis de las NO CONFORMIDADES
    1. Resultados del Plan de Seguimiento y Medición (Indicadores).
    2. Resultados de las Auditorías.
    3. Desempeño de los proveedores externos.
  1. Adecuación de los recursos.
  2. Eficacia de las medidas tomadas ante riesgos y oportunidades
  3. Evaluación de la eficacia de la formación (Plan Anual de Formación).
  4. Eficacia de la comunicación interna y externa.

Este análisis nos proporciona la información necesaria para lograr una correcta toma de decisiones, así como nos permiten detectar deficiencias para las que definimos Objetivos de Mejora a corto y largo plazo.

7.2. INDICADORES

Como hemos comentado anteriormente, para cada uno de los procesos identificados en el sistema de Calidad, se han definido indicadores medibles, que se incluyen en el Plan de Seguimiento y Medición (PSM) que son analizados trimestralmente en las correspondientes reuniones del Grupo Coordinador de Calidad.

Así mismo los diferentes Departamentos han definido su propio PSM-D en el que se recogen indicadores objetivos medibles que permiten detectar problemas. Estos y otros puntos son evaluados en las reuniones trimestrales del propio departamento.

Por otra parte el Grupo de Apoyo

7.3. ÓRGANOS QUE INTERVIENEN EN EL PROCESO

Como se ha indicado anteriormente el Grupo Coordinador de Calidad es el encargado de aprobar la Memoria de Autoevaluación (Informe de Revisión por la Dirección) elaborado por el Coordinador de Calidad.

En este documento se incorporan los datos y propuestas de mejora detectadas por otros grupos de trabajo como son los Departamentos, El Departamento de Orientación, el Grupo de Apoyo (grupo encargado de coordinar la respuesta educativa a los alumnos que presentan dificultad …..)

 

7.4. PLAN DE MEJORA

La expresión documentada de la planificación de los objetivos de la calidad queda reflejada en los Objetivos de Mejora que el Colegio Sagrado Corazón de Jesús establece con carácter anual y que recogen los objetivos concretos de calidad establecidos para el siguiente período de mejora. .

 

Para dinamizar y desplegar dichos planes de mejora, la Dirección del Colegio Sagrado Corazón de Jesús impulsa la participación del personal afectado en Grupos de Mejora con los objetivos fundamentales de impulsar la aplicación del Plan de mejora aprovechando las aportaciones de todos.

 

El Grupo Coordinador de la Calidad es responsable de dinamizar y coordinar el funcionamiento de los grupos de mejora, siguiendo las directrices de control marcadas en el propio Plan de Mejora.

 

Para cada uno de los Grupos de Mejora se elaborará una ficha de GM que incluirá entre otras los siguientes puntos:

  • Definición del área de mejora.
  • Establecer los objetivos priorizados en base a las necesidades detectadas.
  • Planificación de las acciones a desarrollar incluyendo plazos y responsable de cada acción.
  • Detalle de los recursos necesarios para la implementación de las medidas previstas.
  • Definición de los indicadores objetivos que permitirán evaluar la consecución de los objetivos propuestos.

Cada Grupo de Mejora evaluará, en reuniones trimestrales, el seguimiento del propio Plan de Mejora así como de la implantación de las acciones propuestas.

Además el Coordinador de Calidad informará al GCC del avance de todos los Grupos de Mejora vigilando su buen funcionamiento.

Anualmente el GCC analizará el funcionamiento de cada GM en la Memoria de Autoevaluación, proponiendo el cierre de los mismos o la apertura de nuevos GM de duración anual o plurianual.

 

  1. EVALUACIÓN DEL PROYECTO EDUCATIVO DE CENTRO

Atendiendo al artículo 6 de la Orden 9 de septiembre de 1997, la Evaluación del Proyecto Curricular de Centro, posteriormente llamado Proyecto Educativo de Centro (Ley Orgánica 2006, art. 121) seguirá lo establecido a continuación:

  1. El Proyecto Educativo de Centro será evaluado anualmente por el Claustro. Las propuestas de modificación, si las hubiere, serán presentadas por el Equipo Técnico de Coordinación Pedagógica al Claustro en el mes de septiembre, para su discusión y aprobación.

 

  1. Cuando se introduzcan modificaciones en el Proyecto Educativo de algunas etapas educativas, respetaremos las decisiones que afecten a la distribución de objetivos, contenidos y criterios de evaluación y promoción seguidos por el alumnado que hubiera iniciado los estudios de esa etapa con anterioridad a dichas modificaciones.

 

  1. Cuando el primer ciclo de la Educación Secundaria Obligatoria sea impartido en un Colegio de Educación Primaria y este se encuentre adscrito a un Instituto, el Proyecto Educativo se referirá a toda la etapa y en su elaboración, seguimiento y evaluación participarán todos los maestros y profesores que impartan docencia en la etapa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                     ANEXO I

HORARIO PLAN DE LECTURA EPO

 

 

 

 

  LUNES

 

               MARTES

 

  MIÉRCOLES

 

               JUEVES

 

               VIERNES

 

   1ºA

              

               ING.

 

               MAT.

 

                CONO.

              

               REL.

 

               LENG.

 

   1ºB

 

               CONO.

 

               LENG.

 

               MAT.

 

               ING.

 

               LENG.

 

   2ºA

 

   CONO.

 

               LENG.

 

               MAT.

 

                  ING.

 

               REL.

 

               2ºB

 

               MAT.

 

     LENG.

 

               REL.

 

          ING.

 

               CONO.

 

   3ºA

 

               ING.

 

               LENG.

 

               REL.

 

                    MAT.

 

               CONO.

 

               3ºB

 

               ING.

 

               REL.

 

               MAT.

 

               CONO.

 

               LENG.

 

   4ºA

 

               CONO.

 

               MAT.

 

                 LENG.

 

               ING.

 

               REL.

 

   4ºB

 

               LENG.

 

               MAT.

 

               REL.

 

               CONO.

 

               ING.

 

   5ºA

 

               MAT.

 

               CONO.

 

                 LENG.

 

               REL.

 

               ING.

 

  5ºB

 

               ING.

 

               REL.

 

               MAT.

 

                LENG.

 

               CONO.

 

  6ºA

 

               MAT.

 

               REL.

 

               CONO.

 

                LENG.

 

               ING.

 

   6ºB

 

               ING.

 

               MAT.

 

                LENG.

 

               REL.

 

               CONO.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                         ANEXO II

HORARIO ESO

 

 

 

 

  LUNES

 

          MARTES

 

  MIÉRCOLES

 

           JUEVES

 

          VIERNES

 

   1ºA

         

          BIO

 

          OYD

 

          REL

 

            LENG.

 

          TUT.

 

          MAT

 

          LENG.

 

          FRAN.

 

          ING.

 

          GEO.

 

   1ºB

 

          TUT.

 

          MAT

 

          REL.

 

            LENG.

 

          ING.

 

          BIO.

 

          OYD

 

          FRAN.

 

          GEO.

 

          LENG.

 

   2ºA

 

          F&Q

 

          LENG.

 

          TECN.

 

          MAT.

 

          TUT.

 

          GEO.

 

          ING.

 

          REL.

 

          VAL.

 

          LENG.

 

          2ºB

 

          VAL.

 

          TECN.

 

          MAT.

 

           LENG.

 

          F&Q

 

          GEO

 

          TUT.

 

          REL.

 

          LENG.

 

          ING.

 

   3ºA

 

          GEO.

 

          TECN.

 

          TUT.

 

          F&Q.

 

          LENG.

 

          BIO

 

          LENG.

 

          ING.

 

           FRAN.

 

          MAT.

 

          3ºB

 

           LENG.

 

          BIO.

 

          TUT.

 

          F&Q.

 

          LENG.

 

          MAT.

 

          ING.

 

          LENG.

 

           TECN.

 

          GEO.

 

   4ºA

 

          MAT.

 

          HIST.

 

          REL.

 

          ING.

 

          TUT.

 

          FRAN.

 

          F&Q

 

          BIO.

 

          ASE

 

          LENG.

 

   4ºB

 

          TUT.

 

          REL.

 

          GEO.

 

          ING.

 

          ASE

 

          MAT.

 

          ECON.

 

          FR./DIG.

 

          TECN.

 

          LENG.

 

REGLAMENTO DE RÉGIMEN INTERIOR Colegio Sagrado Corazón de Jesús

SEPTIEMBRE 2023

 

ÍNDICE

0.- TÍTULO PRELIMINAR (Pág.5)

Art.1.- Objeto

Art.2.- Principios dinamizadores.

Art.3.- Sostenimiento del Centro con fondos públicos.

 

 

1.- TÍTULO I – COMUNIDAD EDUCATIVA- (Pág.5)

Art.4.- Miembros

Art.5.- Derechos

Art.6.-Deberes 

Art.7.- Normas de convivencia

CAPÍTULO PRIMERO: ENTIDAD TITULAR

Art.8.- Derechos

Art.9.- Deberes

Art.10.- Representación.

CAPÍTULO SEGUNDO: ALUMNOS

Art.11.- Derechos

Art.12.- Deberes

Art.13.- Admisión

CAPÍTULO TERCERO: PROFESORES

Art.14.- Derechos

Art.15.- Deberes

Art.16.- Admisión

CAPÍTULO CUARTO: PADRES

Art.17.- Derechos

Art.18.- Deberes

CAPÍTULO QUINTO: PERSONAL DE ADMINISTRACIÓN DE SERVICIOS

Art.19.- Derechos

Art.20.- Deberes

Art.21.- Admisión

CAPÍTULO SEXTO: OTROS MIEMBROS 

Art.22.- Otros miembros

Art.23.- Derechos

Art.24.- Deberes

CAPÍTULO SÉPTIMO: LA PARTICIPACIÓN

Art.25.- Características

Art.26.- Ámbitos

Art.27.- Ámbito personal

Art.28.- Órganos Colegiados

Art.29.- Asociaciones

Art.30.- Delegados

 

 

2.- TÍTULO II – ACCIÓN EDUCATIVA (Pág.17)

Art.31.- Principios

Art.32.- Carácter propio

Art.33.- Proyecto educativo de centro

Art.34.- Proyecto curricular de etapa

Art.35.- Programación de aula

Art.36.- Evaluación

Art.37.- Programación General Anual de Centro

Art.38.- Plan de Convivencia

 

 

3.- TÍTULO III – ÓRGANOS DE GOBIERNO, PARTICIPACIÓN Y GESTÓN (Pág.21)

Art.39.- Órganos de gobierno, participación y gestión                                                                 

CAPÍTULO PRIMERO: ÓRGANOS UNIPERSONALES

Sección primera: Director General

Art.40.- Competencias

Art.41.- Nombramiento y cese

Sección segunda: Director Pedagógico

Art.42.- Competencias

Art.43.- Ámbito y nombramiento

Art.44.- Cese, suspensión y ausencia

Sección tercera: Coordinador General de Etapa

Art.45.- Competencias

Art.46.- Ámbito y nombramiento

Sección cuarta: Coordinador General de Pastoral

Art.47.- Competencias

Art.48.- Nombramiento y cese

Sección Quinta: Administrador

Art.49.- Competencias del Administrador

Art.50.- Nombramiento y cese

CAPÍTULO SEGUNDO: ÓRGANOS COLEGIADOS

Sección Primera: Equipo Directivo

Art.51.- Composición

Art.52.- Competencias

Art.53.- Reuniones

Sección Segunda: Consejo de la Comunidad Educativa y Sección de Enseñanzas Concertadas

Art.54.- Consejo de la Comunidad Educativa y Sección de Enseñanzas Concertadas.

Art.55.- Composición

Art.56.- Elección, designación y vacantes

Art.57.- Competencias

Art.58.- Régimen de funcionamiento

Sección Tercera: Claustro de Profesores

Art.59.- Claustro de profesores

Art.60.- Competencias

Art.61.- Secciones

Art.62.- Competencias de las secciones

Art.63.- Régimen de funcionamiento

Sección cuarta: Equipo de Pastoral

Art. 64.- Equipo de Pastoral

Art.65.- Composición

Art.66.- Competencias

 

4.- TÍTULO IV – ÓRGANOS DE COORDINACIÓN EDUCATIVA (Pág.33)

Art.67.- Órganos de Coordinación Educativa            

CAPÍTULO PRIMERO: ÓRGANOS UNIPERSONALES

Sección primera: Coordinador de Orientación

Art.68.- Competencias

Art.69.- Nombramiento y cese

Sección Segunda: Coordinador Académico

Art.70.- Competencias

Art.71.- Nombramiento y cese

Sección Tercera: Coordinador de Ciclo

Art.72.- Competencias

Art.73.- Nombramiento y cese

Sección Cuarta: Coordinador de Seminario

Art.74.- Competencias

Art.75.- Nombramiento y cese

Sección Quinta: Tutor

Art.76.- Competencias

Art.77.- Nombramiento y cese

CAPÍTULO SEGUNDO: ÓRGANOS COLEGIADOS

Sección primera: Consejo de Pastoral

Art.78.- Composición

Art.79.- Competencias

Art.80.- Régimen de funcionamiento

Sección Segunda: Equipo Docente

Art.81.- Composición

Art.82.- Competencias

Sección Tercera: Seminario de Orientación

Art.83.- Composición

Art.84.- Competencias

Sección Cuarta: Otros Seminarios

Art.85.- Configuración y Composición

Art.86.- Competencias      

 

 

5.- TÍTULO V – ALTERACIÓN DE LA CONVIVENCIA (Pág.39)

CAPÍTULO PRIMERO: NORMAS GENERALES

Art.87.- Valor de la Convivencia

Art.88.- Alteración y Corrección

CAPÍTULO SEGUNDO: ALUMNOS

Art.89.- Criterios de Corrección

Art.90.- Calificación de la alteración de la convivencia

Art.91.- Gradación de las correcciones

A rt.92.- Corrección

Art.93.- Órgano Competente

Art.94.- Procedimiento

 

CAPÍTULO TERCERO: PROCEDIMIENTO CONCILIADO PARA LA RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS

Art.95.- Valor de la resolución conciliada

Art.96.- Principios básicos

Art.97.- Reunión conciliadora

Art.98.- Acuerdo escrito

CAPÍTULO CUARTO: RESTO DE LOS MIEMBROS DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA

Art.99.- Correcciones

DISPOSICIONES ADICIONALES

Primera: Referencia

Segunda: Relaciones Laborales

Tercera: Personal Religioso

Cuarta: Amigos del Centro

DISPOSICIÓN DEROGATORIA

DISPOSICIONES FINALE

Modificación del Reglamento

Entrada en Vigor         

 

TÍTULO PRELIMINAR

 

Art. 1.- Objeto.

