Una vez más, desde el Colegio Sagrado Corazón nos formamos y nos esforzamos por favorecer el aprendizaje de todo el alumnado de una forma seria y profesional, pero a la vez atractiva y lúdica.

El pasado Jueves, 10 de Febrero hemos implementado  con el curso de 4º de primaria, métodologías actuales, como son el trabajo cooperativo “cooperative learning”, con estrategías educativas muy novedosas basadas en la gamificación, que no es otra cosa que conseguir que el alumnado aprenda jugando.

Es por ello, que sabiendo el atractivo de los “Escape Rooms” y la acogida tan espectacular que tiene entre el alumnado, desde el aula de lengua castellana, hemos preparado un “escape room” para repasar los temas 5 y 6 antes del examen.

Este tipo de juegos favorecen que el alumnado aplique su conocimiento de manera práctica en contextos diferentes. Además,  la idiosincrasia de las propias pruebas y pistas, hace posible el desarrollo de la metacognición, favoreciendo que el alumnado organice su trabajo, secuencia los procesos para llevar a cabo su tarea con éxito, y lo haga en un tiempo determinado.

Para esta actividad, se les han presentado una serie de pruebas que debían resolver con ayuda de unas pistas que tenían que descifrar, al resolver estas pruebas, descifraban un mensaje que les facilitaba los códigos para abrir unos candados digitales, y así poder seguir avanzando.

Han sido 35 minutos de acción, diversión, aprendizaje y poniendo a prueba los propios recursos para lograr alcanzar los objetivos marcados.

La evaluación y valoración de la actividad por parte del alumnado ha sido muy satisfactoria, ya que se han divertido, han utilizado muchas destrezas y habilidades que no siempre tienen cabida en el aula, desarrollando así sus competencias y repasando de manera lúdica el contenido propio de los temas de lengua.

Las ventajas de incluir la gamificación en el aula son múltiples y diversos, vamos a resaltar la

motivación por el aprendizaje, al realizar estos aprendizajes de manera divertida, pero que a su vez nos permiten ir aumentando la complejidad del propio aprendizaje sin que ningún alumno o alumna se quede atrás.

En esta misma línea, favorece la atención y la concentración tan necesaria hoy en día, ya que el alumnado desde edades muy tempranas está rodeado de multitud de estímulos que dificulta la focalización en aspectos concretos.

Por último, destacar que la gamificación mejora el uso de la lógica y las estrategias para solventar problemas de la vida cotidiana. Enfrentándose y desarrollando el aprendizaje de deducción, prueba y error y aprender haciendo.