El 20 de diciembre de 2021, todos los alumnos de Educación Infantil, junto con sus tutores y algunos padres, asistieron al taller de mantecados organizado por el AMPA y con la colaboración del Consejo Regulador de Mantecados y Polvorones de Estepa, siendo D. José Luis Olmedo representante de dicha entidad quien nos ha ayudado y provisto todo el material para que disfrutemos este taller tan divertido y “rico, rico”. Teniendo en cuenta todas las medidas que establece el protocolo COVID, alumnos de 3, 4 y 5 años, disfrutaron y aprendieron del mundo del dulce típico de Navidad elaborándolo con sus propias manos y con la ayuda de sus padres. Esta actividad resulta muy divertida para ellos porque se embadurnan de harina y dan forma a los mantecados que han preparado con sus compañeros y horneado posteriormente en casa, desarrollando de ese modo sus habilidades culinarias y otras destrezas motrices.

Así, familias y alumnos se reúnen cada año para aprender a amasar la mantequilla, harina, azúcar y canela para darle posteriormente un toque de ajonjolí, teniendo en cuenta siempre los alérgenos y solicitando el consentimiento expreso de las familias. Por grupos, le dan forma con sus propias manos conociendo las materias primas, el corte y el horneado y atendiendo a las instrucciones de D. José Luis. Este taller, nos ha abierto los ojos a los docentes, la posibilidad de introducir la cocina en el aula como una disciplina más en la que se motiva al alumno para la adquisición de nuevos aprendizajes.

Cocinar es un gran juego que estimula la creatividad de los niños, y es una manera ideal para compartir en familia y con amigos. En la cocina los niños descubren sabores y aromas, lo que ayuda a desarrollar su memoria gustativa y olfativa y a diversificar sus preferencias. Planteamos nuevas recetas para el curso que viene donde podemos elaborar mantecados y polvorones ecológicos, sin gluten, sin azúcar, más dulces navideños con chocolate, bombones, pralinés… Uno de los principales beneficios de aficionar a los niños a la cocina es que desarrollan su creatividad e imaginación a la hora de inventar y elaborar un menú. Durante el proceso de cocinado aprenden nuevos ingredientes, prestan atención al uso responsable del menaje de la cocina entre muchas otras cosas. Salir del aula habitual y trabajar otras disciplinas y otros materiales, es siempre para los alumnos motivo de disfrute, gozando desde el primer momento con sus compañeros y aprendiendo el valor de las tradiciones populares. Para terminar resaltar el buen comportamiento, respeto y saber estar de nuestros alumnos que fue elogiado por los padres y responsables del evento.