 

El presente Reglamento tiene por objeto regular la organización y el funcionamiento del Centro “Sagrado Corazón de Jesús” y promover la participación de todos los que forman la Comunidad Educativa.

 

Art. 2.- Principios dinamizadores.

 

La organización y el funcionamiento del Centro responderá a los siguientes principios:

 

  1. a) El carácter católico del Centro.
  2. b) La plena realización de la oferta educativa contenida en el Carácter Propio del Centro.
  3. c) La configuración del Centro como Comunidad Educativa.
  4. d) Promover acciones destinadas a fomentar la calidad, mediante el refuerzo de su autonomía y la potenciación de la función directiva.

 

Art. 3.- Sostenimiento del Centro con fondos públicos.

 

El Centro está acogido al régimen de conciertos educativos regulado en el Título IV de la LODE, en el Título IV de la LOE[1] y en sus normas de desarrollo, en los niveles educativos de 2º ciclo de Infantil, Primaria, Secundaria y FPB.

 

 

TÍTULO I

COMUNIDAD EDUCATIVA

 

 

Art. 4.- Miembros.

 

  1. El Centro se configura como una Comunidad Educativa integrada por el conjunto de personas que, relacionadas entre sí e implicadas en la acción educativa, comparten y enriquecen los objetivos del Centro.

 

  1. En el seno de la Comunidad Educativa las funciones y responsabilidades son diferenciadas en razón de la peculiar aportación que realizan al proyecto común la Entidad Titular, los alumnos, los profesores, los padres, el personal de administración y servicios y otros colaboradores.

 

Art. 5.- Derechos.

 

Los miembros de la Comunidad Educativa tienen derecho a:

 

  1. a) Ser respetados en sus derechos y en su integridad y dignidad personales.
  2. b) Conocer el Carácter Propio, el Proyecto Educativo y el Reglamento de Régimen Interior del Centro.
  3. c) Participar en el funcionamiento y en la vida del Centro, de conformidad con lo dispuesto en el presente Reglamento.
  4. d) Celebrar reuniones de los respectivos estamentos en el Centro, para tratar asuntos de la vida escolar, previa la oportuna autorización de la Entidad Titular.
  5. e) Constituir Asociaciones de los miembros de los respectivos estamentos de la Comunidad Educativa, con arreglo a lo dispuesto en la ley.
  6. f) Presentar peticiones y quejas formuladas por escrito ante el órgano que, en cada caso, corresponda.
  7. g) Reclamar ante el órgano competente en aquellos casos en que sean conculcados sus derechos.
  8. h) Ejercer aquellos otros derechos reconocidos en las leyes, en el Carácter Propio del Centro y en el presente Reglamento.

 

Art. 6.- Deberes.

 

Los miembros de la Comunidad Educativa están obligados a:

 

  1. a) Aceptar y respetar los derechos de la Entidad Titular, los alumnos, los profesores, los padres, el personal de administración y servicios y los otros miembros de la Comunidad Educativa.
  2. b) Respetar el Carácter Propio, el Proyecto Educativo, el presente Reglamento, las normas de convivencia y otras normas de organización y funcionamiento del Centro y de sus actividades y servicios y la autoridad y las indicaciones u orientaciones educativas del equipo directivo y del profesorado.
  3. c) Respetar y promover la imagen del Centro.
  4. d) Asistir y participar en las reuniones de los órganos de los que formen parte.

 

 Art. 7.- Normas de convivencia.

 

  1. Las normas de convivencia del Centro definen las características de las conductas que deben promoverse para lograr:

 

  1. a) El crecimiento integral de la persona.
  2. b) Los fines educativos del Centro, en desarrollo del carácter propio y proyecto educativo del Centro.
  3. c) El desarrollo de la Comunidad Educativa.
  4. d) Un buen ambiente educativo y de relación en el Centro.
  5. e) El respeto a los derechos de todas las personas que participan en la acción educativa.
  6. Sin perjuicio de las establecidas en el presente Reglamento y en el Plan de Convivencia son normas de convivencia del Centro:
  7. a) El respeto a la integridad física y moral y a los bienes de las personas que forman la Comunidad Educativa y de aquellas otras personas e instituciones que se relacionan con el Centro con ocasión de la realización de las actividades y servicios del mismo.
  8. b) El respeto a la diversidad y la no discriminación
  9. c) La corrección en el trato social, en especial, mediante el empleo de un lenguaje correcto y educado.
  10. d) El interés por desarrollar el propio trabajo y función con responsabilidad.
  11. e) El respeto por el trabajo y función de todos los miembros de la Comunidad Educativa.
  12. f) La cooperación en las actividades educativas o convivenciales.
  13. g) La buena fe y la lealtad en el desarrollo de la vida escolar.
  14. h) El cuidado en el aseo e imagen personal y la observancia de las normas del Centro sobre esta materia.
  15. i) El cumplimiento de la normativa del Centro respecto a la vestimenta
  16. j) La actitud positiva ante los avisos y correcciones.
  17. k) La adecuada utilización del edificio, mobiliario, instalaciones y material del Centro, conforme a su destino y normas de funcionamiento, así como el respeto a la reserva de acceso a determinadas zonas del Centro.
  18. l) El respeto a las normas de organización, convivencia y disciplina del centro.
  19. m) En general, el cumplimiento de los deberes que se señalan en la legislación vigente y en el presente Reglamento a los miembros de la Comunidad Educativa y de cada uno de sus estamentos, especialmente los derivados del Carácter Propio y del Proyecto Educativo del Centro.

 

  1. Las normas de convivencia serán de obligado cumplimiento.

 

 

CAPÍTULO PRIMERO: ENTIDAD TITULAR.

 

Art. 8.- Derechos.

 

La Entidad Titular tiene derecho a:

 

  1. a) Establecer el Carácter Propio del Centro, garantizar su respeto y dinamizar su efectividad.
  2. b) Disponer el Proyecto Educativo del Centro, que incorporará el carácter propio del mismo y el Plan de Convivencia.
  3. c) Dirigir el Centro, ostentar su representación y asumir en última instancia la responsabilidad de su organización y gestión.
  4. d) Ordenar la gestión económica del Centro.
  5. e) Decidir la solicitud de autorización de nuevas enseñanzas, y la modificación y extinción de la autorización existente.
  6. f) Decidir la suscripción de los conciertos a que se refiere la Ley Orgánica del Derecho a la Educación, promover su modificación y extinción.
  7. g) Decidir la prestación de actividades y servicios.
  8. h) Disponer el Reglamento de Régimen Interior tras ser informado por el Consejo de la Comunidad Educativa, así como establecer sus normas de desarrollo y ejecución.
  9. i) Nombrar y cesar a los órganos unipersonales de gobierno y gestión del Centro y a sus representantes en el Consejo de la Comunidad Educativa, de conformidad con lo señalado en el presente Reglamento.
  10. j) Nombrar y cesar a los órganos de coordinación de la acción educativa, de conformidad con lo indicado en el presente Reglamento.
  11. k) Seleccionar, contratar, nombrar y cesar al personal del Centro.
  12. l) Diseñar los procesos de formación del profesorado y su evaluación.
  13. m) Tener la iniciativa en materia de corrección de las alteraciones de la convivencia.
  14. n) Desarrollar y concretar las normas de convivencia.

 

Art. 9.- Deberes.

 

La Entidad Titular está obligada a:

 

  1. a) Dar a conocer el Carácter Propio, el Proyecto Educativo y el Reglamento de Régimen Interior del Centro.
  2. b) Responsabilizarse del funcionamiento y gestión del Centro ante la Comunidad Educativa, la Sociedad, la Iglesia y la Administración.
  3. c) Cumplir las normas reguladoras de la autorización del Centro, de la ordenación académica y de los conciertos educativos.

 

Art. 10.- Representación.

 

La representación ordinaria de la Entidad Titular estará conferida al Director General del Centro en los términos señalados en el artículo 39 del presente Reglamento.

 

 

CAPÍTULO SEGUNDO: ALUMNOS.

 

Art. 11.- Derechos.

 

Los alumnos tienen derecho a:

 

  1. a) Recibir una formación que asegure el pleno desarrollo de su personalidad.
  2. b) Ser respetados en su libertad de conciencia, así como en sus convicciones religiosas y morales, de acuerdo con la Constitución Española
  3. c) Ser valorados en su rendimiento escolar conforme a criterios públicos y objetivos.
  4. d) Recibir orientación escolar y profesional.
  5. e) Recibir la información que les permita optar a posibles ayudas compensatorias de carencias de tipo familiar, económico y sociocultural, así como de protección social en los casos de accidente o infortunio familiar.
  6. f) Ser respetados en su integridad física, dignidad personal e intimidad en el tratamiento de los datos personales
  7. g) Ejercer su derecho de asociación, participación y reunión en el centro, en los términos legalmente previstos.
  8. h) Aquellos otros que se determinen en las Normas de Convivencia del Centro[2].
  9. i) Continuar su relación con el Centro una vez hayan concluido sus estudios en el mismo.

 

Art. 12.- Deberes.

 

Los alumnos están obligados a:

 

  1. Estudiar, esforzarse para conseguir el máximo desarrollo según sus capacidades[3]y participar en las actividades formativas y, especialmente, en las orientadas al desarrollo de los currículos.
  2. Seguir las directrices del Equipo Directivo y del profesorado respecto a su educación y aprendizaje, llevar a cabo fuera de las horas de clase los trabajos que les encomienden los profesores, así como respetar su autoridad.
  3. Asistir a clase con puntualidad y cumplir el horario y calendario escolar del Centro.
  4. Participar y colaborar en la mejora de la convivencia escolar y en la consecución de un adecuado clima de estudio en el Centro, respetando el derecho de sus compañeros a la educación.
  5. Respetar la libertad de conciencia y las convicciones religiosas y morales de los miembros de la Comunidad Educativa.
  6. Respetar la dignidad, integridad e intimidad de todos los miembros de la Comunidad Educativa.
  7. Respetar las normas de organización, convivencia y disciplina del Centro.
  8. Conservar y hacer un buen uso de las instalaciones y materiales didácticos del Centro.
  9. Mostrar el debido respeto y consideración a los distintos miembros de la Comunidad Educativa. Dirigirse a los profesores y demás personal del centro en calidad de Usted. Deberán usar Don/Profesor y Señorita/Profesora para dirigirse a los docentes.
  10. Aquellos otros que se determinen en el Plan de Convivencia y en las Normas de Convivencia del Centro.
  11. Venir bien uniformados (E.I., EPO, ESO y FPB). Pantalón tipo chino o falda azul, polo blanco, jersey/sudadera verde, polar blanco, calcetín azul o negro y zapatos marrones, azules o negros. En el caso de tener E.F., chándal azul completo o con la sudadera verde y camiseta blanca. En todo deberá aparecer el escudo del centro. En los meses de frío, los alumnos podrán llevar un abrigo oscuro encima del uniforme. Pero no se puede sustituir la sudadera o el polar por un abrigo. El abrigo está permitido encima de esas prendas que forman parte del uniforme.
  12. No podrán hacer uso de dispositivos móviles o relojes inteligentes (smart watch) dentro del centro durante la jornada lectiva, incluyendo los descansos. Sólo podrán usarlos bajo petición puntual de un docente y con la supervisión de éste.
  13. Permanecer en el centro durante toda la jornada lectiva. Si necesitan ausentarse por algún motivo, deberán justificarlo correctamente a través de sus familias. Éstas deberán personarse en la Secretaría del Centro para firmar en el libro de registro justificando así que recogen a su hijo/a.
  14. En el caso de FPB los alumnos deberán dejar los móviles en su taquilla bajo llave a la entrada al centro y podrán recogerlos justo antes de la finalización de la jornada lectiva. Aquellos alumnos que no cuentan con taquilla particular, podrán dejarlos en una taquilla común que supervisan los docentes.

 

Art. 13.-  Admisión.

 

  1. La admisión de alumnos compete a la Entidad Titular del Centro.

 

  1. En los niveles sostenidos con fondos públicos, en el supuesto de que no existan plazas suficientes para todos los solicitantes, se estará a lo dispuesto en los artículos 84 a 87 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación y en su normativa de desarrollo.

 

 

CAPÍTULO TERCERO. PROFESORES.

 

Art. 14.- Derechos.

 

Los profesores tienen derecho a:

  1. a) Desempeñar libremente su función educativa de acuerdo con las características del puesto que ocupen.
  2. b) Su formación permanente.
  3. c) Participar en la elaboración de las Programaciones Didácticas.
  4. d) Desarrollar su metodología de acuerdo con la Programación de Etapa y de forma coordinada por el Departamento correspondiente.
  5. e) Ejercer libremente su acción evaluadora de acuerdo con los criterios establecidos en las Programaciones Didácticas, con arreglo al modelo pedagógico de la Entidad Titular.
  6. f) Utilizar los medios materiales y las instalaciones del Centro para los fines educativos, con arreglo a las normas reguladoras de su uso.
  7. g) Participar en la toma de decisiones pedagógicas que corresponden al Claustro, a los órganos de coordinación docentes y a los equipos educativos que impartan clase en el mismo curso.
  8. h) Gozar de la presunción de veracidad en el marco de los procesos disciplinarios, de acuerdo con la normativa vigente.

 

Art. 15.- Deberes.

 

  1. Los profesores están obligados a:

 

  1. Ejercer sus funciones con arreglo a la legislación vigente, a las condiciones estipuladas en su contrato y/o nombramiento y a las directrices de la Entidad Titular.
  2. Promover y participar en las actividades complementarias, dentro o fuera del recinto educativo incluidas en la Programación General Anual.
  3. Cooperar en el cumplimiento de los objetivos del Proyecto Educativo del Centro, y seguir en el desempeño de sus funciones las directrices establecidas en las Programaciones de Etapa.
  4. Participar en la elaboración de la programación específica del área o materia que imparte, en el seno del Equipo educativo del curso y del Departamento correspondiente.
  5. Elaborar la programación de aula.
  6. Evaluar el proceso de aprendizaje del alumnado.
  7. Orientar a los alumnos en las técnicas de trabajo y de estudio específico de su área o materia, dirigir las prácticas o seminarios relativos a la misma, así como analizar y comentar con ellos las pruebas realizadas.
  8. Colaborar en mantener el orden y la disciplina dentro del ejercicio de sus funciones, favoreciendo el respeto mutuo con padres y alumnos.
  9. Cumplir puntualmente el calendario y horario escolar.
  10. Implicarse en su perfeccionamiento y desarrollo profesional.
  11. Guardar sigilo profesional de cuanta información tenga acceso por su condición y puesto de trabajo.
  12. Aquellas otras que determine la normativa vigente.

 

  1. Son funciones del profesorado:

 

  1. La contribución a que las actividades del Centro se desarrollen en un clima de respeto, de tolerancia, de participación y de libertad para fomentar en los alumnos los valores propios de una sociedad democrática.
  2. La tutoría de los alumnos, la dirección y la orientación de su aprendizaje y el apoyo en su proceso educativo, en colaboración con las familias.
  3. La orientación educativa, académica y profesional de los alumnos, en colaboración, en su caso, con los servicios o departamentos especializados.
  4. La coordinación de las actividades docentes.
  5. La participación en la actividad general del Centro.
  6. La investigación, la experimentación y la mejora continua de los procesos de enseñanza correspondiente que proponga la Entidad Titular del Centro.
  7. La atención al desarrollo intelectual, afectivo, psicomotriz, social y moral del alumnado.
  8. La información periódica a las familias sobre el proceso de aprendizaje de sus hijos e hijas.
  9. La participación en los planes de evaluación que determinen las Administraciones educativas o el Centro.
  10. La participación en las actuaciones previstas en el Plan de Convivencia del Centro en los términos en él contemplados.
  11. La participación leal en los planes de mejora, innovación educativa y gestión de la calidad que se asuman en el Centro.
  12. Aquéllas otras que pueda asignarles la Entidad Titular del Centro.

 

  1. El profesorado tendrá la consideración de autoridad pública a los efectos determinados en la legislación vigente de aplicación.

 

Art. 16.- Admisión.

 

  1. La cobertura de vacantes de profesorado compete a la Entidad Titular del Centro. De las decisiones adoptadas y del currículo de los nuevos profesores la Entidad Titular del Centro dará información al Consejo de la Comunidad Educativa.

 

  1. En los niveles concertados, para cubrir vacantes de personal docente cuando sea de aplicación el artículo 60 de la LODE, sin perjuicio de lo señalado en el apartado anterior, la Entidad Titular del Centro la anunciará públicamente y simultáneamente instará la convocatoria de la Sección de Enseñanzas Concertadas del Consejo de la Comunidad Educativa que se habrá de reunir en el plazo de diez días naturales a fin de fijar de común acuerdo los criterios de selección de los candidatos que, en todo caso, se basarán en los principios de mérito, capacidad profesional y adecuación a las características del Centro y del puesto docente. No obstante lo anterior, los criterios de selección podrán quedar establecidos con carácter permanente para todas las vacantes, salvo que circunstancias especiales aconsejaran su revisión.

 

  1. Las vacantes del personal docente se podrán cubrir mediante ampliación del horario de profesores del Centro que no presten sus servicios a jornada completa, por la incorporación de profesores excedentes o en análoga situación, o con arreglo a lo dispuesto en la legislación vigente respecto al profesorado cuya relación con la Entidad Titular del Centro no tenga el carácter de laboral.

 

  1. Mientras se desarrolla el procedimiento de selección la Entidad Titular podrá cubrir provisionalmente la vacante.

 

 

CAPÍTULO CUARTO: PADRES.

 

Art. 17 Derechos.

 

Los padres o tutores tienen derecho a:

 

  1. Que en el Centro se imparta el tipo de educación definido en el carácter propio y en el Proyecto Educativo del Centro.
  2. Que sus hijos y pupilos reciban una educación con las máximas garantías de calidad, en consonancia con los fines establecidos en la Constitución, en el correspondiente Estatuto de Autonomía y en las leyes educativas.
  3. Participar en los asuntos relacionados con el desarrollo del proceso educativo de sus hijos en el Centro.
  4. A estar informados sobre el proceso de aprendizaje e integración socioeducativa de sus hijos.
  5. A ser oídos en aquellas decisiones que afecten a la orientación académica y profesional de sus hijos.
  6. Ser recibidos por los profesores del Centro en los horarios establecidos.
  7. Podrán recoger a sus hijos antes de la finalización de la jornada lectiva siempre y cuando venga un adulto personalmente a recogerlo y presentando el justificante oportuno. Esta medida es de aplicación en las 4 etapas (EI, EPO, ESO y FPB).

 

Art. 18 Deberes.

 

Los padres están obligados a:

 

  1. Procurar la adecuada colaboración entre la familia y el Centro, a fin de alcanzar una mayor efectividad en la tarea educativa. A tal efecto:

 

  • Asistirán a las entrevistas y reuniones a las que sean convocados por miembros del equipo directivo o tutor para tratar asuntos relacionados con la educación de sus hijos.

 

  • Adoptarán las medidas necesarias para que sus hijos cursen los niveles obligatorios de la educación y asistan regularmente a clase.

 

  • Estimularán a sus hijos para que lleven a cabo las actividades de estudio que se les encomienden y propiciarán las circunstancias que fuera del Centro, puedan hacer más efectiva la acción educativa del mismo.

 

  • Informarán a los educadores de aquellos aspectos de la personalidad y circunstancias de sus hijos, que sean relevantes para su formación e integración en el entorno escolar.

 

  • Participarán de manera activa en las actividades que se establezcan en virtud de los compromisos educativos que el Centro establezca con la familia, para mejorar el rendimiento de sus hijos.

 

  • Colaborarán en el cumplimiento de las medidas correctoras impuestas a sus hijos y pupilos en el desarrollo del plan de trabajo a realizar fuera del Centro a que éstas puedan dar lugar.

 

  1. Cumplir las obligaciones que se derivan de la relación contractual con el Centro.
  2. Respetar el ejercicio de las competencias técnico-profesionales del personal del Centro.
  3. Justificar, por escrito o a través de la Plataforma Digital, las faltas de asistencia o puntualidad de sus hijos. Las salidas del centro durante la jornada lectiva deberán también estar perfectamente justificadas y los adultos deberán personarse en el centro para recoger al menor. No se puede autorizar mediante email, llamada de teléfono, whatsapp o comunicado por la plataforma digital.
  4. Respetar las normas de organización y convivencia del centro en aquellos aspectos que les conciernan.
  5. La participación en las actuaciones previstas en el Plan de Convivencia del Centro en los términos en él contemplados.
  6. Aceptar las decisiones que sean adoptadas por los órganos de gobierno del Centro dentro del marco del presente Reglamento.
  7. Ejercitar responsablemente las facultades que les confiere la patria potestad.
  8. Asegurar que los alumnos vienen al centro con el uniforme correcto y especificado en nuestro Proyecto Educativo de Centro. Pantalón tipo chino o falda azul, polo blanco, jersey/sudadera verde, polar verde oscuro, calcetín azul o negro y zapatos osculos, preferiblemente negros, azules o marrones oscuros. En el caso de tener E.F., chándal azul, con la sudadera verde y camiseta blanca. En todo caso deberá aparecer el escudo del centro.

 En temporadas de frío se podrá hacer el uso de abrigo junto con el polar y nunca en su sustitución. Además, este deberá ser de colores relacionados con el uniformes como negro, azul o verde oscuro.

 

 

 

CAPITULO QUINTO. PERSONAL DE ADMINISTRACIÓN DE SERVICIOS.

 

Art. 19 Derechos.

 

El personal de Administración y Servicios tiene derecho a:

 

  1. Ser integrado como miembro de la comunidad educativa.
  2. Ser informado acerca de los objetivos y organización general del Centro y participar en su ejecución en aquello que les afecte.
  3. Su formación permanente.

 

Art. 20 Deberes.

 

El personal de Administración y Servicios está obligado a:

 

  1. Ejercer sus funciones con arreglo a las condiciones estipuladas en su contrato y/o nombramiento.
  2. Procurar su perfeccionamiento y desarrollo profesional.

 

 Art. 21. Admisión.

 

El personal de Administración y Servicios será nombrado y cesado por la Entidad Titular del Centro.

 

 

CAPÍTULO SEXTO. OTROS MIEMBROS.

 

Art. 22. Otros miembros.

 

Podrán formar parte de la comunidad educativa otras personas (colaboradores, antiguos alumnos, voluntarios y otros) que participen en la acción educativa del Centro de acuerdo con los programas que determine la Entidad Titular del Centro.

 

Art. 23. Derechos.

 

Estos miembros de la Comunidad Educativa tendrán derecho a:

 

  1. Hacer público en el ámbito escolar su condición de colaboradores o voluntarios.
  2. Ejercer sus funciones en los términos establecidos por la legislación que les sea aplicable y por la Entidad Titular del Centro.

 

Art. 24. Deberes.

 

Estos miembros de la Comunidad Educativa estarán obligados a:

 

  1. Desarrollar su función en los términos establecidos en los programas a que se refiere el artículo 22 del presente reglamento.
  2. No interferir en el normal desarrollo de la actividad del Centro.

 

 

CAPÍTULO SÉPTIMO. LA PARTICIPACIÓN.

 

Art. 25.- Características.

 

La participación en el Centro se caracteriza por ser:

 

  1. a) La condición básica del funcionamiento del Centro y el instrumento para la efectiva aplicación de su Carácter Propio y Proyecto Educativo.
  2. b) Diferenciada, en función de la diversa aportación al proyecto común de los distintos miembros de la Comunidad Educativa.

 

Art. 26. Ámbitos.

 

Los ámbitos de participación en el Centro son:

 

  1. a) El personal.
  2. b) Los órganos colegiados.
  3. c) Las asociaciones.
  4. d) Los delegados.

 

Art. 27.- Ámbito personal.

 

Cada uno de los miembros de la Comunidad Educativa participa, con su peculiar aportación, en la consecución de los objetivos del Centro.

 

 

 

Art. 28.- Órganos colegiados.

 

  1. Los distintos miembros de la Comunidad Educativa participan en los órganos colegiados del Centro según lo señalado en los Títulos Tercero y Cuarto del presente Reglamento.

 

  1. La Entidad Titular del Centro podrá constituir Consejos para la participación de los miembros de la Comunidad educativa en las áreas que se determinen.

 

Art. 29.- Asociaciones.

 

  1. Los distintos estamentos de la Comunidad Educativa podrán constituir Asociaciones, conforme a la legislación vigente, con la finalidad de:

 

  1. a) Promover los derechos de los miembros de los respectivos estamentos.
  2. b) Colaborar en el cumplimiento de sus deberes.
  3. c) Coadyuvar en la consecución de los objetivos del Centro plasmados en el Carácter Propio y en el Proyecto Educativo.

 

  1. Las Asociaciones a que se refiere el número anterior tendrán derecho a:

 

  1. a) Establecer su domicilio social en el Centro.
  2. b) Participar en las actividades educativas del Centro de conformidad con lo que se establezca en el Proyecto Curricular de la Etapa.
  3. c) Celebrar reuniones en el Centro, para tratar asuntos de la vida escolar, y realizar sus actividades propias previa la oportuna autorización de la Entidad Titular del Centro. Dicha autorización se concederá siempre que la reunión o las actividades no interfieran con el normal desarrollo de la vida del Centro y sin perjuicio de la compensación económica que, en su caso, proceda.
  4. d) Proponer candidatos de su respectivo estamento para el Consejo de la Comunidad Educativa, en los términos establecidos en el Título Tercero del presente Reglamento.
  5. e) Recabar información de los órganos del Centro sobre aquellas cuestiones que les afecten.
  6. f) Presentar sugerencias, peticiones y quejas formulados por escrito ante el órgano que, en cada caso, corresponda.
  7. g) Reclamar ante el órgano competente en aquellos casos en que sean conculcados sus derechos.
  8. h) Ejercer aquellos otros derechos reconocidos en las leyes, en el Carácter Propio del Centro y en el presente Reglamento.

 

  1. Las Asociaciones están obligadas a cumplir los deberes y normas de convivencia señalados en los artículos 6 y 7 del presente Reglamento y los deberes propios del respectivo estamento.

 

Art. 30.- Delegados.

 

Los alumnos y los padres podrán elegir democráticamente delegados de clase, curso y etapa por el procedimiento y con las funciones que determine la Entidad Titular del Centro.

 

 

TÍTULO II

ACCIÓN EDUCATIVA

 

Art. 31.- Principios.

 

  1. La acción educativa del Centro se articula en torno al Carácter Propio, la legislación aplicable, las características de sus agentes y destinatarios, los recursos del Centro y el entorno en el que se encuentra.

 

  1. Los miembros de la Comunidad Educativa, cada uno según su peculiar aportación, son los protagonistas de la acción educativa del Centro.

 

  1. La acción educativa del Centro integra e interrelaciona los aspectos académicos, formativos, pastorales y aquellos otros orientados a la consecución de los objetivos del Carácter Propio del Centro.

 

Art. 32.- Carácter Propio.

 

  1. La Entidad Titular del Centro tiene derecho a establecer y modificar el carácter propio del Centro.

 

  1. El Carácter Propio del Centro define:
  2. a) La naturaleza, características y finalidades fundamentales del Centro, la razón de su fundación.
  3. b) La visión del hombre que orienta la acción educativa.
  4. c) Los valores, actitudes y comportamientos que se potencian en el Centro.
  5. d) Los criterios pedagógicos básicos del Centro.
  6. e) Los elementos básicos de la configuración organizativa del Centro y su articulación en torno a la Comunidad Educativa.

 

  1. Cualquier modificación en el carácter propio del centro deberá ponerse en conocimiento de la comunidad educativa con antelación suficiente.

 

 

 

Art. 33.- Proyecto Educativo de Centro

 

  1. El Proyecto Educativo incorpora el Carácter Propio del Centro y prioriza sus objetivos para un periodo de tiempo determinado, respondiendo a las demandas que se presentan con mayor relevancia a la luz del análisis de:

 

  1. a) Las características de los miembros de la Comunidad Educativa.
  2. b) El entorno inmediato en el que se ubica el Centro.
  3. c) La realidad social, local, autonómica, nacional e internacional.
  4. d) Las prioridades pastorales de la Iglesia.

 

  1. El Proyecto Educativo es dispuesto por la entidad titular, tendrá en cuenta las características del entorno social y cultural del Centro,, incorporando la concreción de los currículos establecidos por la Administración educativa, a través de los Proyectos Curriculares de etapa. En su elaboración participarán los distintos sectores de la Comunidad Educativa, sus Asociaciones y los órganos de gobierno y gestión y de coordinación del Centro, conforme al procedimiento que establezca la propia Entidad Titular del Centro. El Director General es el órgano competente para dirigir y coordinar su elaboración, ejecución y evaluación.
  2. El grado de consecución del Proyecto Educativo será un indicador del nivel de calidad de la oferta realizada por el Centro.

 

Art. 34.- Proyecto Curricular de Etapa.

 

  1. El Proyecto Curricular de la Etapa es el desarrollo y concreción del currículo de la etapa correspondiente, que adapta las finalidades que deben desarrollarse en la etapa integrando, interrelacionadas, las distintas facetas de la acción educativa del Centro, de acuerdo con su Proyecto Educativo.

 

  1. El Proyecto Curricular de la Etapa incluirá, al menos:

 

  1. a) La concreción de los objetivos de la etapa.
  2. b) La secuenciación de los contenidos.
  3. c) La metodología pedagógica.
  4. d) Los criterios de evaluación y promoción.
  5. e) Las medidas para atender a la diversidad.
  6. f) Las medidas de coordinación de cada área o materia con el resto de las enseñanzas impartidas en el Centro.
  7. g) Los principios de organización y funcionamiento de las tutorías.

 

  1. El Proyecto Curricular de Etapa es aprobado por la Sección del Claustro de la Etapa y por los educadores que participan en las acciones académicas, formativas o pastorales de los alumnos de la etapa, conforme al procedimiento que determine el Equipo Directivo. Dirige su elaboración, ejecución y evaluación el Director Pedagógico.

Art. 35.- Programación de Aula.

 

  1. Los profesores realizarán la programación de aula conforme a las determinaciones del Proyecto Curricular de la Etapa y en coordinación con los otros profesores del mismo ciclo o curso y Seminario.

 

  1. La programación es aprobada por el Departamento de la asignatura con el visto bueno del Coordinador General de Etapa.

 

En nuestro centro, la programación de aula se elabora anualmente por el profesorado.

 

Art. 36.- Evaluación.

 

  1. La evaluación de la acción educativa es el instrumento para la verificación del cumplimiento de los objetivos del Centro y la base para la adopción de las correcciones que sean pertinentes para un mejor logro de sus fines.

 

  1. La evaluación de la acción educativa abarca todos los aspectos del funcionamiento del Centro.

 

  1. En la evaluación de la acción educativa participará toda la Comunidad Educativa. Dirige su elaboración y ejecución el Director General.

 

  1. El centro desarrollará procesos de mejora continua de la calidad para el adecuado cumplimiento de su Proyecto Educativo.

 

El Colegio Sagrado Corazón de Jesús, desde el curso 2.008-2.009, viene recibiendo anualmente el certificado de Calidad AENOR, lo que significa  que toda la comunidad educativa  está comprometida con la mejora de su funcionamiento. Para conseguirlo, el sistema  divide todas sus actuaciones en procesos y procedimientos, para los que se establecen unos indicadores que permiten evaluar cada  uno de ellos. El análisis de resultados obtenidos trimestralmente se realiza en las reuniones ordinarias del Grupo Coordinador de Calidad, formado por el Coordinador de Calidad, el director, el Jefe de Estudios y los Coordinadores de Infantil, Primaria y Secundaria.

 

Art. 37.- Programación General Anual del Centro.

 

  1. La Programación General Anual del Centro, basada en la evaluación y dinámica del mismo y de su entorno, incluirá:

 

  1. a) Las modificaciones del Proyecto Curricular de la Etapa derivadas del resultado de la evaluación del mismo.
  2. b) Los horarios de los alumnos y la organización básica del profesorado.
  3. c) Las acciones de formación permanente del profesorado.
  4. d) El procedimiento de evaluación de los diversos aspectos del Centro (dirección, función docente, formativos, pastorales) incorporados a su Proyecto Educativo

 

  1. La Programación general Anual del Centro es elaborada por el Equipo Directivo e informada y evaluada por el Consejo de la Comunidad Educativa a propuesta del Director General. Dirige su elaboración, ejecución y evaluación el Director General.

 

  1. El centro desarrollará procesos de mejora continua de la calidad para el adecuado cumplimiento de su Proyecto Educativo.

 

Art. 38. Plan de Convivencia

 

  1. El Plan de Convivencia será elaborado por el Equipo Directivo del Centro con la participación efectiva de los miembros de la Comunidad Educativa y del Coordinador de Convivencia en la forma en que determine la Entidad Titular. Dicho Plan será aprobado por el Equipo Directivo.

 

  1. El Plan de Convivencia recoge las actividades que se programen en el Centro, ya sean dentro o fuera del horario lectivo, para fomentar un buen clima de convivencia dentro del mismo y el conjunto de Normas de Conducta. El Plan de Convivencia de nuestro centro, normas de conducta y procedimiento, se encuentran recogidas en el Proyecto Educativo.

 

 

TÍTULO III

ÓRGANOS DE GOBIERNO, PARTICIPACIÓN  Y GESTIÓN

 

Art. 39.- Órganos de gobierno, participación y gestión.

 

  1. Los órganos de gobierno, participación y gestión del centro son unipersonales y colegiados.

 

  1. Son órganos unipersonales de gobierno y gestión, el Director General, el Director Pedagógico, el Coordinador General de Etapa, el Coordinador General de Pastoral y el Administrador.

 

  1. Son órganos colegiados de gobierno y gestión, el Equipo Directivo del Centro, el Claustro de Profesores y el Equipo de Pastoral.

 

  1. Son órganos colegiados de participación y gestión el Consejo de la Comunidad Educativa y su Sección de Enseñanzas Concertadas.
  2. Los órganos de gobierno, participación y gestión desarrollarán sus funciones promoviendo los objetivos del Carácter Propio y del Proyecto Educativo de Centro y de conformidad con la legalidad vigente.

 

CAPÍTULO PRIMERO: ÓRGANOS UNIPERSONALES.

 

Sección Primera: Director Pedagógico.

 

Art. 40.- Competencias.

 

  1. Son competencias del Director Pedagógico:

 

  1. a) Ostentar la representación ordinaria de la Entidad Titular del Centro con las facultades que ésta le otorgue.
  2. b) Velar por la efectiva realización del Carácter Propio y del Proyecto Educativo de Centro.
  3. c) Convocar y presidir las reuniones del Equipo Directivo y del Consejo de la Comunidad Educativa.
  4. d) Presidir, cuando asista, las reuniones del Centro sin menoscabo de las facultades reconocidas a los otros órganos unipersonales.
  5. e) Aquellas otras que se señalan en el presente Reglamento.

 

  1. El Director Pedagógico se responsabiliza de que las competencias de la Entidad Titular, como Titular del Centro, sean respetadas y atendidas.

 

  1. El Director Pedagógico sigue y está permanentemente informado del funcionamiento del Centro.

 

Art. 41.- Nombramiento y cese.

 

El Director Pedagógico es nombrado y cesado por la Entidad Titular del Centro.

 

Sección Segunda: Jefatura de Estudios.

 

Art. 42.- Competencias.

 

Son competencias del Jefatura de Estudios, en su correspondiente ámbito y conforme a las directrices de la Entidad Titular:

 

  1. a) Dirigir y coordinar las actividades educativas del nivel.
  2. b) Ejercer la jefatura académica del personal docente.
  3. c) Convocar y presidir los actos académicos y las reuniones de las Secciones de Enseñanzas Concertadas del Consejo de la Comunidad Educativa y las citadas Secciones del Claustro.
  4. d) Visar las certificaciones y documentos académicos.
  5. e) Ejecutar los acuerdos del Consejo de la Comunidad Educativa, del Claustro, y de sus respectivas Secciones, en el ámbito de sus facultades.
  6. f) Proponer al Director Pedagógico para su nombramiento al Coordinador General de Etapa, a los Coordinadores de Seminario y de Ciclo y a los Tutores.
  7. g) Favorecer la convivencia y garantizar la mediación en la resolución de los conflictos, en cumplimiento de la normativa vigente, así como corregir las alteraciones que se produzcan en los términos señalados en el presente Reglamento y normativa vigente al respecto.
  8. h) Velar por la realización de las actividades programadas dentro del Plan de Convivencia del Centro.
  9. i) Aquellas otras que le encomiende la Entidad Titular del Centro en el ámbito educativo.

 

Art. 43.- Ámbito y nombramiento.

 

  1. En el Centro existirá un Jefe de Estudios para todas las enseñanzas:

 

  1. a) Educación Infantil y Primaria.
  2. b) Educación Secundaria.
  3. c) Formación Profesional Básica.

 

  1. El Jefe de Estudios es nombrado por la Entidad Titular del Centro previo informe de la Sección de enseñanzas concertadas del Consejo de la Comunidad Educativa, adoptado por la mayoría absoluta de los miembros.

 

 

Art. 44.- Cese, suspensión y ausencia.

 

  1. El Jefe de Estudios cesará:

 

  1. a) Por decisión de la Entidad Titular del Centro cuando concurran razones justificadas, de las que dará cuenta al Consejo la Comunidad Educativa.
  2. b) Por dimisión.
  3. c) Por cesar como profesor del Centro.
  4. d) Por imposibilidad de ejercer el cargo.

 

  1. El Titular del Centro podrá suspender cautelarmente al Jefe de Estudios antes del término de su mandato cuando concurran razones justificadas, de las que dará cuenta al Consejo Escolar y tras dar audiencia al interesado.

 

La suspensión cautelar no podrá tener una duración superior a un mes. En dicho plazo habrá de producirse el cese o la rehabilitación.

 

  1. En caso de cese, suspensión o ausencia del Jefe de Estudios asumirá provisionalmente sus funciones hasta el nombramiento del sustituto, rehabilitación o reincorporación la persona que, cumpliendo los requisitos establecidos en el artículo 42.3 del presente Reglamento, sea designada por la Entidad Titular del Centro.

 

 

Sección Tercera: Coordinador General de Etapa.

 

Art. 45.- Competencias.

 

Son competencias del Coordinador General de Etapa, en su correspondiente ámbito:

 

  1. a) Coordinar las actividades educativas de la etapa.
  2. b) Convocar y presidir la Sección de Etapa del Claustro de Profesores.
  3. c) Ser oído con carácter previo al nombramiento de los Coordinadores de Ciclo y de los Tutores de su etapa.
  4. d) Favorecer la convivencia y corregir las alteraciones que se produzcan en los términos señalados en el presente Reglamento.
  5. e) Aquellas otras que le encomiende la Entidad Titular del Centro en el ámbito educativo.

 

Art. 46.- Ámbito, nombramiento y cese.

 

  1. La determinación de las enseñanzas que contarán con Coordinador General de Etapa compete a la Entidad Titular del Centro.

 

  1. El Coordinador General de Etapa es nombrado y cesado por el Director General a propuesta del Jefe de Estudios correspondiente.

 

Sección Cuarta: Coordinador General de Pastoral.

 

Art. 47.- Competencias.

 

Son competencias del Coordinador General de Pastoral:

 

  1. a) Coordinar y animar la programación y desarrollo de las actividades pastorales de la acción educativa del Centro.
  2. b) Convocar, y presidir en ausencia del Director Pedagógico, las reuniones del Equipo de Pastoral y del Consejo Pastoral.
  3. c) Coordinar el Seminario de Religión, impulsando el proceso de enseñanza- aprendizaje del área de Religión y el diálogo fe-cultura.
  4. d) Colaborar en la programación y realización de la acción educativa del Centro y de la tarea orientadora de los tutores.
  5. e) Animar la coordinación de la acción pastoral del Centro con la de la Parroquia y la Iglesia Diocesana.
  6. f) Aquellas otras que determine la Entidad Titular del Centro

 

Art. 48.- Nombramiento y cese.

 

El Coordinador General de Pastoral es nombrado y cesado por la Entidad Titular del Centro.

 

Sección Quinta: Administrador. (Coincide con la figura de la Entidad Titular)

 

Art. 49.- Competencias del Administrador.

 

Son competencias del Administrador:

 

  1. a) Confeccionar la memoria económica, la rendición anual de cuentas y el anteproyecto de presupuesto del Centro correspondiente a cada ejercicio económico. A estos efectos, requerirá y recibirá oportunamente de los responsables directos de los diversos centros de costes los datos necesarios.
  2. b) Organizar, administrar y gestionar los servicios de compra y almacén de material fungible, conservación de edificios, obras, instalaciones y, en general, los servicios del Centro.
  3. c) Supervisar la recaudación y liquidación de los derechos económicos que procedan, según la legislación vigente, y el cumplimiento, por el Centro, de las obligaciones fiscales y de cotización a la Seguridad Social.
  4. d) Ordenar los pagos y disponer de las cuentas bancarias del Centro conforme a los poderes que tenga otorgados por la Entidad Titular.
  5. e) Mantener informado al Director Pedagógico de la marcha económica del Centro.
  6. f) Dirigir la Administración y llevar la contabilidad y el inventario del Centro.
  7. g) Coordinar al personal de administración y servicios.
  8. h) Supervisar el cumplimiento de las disposiciones relativas a higiene y seguridad.
  9. i) Aquellas otras que determine la Entidad Titular del Centro

 

Art. 50.- Nombramiento y cese.

 

El Administrador es nombrado y cesado por la Entidad Titular del Centro.

 

 

CAPÍTULO SEGUNDO. ÓRGANOS COLEGIADOS.

 

Sección Primera: Equipo Directivo.

 

Art. 51.- Composición.

 

  1. El Equipo Directivo está formado por:

 

  1. a) El Director Pedagógico, que lo convoca y preside.
  2. b) El Jefe de Estudios.
  3. c) El Coordinador General de Pastoral.
  4. d) El Coordinador/es General/es de Etapa.
  5. e) El Administrador.

 

  1. A las reuniones del Equipo Directivo podrán ser convocadas por el Director Pedagógico otras personas, con voz pero sin voto.

 

Art. 52.- Competencias.

 

Son competencias del Equipo Directivo:

 

  1. a) Asesorar al Director Pedagógico en el ejercicio de sus funciones.
  2. b) Coordinar el desarrollo de los diferentes aspectos del funcionamiento del Centro en orden a la realización de sus objetivos, sin perjuicio de las competencias propias de los respectivos órganos de gobierno.
  3. c) Elaborar, a propuesta del Director Pedagógico, la Programación General Anual del centro, así como evaluar y controlar su ejecución.
  4. d) Preparar los asuntos que deban tratarse en el Consejo de la Comunidad Educativa.
  5. e) Establecer el procedimiento de participación en la elaboración del Proyecto Educativo de Centro, y en las directrices para la programación y desarrollo de actividades y servicios en el Centro.
  6. f) Elaborar el Plan de Convivencia del Centro junto con el Coordinador de Convivencia y Bienestar.
  7. g) Aquellas otras que se le hayan atribuido en el presente Reglamento.

 

Art. 53.- Reuniones.

 

El Equipo Directivo se reunirá, al menos, una vez al mes.

 

Sección Segunda: Consejo de la Comunidad Educativa y Sección de Enseñanzas Concertadas.

 

Art. 54.- Consejo de la Comunidad Educativa y Sección de Enseñanzas Concertadas.

 

  1. El Consejo de la Comunidad Educativa es el máximo órgano de participación de toda la Comunidad Educativa en el Centro. Su competencia se extiende a la totalidad de las enseñanzas regladas de régimen general impartidas en el Centro.
  2. En el seno del Consejo de la Comunidad Educativa se constituirá la Sección de Enseñanzas Concertadas. Su competencia de extiende a las enseñanzas objeto de concierto educativo con la Administración. Su composición y competencias son las señaladas en el presente Reglamento, que refleja las que la legislación vigente atribuye al Consejo Escolar del Centro concertado, por lo que sustituye a éste en el seno del Centro.

 

Art. 55.- Composición.

 

  1. El Consejo de la Comunidad Educativa está formado por:

 

  1. a) Tres representantes de la Entidad Titular del Centro. Uno de ellos podrá ser el Director Pedagógico, que formará parte del Consejo de la Comunidad Educativa por este apartado cuando no fuese miembro del mismo por otro estamento.
  2. b) Los Jefes de Estudios.
  3. c) Cuatro representantes de los profesores.
  4. d) Cuatro representantes de los padres.
  5. e) Dos representantes de los alumnos.
  6. f) Un representante del personal de administración y servicios.

 

 

Además, en el caso de contar con enseñanzas de Formación Profesional concertadas, podrá incorporarse un representante del mundo de la empresa, designado por las organizaciones empresariales, de acuerdo con el procedimiento que establezca la administración educativa.

 

 

  1. Forman parte de la Sección de Enseñanzas Concertadas los siguientes consejeros:

 

  1. a) Los señalados en las letras a) y f) del número anterior.
  2. b) Los señalados en las letras c), d) y e), del número anterior, elegidos por los miembros de los niveles concertados en representación de su sector.
  3. c) Los Directores Pedagógicos de los niveles concertados.

 

 

Art. 56.- Elección, designación y vacantes.

 

  1. La elección y nombramiento de los representantes de los profesores, de los padres, de los alumnos, del personal de administración y servicios y, en su caso, del personal de atención educativa complementaria en el Consejo de la Comunidad Educativa y la cobertura provisional de vacantes de dichos representantes, se realizará conforme al procedimiento que determine la Entidad Titular del Centro con respeto a las normas reguladoras del régimen de conciertos y demás normativa vigente.

 

  1. La Asociación de Padres podrá designar uno de los representantes de los padres de niveles concertados y otro de los niveles no concertados en el Consejo de la Comunidad Educativa.

 

  1. Los consejeros electivos se renovarán por mitades cada dos años. Las vacantes que se produzcan con anterioridad al término del plazo del mandato se cubrirán teniendo en cuenta, en su caso, lo previsto en el apartado 1 del presente artículo. En este supuesto el sustituto lo será por el restante tiempo de mandato del sustituido.

 

Art. 57.- Competencias.

 

  1. Son competencias del Consejo de la Comunidad Educativa:

 

  1. a) Participar en la elaboración y aplicación del Proyecto Educativo del Centro.
  2. b) Informar, a propuesta de la Entidad Titular del Centro, el Reglamento de Régimen Interior del Centro.
  3. c) Informar y evaluar la Programación General Anual del Centro que elaborará el Equipo Directivo del Centro.
  4. d) Aprobar, a propuesta de la Entidad Titular del Centro, el Presupuesto del Centro en relación a los fondos provenientes de la Administración y otras cantidades autorizadas, así como la Rendición Anual de Cuentas.
  5. e) Intervenir en la designación del Jefe de Estudios.
  6. f) Intervenir en la selección del profesorado de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 60 de la Ley 8/1985, de 3 de julio, y en el artículo 16 del presente Reglamento.
  7. g) Garantizar el cumplimiento de las normas generales sobre admisión de alumnos en niveles concertados.
  8. h) Ser informado de la resolución de los conflictos disciplinarios y velar por el cumplimiento de la normativa vigente. A petición de los padres o tutores, podrá revisar las decisiones adoptadas por el Director, relativas a conductas que perjudiquen gravemente la convivencia, y proponer, en su caso, la adopción de las medidas oportunas.
  9. i) Informar las directrices para la programación y desarrollo de las actividades escolares complementarias, actividades extraescolares y servicios escolares.
  10. j) Informar las directrices para la programación y desarrollo de las actividades escolares complementarias, actividades extraescolares y servicios escolares en niveles concertados.
  11. k) Aprobar, en su caso, a propuesta de la Entidad Titular, las aportaciones de los padres de los alumnos para la realización de actividades extraescolares, y los servicios escolares en niveles concertados si tal competencia fuera reconocida por la Administración Educativa.
  12. l) Proponer, en su caso, a la Administración educativa, la autorización para establecer percepciones a los padres/tutores de los alumnos por la realización de Actividades escolares complementarias en niveles concertados.
  13. m) Informar los criterios sobre la participación del Centro en actividades culturales, deportivas y recreativas, así como en aquellas acciones asistenciales a las que el centro pudiera prestar su colaboración.
  14. n) Favorecer relaciones de colaboración con otros Centros con fines culturales y educativos.

ñ) Participar en la evaluación de la marcha general del Centro en los aspectos administrativos y docentes.

  1. o) Proponer medidas e iniciativas que favorezcan la convivencia en el centro, la igualdad entre hombres y mujeres, la igualdad de trato y la no discriminación por las causas a las que se refiere el artículo 84.3 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, la resolución pacífica de conflictos, y la prevención de la violencia de género.

 

  1. Para el ejercicio de las competencias establecidos en el apartado 1 de este artículo:

 

  1. a) Si afectan a las enseñanzas concertadas, aunque no exclusivamente, serán deliberadas y aprobadas en el seno del Consejo de la Comunidad Educativa aunque deberán contar con la mayoría de los votos de los miembros de su Sección de Enseñanzas Concertadas.

 

  1. b) Si afectan exclusivamente a las enseñanzas concertadas, deberán ser deliberadas y aprobadas en el seno de la Sección de Enseñanzas Concertadas del Consejo de la Comunidad Educativa.

 

Art. 58.- Régimen de funcionamiento.

 

El funcionamiento del Consejo de la Comunidad Educativa se regirá por las siguientes normas:

 

  1. Las reuniones del Consejo de la Comunidad Educativa serán convocadas conjuntamente por el Director Pedagógico y el Jefe de Estudios de las enseñanzas concertadas. Preside el Consejo el Director Pedagógico. La convocatoria se realizará, al menos, con ocho días de antelación e irá acompañada del orden del día. Cuando la urgencia del caso lo requiera, la convocatoria podrá realizarse con veinticuatro horas de antelación.

 

  1. El Consejo de la Comunidad Educativa se reunirá ordinariamente tres veces al año coincidiendo con cada uno de los tres trimestres del curso académico. Con carácter extraordinario se reunirá a iniciativa del Presidente, a su instancia o a solicitud de la Entidad Titular del Centro o de, al menos, la mitad de los miembros del Consejo de la Comunidad Educativa.

 

  1. El Consejo de la Comunidad Educativa quedará válidamente constituido cuando asistan a la reunión la mitad más uno de sus componentes.

 

  1. A las deliberaciones del Consejo podrán ser convocados por el Presidente, con voz pero sin voto, los demás órganos unipersonales y aquellas personas cuyo informe o asesoramiento estime oportuno.

 

  1. Los acuerdos deberán adoptarse, al menos, por el voto favorable de la mitad más uno de los presentes, salvo que, para determinados asuntos, sea exigida otra mayoría. En caso de empate el voto del Presidente será dirimente.

 

  1. Todos los miembros, tendrán derecho a formular votos particulares y a que quede constancia de los mismos en las actas.

 

  1. Las votaciones serán secretas cuando se refieran a personas o lo solicite un tercio de los asistentes con derecho a voto.

 

  1. Todos los asistentes guardarán reserva y discreción de los asuntos tratados.

 

  1. El Secretario del Consejo será nombrado por la Entidad Titular del Centro. De todas las reuniones el Secretario levantará acta, quedando a salvo el derecho a formular y exigir, en la siguiente reunión, las correcciones que procedan. Una vez aprobada será suscrita por el Secretario que dará fe con el visto bueno del Presidente.

 

  1. La inasistencia de los miembros del Consejo de la Comunidad Educativa a las reuniones del mismo deberá ser justificada ante el Presidente.

 

  1. De común acuerdo entre la Entidad Titular del Centro y el Consejo se podrán constituir Comisiones con la composición, competencias, duración y régimen de funcionamiento que se determinen en el acuerdo de creación, y que serán incorporadas como Anexo al presente Reglamento.

 

  1. Lo señalado en los números anteriores será de aplicación a la Sección de Enseñanzas Concertadas con la salvedad de que la Sección será presidida por el Jefe de Estudios de estas enseñanzas y, si hubiera más de uno, por el que haya sido nombrado para tal función de común acuerdo entre la Entidad Titular del Centro y la Sección.

 

  1. Los representantes de los alumnos en el Consejo de la Comunidad Educativa participarán en todas las deliberaciones del mismo.

 

Sección Tercera: Claustro de Profesores.

 

Art. 59.- Claustro de Profesores.

 

El Claustro de Profesores es el órgano propio de participación del profesorado del Centro. Forman parte del mismo todos los profesores de enseñanzas curriculares del Centro y los orientadores.

 

Art. 60.- Competencias.

 

Son competencias del Claustro de Profesores:

 

  1. Participar en la elaboración del Proyecto Educativo de Centro, de la Programación General Anual y de la evaluación del Centro.
  2. b) Ser informado sobre las cuestiones que afecten a la globalidad del Centro.
  3. c) Elegir a sus representantes en el Consejo de la Comunidad Educativa, conforme a lo establecido en los artículos 1.c) y 55 del presente Reglamento.
  4. d) Proponer medidas e iniciativas que favorezcan la convivencia en el centro
  5. e) Informar las normas de organización, funcionamiento y convivencia del Centro.
  6. f) Analizar y valorar el funcionamiento general del centro, la evolución del rendimiento escolar y los resultados de las evaluaciones internas y externas en las que participe el Centro.

Art. 61.- Secciones.

 

  1. La Entidad Titular del Centro podrá constituir Secciones del Claustro para tratar los temas específicos de cada nivel o etapa.

 

  1. En las Secciones del Claustro participarán todos los profesores del nivel o etapa correspondiente y los orientadores.

 

Art. 62.- Competencias de las Secciones.

 

Son competencias de la Sección del Claustro en su ámbito:

 

  1. Participar en la elaboración y evaluación del Proyecto Curricular de la Etapa, conforme a las directrices del Equipo Directivo.
  2. Coordinar las programaciones de las diversas áreas de conocimiento.
  3. Promover iniciativas en el campo de la investigación y experimentación pedagógica y en la formación del profesorado.

 

Art. 63.- Régimen de funcionamiento.

 

El funcionamiento del Claustro se regirá por las siguientes normas:

 

  1. Convoca y preside las reuniones del Claustro el Director General.

 

  1. La convocatoria se realizará, al menos, con ocho días de antelación e irá acompañada del orden del día. Cuando la urgencia del caso lo requiera, la convocatoria podrá realizarse con veinticuatro horas de antelación.

 

  1. A la reunión del Claustro podrá ser convocada cualquier otra persona cuyo informe o asesoramiento estime oportuno el Presidente.

 

  1. Los acuerdos deberán adoptarse, al menos, por el voto favorable de la mitad más uno de los asistentes a la reunión. En caso de empate el voto del Presidente será dirimente.

 

  1. Todos los miembros tendrán derecho a formular votos particulares y a que quede constancia de los mismos en las actas.

 

  1. Las votaciones serán secretas cuando se refieran a personas o lo solicite un tercio de los asistentes con derecho a voto.

 

  1. Todos los asistentes guardarán reserva y discreción de los asuntos tratados.

 

  1. El Secretario del Claustro será nombrado por el mismo a propuesta de su Presidente. De todas las reuniones el Secretario levantará acta quedando a salvo el derecho a formular y exigir en la siguiente reunión las correcciones que procedan. Una vez aprobada será suscrita por el Secretario, que dará fe con el visto bueno del Presidente.

 

  1. Lo señalado en los números anteriores será de aplicación a las Secciones del Claustro, con la salvedad de que la Sección de Enseñanzas Concertadas será convocada y presidida por el Jefe de Estudios o de estas enseñanzas y, si hubiera más de uno, por el que haya sido nombrado conforme a lo señalado en el artículo 57.13 del presente Reglamento.

 

Sección Cuarta: Equipo de Pastoral.

 

Art. 64.- Equipo de Pastoral.

 

Es el grupo de personas que animan y coordinan la acción evangelizadora y pastoral en todas las actividades escolares y extraescolares que se realicen en el Centro. Es coordinado y dirigido por el Coordinador General de Pastoral.

 

Art. 65.- Composición.

 

El Equipo de Pastoral está formado por:

 

  1. a) El Coordinador General de Pastoral.
  2. b) El Jefe de Estudios.
  3. c) El Coordinador/es General de Etapa
  4. d) Los Coordinadores de Pastoral de etapas o niveles.
  5. e) Los Responsables últimos de las actividades o áreas pastorales.
  6. f) Un representante de los grupos de acción pastoral, nombrado por el Coordinador General de Pastoral.
  7. g) Un representante de los tutores, elegido por éstos.
  8. h) Un representante de los padres, designado por la Junta Directiva de la Asociación de Padres.

 

Art. 66.- Competencias.

 

Son competencias del Equipo de Pastoral:

 

  1. a) Proponer las líneas de acción de la dimensión evangelizadora del Proyecto Educativo y realizar su seguimiento.
  2. b) Planificar, de acuerdo con el Proyecto Educativo, el Proyecto Curricular que correspondan, las actividades pastorales de la acción educativa.
  3. c) Actuar en colaboración con el Seminario de Religión en lo que se refiere a la enseñanza religiosa.
  4. d) Responsabilizarse de la marcha de los grupos de fe y de sus animadores, proporcionando los medios adecuados para su conveniente desarrollo.
  5. e) Prolongar la acción pastoral de la escuela entre las familias de la Comunidad Educativa.

 

 

TITULO IV

ÓRGANOS DE COORDINACIÓN EDUCATIVA

 

Art. 67.- Órganos de coordinación educativa.

 

  1. Los órganos de coordinación educativa son unipersonales y colegiados.

 

  1. Son órganos unipersonales de coordinación educativa, el Coordinador de Orientación, Coordinador de Etapa, el Coordinador de Ciclo, el Coordinador de Departamento y el Tutor.

 

  1. Son órganos colegiados de coordinación educativa el Consejo Pastoral, los Equipos Docentes, el Departamento de Orientación y otros Departamentos.

 

CAPITULO PRIMERO. ÓRGANOS UNIPERSONALES.

 

Sección Primera: Coordinador de Orientación.

 

Art. 68.- Competencias.

 

Son competencias del Coordinador de Orientación:

 

  1. a) Asesorar a los profesores, a los órganos de gobierno y gestión y a las estructuras organizativas del Centro, en el ámbito de la función de orientación.
  2. b) Coordinar los aspectos generales de la función de orientación.
  3. c) Asesorar y coordinar la planificación y animar el desarrollo de las actividades de orientación de la acción educativa del Centro.
  4. d) Desarrollar programas de orientación con grupos de alumnos.
  5. e) Convocar y dirigir las reuniones del Seminario de Orientación.

 

Art. 69.- Nombramiento y cese.

 

El Coordinador de Orientación es nombrado y cesado por el Director Pedagógico del Centro.

 

Sección Segunda: Coordinador de Etapa.

 

 Art. 70.- Competencias.

 

Son competencias del Coordinador de Etapa:

 

  1. a) Coordinar el desarrollo de las actividades académicas de la acción educativa de profesores y alumnos.
  2. b) Proponer al Jefe de Estudios la dotación del material necesario para el desarrollo de las actividades docentes propias de su competencia.
  3. c) Proponer al Jefe de Estudios cuanto considere necesario en orden al perfeccionamiento del profesorado.
  4. d) Coordinar la actuación de los Coordinadores de Departamentos de área.

 

Art. 71.- Nombramiento y cese.

 

El Coordinador de Etapa es un profesor del Centro. Es nombrado y cesado por el Director Pedagógico a propuesta del Jefe de Estudios.

 

Sección Tercera: Coordinador de Ciclo.

 

Art. 72.- Competencias del Coordinador de Ciclo.

 

Son competencias del Coordinador de Ciclo:

 

  1. a) Promover y coordinar, a través de los tutores, el desarrollo del proceso educativo de los alumnos del ciclo.
  2. b) Promover y coordinar la convivencia de los alumnos.
  3. c) Convocar y presidir, en ausencia del Jefe de Estudios o del Coordinador General de la Etapa, las reuniones del Equipo Docente de Ciclo.

 

Art. 73.- Nombramiento y cese.

 

El Coordinador de Ciclo es un profesor del Centro. Es nombrado y cesado por el Director Pedagógico a propuesta del Jefe de Estudios y oído el Coordinador General de su etapa.

 

Sección Cuarta: Coordinador de Departamento.

 

Art. 74.- Competencias.

 

Son competencias del Coordinador del Departamento:

 

  1. a) Convocar y moderar las reuniones del Seminario.
  2. b) Coordinar el trabajo del Seminario en la elaboración de las programaciones del área de cada curso, procurando la coherencia en la distribución de los contenidos a lo largo de los niveles y ciclos; en la propuesta de los objetivos mínimos y criterios de evaluación y en la selección de materiales curriculares.
  3. c) Elaborar los oportunos informes sobre las necesidades del Seminario para la confección del presupuesto anual del Centro.

 

Art. 75.- Nombramiento y cese.

 

El Coordinador de Departamento es nombrado y cesado por el Director Pedagógico de entre los miembros del Departamento, a propuesta del Jefe de Estudios y oído el parecer de los miembros del Departamento.

 

Sección Quinta: Tutor.

 

Art. 76.- Competencias.

 

Son competencias del Tutor:

 

  1. a) Ser el inmediato responsable del desarrollo del proceso educativo del grupo y de cada alumno a él confiado.
  2. b) Dirigir y moderar la sesión de evaluación de los alumnos del grupo que tiene asignado.
  3. c) Conocer la marcha del grupo y las características y peculiaridades de cada uno de los alumnos.
  4. d) Coordinar la acción educativa de los profesores del grupo y la información sobre los alumnos.
  5. e) Recibir a las familias de forma ordinaria e informarlas sobre el proceso educativo de los alumnos.

 

Art. 77.- Nombramiento y cese.

 

El Tutor es un profesor del grupo de alumnos correspondiente. Es nombrado y cesado por el Director Pedagógico a propuesta del Jefe de Estudios y oído el Coordinador General de su etapa.

 

CAPITULO SEGUNDO. ÓRGANOS COLEGIADOS.

 

Sección Primera: Consejo de Pastoral.

 

Art. 78.- Composición. 

 

El Consejo de Pastoral es el órgano en el que están presentes todos los que, de una manera directa, participan en las actividades pastorales o de enseñanza religiosa en el Centro.

 

El Consejo Pastoral está formado por:

 

  1. a) El Director Pedagógico
  2. b) El Jefe de Estudios.
  3. c) El Coordinador General de Pastoral.
  4. d) El Coordinador/es General/es de Etapa.
  5. e) Los miembros del Equipo de Pastoral.
  6. f) Los Profesores de Religión.
  7. g) Los animadores de grupos o actividades (agentes de pastoral).
  8. h) Representantes de los tutores.
  9. i) Representantes de los padres.
  10. j) Representantes de los alumnos.

 

Art. 79.- Competencias.

 

Son competencias del Consejo de Pastoral:

 

  1. a) Conocer, hacer sugerencias y dar el visto bueno a la planificación de las actividades pastorales de la acción educativa del Centro.
  2. b) Ser instrumento de comunión entre todos los que contribuyen a la educación de la fe en el Centro.
  3. c) Servir de lugar donde todos los agentes de pastoral puedan intercambiar sus experiencias y puntos de vista sobre la educación en la fe de los alumnos y otros miembros de la Comunidad Educativa.

 

Art. 80.- Régimen de funcionamiento.

 

  1. El Consejo de Pastoral es convocado, coordinado y animado por el Coordinador de Pastoral que, asimismo, lo presidirá en ausencia del Director Pedagógico.

 

  1. Se reúne al menos una vez al año, para conocer la programación pastoral del curso y cohesionar las distintas actividades pastorales y las personas que las realizan.

 

Sección Segunda: Equipo Docente.

 

Art. 81.- Composición.

 

El Equipo Docente está integrado por los profesores del respectivo ciclo, curso o grupo.

 

Art. 82.- Competencias.

 

Son competencias del Equipo Docente:

 

  1. a) Realizar la conexión interdisciplinar del curso o ciclo.
  2. b) Proponer al Claustro criterios generales de evaluación.
  3. c) Colaborar en la elaboración de los proyectos, adaptaciones y diversificaciones curriculares.
  4. d) Proponer iniciativas y experiencias pedagógicas y didácticas.
  5. e) Evaluar a los alumnos, decidir sobre su promoción y sobre la concesión de los títulos.

 

Sección Tercera: Departamento de Orientación.

 

Art. 83.- Composición.

 

El Departamento de Orientación está formado por:

 

  1. a) El Coordinador de Orientación.
  2. b) El Jefe de Estudios.
  3. c) El Coordinador/es General/es de Etapa.
  4. d) Los Tutores.
  5. e) Los profesores cuyo perfil profesional será parte clave de la función orientadora (Especialistas en Audición y Lenguaje, Logopedas, Especialistas en Pedagogía Terapéutica, etc, …).
  6. f) Otros profesores que, por designación del Director Pedagógico del Centro, puedan contribuir a la orientación desde su especialidad, conocimientos o experiencia profesional.

 

Art. 84.- Competencias.

 

Son competencias del Seminario de Orientación:

 

  1. Redactar, poner en práctica y evaluar el Proyecto de Orientación y liderar el desarrollo de la función orientadora en el Centro, de acuerdo con las directrices del Proyecto Educativo del Centro.
  2. Participar en las acciones formativas y reuniones de orientación que promueva la Entidad Titular del Centro.
  3. Coordinar la elaboración, realización y evaluación de las actividades de orientación de la acción educativa del Centro.
  4. Asesorar técnicamente a los órganos del Centro en relación con las adaptaciones curriculares, los programas de refuerzo educativo y los criterios de evaluación y promoción de alumnos.
  5. Proporcionar a los alumnos información y orientación sobre alternativas educativas y profesionales.
  6. Elaborar actividades, estrategias y programas de orientación personal, escolar, profesional y de diversificación curricular.
  7. Aplicar programas de intervención orientadora de alumnos.
  8. Realizar la evaluación psicopedagógica individualizada de los alumnos y elaborar propuestas de intervención.
  9. Coordinar, apoyar y ofrecer soporte técnico a actividades de orientación, tutoría, y de formación y perfeccionamiento del profesorado.

                                                              

Sección Cuarta: Otros Departamentos.

 

Art. 85.- Configuración y composición.

 

  1. El Departamento es el grupo de los profesores que imparten un área o materia o un conjunto de las mismas en el Centro.

 

  1. La creación y modificación de los Departamentos compete a la Entidad Titular del Centro.

 

  1. El Departamento de Religión deberá coordinarse con el Equipo de Pastoral.

 

Art. 86.- Competencias.

 

Son competencias del Departamento:

 

  1. a) Coordinar la elaboración de los currículos del área para cada curso, garantizando la coherencia en la programación vertical del área.
  2. b) Proponer al Claustro criterios de evaluación respecto de su área.
  3. c) Colaborar en la elaboración de los proyectos, adaptaciones y diversificaciones curriculares.
  4. d) Proponer iniciativas y experiencias pedagógicas y didácticas en relación con su área.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TÍTULO V

ALTERACIÓN DE LA CONVIVENCIA

 

 

CAPÍTULO PRIMERO. NORMAS GENERALES.

 

El Centro dispone de un sistema de vigilancia de cámaras en los espacios comunes que, en algún momento puntual, pueden ayudar a solventar o aportar información esencial para poder resolver algún conflicto. Dicho sistema está oportunamente señalizado y puesto en conocimiento de toda la Comunidad Educativa. La visualización de dichas imágenes sólo puede realizarse por el personal autorizado del Colegio respetando así la privacidad de datos de los menores.

 

Las familias deben firmar que son conocedores de las siguientes normas:

 

 

 

 

Las disposiciones del presente Título se establecen sin perjuicio de lo dispuesto en la normativa vigente de aplicación, siendo objeto de complemento y desarrollo en el presente Reglamento sobre “Normas de convivencia y procedimiento”.

 

Artículo 87.- Valor de la convivencia.

 

La adecuada convivencia en el Centro es una condición indispensable para la progresiva maduración de los distintos miembros de la Comunidad Educativa -en especial de los alumnos- y de aquélla en su conjunto y, consiguientemente, para la consecución de los objetivos del Carácter Propio del Centro.

 

Artículo 88.- Alteración y corrección.

 

  1. Alteran la convivencia del Centro los miembros de la Comunidad Educativa que, por acción u omisión, vulneran las normas de convivencia a que se refiere el Artículo 7 del presente Reglamento durante el desarrollo de la jornada lectiva y la realización de actividades complementarias y extraescolares y servicios educativos complementarios. Igualmente, los cometidos fuera del recinto escolar cuando tengan origen o estén directamente relacionados con la actividad escolar o afecten a miembros de la Comunidad Educativa en tal concepto.

 

  1. Los que alteren la convivencia serán corregidos conforme a los medios y procedimientos que señalan la legislación vigente y el presente Reglamento.

 

  1. Al inicio de cada curso escolar se podrán establecer normas de convivencia específicas en desarrollo de las generales contempladas en el artículo 7 del presente Reglamento.

 

  1. Las normas de convivencia y conducta del Centro serán de obligado cumplimiento para todos los miembros de la Comunidad Educativa.

 

  1. Los miembros del equipo directivo y los profesores tienen la consideración de autoridad pública. En los procedimientos de adopción de medidas correctoras, los hechos constatados por profesores y miembros del equipo directivo del centro tendrán valor probatorio y disfrutarán de presunción de veracidad salvo prueba en contrario, sin perjuicio de las pruebas que, en defensa de los respectivos derechos o intereses, puedan señalar o aportar los propios afectados.

 

CAPÍTULO SEGUNDO. ALUMNOS

 

Artículo 89.- Criterios de corrección.

 

  1. En la corrección de los alumnos que alteren la convivencia en el Centro se tendrán en cuenta, en todo caso, los siguientes criterios:

 

  1. La edad, situación personal, familiar y social del alumno.
  2. La valoración educativa de la alteración.
  3. El carácter educativo y recuperador, no meramente sancionador, de la corrección.
  4. La proporcionalidad de la corrección.
  5. La forma en que la alteración afecta a los objetivos fundamentales del Proyecto Educativo de Centro, Programación de Etapa y Programación General Anual del Centro.

 

  1. En ningún caso el procedimiento de corrección podrá afectar al derecho a la intimidad y dignidad del alumno.

 

Artículo 90.- Calificación de la alteración de la convivencia.

 

Las alteraciones de la convivencia se calificarán conforme a lo dispuesto en el Plan de Convivencia y con atención a lo establecido en la normativa vigente.

 

En la calificación de las conductas habrá de tomarse en consideración los criterios de corrección y las circunstancias concurrentes a efectos de su gradación.

 

Las conductas que atenten contra la dignidad personal de otros miembros de la Comunidad Educativa, que tengan como origen o consecuencia una discriminación o acoso basado en el género, orientación o identidad sexual, origen racial, étnico, religioso, de creencias o de discapacidad, o que se realicen contra el alumnado más vulnerable por sus características personales, sociales o educativas, tendrán la calificación de falta muy grave y llevarán asociada como medida correctora la expulsión, temporal o definitiva, del Centro.

 

NORMAS GENERALES DE CONVIVENCIA RELATIVAS A LOS ALUMNOS:

  1. a) El estudio, que se concreta en:

1º. La obligación de asistir regularmente a clase con puntualidad.

2º. Participar activa y diligentemente en las actividades orientadas al desarrollo del currículo, siguiendo las directrices del profesorado.

3º. El respeto a los horarios de las actividades programadas por el instituto.

4º. El respeto al ejercicio del derecho al estudio de sus compañeros y compañeras.

5º. La obligación de realizar las actividades escolares para consolidar su aprendizaje que le sean asignadas por el profesorado para su ejecución fuera del horario lectivo.

  1. b) Respetar la autoridad y las orientaciones del profesorado.
  2. c) Respetar la libertad de conciencia, las convicciones religiosas y morales y la dignidad, integridad e intimidad de todos los miembros de la comunidad educativa, así como la igualdad entre hombres y mujeres.
  3. d) Respetar las normas de organización, convivencia y disciplina del centro docente y contribuir al desarrollo del proyecto educativo del mismo y de sus actividades.
  4. e) Participar y colaborar en la mejora de la convivencia escolar y en la consecución de un adecuado clima de estudio en el instituto.
  5. f) Participar en los órganos del centro que correspondan, así como en las actividades que éste determine.
  6. g) Utilizar adecuadamente las instalaciones y el material didáctico, contribuyendo a su conservación y mantenimiento.
  7. h) Participar en la vida del instituto.
  8. i) Conocer la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía para Andalucía, con el fin de formarse en los valores y principios recogidos en ellos.
  9. j) Permanecer en el aula entre clase y clase.
  10. k) No usar dispositivos electrónicos (móvil, cámaras o relojes inteligentes y similares) dentro del recinto escolar, salvo con la autorización del profesorado como recursos para el aprendizaje y con la consecuente supervisión de los docentes.
  11. l) Respetar el carácter propio del centro y las manifestaciones concretas que en este sentido se den en el colegio.

 

  1. m) Evitar los juegos violentos.

 

  1. n) No ausentarse del Centro sin conocimiento del profesor o persona responsable en cada momento.

 

ñ) Los alumnos no podrán permanecer en el aula durante el tiempo de recreo o tras la hora de salida de clase, salvo que el profesor esté presente.

 

  1. o) Utilizar  un vocabulario correcto y educado, evitando palabras malsonantes.

 

  1. p) Asistir debidamente uniformados en las 4 etapas.

 

q)No comer o beber dentro de las aulas.

 

  1. r) Mostrar conductas disciplinarias en los servicios de los que se haga uso, tales como aula matinal, comedor y/o extraescolares.

 

s)Queda prohibido el consumo de alcohol, tabaco y/o drogas en el colegio. Los vapers también están prohibidos.

 

  1. t) Están prohibidos los pearcing, peinados extravagantes o con tintes que llamen la atención, las barrigas al aire y calzado que no sea el del uniforme.

 

NORMAS ESPECÍFICAS DE CONVIVENCIA EN EL AULA RELATIVAS A LOS ALUMNOS:

 

Aunque es importante mencionar que será  cada clase quien dotará, en cada curso, a sí misma de unas pocas de normas y correcciones particulares para garantizar los derechos y deberes de todos sus miembros. Normas en cuya elaboración se deben tener en cuenta una serie de aspectos mencionados en el apartado correspondiente del Proyecto Educativo del centro.

Aún así, se establecen una serie de propuestas que no se pueden pasar por alto como:

Etapa de infantil

 RESPETO A LOS DEMÁS

 Valiente es quien:

– Respeta a los demás.

-Ayuda a un compañero/a.

-Avisa a un adulto para ayudar a un amigo/a.

-Si alguien le pega o insulta le dice: Para, escúchame y hablemos.

-Resuelve los conflictos dialogando.

-Dice siempre la verdad.

-Pregunta antes de dar un beso o abrazo a alguien.

-Cumple la norma del cole: Dialogando nos sentimos mej

CUIDADO DE LOS ESPACIOS Y MATERIALES:

– Mantenemos las mesas recogidas, siendo el encargado de cada equipo el que realiza esta tarea.

– En el baño las toallitas y el papel se tiran en la papelera.

– Tiramos siempre de la cisterna.

– Nos lavamos las manos después de ir al servicio y antes de desayunar.

– Dejamos la clase recogida antes de la hora del desayuno.

– Dejamos la clase recogida antes de la hora irnos a casa.

– Usamos las papeleras de clase y la que se saca al patio.

 Etapa de Primaria, Secundaria y FPB

DIÁLOGO.

–                     Respetamos el turno de palabra en todas las situaciones de comunicación que se den en el centro.

–                     Pedimos silencio siguiendo el protocolo del silencio (Levantamos una mano abierta, mientras que con el índice de la mano contraria indicamos silencio. Una vez que todo el grupo haya alcanzado el silencio, la persona que inició la cadena da las gracias y justifica la petición de silencio. Durante dicha petición, se deja de hacer cualquier otra cosa que se estuviera haciendo).

–                     Dialogamos de forma igualitaria, manteniendo un tono de voz tranquilo y utilizando un lenguaje asertivo.

MOBILIARIO Y MATERIAL.

–                     Respetamos el mobiliario, evitando pintar, rayar o dañar de cualquier otra manera las mesas, muebles, puertas, sillas…

–                     Cuidamos los libros, cuadernos y diferentes materiales educativos propios y ajenos.

–                      Realizaremos un uso responsable de los folios, fomentando la reutilización del papel, así como su reciclaje.

ORDEN Y LIMPIEZA.

–                      Mantenemos nuestras mesas recogidas con el material de trabajo imprescindible, evitando elementos que puedan distraernos.

–                     En el baño, el papel higiénico y toallas húmedas las depositamos en las papeleras.

–                     Tiramos siempre de la cisterna.

–                      Nos lavamos siempre las manos después de hacer uso del WC.

–                     Usamos las papeleras que hay en el centro.

–                      Revisamos que nuestra mesa y nuestra clase quedan ordenadas y limpias.

–                      Para facilitar la labor de limpieza del suelo y mesas, subimos las sillas colocando el respaldo de las mismas en el lateral de la mesa.

ENTRADAS Y SALIDAS.

–                      Nos desplazaremos por el edificio del centro sin correr ni armar alboroto para evitar accidentes y sin molestar a los demás miembros de la comunidad en sus actividades educativas.

–                Los móviles deben guardarse en las taquillas personales de los alumnos durante la jornada lectiva de clases. Aquellos alumnos que no dispongan de su propia taquilla podrán dejar sus dispositivos en una taquilla del profesor que permanecerán bajo llave durante toda la jornada.

 

Incumplimiento de las normas de convivencia

  1. Las correcciones y las medidas disciplinarias que hayan de aplicarse por el incumplimiento de las normas de convivencia habrán de tener un carácter educativo y recuperador, deberán garantizar el respeto a los derechos del resto del alumnado y procurarán la mejora de las relaciones de todos los miembros de la comunidad educativa.
  2. En todo caso, en las correcciones y en las medidas disciplinarias por los incumplimientos de las normas de convivencia deberá tenerse en cuenta lo que sigue:
  3. a) El alumno o alumna no podrá ser privado del ejercicio de su derecho a la educación ni de su derecho a la escolaridad.
  4. b) No podrán imponerse correcciones ni medidas disciplinarias contrarias a la integridad física y a la dignidad personal del alumno o alumna.
  5. c) La imposición de las correcciones y de las medidas disciplinarias previstas respetará la proporcionalidad con la conducta del alumno o alumna.
  6. d) Asimismo, en la imposición de las correcciones y de las medidas disciplinarias deberá tenerse en cuenta la edad del alumno o alumna, así como sus circunstancias personales, familiares o sociales. A estos efectos, se podrán recabar los informes que se estimen necesarios sobre las aludidas circunstancias y recomendar, en su caso, a los padres y madres o a los representantes legales del alumnado, o a las instituciones públicas competentes, la adopción de las medidas necesarias.

Ámbitos de las conductas a corregir

  1. Se corregirán los actos contrarios a las normas de convivencia realizados por el alumnado en el colegio, tanto en el horario lectivo como en el dedicado a las actividades complementarias y extraescolares.
  2. Asimismo, podrán corregirse las actuaciones del alumnado que, aunque realizadas por cualquier medio e incluso fuera del recinto y del horario escolar, estén motivadas o directamente relacionadas con el ejercicio de sus derechos y el cumplimiento de sus deberes como tal.

Conductas contrarias a las normas de convivencia

  1. Son conductas contrarias a las normas de convivencia las que se opongan a las establecidas por los centros conforme a la normativa vigente y, en todo caso, las siguientes:
  2. a) Los actos que perturben el normal desarrollo de las actividades de la clase.
  3. b) La falta de colaboración sistemática del alumnado en la realización de las actividades orientadas al desarrollo del currículo, así como en el seguimiento de las orientaciones del profesorado respecto a su aprendizaje.
  4. c) Las conductas que puedan impedir o dificultar el ejercicio del derecho o el cumplimiento del deber de estudiar por sus compañeros y compañeras.
  5. d) Las faltas injustificadas de puntualidad.
  6. e) Las faltas injustificadas de asistencia a clase.
  7. f) La incorrección y desconsideración hacia los otros miembros de la comunidad educativa
  8. g) Causar pequeños daños en las instalaciones, recursos materiales o documentos del centro, o en las pertenencias de los demás miembros de la comunidad educativa.
  9. Se consideran faltas injustificadas de asistencia a clase o de puntualidad de un alumno o alumna, las que no sean excusadas de forma escrita por el alumnado o por sus padres, madres o representantes legales si es menor de edad, en los dos días siguientes de su reincorporación al centro. Serán justificadas por el tutor o tutora.
  10. Las conductas contrarias a las normas de convivencia prescribirán en el plazo de treinta días naturales contados a partir de la fecha de su comisión, excluyendo los periodos vacacionales establecidos en el correspondiente calendario escolar de la provincia.

 

 

 

Artículo 91.- Gradación de las correcciones.

 

A los efectos de la gradación de las correcciones, y sin perjuicio de las restantes circunstancias cuya consideración pueda determinarse aplicable:

 

  1. Son circunstancias paliativas:

 

  1. El reconocimiento espontáneo de la conducta incorrecta.
  2. La petición de excusas en los casos de injurias, ofensas y alteración del desarrollo de las actividades del Centro.
  3. La falta de intencionalidad.
  4. La reparación inmediata del daño causado.
  5. La observancia de una conducta habitual positivamente favorecedora de la convivencia.

 

  1. Son circunstancias agravantes:

 

  1. La premeditación y la reiteración.
  2. Causar daño, injuria u ofensa al personal no docente, a los compañeros de menor edad o a los recién incorporados al Centro.
  3. El uso de la violencia, de actitudes amenazadoras, desafiantes o irrespetuosas de menosprecio y de acoso, dentro y fuera del Centro.
  4. Las acciones que impliquen discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, orientación sexual, convicciones ideológicas o religiosas, discapacidades físicas, psíquicas o sensoriales, así como por cualquier otra condición personal o social.
  5. La publicidad y difusión, por cualquier medio, de la conducta.
  6. La difusión, a través de internet o por cualquier otro medio, de imágenes de conductas contrarias o gravemente perjudiciales para la convivencia, particularmente si resultan degradantes u ofensivas para otros miembros de la comunidad educativa.
  7. Las conductas atentatorias contra los derechos de los profesionales del Centro, su integridad física y moral, su dignidad y su autoridad.
  8. La realización de forma colectiva.
  9. Aquellas otras que establezca la legislación vigente.
  10. La incitación o estímulo a la actuación colectiva lesiva de los derechos de los demás miembros de la comunidad educativa.
  11. La naturaleza y entidad de los perjuicios causados al instituto o a cualquiera de los integrantes de la comunidad educativa.

 

 

Artículo 92.- Corrección.

 

  1. Las alteraciones de la convivencia en el Centro, serán corregidas con las medidas previstas en presente Reglamento y con atención a lo establecido en la legislación vigente. No obstante, en todo caso el Centro podrá corregir dichas conductas, en atención a las circunstancias concurrentes, mediante:

 

  1. Amonestación privada o pública, verbal o escrita. (Amonestación oral, utilizando el modelo dialógico de resolución de conflictos planteado el Proyecto Educativo. o Apercibimiento por escrito. Falta leve por incumplimiento de norma de convivencia)
  2. Comparecencia inmediata ante el Coordinador de Ciclo, el Coordinador General de Etapa o el Jefe de Estudios.
  3. Suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases por un plazo máximo de tres días lectivos. Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno o alumna deberá realizar las actividades formativas que se determinen para evitar la interrupción de su proceso formativo.
  4. Realización de trabajos específicos en horario no lectivo. Se incluye un estudio vigilado los viernes de 16h a 19h. Con un total de 4 faltas leves en EPO y 3 faltas leves en ESO se procede a la corrección de conducta con una amonestación escrita (parte) y un viernes de corrección.
  5. Realización de tareas que contribuyan a la mejora y desarrollo de las actividades del Centro.
  6. Realización de tareas dirigidas a reparar el daño causado a las instalaciones o al material del Centro o a las pertenencias de otros miembros de la Comunidad Educativa, o a las instalaciones o pertenencias de las personas o instituciones con las que se relacione el Centro.
  7. La suspensión del derecho de asistencia al centro por un período máximo de tres días lectivos. Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno o alumna deberá realizar las actividades formativas que se determinen para evitar la interrupción de su proceso formativo.
  8. En el caso del uso de móviles dentro del centro, este será apagado y requisado en la secretaría del colegio hasta la retirada del dispositivo. Para recogerlo en la secretaría deberá personarse un adulto responsable del menor al que se le retirara el móvil. En caso de ser reincidente, se aplicará la suspensión del derecho de asistencia al centro por un periodo superior a 3 días e inferior a 30 días.
  9. En el caso de relojes o cámaras digitales deberán estar guardados y apagados en las mochilas del alumnado, si se saca sin permiso se procederá a poner una falta leve con el correspondiente aviso a las familias.

 

 

Conductas gravemente perjudiciales para la convivencia

  1. Se consideran conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el centro las siguientes:
  2. a) La agresión física contra cualquier miembro de la comunidad educativa.
  3. b) Las injurias y ofensas contra cualquier miembro de la comunidad educativa.
  4. c) El acoso escolar, entendido como el maltrato psicológico, verbal o físico hacia un alumno o alumna producidos por uno o más compañeros y compañeras de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado.
  5. d) Las actuaciones perjudiciales para la salud y la integridad personal de los miembros de la comunidad educativa del centro, o la incitación a las mismas.
  6. e) Las vejaciones o humillaciones contra cualquier miembro de la comunidad educativa, particularmente si tienen una componente sexual, racial, religiosa, xenófoba u homófoba, o se realizan contra alumnos o alumnas con necesidades educativas especiales.
  7. f) Las amenazas o coacciones contra cualquier miembro de la comunidad educativa.
  8. g) La suplantación de la personalidad en actos de la vida docente y la falsificación o sustracción de documentos académicos.
  9. h) Las actuaciones que causen graves daños en las instalaciones, recursos materiales o documentos del colegio, o en las pertenencias de los demás miembros de la comunidad educativa, así como la sustracción de las mismas.
  10. i) La reiteración en un mismo curso escolar de conductas contrarias a las normas de convivencia del instituto.
  11. j) Cualquier acto dirigido directamente a impedir el normal desarrollo de las actividades del centro.
  12. k) El incumplimiento de las correcciones impuestas, salvo que la comisión de convivencia considere que este incumplimiento sea debido a causas justificadas.
  13. Las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el colegio prescribirán a los sesenta días naturales contados a partir de la fecha de su comisión, excluyendo los periodos vacacionales establecidos en el correspondiente calendario escolar de la provincia.

Medidas disciplinarias por las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia

  1. Por las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia, podrán imponerse las siguientes medidas disciplinarias:
  2. a) Realización de tareas fuera del horario lectivo que contribuyan a la mejora y desarrollo de las actividades del centro, así como a reparar el daño causado en las instalaciones, recursos materiales o documentos de los centros, sin perjuicio del deber de asumir el importe de otras reparaciones que hubieran de efectuarse por los hechos objeto de corrección y de la responsabilidad civil del alumno o alumna o de sus padres, madres o representantes legales en los términos previstos por las leyes.
  3. b) Suspensión del derecho a participar en las actividades extraescolares/complementarias (excursiones) del colegio. En el caso de las extraescolares la medida se podría extender hasta un mes.
  4. c) En caso de Educación Infantil y EPO, asistencia al aula de convivencia por un periodo superior a tres e inferior a 30 días según lo establecido en la normativa. En caso de ESO y FP, una conducta gravemente perjudicial para la convivencia lleva implícita la suspensión inmediata del derecho de asistencia a clase, si bien, desde el departamento de orientación se procederá a reflexionar y firmar un compromiso con el alumno que se comunicará a la familia.
  5. d) Cambio de grupo.
  6. e) Suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases durante un periodo superior a tres días lectivos e inferior a dos semanas. Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno o alumna deberá realizar las actividades formativas que se determinen para evitar la interrupción en el proceso formativo.
  7. f) Suspensión del derecho de asistencia al colegio durante un periodo superior a tres días lectivos e inferior a un mes. Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno o alumna deberá realizar las actividades formativas que se determinen para evitar la interrupción de su proceso formativo.
  8. g) Cambio de centro docente.

El director o directora podrá levantar la suspensión de su derecho de asistencia al centro antes del agotamiento del plazo previsto en la corrección, previa constatación de que se ha producido un cambio positivo en la actitud del alumno o alumna.

 

  1. Las decisiones de adoptar medidas correctoras por la comisión de faltas leves serán inmediatamente ejecutivas.

 

  1. En caso de alumnos de niveles no concertados, las conductas que alteren la convivencia podrán ser corregidas con las mismas medidas.

 

  1. Sin perjuicio de lo que se disponga en la legislación vigente, en caso de producirse faltas injustificadas de asistencia a clase, a efectos de evaluación y promoción se establecerá el número máximo de faltas de asistencia que, en ningún caso podrán superar el 30%.

 

Artículo 93.- Órgano competente.

 

Las correcciones relativas a alteraciones leves de la convivencia serán impuestas por el órgano que determine el Director Pedagógico, dentro del marco general de la normativa aplicable.

 

En el caso de alteraciones graves, corresponderá al Jefe de Estudios la imposición de correcciones, de conformidad con lo previsto en el Artículo 54.2 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a la Educación.

 

Artículo 94.- Procedimiento.

 

Procedimiento para la imposición de las correcciones y de las medidas disciplinarias

Procedimiento general.

  1. Para la imposición de las correcciones y de las medidas disciplinarias, será preceptivo, en todo caso, el trámite de audiencia al alumno o alumna.

Cuando la corrección o medida disciplinaria a imponer sea la suspensión del derecho de asistencia al centro y el alumno o alumna sea menor de edad, se dará audiencia a sus padres, madres o representantes legales.

Asimismo deberá oírse al profesor o profesora o al tutor o tutora del alumno o alumna.

  1. Las correcciones y medidas disciplinarias que se impongan serán inmediatamente ejecutivas y, una vez firmes, figurarán en el expediente académico del alumno o alumna.
  2. Los profesores y profesoras y el tutor del alumno o alumna deberán informar a quien ejerza la jefatura de estudios y, en su caso, al tutor o tutora, de las correcciones que impongan por las conductas contrarias a las normas de convivencia.

En todo caso, quedará constancia escrita y se informará a los padres, madres o representantes legales del alumno o de la alumna de las correcciones y medidas disciplinarias impuestas por parte del órgano que las imponga.

Reclamaciones

  1. El alumno o alumna, así como sus padres, madres o representantes legales, podrá presentar en el plazo de dos días lectivos, contados a partir de la fecha en que se comunique el acuerdo de corrección o medida disciplinaria, una reclamación contra la misma, ante quien la impuso.

En el caso de que la reclamación fuese estimada, la corrección o medida disciplinaria no figurará en el expediente académico del alumno o alumna.

  1. Asimismo, las medidas disciplinarias adoptadas por el director o directora en relación con las conductas de los alumnos y alumnas a que se refiere los apartados anteriores, podrán ser revisadas por el Consejo Escolar a instancia de los padres, madres o representantes legales del alumnado, de acuerdo con lo establecido en el artículo 127 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo. A tales efectos, el director o directora convocará una sesión extraordinaria del Consejo Escolar en el plazo máximo de dos días lectivos, contados desde que se presente la correspondiente solicitud de revisión, para que este órgano proceda a confirmar o revisar la decisión y proponga, si corresponde, las medidas oportunas.

Procedimiento de tramitación de la medida disciplinaria del cambio de centro

Inicio del expediente

Cuando presumiblemente se haya cometido una conducta gravemente perjudicial para la convivencia que pueda conllevar el cambio de centro del alumno o alumna, el director o directora del colegio acordará la iniciación del procedimiento en el plazo de dos días, contados desde que se tuvo conocimiento de la conducta. Con carácter previo podrá acordar la apertura de un período de información, a fin de conocer las circunstancias del caso concreto y la conveniencia o no de iniciar el procedimiento.

Instrucción del procedimiento

  1. La instrucción del procedimiento se llevará a cabo por un profesor o profesora del colegio designado por el director o directora.
  2. El director o directora notificará fehacientemente al alumno o alumna, así como a su padre, madre o representantes legales en caso de ser menor de edad, la incoación del procedimiento, especificando las conductas que se le imputan, así como el nombre del instructor o instructora, a fin de que en el plazo de dos días lectivos formulen las alegaciones oportunas.
  3. El director o directora comunicará al servicio de inspección de educación el inicio del procedimiento y lo mantendrá informado de la tramitación del mismo hasta su resolución.
  4. Inmediatamente antes de redactar la propuesta de resolución, el instructor o instructora pondrá de manifiesto el expediente al alumno o alumna y, si es menor de edad, a su padre, madre o representantes legales, comunicándoles la sanción que podrá imponerse, a fin de que en el plazo de tres días lectivos puedan formular las alegaciones que estimen oportunas.

Recusación del instructor

El alumno o alumna, o su padre, madre o representantes legales en caso de ser menor de edad, podrán recusar al instructor o instructora. La recusación deberá plantearse por escrito dirigido al director o directora del centro, que deberá resolver previa audiencia al instructor o instructora, siendo de aplicación las causas y los trámites previstos en el artículo 29 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, en lo que proceda.

Medidas provisionales

Excepcionalmente, y para garantizar el normal desarrollo de la convivencia en el colegio, al iniciarse el procedimiento o en cualquier momento de su instrucción, el director o la directora por propia iniciativa o a propuesta del instructor o instructora, podrá adoptar como medida provisional la suspensión del derecho de asistencia al centro durante un período superior a tres días lectivos e inferior a un mes. Durante el tiempo que dure la aplicación de esta medida provisional, el alumno o alumna deberá realizar las actividades que se determinen para evitar la interrupción de su proceso formativo.

Resolución del procedimiento

  1. A la vista de la propuesta del instructor o instructora, el director o directora dictará y notificará la resolución del procedimiento en el plazo de veinte días a contar desde su iniciación. Este plazo podrá ampliarse en el supuesto de que existieran causas que lo justificaran por un periodo máximo de otros veinte días.
  2. La resolución de la dirección contemplará, al menos, los siguientes extremos:
  3. a) Hechos probados.
  4. b) Circunstancias atenuantes y agravantes, en su caso.
  5. c) Medida disciplinaria.
  6. d) Fecha de efectos de la medida disciplinaria.

Recursos

Contra la resolución se podrá interponer recurso de alzada en el plazo de un mes, ante la persona titular de la Delegación Provincial de la Consejería competente en materia de educación, de conformidad con lo establecido en los artículos 114 y 115 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre.

La resolución del mismo, que pondrá fin a la vía administrativa, deberá dictarse y notificarse en el plazo máximo de tres meses. Transcurrido dicho plazo sin que recaiga resolución, se podrá entender desestimado el recurso.

 

 

CAPÍTULO TERCERO. PROCEDIMIENTO CONCILIADO PARA LA RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS

 

Artículo 95.- Valor de la resolución conciliada.

 

De conformidad con los principios inspiradores del Carácter Propio y Proyecto Educativo del Centro, se procurará la resolución conciliada de las alteraciones graves de convivencia, a fin de evitar, siempre que sea posible, la incoación de expedientes disciplinarios, buscando la función educativa y reparadora de todo proceso corrector.

 

La adopción de correcciones por las conductas previstas en la normativa sobre convivencia exigirá con carácter preceptivo el trámite de audiencia al alumno y su familia y el conocimiento por el profesor tutor. Las correcciones así impuestas serán inmediatamente ejecutivas.

 

Artículo 96.- Principios básicos.

 

Para llevar a cabo la resolución conciliada será necesario que el alumno (o sus padres o representantes legales, si el alumno es menor de edad) acepten esta fórmula de resolución y se comprometan a cumplir las medidas acordadas.

 

Artículo 97.- Reunión conciliadora.

 

Para llegar a una solución conciliada que evite la tramitación de un expediente sancionador, será imprescindible la celebración de una reunión previamente convocada, con asistencia del Jefe de Estudios, profesor-tutor del alumno y el propio alumno (o sus padres o representantes legales, si el alumno es menor de edad).

 

En todo caso, si el alumno es menor de edad, el Jefe de Estudios y profesor-tutor le escucharán con carácter previo, para conocer su relato de los hechos.

 

Artículo 98.- Acuerdo escrito.

 

Se dejará constancia del acuerdo en un documento escrito que deberá incluir, al menos, los siguientes extremos: hechos o conductas imputadas al alumno, corrección que se impone, aceptación expresa por parte del alumno (o sus padres o representantes legales), fecha de inicio de los efectos de la corrección y firma de los asistentes.

 

CAPÍTULO CUARTO. RESTO DE LOS MIEMBROS DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA

 

Artículo 99.- Correcciones.

 

  1. Sin perjuicio de la regulación que se deriva del régimen específico de la relación de los distintos miembros de la Comunidad Educativa con la Entidad Titular del Centro (laboral, civil, mercantil, canónica, etc.), la alteración de la convivencia de estos miembros de la Comunidad Educativa podrá ser corregida por la Entidad Titular del Centro con:
  2. a) Amonestación privada.
  3. b) Amonestación pública.
  4. c) Limitación de acceso a instalaciones, actividades y servicios del Centro.

 

  1. Las correcciones impuestas a los padres de alumnos requerirán la aprobación del Consejo de la Comunidad Educativa.

 

DISPOSICIONES ADICIONALES

 

Primera.- Referencia.

 

  1. Las disposiciones del presente Reglamento, en lo que afectan a las enseñanzas concertadas, se dictan al amparo de lo establecido en los artículos 54.3, 55 y 57 l) de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 julio, reguladora del derecho a la educación.

 

  1. En el resto de materias y, además, respecto a las enseñanzas no concertadas, las restantes disposiciones del presente Reglamento se dictan al amparo de lo señalado en el artículo 25 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a la Educación.

 

Segunda.- Relaciones laborales.

 

Sin perjuicio de lo señalado en el presente Reglamento, las relaciones laborales entre la Entidad Titular y el personal contratado se regularán por su normativa específica.

 

Igualmente se regirá por su normativa específica la representación de los trabajadores en la empresa.

 

Tercera.-. Personal religioso

 

La aplicación del presente Reglamento al personal religioso destinado en el Centro tendrá en cuenta su estatuto específico amparado por la Constitución, los Acuerdos entre el Estado Español y la Santa Sede y la Ley Orgánica de Libertad Religiosa.

 

 

DISPOSICIÓN DEROGATORIA

 

Queda derogado el ROF aprobado por el Consejo Escolar del Centro, a propuesta de la Entidad Titular, en octubre de 2003 y sus posteriores anexos.

 

DISPOSICIONES FINALES

 

Primera.- Modificación del Reglamento.

 

La modificación del presente Reglamento compete a la Entidad Titular del Centro, que deberá someterla a la previa información de la Sección de Enseñanzas Concertadas del Consejo de la Comunidad Educativa, en lo que afecte a dichas enseñanzas.

 

Asimismo, corresponde a la Entidad Titular del Centro, representada por el Director Pedagógico, el desarrollo de los contenidos del presente Reglamento.

 

Segunda.- Entrada en vigor.

 

El presente Reglamento entrará en vigor al inicio del curso escolar 2022/2023.Su vigencia queda condicionada al mantenimiento del Centro en el régimen de conciertos educativos.

 

 

 

 

 

[1]

[2] LOE Art. 124 2.

[3] LOE Art. 6 4 a

× ¿Cómo podemos ayudarte?